Facebook Twitter Google +1     Admin

josemarco


Contador de visitas

Temas

Enlaces

Archivos

 

LA RULETA DE LA FORTUNA

20080921123317-ballobar-gran-scala.jpg

     Mientras se apagan paulatinamente los rescoldos de la Expo, mientras el otoño se aproxima a marchas forzadas, mientras los aragoneses intentamos capear el chaparrón de la crisis económica, la promotora del gran complejo de ocio ILD vuelve a llamar a las puertas de algunos municipios aragoneses para la instalación del tan soñado Gran Scala. La ruleta de la fortuna - ¿o el cuento de la lechera? - se sigue desplazando hacia el este y se aleja cada vez más de la capital. No sé cuál será la causa, pero se va alejando de la comarca de Los Monegros para apostar, de momento, por el Bajo Cinca. Ahora son Ontiñena y Ballobar los dos municipios oscenses tocados por la varita mágica de la fortuna. Sus terrenos yermos y desolados serían, según sus alcaldes, una zona ideal para ese complejo de ocio que nunca acaba de llegar. Algunos propietarios se frotan las manos; otros, muestran la cara neutra del escepticismo.

     Lo que está claro es que, si sigue avanzando hacia el este esta loca ruleta de la fortuna, alcanzará la orilla del Cinca y pondrá en el mapa de nuevo a la tranquila Chalamera - que ya se hizo famosa en los años setenta cuando Joaquín Carbonell criticó en una conocida copla la posible instalación de una central nuclear-. La incertidumbre continuará durante días, o quizás durante meses. Mientras tanto, seguirán los sueños de muchos ciudadanos por este incierto Eldorado en pleno corazón de Aragón. Mientras tanto, los especuladores volverán a hacer de las suyas y los intermediarios volverán a las andadas como en los tiempos de La Bullonera. La pelota sigue en el tejado. La ruleta no para de dar vueltas. Quizás la aguja se vuelva loca y oscile hacia tierras catalanas. No sería la primera vez que un proyecto pasa de largo y nos deja boquiabiertos. Aunque, en este caso, podría ser incluso hasta beneficioso para Aragón y para la mayoría de los aragoneses. Eso sí, con el desencanto de unos pocos que quizás hayan soñado con el paraíso antes de tiempo.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris