Facebook Twitter Google +1     Admin

josemarco


Contador de visitas

Temas

Enlaces

Archivos

 

Se muestran los artículos pertenecientes a Julio de 2006.

LA SEMANA DEL PAPA

20060703141440-benedicto-xvi.jpg

    Regreso de un breve fin de semana en Valencia y dejo atrás un ambiente inusual de espera, preparación y anticipo de la visita a la capital del Turia del papa Benedicto XVI los próximos días 8 y 9 de julio con motivo de la celebración del V Encuentro Mundial de las Familias.

     Me parece adecuado el clima con que desde algunos sectores de la Iglesia se está preparando este encuentro: celebraciones religiosas, encuentros de voluntarios, recepción de peregrinos,... Pero lo que no considero tan equitativo es la parafernalia que se está montando desde otros ámbitos religiosos más conservadores y desde algún estamento civil.

      Porque lo que no se puede mezclar en esta ocasión es la motivación religiosa - muy legítima por cierto - con la filiación política del partido del gobierno o del partido de la comunitat valenciana. Y tampoco se pueden admitir determinadas opiniones de algunos medios de comunicación contra recientes decisiones del gobierno sobre nuevos modos de familia o nuevas maneras de entender la relación social.

      Quizá me equivoque, y el Encuentro sea un evento exclusivamente religioso. Porque sería una lástima que determinadas tendencias políticas intentaran sacar provecho de esta visita papal. La primera perjudicada sería la Iglesia. Y los auténticos creyentes. Que son mayoría. Y de todas las tendencias políticas.

03/07/2006 14:14 josemarco Enlace permanente. SOCIEDAD No hay comentarios. Comentar.

EL TREN DE LA MUERTE

20060704141616-accidente-en-valencia.jpg

     Regresé ayer de Valencia y, en torno a las ocho de la mañana, la ciudad respiraba ilusión y las calles estaban engalanadas para preparar lo mejor posible la visita del Papa, que llegará el próximo sábado. Pero nadie iba a imaginar que, cinco horas después, un tren de cercanías, que se transforma en metro cuando atraviesa la ciudad, llevaría la muerte a más de cuarenta personas y la desolación a decenas de familias. Semana trágica y agridulce para los valencianos y para los españoles.

     Conozco muy bien este tren, y he hecho este mismo recorrido desde la Plaza de España hasta Massalavés a esa hora del mediodía, cuando regresaba de mi estancia en la Biblioteca General de la Universidad de Valencia después de consultar algunos datos para mi tesis doctoral. Regresaba ilusionado, con ganas de llegar, soportando el calor (algunos vagones no disponían de aire acondicionado) y los bandazos de algunas unidades. Es una línea antigua, algo descuidada, aunque muy útil para desplazarse a las localidades cercanas, especialmente a Torrent, de donde eran la mayoría de los fallecidos.

      El tren de la ilusión, el tren del regreso a casa, el tren de la esperanza se transformó en unos segundos en el tren de la tragedia y de la muerte. ¿Fatalidad? ¿Negligencia? ¿Descuido? Los hechos se podrán aclarar tarde o temprano, pero esas vidas ya no volverán a soñar.

"JARKE FOTÓGRAFOS"

20060706094229-romareda-1957.jpg

            Una tarde de verano con tiempo libre, con las horas por delante, da para mucho. Hasta para viajar en el autobús de la línea 44, sucedáneo de “bus” turístico, por una zona de Zaragoza que no es ni ciudad ni zona industrial, una especie de híbrido que no convence a nadie. En Grancasa contemplo atónito la fiebre de las rebajas, la adquisición de un género de modo compulsivo, comprar por comprar. Huyo de allí en dirección al centro y cambio el ambiente comercial por el cultural, mucho más tranquilo y gratificante. Compruebo que la cultura no atrae tanto a las masas sino que cada vez es más minoritaria. ¿Será el calor? ¿O el inicio de las vacaciones? Eso me pregunto mientras accedo al museo Camón Aznar para contemplar una exposición fotográfica que nos evoca un pasado cada vez más lejano y nos aviva la memoria adormecida.

           “Jarke fotógrafos” es como un viaje mágico a la Zaragoza de los años 50. César y José Antonio Gracia, padre e hijo, nos muestran la vieja Zaragoza, que la mayoría de los jóvenes no han conocido. Era una ciudad tranquila, apacible, sin apenas tránsito rodado. La plaza de Basilio Paraíso era amplia y espaciosa. La Romareda estaba a las afueras de la ciudad, rodeada de campos de cultivo. Y el Ebro todavía tenía la famosa pasarela a la altura del puente de Santiago. Nostalgia y un sentimiento agridulce, al contemplar lo que fue esta ciudad provinciana y lo que aspira a ser con vistas al 2008. La muestra nos ofrece también otras fotografías del Aragón rural y de algunos paisajes pirenaicos que, por desgracia, cada vez están más degradados.

            Tarde de verano con un cierzo suave, que nos alivia del calor agobiante y de este sol inclemente. Piscinas a rebosar y tráfico lento por el centro de la ciudad. Sigue la fiebre de las rebajas y la satisfacción de comprar artículos más baratos que hace una semana. Así se pasa la tarde. Ocio, diversión y quizás cultura. Todo cabe en las dilatadas tardes del mes de julio.

05/07/2006 20:28 josemarco Enlace permanente. CULTURA No hay comentarios. Comentar.

LA DOCENCIA

20060707105809-la-docencia.jpg

            Conocí a Ángeles de Irisarri hace unos cinco años al terminar un acto de la presentación de un libro en la Biblioteca de Aragón. Intercambiamos unas palabras sobre la literatura y, al comentarle mi dedicación a la enseñanza, manifestó su admiración por una labor que cada día resulta más difícil, ingrata y, en ocasiones, descorazonadora.

            La escritora aragonesa ha escrito algunas obras excelentes de temática histórica. De todos modos, prefiero sus artículos a sus novelas, aunque no siempre comparta sus ideas. Hoy, en la columna de la contraportada de Heraldo de Aragón manifiesta su opinión sobre la docencia. Aunque da la impresión de que generaliza un poco, (no sé si habla por propia experiencia) en lo esencial da con el dedo en la llaga: situación de desamparo de los docentes por parte de la Administración, situaciones de impotencia por parte de los Equipos Directivos, transformación de las aulas en una especie de guardería infantil, cansancio generalizado de los docentes y deseo de acogerse cuanto antes a la jubilación anticipada.

             Con algunos matices, la articulista retrata con bastante precisión lo que ocurre en las aulas y en los centros educativos: padres que apoyan a sus hijos y reclaman a los profesores un aprobado sin esfuerzo y alumnos indisciplinados, insolentes y cargados de prepotencia.

            Menos mal que la sociedad se va concienciando de lo difícil de esta tarea y empieza a entender las razones de los períodos vacacionales de los docentes y la dificultad de una tarea que, de no cambiar radicalmente, se está convirtiendo en profesión de riesgo.

06/07/2006 20:26 josemarco Enlace permanente. EDUCACIÓN No hay comentarios. Comentar.

20060708204649-entre-naranjos.jpg

      Recorro en bicicleta la parte este del término municipal de Massalavés. Toda esta zona está sembrada de naranjos. El aire suave de levante alivia el calor de esta tarde de verano. Los naranjos contrastan con su intenso verdor y ponen una nota alegre a este paisaje cada vez más castigado por la sequía, la especulación y las construcciones irracionales. Me detengo en uno de los campos -  muy cerca de la vía por la que pasa el tren-metro de la línea uno, de triste recuerdo y de trágicas consecuencias - y comienzo a quitar las malas hierbas, en el sentido más realista del término (no en el barojiano). También libero a los árboles de los llamados rebrotines, que nacen desde el tallo principal y desde cada una de las ramas. Se van apoderando del naranjo, absorben la savia y le quitan el alimento al incipiente fruto. También anida entre estos pequeños brotes el caracol, y van trepando las hormigas, como en el olmo machadiano.

     Mientras busco la sombra rodeado de naranjos, no lejos de un espeso cañaveral y mientras oigo el murmullo de las aguas del Júcar, muy cerca de su desembocadura, recuerdo la famosa novela de Blasco Ibáñez, que en 1901 evocó estos paisajes y situó en ellos los azares de la pasión. Un breve párrafo nos puede ayudar a recordar la prosa casi modernista del escritor valenciano:

      

         Los crujidos secos de las ramas sonaban en el profundo silencio como besos: el murmullo del río le parecía a Rafael el eco lejano de una de esas conversaciones con voz desfallecida susurrando junto al oído palabras temblorosas de pasión. En los cañaverales cantaba un ruiseñor débilmente, como anonadado por la belleza de la noche.Se deseaba vivir más aprisa; los sentidos se afinaban, y el paisaje imponía silencio con su belleza pálida, como esas intensas voluptuosidades que se paladean con un recogimiento místico.

     

     ¡Cómo han cambiado los tiempos! Ahora son pocos los agricultores que viven exclusivamente del campo. Muchos de ellos están abandonados. Y, por supuesto, ya no son - salvo excepciones - refugios para el ocio y para el amor oculto. Sólo queda el latido del paisaje, cada vez más amenazado y sin los encantos de hace un siglo.

08/07/2006 20:47 josemarco Enlace permanente. LITERATURA No hay comentarios. Comentar.

LECTURAS DE VERANO

20060711130651-vargas-llosa-1.jpg

            La llegada del verano nos proporciona una gran oportunidad para dedicar parte de nuestro tiempo libre – que suele ser mucho – a la lectura de aquellos libros o publicaciones que, debido a las ocupaciones cotidianas, no hemos podido realizar en los meses anteriores.  Para estos dos meses, prefiero leer poco y selecto, ya que la lectura detenida de la prensa me ocupa un rato por las mañanas. Tengo que reconocer que cada vez me vuelvo más exigente a la hora de elegir una buena novela. En esta ocasión, espero no haberme equivocado al comprar la última obra de Mario Vargas Llosa, Travesuras de la niña mala. Cuando acabe su lectura, ya expresaré mi opinión en estas mismas páginas. He adquirido, además, un ensayo reciente que propugna la defensa de la emancipación de las mujeres musulmanas. Su autora es la somalí, nacionalizada holandesa, Ayaan Iris Ali; el título del libro, Yo acuso, explicita y anticipa el tono de denuncia y reivindicación. Como tercer libro, tengo en mi escritorio la última entrega de la revista cultural Turia (número 79). Son casi cuatrocientas jugosas páginas de Pensamiento, Poesía, Taller de creación, Conversaciones y variadas reseñas. En esta última entrega destaca el cartapacio dedicado al escritor, periodista y editor zaragozano José García Mercadal, treinta años después de su muerte.           

         Nunca como hasta ahora el acceso a la lectura había sido tan asequible. Es verdad que se van cerrando algunas veteranas librerías, como las zaragozanas “Casa Amadeo” y “Lepanto”. Pero abren sus puertas otras nuevas y más acordes con los tiempos como “Los portadores de sueños”. Julio José Ordovás, en su columna del Heraldo lamenta estos síntomas de “desierto cultural” y enfatiza la importancia de los libros en nuestra sociedad. No puedo evitar plasmar unas palabras que pueden ayudarnos a reflexionar y quizás a despertar de nuestro letargo como lectores:

               "Una sociedad sin libros es una sociedad gris, mortecina, castrada. Una casa sin libros es una casa lóbrega, siniestra, inhabitable. Un     hombre que no lee es un hombre vacío…En los libros están escritas las vidas que otros han soñado, pero también, y sobre todo, está escrita nuestra vida. Leer no es una forma de matar el tiempo. Al contrario: los libros nos devuelven lo que el tiempo nos arrebata”.  

10/07/2006 20:13 josemarco Enlace permanente. LITERATURA No hay comentarios. Comentar.

MES DE JULIO EN ZARAGOZA

20060712143248-zaragoza-vista-panoramica.jpg    La gente sólo habla de calor. Y se pasea muy de mañana o por la noche. Paseos de todo tipo: por parques, por la ribera del Ebro, por las orillas del Huerva o por el puente de Manuel Giménez Abad (Tercer Cinturón). Desde allí se puede contemplar el futuro azud y el mínimo caudal del "río más caudaloso de España" (según los manuales de geografía). Desde allí, ya entrada la noche, se contemplan las torres del Pilar, y la de la Seo, y la de la Magdalena. Quedan pocas torres en esta ciudad que llegó a ser "la ciudad de las torres" durante el siglo XVII.    Mes de julio en Zaragoza. Búsqueda de locales con aire acondicionado: cines, cafés, restaurantes, bibliotecas,... Aunque también se puede leer en el autobús, gracias a una iniciativa de la concejalía de cultura del ayuntamiento. Autores clásicos y modernos. Poesía o prosa. Para todos los gustos.     Pasear, leer, quedar con los amigos -  los pocos que no han huido de la ciudad - y pensar con ilusión en las futuras vacaciones. Aunque hayan pasado o estén en el alero. Lo peor es la incertidumbre. Por esto hay que vivir el presente. Aunque sea con calor, paseos y alguna película de estreno. 
12/07/2006 14:32 josemarco Enlace permanente. IMPRESIONES No hay comentarios. Comentar.

"RECUERDOS Y OLVIDOS"

20060714133714-francisco-ayala-2.gif

    Mientras viajo en el autobús urbano, puedo leer con tranquilidad un fragmento de la obra Recuerdos y Olvidos del centenario autor granadino Francisco Ayala. El escritor recuerda su llegada a Madrid a finales de 1920 y expresa con una prosa clara y elegante las primeras impresiones visuales de una ciudad que comenzaba a desperezarse y se preparaba para una década excelente en el mundo de la cultura y, especialmente en lo literario.

   Gracias a la campaña "Libros a la calle", que pone de nuevo en marcha el ayuntamiento  podremos disfrutar de algunos fragmentos de autores clásicos y contemporáneos y, sobre todo, podremos acudir a las librerías o a las bibliotecas para completar nuestra lectura, si es que de verdad nos ha interesado o "enganchado".

14/07/2006 13:37 josemarco Enlace permanente. LITERATURA No hay comentarios. Comentar.

VIAJE HACIA LA MEMORIA

20060716122257-aliaga-6.jpg

            Volver a Aliaga es regresar a un pasado cada vez más lejano y difuminado por el tiempo. Volver a Aliaga es alimentar los recuerdos y ahuyentar los olvidos. Volver a Aliaga es intentar recorrer el camino de los primeros años de mi infancia; es caminar en silencio por sus calles empinadas, ahora invadidas por el cemento; es pasear pausadamente por el cascajar y acercarme a las orillas del Guadalope, que me regala su suave murmullo estival y me convida a compartir la sombra permanente de sus chopos centenarios; es trepar hacia la altiva cumbre del castillo y contemplar el valle en el que está asentada la villa: hileras de casas arracimadas y orientadas hacia el sur, nuevas edificaciones en los aledaños del campo de fútbol, algunas huertas cultivadas, otros espacios yermos, desolados, abandonados, rebosantes de verdor en este verano de tormentas.

            Todo viaje tiene un triple valor: bucear hacia el pasado, recrear el presente y anticipar el futuro. ¿Cuál fue el pasado de este valle azotado por un clima inclemente y escaso en tierras de cultivo? ¿Cuál es el presente de este pueblo, venido a menos demográficamente y castigado por el éxodo incesante de sus vecinos? ¿Qué le deparará el futuro a este núcleo de población cada vez mejor comunicado pero con una pirámide de edad invertida?

            Momentos de reflexión, tiempo de silencio en esta mañana estival. Los años se deslizan presurosos como este río que lucha día a día por sobrevivir. Tiempo para el reposo, tiempo para la calma y tiempo para hablar con los vecinos que permanecen aquí todo el año, a pesar del rigor de los inviernos, a pesar de la tristeza otoñal del paisaje, a pesar de la ausencia de tantos seres queridos.

16/07/2006 12:23 josemarco Enlace permanente. PUEBLOS No hay comentarios. Comentar.

AGOSTO CULTURAL EN ALIAGA

20060718190833-aliaga7.jpg

            El mes de agosto en Aliaga tiene un sabor lúdico y cultural. Agosto es un mes de reencuentro, una ocasión para recordar, para evocar, para reflexionar y ¡cómo no! para divertirse. Por eso la Asociación de Jubilados y Jubiladas de Aliaga organiza una semana de actos en la que tiene un hueco importante la cultura.  

          Este año queremos que la historia de este hermoso pueblo, reflejada en poemas y en fragmentos en prosa, se haga voz, se haga palabra y llegue viva a todos aquellos que el próximo día 6 nos reuniremos en el salón de actos de esta Asociación. Intentaré aportar mi pequeño grano de arena. Una pequeña muestra de esta inquietud poética quiero plasmarla en estas páginas:                                   

                    RECUERDOS...                          

  Recuerdos de una infancia adormecida                 

 allá en la sierra triste del Maestrazgo.              

  Vivencias y recuerdos tan lejanos           

 como la bruma gris de las mañanas.                                           

   En Aliaga nací, en un valle aislado               

 entre sierras, peñascos y montañas.                   

   Mi niñez transcurrió sin sobresaltos,             

 teñida de cariño y de nostalgia.           

  Sólo recuerdo, sí, que los inviernos     

alteraban la vida cotidiana    

vistiendo nuestras calles tortuosas    

de nieve, hielo y rudas pedregadas.   

  Sólo recuerdo sí, confusamente,      

en las crudas mañanas de noviembre  

el camino empinado hacia la escuela  

y aquel maestro cojo ironizando                       

sobre mis apellidos y ascendencia                       

sin importarle apenas mis palabras.                                              

  Quisiera recordar esas lecciones                       

en una enciclopedia amarillenta                       

y mis primeros números y letras                       

torpes, repetitivos e imprecisos.                       

  Son retazos tan sólo de unos años                       

que bullen como sueños esparcidos                       

en el frágil tapiz de mi memoria.                                              

  Son retazos de once años en mi pueblo                       

aislado en ese valle del Maestrazgo                       

viendo pasar los días y las noches                       

con la ilusión izada cual bandera                       

al renacer de todas las mañanas.                                                

LOS BAROJA Y TERUEL

20060718202426-mirambel.jpg

    El escritor, periodista y crítico literario Francisco Lázaro Polo sintetiza en un jugoso artículo, dentro de la sección “Cuadernos Turolenses” del último número de la revista TURIA, las impresiones de los hermanos Baroja – Pío y Ricardo –  como fruto de su recorrido por diversas comarcas de Teruel.          

    Es curiosa y poco conocida la breve estancia en Teruel del mayor de los Baroja, destinado al Archivo de Hacienda de la capital. En el capítulo “Otros relatos” de su obra Gente del 98 narra con asombrosa plasticidad y con un toque de humor su viaje desde Madrid a Teruel, hasta Cuenca en Ferrocarril y hasta Teruel en diligencia atravesando los Montes Universales, en plena Sierra de Albarracín. Ricardo lo califica de “Viaje Extravagante” y años después lo plasmará en dos aguafuertes de la serie Escenas Españolas: “Interior de una posada” y “Patio de una casa de labranza”.      

      La experiencia turolense de Pío Baroja fue más prolongada y enriquecedora. En varias de sus obras recuerda sus incursiones por distintas comarcas turolenses. En sus Memorias evoca un viaje en automóvil por el Bajo Aragón en compañía de José Ortega y Gasset. En La nave de los locos el autor nos cuenta sus andanzas por tierras turolenses por boca del personaje Alvarito Sánchez de Mendoza. Pero son las novelas Los confidentes audaces (1930) y, sobre todo, La venta de Mirambel (1931) las que mejor evocan la experiencia viajera del autor de La Busca por las tierras bajoaragonesas, el Matarraña y el Maestrazgo. La venta de Mirambel  es, sin duda alguna, la novela barojiana del Maestrazgo.        

     Una buena propuesta para compaginar dos aspiraciones culturales en este caluroso verano: leer la novela barojiana y visitar Cantavieja y su comarca. Especialmente Mirambel.  

18/07/2006 20:24 josemarco Enlace permanente. VIAJES No hay comentarios. Comentar.

UNA GRAN ETAPA DEL TOUR

20060719203902-tour-2006.jpg

    Los aficionados al ciclismo hemos podido contemplar por televisión una de las mejores etapas del Tour de Francia de los últimos años. Ni los más optimistas se imaginaban un final de etapa como el de hoy. Un Tour que parecía descafeinado durante las dos primeras semanas, un Tour sin figuras de relieve, un Tour diezmado por los casos de dopaje, las retiradas y los accidentes, se ha convertido en estas últimas jornadas en una carrera ciclista como las de antes. Una carrera sin líderes insustituibles, una carrera en la que ha predominado el esfuerzo, el sacrificio, la sorpresa, la competencia pura y dura. Hay que remontarse a la época previa a Indurain para contemplar semejante espectáculo.

    La reflexión es evidente: si quieren ganar y cautivar a la afición, hay que programar etapas como ésta, con varios puertos de montaña y con un final en la estación invernal de La Toussuire. Si quieren promocionar este deporte, hay que motivar e incentivar al ciclista modesto, al gregario sacrificado, al que lo da todo, casi sin apoyo de su equipo. Ha sido un espectáculo excelente. Enhorabuena a los corredores que nos han brindado una gran etapa y mi felicitación a los comentaristas, que han dado muestras de su experiencia y de su profesionalidad. Y no hay que olvidar tampoco la panorámica de los Alpes. Un paisaje único e insustituible. Jornada para recordar, la de este Tour de Francia 2006.

 

19/07/2006 20:39 josemarco Enlace permanente. DEPORTES No hay comentarios. Comentar.

CASAS DE PUEBLO

20060721194359-casas-de-pueblo.jpg

    Me he acercado esta tarde a Tous desde Massalavés. Un agradable paseo en bicicleta, a pesar del calor. No había oído hablar de Tous hasta octubre de 1982, fecha trágica para todos los habitantes de esta comarca de la Ribera del Júcar. La presa estuvo a punto de reventarse, y a raíz de su construcción, se levantó un nuevo pueblo en la vertiente este, hacia Alberique. El dolor y la tristeza por tener que abandonar sus raíces, se vio compensado con la construcción de un pueblo de casas encaladas, de casas con patio, corral o jardín, de amplias casas de pueblo.

    En mi visita a Tous, me he acercado a la casa de estos amigos, ya jubilados. Me comentan que viven felices en esta casa amplia y tranquila. Así viven los casi mil quinientos habitantes de este nuevo enclave rural. Con todos los servicios, con buenas comunicaciones y con la sensación de encontrarse en medio de la naturaleza.

    Ahora ya no se construyen casas de pueblo como las de antes. A Tous ha llegado tambión la moda de los adosados, de los dúplex o de las casas en hilera. No es lo mismo. Aunque cada una puede tener sus gustos. De todos modos, si te gusta el campo, si amas los animales y la vida tranquila, una casa de pueblo como las de Tous puede colmar tus aspiraciones.

21/07/2006 19:44 josemarco Enlace permanente. PUEBLOS No hay comentarios. Comentar.

CAMPUS DE FÚTBOL DE VILLANÚA

20060724122547-albergue-20municipal.jpg

                                   Albergue municipal de la DGA "Nuestra Señora del Pilar"

   En 1999 nació la Asociación Deportiva "Villanúa y Deporte". Este año se celebra la VIII Edición del Campus de Fútbol Base en las excelentes instalaciones deportivas de este hermoso y tranquilo pueblo, situado a quince kilómetros de Jaca, a orillas del río Aragón.

   La intención de sus impulsores es utilizar la práctica deportiva como medio de conseguir una formación integral de la persona. Y parece que están logrando sus objetivos, porque cada año aumenta la demanda de niños de ocho a catorce años para participar durante ocho días en la práctica del fútbol base, complementada por otras actividades creativas y lúdicas.

   Javier se ha desplazado hoy a Villanúa junto con tres compañeros del club de fútbol "San José". Va con ilusión y con experiencia (es su tercer año consecutivo). Allí crecerá como persona y disfrutará de unos excelentes días al aire libre. Porque no hay nada mejor que practicar lo que a uno le gusta y hacerlo fuera del contexto habitual y sin condicionamientos de otro tipo.   

UN POETA COMPROMETIDO

20060725111229-angel-guinda.jpg

   Si la creación poética ha sido siempre un oficio de minorías, la poesía comprometida lo sigue siendo todavía más. Sin embargo, de vez en cuando, aparecen en el panorama cultural y literario creadores comprometidos con su entorno. Uno de ellos es el aragonés Ángel Guinda (Zaragoza, 1948), quien no sólo ha apostado desde el principio por una "poesía útil". El profesor, crítico, y poeta aragonés se sitúa en la línea de los poetas sociales de los años cincuenta, especialmente en la pauta marcada por Blas de Otero y Gabriel Celaya.

   Ángel Guinda entiende la poesía como lucha, como compromiso, como "arma del presente y del futuro". Por eso su huelga de hambre durante una semana en la Casa del Poeta de Trasmoz es mucho más que un gesto solidario. Es un grito por la paz, un clamor por la sensatez y una justa reivindicación de los valores humanos más elementales.

   Quiero plasmar en esta página uno de los poemas de Ángel Guinda que refleja mejor esta actitud de búsqueda, de solidaridad, de lucha y de compromiso real:

                                                 NO

                   Soy un claro interior, el porvenir
                 de una puerta que siempre está atrancada.
                 La trampa de vivir y ver morir.

                   Contra la destrucción de la conciencia
                 bramo, reviento, clavo en Dios los codos.
                 Soy un zarpazo roto de paciencia.

                  Una luz que, arañando los escombros,
                 borra la niebla y sigue hacia adelante.
                 Un hombre con la sombra hasta los hombros.

                   Como hambre y bebo sed con todos
                 los condenados a escarbar la nada.
                 Esto no es un poema, es un desplante.

                   Profundamente grito un no rotundo.
                 Yo no quiero vivir en este mundo.

25/07/2006 11:13 josemarco Enlace permanente. LITERATURA No hay comentarios. Comentar.

EL PRECIO DE LA PAZ

20060726120048-beirut.jpg

    ¿Cuál es el precio que habrá que pagar para lograr una paz duradera en Oriente Medio? Me temo que en este enésimo conflicto entre Israel y Líbano - judíos y árabes - el precio de la paz será el triste tributo de la guerra. Después de dos semanas de conflicto, las cifras de víctimas inocentes aumentan día tras día. Desde el inicio del conflicto, la sensación más generalizada es que la paz todavía está lejos y que los esfuerzos diplomáticos, de momento, están cayendo en saco roto.

    Lo que más llama la atención al observador de a pie es la tremenda desproporción entre los ataques de las fuerzas israelíes y el motivo que los ha provocado: el secuestro de dos soldados de Israel por parte de Hezbolá. Sorprende la crueldad de las represalias, la fuerza del terror, la intensidad de los bombardeos, el ensañamiento lleno de ponzoña, el "ojo por ojo y diente por diente". Y parece mentira que la comunidad internacional sea incapaz, por ahora, de frenar el conflicto. Y que Estados Unidos vea con buenos ojos los ataques sobre Beirut.

    Mientras tanto, las bombas siguen destruyendo las ciudades libanesas y, lo que es peor, miles de personas tienen que abandonar sus hogares para embarcarse en un camino sin retorno. Luego vendrá la difícil tarea de la reconstrucción, la dureza de la posguerra, el veneno del rencor. Pero las vidas humanas, las de los más inocentes, nunca se podrán recuperar. Será el precio de la paz. O de la guerra.

26/07/2006 12:01 josemarco Enlace permanente. SOCIEDAD No hay comentarios. Comentar.

EL CAMBIO CLIMÁTICO

20060727121249-cambio-climatico.jpg

    Casi todos los meteorólogos coinciden en que estamos ante una etapa caracterizada por fenómenos climáticos poco habituales hasta ahora y que esto se debe al calentamiento global del planeta. No hay que ser un experto en la materia para darse cuenta de que la Tierra está enferma y que, si no se toman medidas urgentes, la situación será ya irreversible. Muchas son las causas de este deterioro del medio ambiente: emanación de gases industriales, destrucción de las reservas naturales, tala indiscriminada de árboles en la reserva amazónica, proliferación de los vehículos contaminantes, aumento de residuos no reciclables,... La lista sería larga. Pero las consecuencias son ya evidentes: calor excesivo en verano, frío excesivo en invierno, tormentas secas o con granizo, inundaciones, sequía progresiva de ríos y estanques,...

    La decisión para frenar este progresivo deterioro de nuestro entorno natural no tiene que venir sólo desde arriba. Cada ciudadano debe hacer lo posible por reciclar, ahorrar agua y energía, respetar el medio ambiente,... Porque debemos pensar que Tierra no hay más que una. De lo contrario, nuestros hijos y nietos sufrirán las consecuencias de nuestra inconsciencia e irresponsabilidad.

NOTICIAS

20060728105913-noticias.jpg

   Cada jornada nos trae sus noticias. La mayoría, a través de los medios de comunicación. Otras, son noticias personales, cotidianas, intrahistóricas. La diferencia es evidente entre ambas: la prensa, radio o televisión nos aportan, sobre todo, sucesos llamativos, accidentes, conflictos y miseria; nosotros recibimos otras noticias que, afortunadamente, no están marcadas por tanto tinte dramático: una llamada de un ser querido, una felicitación, una confirmación de plaza docente, un inicio de las vacaciones, un regalo inesperado, una compra satisfactoria,... Prefiero citar las buenas noticias; las malas, vienen solas y sin buscarlas.

   Esta tarde inicio mi mes de vacaciones. Repartiré los días entre el Pirineo de Huesca, Massalavés y Aliaga. No son ambiciosas, pero las espero con la misma ilusión de todos los veranos. Lo importante es cambiar por unos días de lugar, de actividad. Y desconectar de la rutina de todos los días. Deporte, lectura, paseos y charlas con los amigos serán mis principales ocupaciones. Sin descuidar este blog y sin olvidarme de alguna que otra actividad cultural estival. Las noticias seguirán llegando. Esperemos sean positivas, para contrarrestar la negativa situación política y social de nuestro entorno.

28/07/2006 10:59 josemarco Enlace permanente. IMPRESIONES No hay comentarios. Comentar.

EL VALLE DE HECHO

20060731130245-selva-de-oza.jpg

   La Val d'Echo o el Valle de Hecho es un paraje encantador en todos los sentidos. A pesar de la escasez de agua - aunque este verano se nota más verde que el anterior - emprender la ruta desde Jaca hasta Hecho, pasando por Puente la Reina, es un placer para la vista: una buena carretera nos acerca en dirección norte y paralelamente al río Aragón Subordán al pueblo de Hecho. Es una villa encantadora: rincones pintorescos, chimeneas originales, calles empedradas, limpieza y silencio por doquier.

   Pero lo mejor está por llegar: después de una breve visita al Monasterio de Siresa, del que sólo se conserva la iglesia de los siglos IX-XI, nos encaminamos por una carretera cada vez más estrecha y sinuosa a la Selva de Oza, uno de los rincones más salvajes y frondosos del Alto Aragón. Es una hermosa masa forestal de hayedos y abetos que cautiva al viajero e invita al paseo tranquilo, a la reflexión o al reposo. Es una auténtica selva que se dirige hacia el Puerto de Palo, lugar de paso desde Francia y ruta de muchos contrabandistas o evadidos de la Segunda Guerra Mundial. Hay que dejar el coche cuanto antes y caminar, aunque sea sin rumbo fijo. Cada recodo del camino tiene su encanto. La flora y la fauna se hermanan para recordarnos que aún quedan rincones naturales en el Pirineo, que a toda costa hay que cuidar, mimar y preservar.



Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris