Facebook Twitter Google +1     Admin

josemarco


Contador de visitas

Temas

Enlaces

Archivos

 

VISIÓN POÉTICA DE LA REALIDAD

20051109133635-llamazares-2.jpg

Ayer tarde tuve la oportunidad de conocer personalmente a Julio LLamazares en el acto de presentación de la nueva novela de Ramón Acín, "Siempre quedará París", que habla del fenómeno del makis en la comarca del Sobrarbe. Descubrí la narrativa del escritor leonés con la lectura de "La lluvia amarilla". Fue el descubrimiento de una creación en prosa poética, que destaca por su exquisitez, sensibilidad y profundidad temática. A partir de ahí he leído y releído otras obras y artículos del autor. Recuerdo de modo especial "Luna de lobos", que plantea también el tema de estos guerrilleros antifranquistas y que nos ofrece una realidad descarnada y, en ocasiones, cruel. Y no olvido la profundidad de "El río del olvido"

Me hubiera gustado hablar durante unos minutos con Julio. No pudo ser. Espero nos encontremos en otro momento. En su breve intervención habló de la creación literaria, de la memoria, de los recuerdos de la infancia como magma de la imaginación, de los cambios sociales en España y del olvido de tantos y tantos que se han quedado en la cuneta.

En "La lluvia amarilla" pone estas palabras en boca del protagonista: "Fue el principio del fin, la iniciación del largo e interminable adiós en que a partir de entonces, se convirtió mi vida. Como la luz del sol, cuando se abre una ventana después de muchos años, rasga la oscuridad y desentierra bajo el polvo objetos y pasiones ya olvidados, la soledad entró en mi corazón e iluminó con fuerza cada rincón y cada cavidad de mi memoria." Toda una visión poética de la realidad.


 
 

09/11/2005 13:36 Enlace permanente. LITERATURA

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris