Facebook Twitter Google +1     Admin

josemarco


Contador de visitas

Temas

Enlaces

Archivos

 

TERUEL, RESERVA MEDIOAMBIENTAL

20081217171637-teruel-4.jpg

     Teruel no es Valencia, ni Castellón, ni Alicante, ni Murcia. Teruel es una pequeña ciudad de provincias, de interior, aislada, coqueta, pintoresca. Los turolenses suman pocos votos en la urna electoral. Por eso, sus decisiones no se suelen tener en cuenta, se olvidan, se ningunean, se posponen.

     Elena Espinosa ha demostrado, de nuevo, su falta de tacto negociador y la ausencia de reflejos. Le sobra prepotencia y le falta flexibilidad. Le sobra el "mando y ordeno" y le falta diálogo y receptividad. Pocos creíamos en un cambio de rumbo, pero casi nadie se esperaba una negativa tan rotunda a la revisión del impacto ambiental de la A-40 entre Teruel y Cuenca. La ministra de Medio Ambiente habla de "daños ambientales irreversibles". Habría que preguntarle a esta representante del gobierno central qué entiende por daños ambientales y qué considera irreversible.

     Alcañiz no es Reus, ni Amposta, ni Tortosa, ni Vinaroz, ni Xátiva. Alcañiz en una pequeña ciudad turolense del Bajo Aragón que lucha contra viento y marea por un futuro mejor para sus habitantes y los de su comarca. Lo que ocurre es que la Ciudad del Motor no dispone de buenas comunicaciones con el Norte, ni con Zaragoza, ni con el Mediterráneo. La N-232 se está convirtiendo en una ruta tristemente famosa. Los accidentes no cesan y miles de vehículos atraviesan todos los días los cascos urbanos de El Burgo de Ebro, Fuentes de Ebro o Híjar. Pero está claro que el desdoblamiento de esta carretera tendrá que esperar. Y llegará tarde. Como tantos vías de comunicación en Aragón.

      Los aragoneses seguimos sin tener eco en Madrid. Desde que Labordeta se ha retirado de la vida política activa, echamos de menos un portavoz firme, decidido, tenaz. De no ser así, seguirán sin hacernos caso en este y en otros asuntos. Y continuaremos viviendo tan felices, votando tan felices, esperando tan felices. Mientras tanto, se seguirán construyendo túneles inverosímiles para evitar el temible impacto ambiental. Mientras tanto, seguirán mimando a Comunidades con mayor índice de población y con mejores perspectivas económicas. Y Teruel seguirá en la cuneta, a la espera de algunas migajas de Fomento y a la cola de inversiones en Industria, Educación y Desarrollo.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris