Facebook Twitter Google +1     Admin

josemarco


Contador de visitas

Temas

Enlaces

Archivos

 

Se muestran los artículos pertenecientes a Junio de 2007.

UNA BUENA NOTICIA

20070601203007-escombrera.jpg

     Nos llegan buenas noticias de Aliaga: las cenizas de la gigantesca escombrera de la central térmica - cerrada en 1982 - serán retiradas y las toneladas de estos residuos contaminantes se aprovecharán como material de construcción para una cementera que se va a instalar en el cercano municipio de Andorra. Es una buena noticia para los vecinos de la localidad, especialmente para los que residen o veranean en La Aldehuela, y también para todos los amantes del este singular paisaje, del cada vez más amenazado cauce del Guadalope y de los que visitan este enclave pintoresco.

     Es de esperar que se produzcan actuaciones similares para aprovechar este paraje, cada vez más degradado. El embalse va perdiendo cada vez su fisonomía habitual, el edificio de la antigua térmica semeja un esqueleto grotesco y los alrededores del pantano están sembrados de chatarra, cemento y residuos peligrosos. Al parecer, las autoridades autonómicas y municipales están por la labor. Y eso es bueno para el pueblo, para la comarca de las Cuencas Mineras y para la Provincia de Teruel.

     Ha habido otras actuaciones similares en Utrillas y Escucha. Y han dado buen resultado. La lástima es que, en el caso de Aliaga, estas cenizas no se aprovechen para construir alguna industria en la localidad o supongan alguna contrapartida beneficiosa para el municipio. De momento, hay que ser cauto y pensar que La Aldehuela se puede recuperar para uso turístico y recreativo. Sería interesante que algún empresario se implicara en el proyecto. Al parecer, ya ha habido intentos. Pero no han acabado de cuajar. De momento, esta actuación es un pequeño paso hacia adelante.

01/06/2007 20:55 josemarco Enlace permanente. PUEBLOS No hay comentarios. Comentar.

UN TUROLENSE ILUSTRE

20070603124659-alfonso-zapater.jpg

     Albalate, Urrea de Gaén, Aguaviva. Estos pueblos bajoaragoneses de la provincia de Teruel fueron testigos silenciosos de los primeros años de Alfonso Zapater Gil, periodista, escritor, autor teatral, novillero... que nos dejó el miércoles pasado de manera inesperada y al pie del cañón.

      Conocí a este ilustre aragonés en la redacción de Heraldo, a mediados de los años ochenta. Fui a ofrecerle mi colaboración desinteresada tanto en temas aragoneses como en motivos literarios. Me recibió con mucha cordialidad y me escuchó atentamente. Hablamos de varios temas, la mayoría relacionados con la provincias de Teruel: el futuro de las Cuencas Mineras, la despoblación de los pequeños núcleos rurales, las minas a cielo abierto, el reciente cierre de la Térmica de Aliaga sin alternativa alguna para el pueblo... Pocos años después, coincidí con Alfonso en algún acto de presentación de alguna de sus obras. Recuerdo de modo especial la puesta de largo de la excelente serie documental Aragón, pueblo a pueblo. Todo un regalo para los que amamos esta tierra y para los que nos visitan año tras año.

     Pero Alfonso no sólo destacó como un excelente periodista. Le atrajo la tauromaquia, y llegó a ser novillero. Escribió poemas desde muy joven, admiró la jota aragonesa siguiendo la tradición paterna, escribió obras de teatro que se representaron con éxito por todo Aragón por el grupo "La Taguara", dirigido por su mujer, Pilar Delgado. Pero, sobre todo, fue un fiel y atento observador y comentarista de la actualidad. Decía la verdad sin tapujos. Criticaba lo criticable y realizaba una sana autocrítica. Los párrafos de sus artículos fluían con naturalidad, con maestría, con un estilo inconfundible.

     Nos ha dejado un turolense ilustre, pero nos queda su extensa y excelente obra. La lectura de sus libros y artículos será el mejor homenaje que podemos hacer a este aragonés polifacético, inquieto y luchador.

03/06/2007 12:44 josemarco Enlace permanente. PERSONAJES ILUSTRES No hay comentarios. Comentar.

ECOS DEL FIN DE SEMANA

20070604214813-carril-bici-en-zaragoza.jpg

     Fin de semana preveraniego. El suave cierzo nos alivia de los calores estivales y, al parecer, se va a cumplir el famoso refrán Hasta el cuarenta de mayo... Mañana dominical de deporte: en bicicleta por el tercer cinturón. Han cambiado el color de las pistas, pero se han olvidado de marcar las direcciones. Y cada uno circula por donde buenamente puede. Tampoco han quitado los bordillos. Cerca del cementerio hay uno a prueba de pinchazos. Además, las obras interrumpen con frecuencia los tramos, sobre todo cerca de la Facultad de Veterinaria. ¿Qué están haciendo? Nadie sabe explicarlo. Sólo hay algo evidente: están destruyendo la huerta de las Fuentes. (Alguno dirá, ¿y la de Ranillas? ¿y la de Movera?) El asfalto y el cemento se comen la naturaleza y el paisaje. Basta observar el desvío a ese templo del consumo llamado IKEA, desde el tercer cinturón. ¿Cuántos pinos han sido talados? ¿Cuál habrá sido la afección para la flora y la fauna? Nos dirán que son peajes que hay que pagar al progreso. Una realidad cada día más palpable. ¿Desarrollismo salvaje? Yo creía que esto sólo ocurría en la costa mediterránea.

      Tarde de tranquilidad en casa. Sin el eco de los goles del domingo - ¡vaya parón de la liga tan inoportuno! -, sin carruseles ni conexiones en directo. Me dedico a blogear y consulto las bitácoras de mis amigos: excelentes poemas de Fernando Sarria, aguda captación de erratas de Mari Sancho Menjón, excepcional página de Antón Castro, que se hace eco de la presentación del último libro de Víctor Juan, Por escribir sus nombres", buen comentario crítico de Mario Ornat, noticias al minuto de Mariano Gistaín en "Zaragózame"... A última hora, me acuerdo de la Feria del Libro. Es tarde para acercarme con calma al Paseo de la Independencia. Lo pospongo para el próximo fin de semana. Una cita ineludible con la cultura y con la creatividad.

JORNADA AGRIDULCE

20070606193829-sabor-agridulce.jpg

     Hay días que se presumen tranquilos, serenos, apacibles, como este primer martes de junio, todavía primaveral, con lluvia intermitente y relajante humedad en el ambiente.

     Hay días que se adivinan con optimismo, que se sueñan sin sobresaltos, que se esperan con ilusión renovada para celebrar, compartir o simplemente recordar.

     Hay jornadas que amanecen sin recovecos, abiertas de par en par a la esperanza, con soplo de paz y atmósfera de libertad.

     Ese día, esa jornada, podría haber sido este 5 de junio. Pero, lamentablemente, quizás pase a la historia por todo lo contrario: por el anuncio de la ruptura de una tregua, por el resurgir de las amenazas y chantajes, por el regreso del miedo a espuertas, por la vuelta del terror indiscriminado y por una espada de Damocles apuntando a la cerviz de la democracia.  Jornada gris, jornada negra, jornada de sabor agridulce.

TIEMPO DE LECTURA

20070607115734-final-concurso-de-lectura-2007.jpg

     Hay días en que la lectura llega a entusiasmar hasta a los más escépticos. Hoy ha sido uno de ellos: se ha celebrado esta mañana en el salón de actos del Edificio Pignatelli de la Diputación General de Aragón la Fase Final del V Concurso de Lectura en Público. Los seis centros que han llegado a la final nos han hecho disfrutar durante casi tres horas de la lectura en voz alta. Nos han acercado con entusiasmo a los clásicos. Han leído con entonación, claridad y coherencia fragmentos de Jorge Manrique, del Arcipreste de Hita, de Cervantes, de Lope de Vega, de Calderón de la Barca, de Quevedo, de Espronceda, de Antonio Machado, de Federico García Lorca, de Pablo Neruda, de Julio Cortázar y de muchos más autores de nuestro panorama literario.

     Los presentadores del acto - alumnos del instituto Ramón y Cajal de Zaragoza - nos han recordado al principio la importancia de la lectura, la importancia del tiempo que dedicamos a leer. Nos han hablado de un tiempo robado, de un tiempo dilatado, como el tiempo que dedicamos al amor. Y es verdad, la lectura nos abre horizontes, nos diseña nuevos caminos y nos ensancha la mente y el corazón.

     El acto ha terminado con la proclamación de los premiados y la entrega de galardones. En la categoría A - 1º. y 2º. de E.S.O.- han obtenido el primer premio cuatro alumnos del instituto Ramón y Cajal; en la categoría B - 3º y 4º de E.S.O. han ganado cuatro alumnos del colegio Romareda. De todos modos, lo mejor del acto ha sido la participación - cada año más numerosa - y el entusiasmo de estos adolescentes por la lectura. Una lectura en voz alta, que nos recuerda las narraciones orales de otros tiempos o las recitaciones poéticas de otras épocas. Un acto digno de seguir figurando dentro de la variada programación de la Feria del Libro de Zaragoza y como actividad complementaria en la enseñanaza secundaria.

TIEMPO PARA EL RECUERDO

20070607200859-adolfo-suarez.jpg

     Es bueno, en ocasiones, recordar. Es positivo volver la vista atrás y remontarnos a los inicios de la democracia en España. Hace nada más ni nada menos que treinta años. Corría el mes de junio de 1977, más caluroso incluso que el actual y más agitado social y políticamente. Se celebraron las primeras elecciones generales y ganó un partido de centro, la UCD de Adolfo Suárez. Nos lo recordó el martes Antena 3 en un cuidado documental estructurado en dos partes. En la primera, se habló de la figura de Adolfo Suárez, de su incuestionable papel en los años difíciles de la Transición, de su talante y talento político, de su audacia, de su visión de futuro, de su don de gentes. A medida que pasan los años, se agranda la figura de este primer presidente de la democracia, que supo aunar voluntades y aglutinar afanes. Todo desembocó en la Consitución de diciembre de 1978.

    Pero no fue una travesía fácil. Ni mucho menos. Adolfo Suárez aguantó abucheos, descalificaciones e insultos. Se atrevió a legalizar el Partido Comunista, el viernes santo de 1977, y supo seguir adelante en el proceso de reforma política y territorial, a pesar de la oposición de los numerosos involucionistas y nostálgicos del franquismo. Luego vendría el oscuro túnel del 23F y la trágica travesía surcada de cadáveres, víctimas del terrorismo.

     Por eso, desde la perspectiva actual, es bueno contemplar esas imágenes en blanco y negro y reflexionar. Reflexionar sobre lo que se ha avanzado. Y sobre lo que queda por hacer. Porque todavía sobra mucha crispación, muchos indicios de nostalgia política y esa casi perpetua amenaza contra la democracia, que es el terrorismo.

07/06/2007 20:09 josemarco Enlace permanente. SOCIEDAD No hay comentarios. Comentar.

UN LIBRO SOBRE LOS VIAJEROS ROMÁNTICOS

20070608192758-4.-torre-arabe-de-san-martin-en-teruel.jpg

     Después de más de diez años de trabajo, después de muchas horas de consulta en las bibliotecas de Zaragoza, en la Biblioteca de Catalunya, en la Biblioteca Nacional y en muchas hemerotecas y archivos, tengo por fin entre mis manos el libro que recoge las investigaciones y acercamientos de mi Tesis Doctoral.  Ha sido un camino duro, difícil y complicado. A veces me han dado ganas de tirar la toalla, pero el apoyo de los míos y un poco de tenacidad han logrado que esto llegara a su fin. Un fin que no deja de ser un principio. Luego vendrán otras publicaciones, otras ramificaciones y otras perspectivas para cubrir lagunas evidentes y obvias imperfecciones.

    Un logro de algo soñado y casi inverosímil siempre es un impulso, un trampolín para seguir trabajando en una de mis pasiones: la literatura. En el libro Recuerdos y Bellezas de España, ideología y estética, se dan la mano la literatura y el arte, la historia y el costumbrismo. Tres décadas del siglo XIX están reflejadas en doce volúmenes y en más de quinientas litografías, dibujadas del natural por el artista barcelonés Francisco Javier Parcerisa. Todo un hito para una época difícil y controvertida. El libro es sólo un modesto acercamiento a esta serie documental redactada por Pablo Piferrer, José María Quadrado, Francisco Pi i Margall y Pedro de Madrazo. Estos escritores románticos y realistas intentan rescatar del pasado y de las consecuencias de los conflictos - guerra carlista y desamortización de Mendizábal - los monumentos artísticos de España más representativos de las épocas medieval y renacentista.

     Mi intención ha sido poner una piedra más en el camino del acercamiento a estos inquietos intelectuales decimonónicos, preocupados por el futuro del país y contagiados de la nostalgia de la época. Mi gratitud más sincera a Jesús Rubio, mi director de Tesis, y a la Institución Fernando el Católico, por su acogida, atención e interés hacia esta obra menor. Este fin de semana estará en la caseta de la Feria del Libro de la Diputación Provincial para información y consulta de los interesados en el tema.

EL EMBALSE DE MEZALOCHA

20070609184729-pantano-de-mezalocha.jpg

     Es una buena noticia que el río Huerva, a su paso por la localidad de Mezalocha, discurra saneado, aparentemente limpio, casi natural. Sus aguas descienden altivas desde el pequeño embalse de Mezalocha, que ya tiene un siglo de vida. Después de una primavera lluviosa, como las de antes, este pantano muestra su mejor imagen: lleno al cien por cien, hasta rebosar. A pesar de lo que digan los escépticos, a pesar de los agoreros, a pesar de los pesimistas - que siempre ven la botella medio vacía - este año habrá agua suficiente para los riegos, para las huertas y para uso humano. Luego vendrán los despilfarros del verano y las lamentaciones de siempre. Porque, para algunos, siempre habrá sequía y escasez e insuficiencia.

    No llevaba a mano la cámara digital para fotografiar cómo rebosaba el agua del embalse, cómo formaba una fragorosa cascada, cómo bullía alegre el Huerva en este tramo intermedio. Más adelante llegarán los residuos, algunos vertidos y la inevitable evaporación. Y en Zaragoza lo contemplaremos amarronado, menesteroso, flanqueado de desechos. Es el comportamiento humano, irresponsable y egoísta, el que transforma cauces limpios, casi cristalinos en auténtidos vertederos. Hay ejemplos en toda la geografía aragonesa: desde el río Aragón al Noguera Ribagorzana, desde el Jalón al Matarraña.

     De todos modos, consuela ver esta imagen de un río tan maltratado en las últimas décadas y tan irregular en su cauce. ¿Hasta cuándo durará el saneamiento del Huerva? ¿Cuándo le tocará el Gállego? ¿Y al Ebro? Debería ser tarea de todos, no sólo de la CHE y de los ayuntamientos. La vida está en los ríos y la muerte en los cauces abandonados y malolientes.

UN PASEO POR LA FERIA DEL LIBRO

20070610191635-feria-del-libro-de-zaragoza.jpg

     A pesar de haberlo dejado para el último día, creo que he elegido un buen momento para acercarme a la Feria del Libro de Zaragoza, ubicada, como en años anteriores, en el Paseo de la Independencia, que esta suave y agradable mañana de domingo ha permanecido cortada al tráfico para disfrute de los ciudadanos de a pie y para gozo de los más pequeños. La Feria del Libro va incorporando año tras año algunas novedades que rompen la rutina de todas las primaveras y, al mismo tiempo, la convierten en una cita distinta y singular. Me he alegrado al ver gente de todas las edades. La mayoría se contentaban con consultar los libros más recientes; otros se atrevían a preguntar por algún ejemplar o a hojear algún volumen, y muy pocos estaban esperando la firma de algún autor con mucha paciencia y una cierta ilusión.

     Esta mañana se encontraban en la caseta muchos escritores aragoneses. He saludado a mi amiga Ana Alcolea, que le ha firmado a Javier un ejemplar de su última novela Donde aprenden a volar las gaviotas, que me consta está siendo un éxito editorial. He hablado don José Antonio Labordeta, con Joaquín Carbonell y con Eduardo Paz, que firmaban su excelente libro-disco. No ha podido acercarme al incombustible Fernando Lalana, rodeado de niños y adolescentes. También estaban José Luis Corral, Ángeles de Irisarri, Lorenzo Mediano y José Luis Rodríguez. En todos se observaba el entusiasmo y la satisfacción por la acogida de los potenciales lectores hacia sus obras.

    En la carpa de la Plaza Santa Engracia, he podido visitar la exposición dedicada a Francisco Carrasquer, premio de las Letras Aragonesas en 2006. Al fondo, Magdalena Lasala, presidenta de la Asociación Aragonesa de Escritores, presentaba el nuevo número de la revista Criaturas Saturnianas, que está dedicado al teatro. No me he podido quedar al homenaje al periodista y escritor de Albalate Alfonso Zapater, recientemente fallecido. De todos modos, le he rendido un homenaje personal esta mañana mientras paseaba por la calle que tiene dedicada en el barrio de la Jota, en Vadorrey.

10/06/2007 19:16 josemarco Enlace permanente. CULTURA No hay comentarios. Comentar.

RUTA POÉTICA EN VERUELA

20070611210725-ruta-de-becquer.jpg

     El arte y la literatura han ido casi siempre de la mano. Sin embargo, desde el punto de vista turístico, ha sido el arte el que ha salido mejor parado. De mis frecuentes visitas al monasterio de Veruela recuerdo su armoniosa y solemne iglesia románico-gótica, su singular claustro gótico, su exquisita sala capitular, su historiada puerta occidental y numerosos detalles artísticos más. Pero casi nunca me han hablado de la huella de Bécquer en el monasterio, de sus paseos por los pueblos del contorno o de los lugares que le sirvieron de inspiración.

     Por eso es digna de elogio el propósito de la Casa del Poeta de Trasmoz de crear una ruta poética en las tierras del Moncayo y valorar de este modo el pasado literario de la comarca. Son muchas las posibilidades para llevar a cabo esta buena iniciativa. Hace falta para ello la colaboración de instituciones públicas y privadas. Y el apoyo decidido de los ayuntamientos de la zona. Del mismo modo que ya ha cuajado la ruta de Machado en Soria, ¿por qué no podría prosperar esta ruta becqueriana?

     De momento, se tiene intención de celebrar en el 2008 un festival de poesía y levantar una escultura en bronce de Gustavo Adolfo de tamaño natural en las laderas de Trasmoz. Se anuncian también publicaciones, novedades investigadoras y talleres de poesía. La creatividad no está reñida con la recreación poética. Es una buena noticia para los amantes y admiradores de Bécquer - que son miles - y para los habitantes de estas comarcas tan pintorescas.

EL PESO DE LA INCERTIDUMBRE

20070612170605-selectividad.jpg

    Cientos de alumnos aragoneses han comenzado hoy la tan temida prueba de la selectividad. Muchos habrán llegado con horas de insomnio, con mucha ansiedad y con los nervios a flor de piel. Los motivos de esta situación no residen tanto en el tipo de prueba - mucho más asequible y racional que la antigua selectividad - ni en el contenido de las distintas materias - casi siempre previsible y bien orientado por los coordinadores y coordinadoras entre la Universidad y los Centros de Secundaria -. Lo peor de este maratón de dos días y medio es la incertidumbre, el temor al fracaso, el enfrentamiento a una situación distinta a la habitual, casi irrepetible.

     Las estadísticas son claras y palmarias: en torno a un noventa por ciento de los alumnos y alumnas supera esta prueba con mayor o menor fortuna. Otro problema, que habría que matizar, son las notas de cada examen. Por lo general, las calificaciones de la prueba de selectividad favorecen al alumno que llega muy ajustado y perjudican al alumno brillante. Pocas veces estas notas igualan o superan a las del expediente de los dos cursos de bachillerato. La explicación es lógica: no es lo mismo jugárselo todo en una hora y media que en nueve meses de trabajo y de superación. De todos modos, casi todos los alumnos suelen salir satisfechos. Y la mayoría no dudan en reconocer que podrían haber hecho bastante más desde septiembre a mayo. Ya sabemos que los acelerones de última hora no suelen ser muy buenos. Pero eso entra, al parecer, en el carácter hispano: demasiado improvisador y propenso a los impulsos de última hora.

     Mientras escribo estas líneas, los estudiantes estarán terminando la segunda prueba del día. Normalmente predominan las sonrisas sobre las lágrimas. Todos pensarán ya en el próximo examen. Aunque la mayoría soñarán con el día 14 por la tarde y, sobre todo, con el día 21, cuando les comuniquen que están aptos y que pueden acceder a la Universidad. Luego llegarán otros problemas: ¿qué carrera van a poder elegir? ¿tendrán la media suficiente? De nuevo, el peso de la incertidumbre. Como la vida misma.

LA MAREA DEL TIEMPO

20070613210304-la-marea-del-tiempo.jpg

     En la tarde-noche de ayer tuve la oportunidad de asistir a la presentación del libro La marea del tiempo del escritor y periodista Raúl Carlos Maícas (Teruel, 1962). Fue un acto entrañable, emotivo y familiar. Además de los amigos del autor, asistieron al acto la Directora General de Cultura, Pilar Navarrete; los responsables de la edición, de la editorial Candaya, y el crítico y escritor Fernando Aínsa, que actuó de maestro de ceremonias.

     Fernando glosó la figura de Raúl - fundador y codirector de la revista cultural Turia desde 1983 - y elogió la labor de Maícas como crítico y ensayista. Habló de "safari sentimental" para referirse a esta segunda colección de diarios - la primera apareció en 1998 con el título Días sin huella - y se refirió al mérito de esta "evocación azarosa salvada de la marea del tiempo" y a este "viaje individual y solitario por las carreteras secundarias".

    El autor se mostró afable, sincero y modesto. Valoró el género diarístico - casi a contracorriente en una época en la que triunfa la novela histórica - y reconoció que las páginas de estos apuntes casi autobiográficos son casi un retrato de la vida cultural española desde una tierra donde el surrealismo es moneda frecuente, desde la tierra de Luis Buñuel. Calificó sus diarios como un "exhibicionismo público pasado por el filtro de la literatura". Y es literatura exquisita lo que todos los lectores esperamos encontrar en estas páginas que vienen encabezadas por una sugerente cita de Marià Manent: "Estas notas dispersas me parecen, al menos en lo que a mi uso personal respecta, pequeñas zonas salvadas de la marea del tiempo y de la inexorable erosión de la memoria".

     Memoria, evocación, intimismo, profundidad, agudeza crítica,...esto y mucho más nos reservan estas píldoras literarias cargadas de frescura expresiva y llenas de sugerencias culturales. Un espejo cóncavo de la vida que nos rodea.

13/06/2007 21:02 josemarco Enlace permanente. LITERATURA No hay comentarios. Comentar.

IMÁGENES VIRTUALES

20070614223728-imagenes-virtuales.jpg

     La memoria se alimenta de imágenes. Los recuerdos se nutren de percepciones visuales. El futuro se anticipa mediante imágenes virtuales. Lo virtual, lo figurado, lo imaginativo está ganando cada vez más terreno a lo real, a lo vivencial, a lo presencial. Hasta lo más real se nos antoja virtual en ocasiones. Este mediodía, mientras cruzaba a paso ligero por la "Ciudad Jardín", en el zaragozano barrio de Delicias, contemplaba imágenes que se habían quedado grabadas en mi retina hace unos veinticinco años. Y me parecían irreales, virtuales. Me resultaba difícil y casi inverosímil contemplar ese pequeño oasis o paréntesis rural casi en el centro de una ciudad amenazada día a día por el cemento, el asfalto y la especulación urbanística.

     El pasado nos aporta imágenes virtuales, casi obsoletas, como las que nos ofrecían hoy las distintas cadenas de televisión para recordarnos los treinta años de democracia. ¡Cuántas imágenes para recordar! ¡Cuántas imágenes para olvidar! La mente se viste de nostalgia y de una leve melancolía cuando experimenta ese paso inexorable del tiempo. Son como fotografías casi amarillentas de ese álbum que guardamos sin saber por qué y que a veces contemplamos con recato.

     Pero las imágenes auténticamente virtuales son las del futuro. Un futuro como el de la Exposición Internacional de 2008, que se celebrará en Zaragoza de aquí a 365 días. Una cuenta atrás todavía virtual. Porque la realidad está en construcción, en proceso, en progreso, en continua innovación. De momento, a los que no hemos visitado las obras, ni tenemos intención de visitarlas, nos basta con la maqueta que casi hemos memorizado, con los bocetos, con los prospectos. Y confiamos en nuestros políticos, en nuestros arquitectos, en nuestros ingenieros, en las cabezas pensantes. Aunque nos asalta una pequeña duda ante la incertidumbre, todos pensamos que estas imágenes virtuales serán realidad dentro de un año. Luego se volverán a marchitar en la memoria y retornarán a un estado virtual menos futurista, más intimista, definitivamente ahogado por la cruda realidad. 

14/06/2007 22:37 josemarco Enlace permanente. SOCIEDAD No hay comentarios. Comentar.

TIEMPO DE ESPERA

20070617125512-tiempo-de-espera.jpg

     Tiempo de espera en esta mañana de domingo, casi otoñal, con una agradable temperatura y con la lluvia cayendo suavemente sobre la ciudad adormecida. Tiempo de espera para que los nuevos alcaldes de las localidades aragonesas maduren sus nuevos proyectos y preparen su equipo de gobierno - ¡qué lástima lo de Lucía Gómez en Teruel y lo de Ana Cristina Vera en Tarazona, dos buenas alcaldesas que, por supuestos pactos entre partidos o por dudosas disciplinas, se hayan quedado en el camino -. Tiempo de espera para los estudiantes de primaria y secundaria, que sueñan ya en las cercanas vacaciones y en lograr unas holgadas calificaciones al finalizar el curso. Tiempo de espera para los aficionados al fútbol: unos sueñan con la liga, otros con la UEFA y otros con permanecer un año más en primera división. Tiempo de espera para un inminente verano, que no acaba de llegar, para alegría de algunos y desconsuelo de otros.

      La vida se convierte en un tiempo de espera casi permanente, en un buzón de ilusiones perdidas, en un hervidero de planes, proyectos o pretensiones. La vida sólo se entiende desde la incertidumbre de cada minuto, desde el mirador de un presente hecho futuro, desde la atalaya de la anticipación. La vida es, en ocasiones, una mirada furtiva a los relojes, a los calendarios, a las agendas. Porque el presente nos agobia, nos quema, ralentiza la existencia. Y uno quiere vivir hacia adelante, apropiarse del próximo minuto, huir de lo efímero. Aunque sepa que el futuro seguirá el mismo camino de caducidad. Por eso es mejor esperar, ilusionarse, soñar despierto.

17/06/2007 12:55 josemarco Enlace permanente. IMPRESIONES No hay comentarios. Comentar.

AL FILO DEL VERANO

20070619193014-fiestas-de-san-juan-en-soria.jpg

     Se desliza el mes de junio presuroso, casi acelerado. Aunque a uno se le antojen largas como los días estas últimas jornadas del trimestre escolar. Aunque las clases ya están acabando, quedan las reuniones, consultas, boletines, reclamaciones, certificados, recuperaciones, matrículas, actos de despedida y un sinfín de pequeñas tareas que cada docente tiene que desempeñar. Los alumnos se lo toman de otra manera más pausada y, en general, más relajada. Los que acabaron los exámenes de selectividad el jueves pasado, se han tomado una semana de vacaciones en la playa. El día 22 conocerán las notas. Mientras tanto, prefieren desconectar unos días y salir de la rutina. Los alumnos que acaban etapa - primaria o secundaria - ya están preparando sus documentos para matricularse. Mientras tanto, piensan qué optativa van a elegir y consultan las novedades para el próximo curso. Con el nuevo currículum aragonés va a haber algunos cambios.

     Javier ya tiene los impresos para matricularse en primero de secundaria en un instituto de Zaragoza. Por una parte, está contento y feliz; por otra, siente la nostalgia de abandonar la que ha sido su segunda casa durante nueve años. ¡Toda una vida! En septiembre tendrá que madrugar un poco más y se enfrentará a una jornada intensiva de seis horas. Luego vendrán las tareas, los trabajos y el tiempo de estudio. Pero, de momento, ya piensa en el verano y en los momentos de ocio que le van a deparar estos dos meses largos de vacaciones. Julio y agosto también se escurrirán de las manos. Es bueno por lo tanto, acariciar el presente y disfrutar de este inicio de la temporada estiva. Y de la víspera de San Juan. En Aliaga ya preparan el mayo y algún espectáculo taurino. En otros pueblos se multiplican las hogueras. En todos se prolonga la noche hasta el amanecer y se da la bienvenida al nuevo ciclo. Toda una tradicion y un símbolo. Los sorianos y los alicantinos celebran estas fiestas por todo lo alto. Aunque no hay que olvidar el arraigo que tienen en Cataluña y en otras comarcas del Mediterráneo.

LA REVISTA TURIA EN MADRID

20070620192836-carmen-martin-gaite.jpg

     La revista Turia, publicación ya veterana en el mundo de las letras, (Teruel 1983) presentó ayer tarde su número 83 en el Centro Cultural del Círculo de Lectores de Madrid. Esta revista cultural fue de nuevo ayer embajadora de Teruel en la capital de España. Uno de los motivos de este acto es el dossier que dedica este último número a la escritora Carmen Martín Gaite (1925-2000). La escritora salmantina, esposa de Rafael Sánchez Ferlosio, recibe así un merecido homenaje de lectores y críticos como una de las mejores representantes de la narrativa de los años sesenta y setenta. Precisamente en 1960 escribió un relato breve, Las ataduras, con el que me he topado esta tarde ordenando mi pequeña bliblioteca. Me sedujo en mis tiempos de estudiante universitario y me ha vuelto a seducir de nuevo. Es una historia de desarraigo familiar, de ruptura con los tópicos y de independencia de carácter. Todo un regalo para los amantes de la prosa sencilla y profunda.

     Espero con impaciencia el nuevo número de Turia. Me llegará con ocasión del descanso estival y la saborearé como si leyera una novela. Mejor dicho, un conjunto heterogéneo de relatos breves, ensayos, poemas, reflexiones, reseñas... Raúl Carlos Maícas y Ana María Navales siguen liderando esta nave con firmeza y con espíritu de superación. Es un reto que superan número a número. Todo un logro en estos tiempos de atonía cultural y de mediocridad intelectual. Con el homenaje a Carmen Martín Gaite dan un paso más hacia ese aliento cosmopolita, universal y, ante todo, literario. 

20/06/2007 19:29 josemarco Enlace permanente. LITERATURA No hay comentarios. Comentar.

REGRESO A LA SIERRA

20070623165845-la-cubeta-de-aliag.jpg

     Tarde de junio en Aliaga. Verdor en los montes. Herencia de una primavera pródiga en lluvias. Como las de antes. El monte se ha engalanado para dar la bienvenida a este verano que llega puntual a su cita.

     Tarde de junio en Aliaga. Víspera de la fiesta de San Juan. Ilusiones infantiles, sueños de adolescencia, recuerdos de madurez. El día se dilata entre sombras. El sol apura sus últimos rayos en las cumbres de las montañas que flanquean este valle silencioso.

     Tarde de junio en Aliaga. Sabor a fiesta, a reencuentro, a hogar, a amistad, a crepúsculo dulce y fugaz. El castillo se mantiene cual baluarte de siglos. la porra airea su esbelta figura cual fantasma de piedra. Sueños de futuro, de verano, de vacación. Sueños fugaces y efímeros. Como la vida misma.

TORO ENSOGADO EN ALIAGA

20070623210406-p1000387.jpg

     Nuevamente, en esta espléndida y apacible tarde de la víspera de San Juan, dos toros ensogados han recorrido varias veces la calle Mayor de Aliaga. Ha sido un día intenso, con actos festivos para todos los gustos. Entre ellos hay que destacar el tradicional concurso de guiñote en los porches de la localidad y el toro de fuego o toro embolado, que resultó todo un espectáculo en la noche del viernes y que volverá hoy de nuevo a la plaza de la Iglesia.

     La localidad de Aliaga recupera así un poco el ritmo y se llena de visitantes que acuden a conocer este entorno paisajístico privilegiado o a saludar a los amigos y familiares. Esta misma noche se plantará el mayo. Hace unos veinte años lo hacían los jóvenes que entraban en quintas. Hoy lo van a levantar los más jóvenes y fornidos. Permanecerá en una de las plazas del pueblo hasta que finalicen las fiestas de septiembre.

    Todos los que apreciamos este pueblo nos acercamos en estas fechas tan señaladas a compartir unas horas con los amigos, vecinos o familiares. El excelente clima de esta comarca nos está acompañando y se rompe por momentos la tranquilidad cotidiana para dar paso al bullicio, el jolgorio y la celebración. Es la mejor manera de desconectar del ajetreo y la rutina de la gran ciudad. Y, además, se inician los mejores meses para esta villa. Los reclamos paisajísticos son evidentes. Lo demás, el propio visitante lo podrá comprobar.

LUIS ALEGRE EN EL I.E.S. RAMÓN Y CAJAL

20070626181341-luis-alegre.jpg

     El profesor, periodista, presentador de televisión y director de cine Luis Alegre, impartió una conferencia-coloquio en el salón de actos del Instituto de Educación Secundaria Ramón y Cajal, con motivo del acto de despedida de la octava promoción de alumnos que han culminado sus estudios de bachillerato en este Centro. El escritor turolense eligió un tema de actualidad para dirigirse a estos jóvenes de dieciocho años que van a iniciar una nueva etapa en la Universidad o en algún ciclo de Grado Superior. Nos habló del cine y, especialmente, del cine español, que está atravesando una evidente crisis.

    La amena e instructiva charla del crítico de Lechago se centró en una breve reflexión sobre la importancia del cine español desde los tiempos de la dictadura franquista hasta nuestros días. Luis recordó cómo se aficionó al cine en Calamocha, a los ocho años, y cómo su padre le inculcó su amor al séptimo arte y a la literatura. Valoró la importancia del cine para los que eran jóvenes en la posguerra y comentó la influencia de las primeras televisiones en detrimento de las películas. Sus películas españolas preferidas son Viridiana, de Luis Buñuel, y El Verdugo, de Berlanga. Luis Alegre las considera a la misma altura que El Quijote en la Literatura, y se lamenta de que no figure en los libros de texto ninguna asignatura dedicada a la historia del cine español. 

     Su intervención fue un broche de oro para cerrar un año de película, un año dedicado al cine. Se han organizado numerosas actividades en torno a este motivo cultural y artístico. El Anuario del Instituto también ha estado dedicado al cine. Los alumnos han colaborado en una original Semana Cultural, en el V Concurso de Relatos y de Diseño Ramón y Cajal y en otras actividades complementarias y extraescolares. Luis Alegre se marchó encantado del acto y nos dejó un claro mensaje: su apuesta por el cine y, especialmente, por el cine español. Los valores de las películas y su escuela para la vida son - nos dijo - indudables.

¿EDUCAR CIUDADANOS?

20070627175413-educar-ciudadanos.jpg

     Se veía venir. La polémica está servida. Con la Iglesia hemos topado... Y los obispos y los católicos más acérrimos están dispuestos a llevar el asunto hasta el final. Amenazan con una objeción de conciencia y se sirven de los medios de comunicación para confundir al ciudadano de a pie, para alimentar prejuicios y para expresar su opinión sobre algo que aún está en ciernes.

    Cada vez comprendo menos la actitud del clero español. No es que esté de acuerdo al cien por cien con esta asignatura y con sun contenidos. Pero lo que no entiendo es que comiencen a despotricar a diestra y siniestra y mencionen al demonio y al mal a la primera de cambio. No sé lo que conseguirán con estos métodos tan obsoletos. Pero el clima que están creando no es nada positivo. ¿No sería más conveniente que regresaran a sus cuarteles de invierno y reflexionaran sobre temas más candentes como el hambre, la injusticia, la marginación, las guerras o la violencia gratuita?

     Lo que creo que todos tenemos claro - a no ser que seamos de otra galaxia - es que hay que educar a nuestros niños y jóvenes para que sean buenos ciudadanos. Hay que abrirles los ojos al mundo que les rodea. Hay que enriquecer su espíritu crítico y no hay que dar la espalda a la realidad que nos rodea, por muy cruda que sea. Al parecer, la Iglesia va por otro camino. ¿Hasta cuándo?

JUBILACIONES

20070630170852-jubilacion.jpg

     El curso escolar llega a su fin. Aunque para algunos la rueda sigue girando y el lunes comenzaremos a preparar el próximo curso. Eso sí, el ritmo será más tranquilo y sosegado. Algunos profesores culminarán mañana muchos años de docencia y dedicación a niños y adolescentes. Se jubilan con todo merecimiento, aunque en algunos casos les quede un sabor agridulce. La nostalgia siempre está presente en estas comidas o cenas de despedida. Y afloran los recuerdos. Eso sí, la memoria es muy selectiva y abandona los malos momentos en la cuneta de la vida y se queda con lo mejor. Con lo más dulce. Con lo más sazonado.

      Los compañeros que se jubilan este año han valorado, sobre todo, la amistad. Es un valor muy cotizado y cada vez más escaso. Nunca pasa de moda. Permanece por encima de edades y condiciones. Y, si es auténtica, dura para siempre. Sus vidas van a dar un giro más o menos acentuado. Pero todos dejan la vida laboral con la ilusión de dedicarse a sus aficiones, a viajar, a ocuparse en aquello que el trabajo cotidiano no les ha permitido. Se van con alegría, con entusiasmo. Aunque, en el fondo, les quede el poso agridulce del paso del tiempo. Ese fluir irreversible que nos afecta a todos. Y hay momentos en que se evidencia más. Este quizás sea uno de ellos.

TIEMPO DE CEREZAS

20070630174040-tiempo-de-cerezas.jpg

     Al parecer, es un año de cerezas. Es tiempo de cerezas. Lo pude comprobar en Caspe hace poco más de un mes. Y ayer por la tarde me lo confirmó mi viaje hacia Valencia por la comarca del Jiloca. Es una comarca afortunada. En la parte baja, a la vera del río, se cultivan todo tipo de hortalizas, si la climatología lo permite. En la parte alta de estos pueblos ribereños, en el secano, se cultivan los cerezos, que exhiben sin recato sus colores verdi-rojos o sus matices verdi-amarillos. Ayer tarde no pude resistir la tentación de detenerme en Burbáguena, a orillas de un Jiloca alegre, cantarín, entusiasta. Varias personas, a la sombra de los árboles o bajo una improvisada sombrilla, habían montado su tenderete y mostraban la dulce mercancía en cajas de madera. Compré un kilo a la primera señora que se acercó al coche y tuve que comprometerme a comprarle más a otra señora en el próximo viaje. Aunque amigas y conocidas, todas rivalizaban por vender las cerezas y regresar a su casa satisfechas al anochecer.

      Me hablaron de su pueblo, de la dureza del invierno, de las dificultades cotidianas, de la bonanza climática de la última primavera. Pero también me expresaron sus temores: la próxima inauguración del tramo de autovía desde Romanos a Calamocha alejará de estos pueblos turolenses - San Martín del Río, Báguena, Burbáguena, Luco de Jiloca - a tantos viajeros y visitantes. ¿Dónde venderán estas exquisitas cerezas? ¿Qué conductor desviará su camino para comprarlas? El tiempo lo dirá. De momento, ya ha aparecido la inquietud. Quizás se pierda esta tradicional costumbre. Quizás desaparezca este cuadro pintoresco. Un sacrificio más en aras de un progreso necesario y, a todas luces, irreversible.

30/06/2007 17:31 josemarco Enlace permanente. IMPRESIONES No hay comentarios. Comentar.


Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris