Facebook Twitter Google +1     Admin

josemarco


Contador de visitas

Temas

Enlaces

Archivos

 

APRENDIZAJE TARDÍO

20090227171654-cerezos-en-flor.jpg

     Recibo un correo de la Universidad de Lille. Me comunican que están preparando un Homenaje Internacional a Fernando Aínsa para los días 5 y 6 de junio. Bajo el título El escritor y el intelectual entre dos mundos, se quiere reconocer la labor creativa e investigadora de este hispano-uruguayo, afincado en Oliete (Teruel) y residente en Zaragoza.

     Pocas personas como Fernando Aínsa se han dedicado en los últimos treinta años a estudiar, reflexionar y elaborar síntesis sobre el pensamiento latinoamericano y las representaciones literarias que han contribuido a construir su identidad en movimiento. Fernando Aínsa se comporta como un humanista renacentista de los tiempos modernos:  es el hombreculto que deambula por los ámbitos más variados de la cultura, un intelectual reflexivo y pleno de referencias cuyo pensamiento sin anteojeras fluye tanto en la obra del crítico como en la del escritor.

     En el año 2007 la editorial Renacimiento publicó Aprendizajes tardíos, su primer y único libro de poemas. En sus poemas refleja la experiencia de su convalecencia en Oliete, en el año 2005, y plasma con acierto y sensibilidad su amor a la tierra y al mundo rural. Copio aquí el poema que da título a la obra:

                   Cuando florece el cerezo

                   y se cubre del presentimiento  blanco de fruta,

                   empieza realmente la primavera.

                   Porque el almendro pudo confundir su flor

                   con las nieves de febrero

                   y el melocotón darnos falsa esperanza

                   de bonanza en el ventoso marzo,

                   tantos trajes tiene el vestuario de la naturaleza.

                    Son estos aprendizajes tardíos

                                - en realidad de hortelano improvisado -

                     los que ahora me ocupan:

                     descubrir el ritmo secreto de lo que me rodea,

                     la tenaz indiferencia con que llevan adelante su empeño

                     los árboles frutales de la huerta.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris