Facebook Twitter Google +1     Admin

josemarco


Contador de visitas

Temas

Enlaces

Archivos

 

BELENES Y VILLANCICOS

20051205120913-navidad-1.jpg

Hace unos treinta o cuarenta años la Navidad se vivía de otra manera. Aunque yo no residía aún en la gran ciudad, no recuerdo ese anticipo exagerado e hiperbólico de los grandes almacenes trufado de luces, música de fondo de villancicos, belenes por doquier y exóticos y, a veces caricaturescos, Papás Noeles (¿Influencia americana?). Considero un exceso este anticipo puramente comercial y económico de la Navidad real que comienza el día 24 de diciembre y acaba el día 6 de enero.

No sé lo que pensarán los niños de hoy en día. No creo que les haga tanta ilusión el turrón de Nochebuena ( o el guirlache), los langostinos de Navidad o el mazapán de Nochevieja. Ni creo que los villancicos les llenen de un sentimiento navideño y de una cierta nostalgia. Porque esta generación de niños y jóvenes han nacido en una época de abundancia y están abrumados desde su infancia por publicidad a destajo, regalos sin tregua y fiestas especiales semana tras semana. ? ¿Para qué, entonces los, Reyes Magos?

¿Es buena esta anticipación? ¿Es adecuado este despilfarro? No creo que sea muy educativo, aunque los padres tendrán que dosificar regalos, fiestas y dispendios varios para que sus hijos sepan valorar lo auténtico y desechar la hojarasca. Quizás pedimos demasiado. Y no hablemos del sentido religioso de la Navidad. Eso ya sería pedir demasiado.

Comentarios » Ir a formulario

Autor: ana a.

Y lo peor es que nos dejamos: yo ya tengo la casa con los arbolitos y decoraciones varias navideñas. Serán las ganas de respirar el "espíritu navideño", aunque no sé muy bien qué es eso, la verdad.

Fecha: 05/12/2005 19:16.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris