Facebook Twitter Google +1     Admin

josemarco


Contador de visitas

Temas

Enlaces

Archivos

 

"JARKE FOTÓGRAFOS"

20060706094229-romareda-1957.jpg

            Una tarde de verano con tiempo libre, con las horas por delante, da para mucho. Hasta para viajar en el autobús de la línea 44, sucedáneo de “bus” turístico, por una zona de Zaragoza que no es ni ciudad ni zona industrial, una especie de híbrido que no convence a nadie. En Grancasa contemplo atónito la fiebre de las rebajas, la adquisición de un género de modo compulsivo, comprar por comprar. Huyo de allí en dirección al centro y cambio el ambiente comercial por el cultural, mucho más tranquilo y gratificante. Compruebo que la cultura no atrae tanto a las masas sino que cada vez es más minoritaria. ¿Será el calor? ¿O el inicio de las vacaciones? Eso me pregunto mientras accedo al museo Camón Aznar para contemplar una exposición fotográfica que nos evoca un pasado cada vez más lejano y nos aviva la memoria adormecida.

           “Jarke fotógrafos” es como un viaje mágico a la Zaragoza de los años 50. César y José Antonio Gracia, padre e hijo, nos muestran la vieja Zaragoza, que la mayoría de los jóvenes no han conocido. Era una ciudad tranquila, apacible, sin apenas tránsito rodado. La plaza de Basilio Paraíso era amplia y espaciosa. La Romareda estaba a las afueras de la ciudad, rodeada de campos de cultivo. Y el Ebro todavía tenía la famosa pasarela a la altura del puente de Santiago. Nostalgia y un sentimiento agridulce, al contemplar lo que fue esta ciudad provinciana y lo que aspira a ser con vistas al 2008. La muestra nos ofrece también otras fotografías del Aragón rural y de algunos paisajes pirenaicos que, por desgracia, cada vez están más degradados.

            Tarde de verano con un cierzo suave, que nos alivia del calor agobiante y de este sol inclemente. Piscinas a rebosar y tráfico lento por el centro de la ciudad. Sigue la fiebre de las rebajas y la satisfacción de comprar artículos más baratos que hace una semana. Así se pasa la tarde. Ocio, diversión y quizás cultura. Todo cabe en las dilatadas tardes del mes de julio.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris