Facebook Twitter Google +1     Admin

josemarco


Contador de visitas

Temas

Enlaces

Archivos

 

UNA VICTORIA MUY TRABAJADA

20081109130948-san-jose-san-gregorio.jpg

     Hay veces que  los partidos de fútbol discurren con una lógica aplastante: dominio, superioridad y plasmación inmediata en el marcador. Sin embargo, no siempre ocurre así. Ni mucho menos. Ayer tarde pudimos contemplar un encuentro en el campo de la Unión Deportiva San José entre los infantiles locales y los del San Gregorio que ofreció momentos de todo tipo. Comenzó el San José con un riguroso orden táctico y con un gol tempranero que daría, en principio, cierta tranquilidad. Con la capitanía recién estrenada, Javier se echó el equipo a las espaldas y el doble pivote funcionó durante casi toda la primera parte. Fruto de este dominio, llegó un segundo gol primoroso del astuto y escurridizo Javi. Pero todo cambió en la segunda parte. No sé si fue la relajación de los locales o el cambio de mentalidad de los visitantes. Lo cierto es que los infantiles del Camino de Miraflores se vinieron un poco abajo y a punto estuvo de costarles el empate. Eso sí, el 2-1 que campeaba en el marcador al final del encuentro fue más que justo para los méritos de uno y otro equipo.

     Lo más lamentable fueron algunos incidentes que se produjeron al final del partido entre ambos cuerpos técnicos y algún que otro aficionado. No sé de quién fue la culpa, pero lo que está claro es que estas actitudes son impropias de cualquier aficionado al fútbol o de cualquier entrenador. Hay que saber encajar las derrotas. Hay que saber perder y aceptar el saludo del entrenador rival. Si no ponemos en práctica estos gestos tan elementales, apaga y vámonos. Además, el ejemplo que se da a los jóvenes jugadores es lamentable. Y no se trata de cargar todo contra la actuación arbitral. Si no respetamos las decisiones del colegiado, es mejor que nos dediquemos al guiñote o al dominó. Porque es una pena que lo que podría haber terminado como una tarde plácida o agradable, acabara casi como el rosario de la aurora. Menos mal que los infantiles de casa recibieron con la victoria una buena inyección de moral y ya están pensando en el próximo encuentro contra el Amistad. Otro reto importante. Habrá que soñar en la victoria. O, al menos, en un encuentro digno y sin incidentes.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris