Facebook Twitter Google +1     Admin

josemarco


Contador de visitas

Temas

Enlaces

Archivos

 

LA SOLEDAD DE LA SABINA

20090805184758-incendio-2009-4.jpg

     Mientras viajaba el lunes por la mañana desde Teruel hacia Valencia, observaba desde la autovía mudéjar, a la altura de La Puebla de Valverde y hasta el límite de la Comunidad Valenciana el casi insólito paisaje sembrado de sabinas. Al contemplar este árbol azotado por el cierzo y castigado por inviernos inclementes, recordé unos versos de José Antonio Labordeta, que plasmo a continuación:

 

                    EL PERFIL SE desangra..
                    Se rompe el horizonte.
                    Como un pájaro quieto
                    la sabina interrumpe la distancia.
                    El viento, atenazante,
                    lo desconcierta todo
                    y una ontina sedienta
                    rompe la longitud
                    de un cielo invertebrado.

                    Allí permanece quieta
                    igual que la soledad,
                   pasa el tiempo por sus ramas
                   y no las puede truncar.
                   Soporta la ira del cierzo
                   igual que un barco en el mar.

 

     También evoqué una enhiesta sabina - que aparece en la fotografía - en las proximidades de Aliaga, salvada milagrosamente del pavoroso incendio de finales de julio. No es la sabina de La Puebla de Valverde, no es la sabina de Los Monegros, es la sabina de Aliaga, arropada por sus hermanos los pinos y emulada por los ariscos enebros. Todo un símbolo del paisaje de Aragón. Labordeta lo supo captar y así lo expresó en una de sus canciones en 1997.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris