Facebook Twitter Google +1     Admin

josemarco


Contador de visitas

Temas

Enlaces

Archivos

 

ESCRIBIR EN LIBERTAD

20081018221243-escribir-en-libertad.jpg

     La palabra es como un dardo afilado, sutil y penetrante, que se introduce silenciosamente en los entresijos del alma. La palabra escrita - poesía o prosa - ha sido siempre a lo largo de la historia - parafraseando a Gabriel Celaya - "un arma cargada de futuro".

     Casi todos los escritores comprometidos - ¿hay alguno que no lo sea? - han tenido algún que otro problema con la censura o con la intransigencia a lo largo de su vida. Los escritos despiertan las conciencias adormecidas, incitan a la lucha legítima por la libertad, insuflan valentía de espíritu, alientan la autocrítica, denuncian las injusticias y ponen la engañosa realidad patas arriba.

     El último episodio de un escritor perseguido y amenazado por decir la verdad y sacar a la luz la cara oculta del crimen y de la barbarie ha sido el italiano Roberto Saviano. Con su obra Gomorra, un documentado reportaje sobre la Mafia ha despertado muchas conciencias y alertado de los peligros de esta organización criminal en el país europeo. El escritor está considerando la posibilidad de abandonar su país para salvar su vida. No sé si du decisión será la más correcta. Tal vez aliente más a los mafiosos. Pero está claro que, de tener que autoexiliarse, seguiría la pista de cientos de escritores que, a lo largo de la historia, han tenido que abandonar sus raíces para huir de la intransigencia.

     Es una pena que esto ocurra en pleno siglo XXI, en un país civilizado. En España ha habido varios ejemplos similares. Desde la Edad Media, muchos escritores tenían que ocultar su identidad o refugiarse en la clandestinidad. Algunos terminaron en la cárcel; otros, en el exilio. Una de las épocas más oscuras fue la de la dictadura de Franco. Pero ha habido otras más negras e intolerantes. Afortunadamente, se han superado los tiempos de la Inquisición. Pero la censura está ahí, agazapada y arbitraria. Y si no que se lo pregunten al escritor británico Salman Rushdie.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris