Facebook Twitter Google +1     Admin

josemarco


Contador de visitas

Temas

Enlaces

Archivos

 

LA INCERTIDUMBRE DE LA INDUSTRIA

20070504181902-primero-de-mayo-2007.jpg

     Un día como el Primero de Mayo se presenta normalmente con tinte reivindicativo, con manifestaciones de todo tipo y, sobre todo, con la reclamación de un derecho elemental para los trabajadores: empleo digno, salario justo y puesto de trabajo estable y de calidad. Sin embargo, la realidad es con frecuencia muy distinta: hay empleo precario, hay cierre de empresas, hay prejubilaciones obligatorias, hay expedientes de regulación de empleo,...

     En Aragón, el tejido industrial se concentra sobre todo en Zaragoza y en sus alrededores. La industria es un motor económico importante en el valle del Ebro. La factoría de la Opel en Figueruelas es un ejemplo palpable. Pero hay un lado oscuro en las multinacionales que deciden asentarse en España y, en concreto, en Aragón: la deslocalización. Suele llegar el momento en el que los empresarios consideren que sus empresas no son rentables o ya han cumplido su papel en un determinado lugar. Y esto es lo que está afectando durante las últimas fechas a algunas empresas de Huesca y de su provincia.

     Primero fue Harinas Porta - a causa de un trágico accidente -, luego le llegó el turno a Moulinex, después a Meflur. Y ahora la crisis afecta de lleno a la pastelera Mildred de la capital oscense y a la factoría que Ercros tiene en Monzón. Decenas de trabajadores y trabajadoras se pueden quedar en la calle; otros se verán abocados a una prejubilación forzosa, y sólo unos pocos recuperarán su actividad laboral. Es un problema de todos y que afecta también a otros sectores, especialmente al de transportes y servicios. Por eso la intervención de las autoridades se hace más que necesaria. Hay que agotar todos los plazos y todas las posibilidades. Es de esperar que no se vuelva a repetir la lamentable historia de Primayor.

      De todos modos, es bueno que haya industrias y que no se concentren todas en la capital del Ebro. En Huesca el tejido industrial está creciendo poco a poco. En Teruel los empresarios no acaban de verlo claro. Hay polígonos industriales casi vacíos y proyectos de futuro. Pero es deseable que no sólo se concentren en la capital. Las comarcas turolenses se están quedando vacías, sin medios, sin recursos y sin un futuro industrial a corto plazo.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris