Facebook Twitter Google +1     Admin

josemarco


Contador de visitas

Temas

Enlaces

Archivos

 

LOS COLEGIOS RURALES

20070912205328-antigua-escuela-de-parvulos-en-aliaga.jpg

     Durante esta semana de vuelta a la normalidad, encontramos en la prensa nacional y regional noticias relativas al mundo educativo. Algunas son positivas, otras negativas y unas pocas, sorprendentes. Hoy me voy a ceñir a dos pueblos de la provincia de Teruel y a una situación que se viene repitiendo año tras año: el cierre de colegios por falta de alumnos - en este caso no llegan a cinco- y la apertura de colegios - mejor dicho, reapertura - gracias al aumento del número de niños en el pueblo.

     En el primer caso se halla el pueblo de Cortes de Aragón, situado entre las cuencas del río Aguasvivas y el río Martín y con un censo que ronda los cien habitantes. Pertenece a la comarca turolense de las Cuencas Mineras, una de las más castigadas por la despoblación y, como dato curioso que da nombre a la localidad, allí se celebró la primera sesión del parlamento aragonés tras la expulsión de los árabes. Este pueblo se va a quedar sin escuela para el curso 2007-2008 y los pocos niños tendrán que desplazarse a Muniesa cada día para estudiar infantil o primaria.

     Otra situación muy distinta y, en este caso, halagüeña es la de Torrelacárcel, un pueblo turolense de la comarca del Alto Jiloca que, tras la llegada de cinco alumnos inmigrantes, vuelve a reabrir su escuela, cerrada desde hace tres años. Es una buena noticia para estos niños y para sus familias. Ya no tendrán que desplazarse a Torremocha cada día. Es curioso comprobar cómo este pueblo tiene el cien por cien de alumnos inmigrantes. La tónica es similar en muchos colegios rurales aragoneses. Gracias a familias de rumanos, ecuatorianos o marroquís logran levantar el vuelo.

      Lo malo es que sea pan para hoy y hambre para mañana. En pueblos como Aliaga ya se ha encendido una pequeña luz de alarma y están preocupados: hace diez años había casi sesenta alumnos en este colegio rural agrupado. Este curso ha iniciado con dieciséis alumnos. Eso sí, gracias al diálogo y al sentido común, seguirán en el colegio los niños de la primera etapa de secundaria. Una buena noticia. Aunque de cara al futuro no sé si la medida será suficiente.

     ¡Qué distintos fueron para los pueblos los años cincuenta y sesenta del siglo pasado! Las escuelas estaban casi a rebosar y los niños estaban bien atendidos, dentro de las posibilidades de la época. En la fotografía podemos ver lo que fue mi primera escuela de párvulos en Aliaga - de cuatro a seis años -. Luego se transformó en biblioteca y actualmente es un local para la Asociación de Jubilados y Pensionistas. ¡Cómo han cambiado los tiempos!

Comentarios » Ir a formulario

josemarco

gravatar.comAutor: carlos fernandez reyes

Hola somos una pareja de Barcelona con dos niños de 10 y 2 años y nos gustaria empezar una nueva vida en un pueblo pequeño y tranquilo y nos gustaria saber sin en Aliaga tendriamos una oportunidad carlosfernandezreyes@yahoo.es

Fecha: 27/12/2007 13:07.


gravatar.comAutor: johnny hernando

quisiera saber sobre las garantias que ofrecen para irnos a vivir con nuestro hijo de un año y medio; ya que hemos escuchado comentarios de que estaban ofreciendo trabajo y algunas garantias mas por ir a poblar.

Fecha: 09/04/2008 03:46.


gravatar.comAutor: johnny hernando

mi correo para que me puedan contestar es johnny_querubin@hotmail.com.
necesito informacion sobre las garantias para vivir en este pueblo

Fecha: 09/04/2008 03:50.


gravatar.comAutor: encarni

hola soy madre de dos niños uno de 2 años y otra de 7 años, y me gustaria saber que posibilades tengo para ir a vivivr a ese pueblo.
anange2008@hotmail.com

Fecha: 10/01/2010 21:55.


gravatar.comAutor: Anónimo

http://www.casasrurales-castellon.com

Fecha: 16/09/2011 00:51.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris