Facebook Twitter Google +1     Admin

josemarco


Contador de visitas

Temas

Enlaces

Archivos

 

UN FRANCO, 14 PESETAS

20060629180221-un-franco-2.jpg

      Fui ayer a ver la película de Carlos Iglesias y seguí sin pestañear la peripecia social de una familia que tiene que emigrar a Suiza para sobrevivir. Me recordó algunos episodios de la serie Cuéntame y no pude evitar volver los ojos y la mente a los años sesenta, años de mi infancia, años difíciles.

       Han pasado más de 40 años y quizás las generaciones más jóvenes se froten los ojos al contemplar esa España casi tercermundista, sin libertad, sin educación y sin cultura. El contraste entre Suiza y España es evidente. Los personajes nos acercan a un mundo distinto donde el dinero es más fácil, pero la soledad es más palpable. El protagonista, Carlos Iglesias, encarna al español aislado y casi marginado en una Europa que nos llevaba la delantera en casi todo.

       De todos modos, la vida en España les resulta más atractiva y deciden regresar. A pesar de la crueldad de la miseria, a pesar de una educación trasnochada, a pesar de la falta de libertad. Eso sí, no se habla nada de política, ni de la dictadura, ni del silencio oficial. Puede ser algo positivo o negativo. Depende del punto de vista del espectador. De todos modos, una película que merece una tarde. Reflexión, nostalgia y análisis del presente. Lo que ha ocurrido antes en Europa, ocurre ahora en España. Y vale la pena recordar, para actuar con coherencia.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris