Facebook Twitter Google +1     Admin

josemarco


Contador de visitas

Temas

Enlaces

Archivos

 

ECOS DEL FIN DE SEMANA

20070219121100-carnaval.jpg

            El fin de semana nos deja el poso agridulce de la abstención en el referéndum sobre el Estatuto de Andalucía. Y yo me pregunto, ¿para qué tanto referéndum? ¿También someterán a referéndum el Estatuto de Aragón? La verdad es que no veo el motivo. ¿No ha sido consensuado y aprobado por la gran mayoría de nuestros representantes políticos? ¿O es que no confiamos en ellos? Es cierto que es una práctica democrática, que hay que refrendar en las urnas lo que deciden los de arriba. Pero, en el fondo creo que sirve para muy poco. La prueba está clara: casi un 65 por ciento de abstención en Andalucía y un sí al Estatuto mayoritario. Lo demás: dinero, campaña sin mucho gancho y ganas de marear la perdiz.

            En Aragón seguimos a lo nuestro: listas de candidaturas para los Ayuntamientos y la Diputación General, precampaña cada vez más explícita y algún cambio de lema, al menos en apariencia. Digo en apariencia porque el señor Buesa, candidato del Partido Popular a la alcaldía de Zaragoza ha cambiado el lema en la prensa – de Vecino de Zaragoza a Juntos por Zaragoza – pero en la sede del partido y en otros ámbitos continúa el polémico Vecino de Zaragoza. Como si los demás no lo fuéramos. Otro tema que colea es el del tranvía. Creo modestamente que aquí el equipo actual del Ayuntamiento se equivoca. O, al menos, se está precipitando. Es verdad que es más ecológico que el metro. Pero el metro es más eficaz y tiene más futuro. El tranvía es un paso atrás hacia la nostalgia y el costumbrismo.

            Por lo demás, febrero avanza sin freno hacia la primavera y nos ha dejado de todo durante el fin de semana: lluvia, viento, un sol apocado y algo de neblina. Y nos ha dejado también el Carnaval, que entra en su recta final. El martes enterraremos metafóricamente la sardina y comenzará la Cuaresma. Muy pocos saben lo que es este periodo litúrgico. Se vive el Carnaval, pero se olvida su significado. Es otro signo más de rutina, de celebrar por celebrar. Aunque es mejor así que hace unas décadas, cuando estaba totalmente prohibido.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris