Facebook Twitter Google +1     Admin

josemarco


Contador de visitas

Temas

Enlaces

Archivos

 

Se muestran los artículos pertenecientes a Mayo de 2009.

POR LA COMARCA DE LAS CINCO VILLAS

20090501195100-sos-1.jpg

     No es la primera vez que recorro de sur a norte esta comarca zaragozana. Hoy he abandonado el asfalto y el cemento de la gran ciudad para disfrutar del marrón piedra de algunos monumentos medievales, caminar por calles empedradas y empinadas y embeberme del verde primaveral de los campos de cereal o de los chopos ribereños.

     La primera etapa de la ruta de hoy ha sido la histórica y monumental Sos del Rey Católico. Esta villa, situada al noroeste de la provincia de Zaragoza y casi lindante con Navarra, llama la atención por sus casas solariegas, sus estrechas calles de piedra y sus monumentos históricos. Allí nació en el Palacio de los Sada Fernando el Católico en 1452.

    Pasear por sus calles, contemplar sus palacios y ascender hasta lo más alto del castillo es como un viaje hacia el pasado. Un viaje en el que la piedra se convierte en poesía y las casas silenciosas se apiñan como racimos de uva. A pesar de la mañana desapacible, han sido muchos los visitantes que desfilaban por las calles y contemplaban los portales, los blasones, los aleros y la cuidada arquitectura medieval.

     El pueblo zaragozano fue declarado en 1968 Conjunto Histórico Artístico y Bien de Interés Cultural. Hay que recordar también que en 1985 sirvió de escenario para el rodaje de la película La vaquilla, de Luis García Berlanga.

 

01/05/2009 19:40 josemarco Enlace permanente. VIAJES No hay comentarios. Comentar.

VISITA AL CASTILLO DE JAVIER

20090502165538-castillo-de-javier.jpg

     En un pequeño valle, no lejos de las montañas que custodian el monasterio de Leyre, y a ocho kilómetros de Sangüesa, se encuentra el castillo de Javier. Pocos conocen que esta fortaleza nació como torre de señales y vigilancia entre los siglos X y XI. La mayoría de los visitantes, especialmente los que son de fuera de Navarra, asocian el castillo a San Francisco Javier, que nació en este municipio en 1506 y destacó durante este siglo por su labor evangelizadora en África y en Asia. Los jesuitas siguen cuidando este recinto, que es visitado anualmente por miles de peregrinos.

     Hace más de dos décadas participé en la popular Javierada. Fue un fin de semana de marzo duro y austero. Además, la meteorología complicó ese recorrido a pie desde Pamplona a Sangüesa y, al día siguiente, desde Sangüesa a Javier. Ayer hicimos el recorrido en coche. Después de visitar Sos del Rey Católico, abandonamos las tierras aragonesas para adentrarnos en la Comunidad Foral de Navarra. Nos acompañó un campo sorprendentemente tapizado de verde y un cielo azul teñido de pequeñas nubes grises. Javier quería conocer el lugar del que recibe el nombre. Es curioso comprobar que hay una pequeña metonimia: a los niños no se les llama Francisco Javier - salvo contadas excepciones - sino Javier.

     Fue una visita corta, porque el día nos iba a deparar otras sorpresas. Contemplamos de lejos la silueta del castillo y bajamos hacia la basílica, de evidente estilo neoclásico.  Lo más significativo de la capilla es la imagen de nogal del Santo Cristo del siglo XIV. Lo demás está en consonancia con la devoción y la fe de cada uno. Ayer recordaba muy poco de mi primera Javierada. Mi visita tuvo más un motivo artístico y sentimental. Javier fotografió el castillo como recuerdo de su primera instancia en el castillo que da nombre a tantos miles de españoles.

02/05/2009 16:53 josemarco Enlace permanente. VIAJES No hay comentarios. Comentar.

POR LA RUTA DE LOS MONASTERIOS

20090503115455-monasterio-de-la-oliva.jpg

     Navarra forma parte del Camino de Santiago. Por ello está salpicada de monasterios y de iglesias medievales. Uno de los más antiguos es el monasterio de Leyre, situado al pie de esta sierra y muy cerca del impresionante embalse de Yesa. Este cenobio es de los más antiguos de Navarra, ya que se remonta a tiempos de los godos. La historia del monasterio de San Salvador - su nombre primitivo - está ligada a la del reino de Navarra y en su cripta se encuentra el panteón real.

     Accedemos al monasterio por una carretera empinada, estrecha y sinuosa. Antes de visitar su interior, contemplamos la excelente panorámica del pantano de Yesa y de la sierra que cobija al edificio. La hostería está abierta para visitantes y peregrinos y en esta fría mañana se celebra una boda en la iglesia del monasterio. Los benedictinos le han vuelto a dar vida desde mediados del siglo XX. Hoy es un lugar agradable y acogedor, especialmente en los meses más apacibles.

     De regreso a Zaragoza, y antes de detenernos en Olite, nos acercamos al monasterio de la Oliva - que curiosamente da nombre a la calle zaragozana donde vivimos -. Es un edificio impresionante - como se observa en la fotografía -, acogedor y muy bien situado estratégicamente. Está dedicado a Santa María de la Oliva y es uno de los mejores ejemplos de arquitectura cisterciense. Me ha impresionado el interior de la iglesia, que me recuerda a la de Veruela y, sobre todo, el bellísimo claustro gótico del siglo XIV. Numerosos visitantes acceden al recinto y algunos de ellos pernoctan en la hospedería que, con tanto acierto, dirige una comunidad de monjes benedictinos.

EN EL CASTILLO-PALACIO REAL DE OLITE

20090504203903-olite-4.jpg

     Uno de los lugares más emblemáticos de la historia, la cultura y el arte de la Comunidad Foral de Navarra es, sin lugar a dudas, el Castillo-Palacio Real de Olite. Este enclave - considerado Monumento Histórico-Artístico desde 1925 - merece una visita sosegada y dilatada.

     El viernes por la tarde, después de una breve estancia en Carcastillo, donde aprovechamos para comer en un acogedor restaurante y tras acercarnos al monasterio cisterciense dedicado a Santa María de la Oliva, llegamos a Olite para culminar una jornada dedicada a la cultura, al arte y a la naturaleza. La ciudad de Olite, la auténtica ciudad, está detrás de la parte amurallada que todavía se conserva. Después de atravesar una calle estrecha y sinuosa, con ecos medievales, divisamos el castillo-palacio, esa joya de los castillos europeos, ese regaló que nos dejó Carlos III, el Noble, a finales del siglo XIV. Han pasado 600 años y, gracias al cuidado y restauración de sus torres y dependencias, el castillo se muestra en todo su esplendor. Visto desde el aire parece un bosque de torres, cada una con su propia fisonomía y originalidad.

     Durante casi dos horas recorremos las dependencias del castillo-palacio, subimos y bajamos por las casi interminables escaleras de caracol de piedra y, sobre todo, contemplamos desde estas privilegiadas atalayas - especialmente desde la Torre del Homenaje - la ciudad de Olite, su entorno, su campiña, su dilatado horizonte verdeamarillo. Es como si regresáramos a la  Baja Edad Media, a esa época feudal en la que comienzan a florecer las ciudades, en la que los nobles se disputan el poder y la riqueza con la monarquía, en la que la vida giraba en torno a estos casi desmesurados monumentos.

     Todavía falta mucho por restaurar. Lástima no queden más restos de la fortaleza primitiva. Las guerras y saqueos han acabado con gran parte de esta riqueza arquitectónica. De todos modos, nos vamos con buen sabor de boca y con el deseo de volver para visitar con más calma otros edificios de esta maravillosa ciudad, como la iglesia de Santa María. 

04/05/2009 19:14 josemarco Enlace permanente. VIAJES No hay comentarios. Comentar.

LA NUEVA UNIVERSIDAD

20090506201119-plan-bolonia.jpg

     Esta mañana hemos asistido a una intensa sesión de trabajo en el aula magna de la facultad de Derecho de Zaragoza. Se nos ha convocado a los orientadores y a los miembros de los equipos directivos para explicarnos las bondades y ventajas del nuevo Espacio Europeo de Educación Superior. El llamado Plan Bolonia - por la Declaración que firmaron en 1999 los Ministros de Educación Europea en esta ciudad italiana, ya no tiene marcha atrás. A pesar de los recelos que está despertando por parte de un numeroso grupo de estudiantes y de algunos profesores, a partir del 2010 nacerá una nueva filosofía del aprendizaje. Ya no se hablará de licenciaturas o diplomaturas; se hablará de grados y de másteres. Ya no se hablará de horas de clase presenciales o de trimestres o cuatrimestres; se hablará de créditos y de períodos de dedicación.

    El Plan Bolonia va a suponer, por tanto, un cambio de mentalidad. Y los cambios siempre son difíciles, e incluso dolorosos. Sobre todo si nacen con la polémica, la confusión y gran cantidad de prejuicios. Por eso nos han hablado esta mañana de sus bondades - que son muchas - y han omitido sus problemas e inevitables consecuencias. Lo que está claro es que 46 países han firmado ya el protocolo de Bolonia. Por eso, España no se puede quedar al margen. Se trata de crear una identidad europea común, de favorecer la pluralidad, la movilidad y la diversidad, de fomentar el trabajo personal, de abandonar progresivamente las clases magistrales, de devolver al estudiante la capacidad de iniciativa, de fomentar el diálogo y de aprender del entorno social más cercano.

     Nadie pone en duda estas bondades, pero son muchos los interrogantes que se plantean tanto los docentes como los estudiantes. ¿Cómo se subvencionarán los másteres oficiales? ¿Cuál será el futuro de muchas universidades públicas? ¿Cuál será el papel de las empresas privadas? ¿Qué ocurrirá con algunas carreras de Humanidades? ¿Por qué los profesores de Secundaria deberán realizar un máster? ¿Por qué los futuros abogados necesitarán más de un título para poder ejercer? ¿Qué ocurrirá con los alumnos que no terminen alguna de las licenciaturas?

     El curso 2010-2011 está a la vuelta de la esquina. Y, al parecer, todavía hay muchos aspectos que aclarar. La improvisación no es buena consejera. Es de esperar se llegue a tiempo y se reflexione más sobre el futuro de la Universidad. Nuestros estudiantes saldrán beneficiados si todo se programa con coherencia y flexibilidad.

06/05/2009 19:32 josemarco Enlace permanente. EDUCACIÓN No hay comentarios. Comentar.

VEINTE AÑOS DE CULTURA

20090510163313-cuadernos-del-matematico.jpg

     Llega a mis manos la revista cultural Cuadernos del Matemático, editada por el I.E.S. "Matemático Puig Adam" de Getafe. Esta Revista Ilustrada de Creación acaba de cumplir sus veinte primeros años. Es una buena noticia, porque en nuestro país hay pocas publicaciones culturales - entre las que destaca Turia - que superen esa dilatada andadura.

     Esta publicación semestral, dirigida por Ezequías Blanco, reúne una selecta antología de relatos breves. Destacan, entre otros, los textos de Raúl Guerra Garrido o Medardo Fraile. Su sección de Ensayos y Reseñas  se hace eco de colaboraciones y opiniones sobre temas tan diversos y sugerentes como la bohemia, lo sublime o las impresiones de la plaza Mayor de Salamanca, que tan bien plasma el poeta leonés Antonio Colinas. La sección poética es variada y presenta poemas de calidad, la mayoría inéditos. Espigo, entre otros, este poema del zaragozano Ángel Guinda:

                                            ANIVERSARIO

                             Dentro de nada

                           ya no tendré 59 años.

                          Y eso es grave. Y duele. Y deja rastro.

                           Haber vivido velozmente

                           sabe a poco.

                           Sobrevivir a tanta realidad

                           fue demasiado.

                           Y es ya todo

                           la eternidad de haberte conocido.

        

09/05/2009 11:48 josemarco Enlace permanente. LITERATURA No hay comentarios. Comentar.

TERUEL, CADA VEZ MÁS CERCA

20090512141510-teruel-mudejar.jpg

     La iniciativa de un grupo de inquietos turolenses ha hecho posible lo que hace unos años parecía un sueño: disfrutar con calma, desde tu domicilio y a través de la red, de una visita virtual a los lugares y monumentos más relevantes de la capital de los Amantes.

     Es de esperar que a través de esta página - www.centrohistoricoteruel.com - los que no conocen esta pequeña capital de provincia se animen a visitarla en persona y, los que ya la conocemos, sigamos descubriendo pequeños rincones o leves detalles que suelen pasar inadvertidos.

     Nunca me he sentido atraído por lo virtual. Prefiero la realidad física cercana, latente, viva. De todos modos, si lo virtual sirve como trampolín para valorar más lo real y, a ser posible, para enriquecerlo, bienvevido sea.

     El tiempo dirá si la iniciativa es buena. Es decir, si ha aumentado el número de turistas, si ha contribuido a difundir la historia y cultura de la capital y si, en definitiva, ha ayudado a valorar lo que muchos todavía no habíamos valorado lo suficiente, unos por la rutina cotidiana y otros por el desconocimiento de un entorno digno de ser visitado. Teruel existe en la red. Una ventana más se abre al exterior. Una inquietud de futuro que, de momento, ha sido muy bien recibida.

 

11/05/2009 19:06 josemarco Enlace permanente. ARAGÓN No hay comentarios. Comentar.

UN NOVELISTA COMPROMETIDO

20090513205824-juan-eduardo-zuniga.jpg

     La lectura detenida y pausada de los excelentes artículos del último número de la revista cultural TURIA - mi libro de cabecera de los últimos días - me han acercado de la mano del crítico Fernando Valls a un escritor apenas reconocido por la crítica y a quien los lectores prestan poca atención. Me refiero al madrileño Juan Eduardo Zúñiga, que ha obtenido entre otros el Premio Nacional de la Crítica en 2003.

     Además de proponerme la lectura de su trilogía sobre Madrid durante la guerra civil y los últimos años de posguerra - editada por Cátedra en 2007 -, me he acercado a algunos de sus ensayos y he leído artículos sobre su obra. De entre todos ellos he seleccionado el siguiente, publicado en marzo de 2008 en El País por Winston Manrique Sabogal con el título La ilusión erosionada:

 

"Asediados por el miedo y cercados por el dolor frente a un Madrid amenazado por la Guerra Civil. Ése es el mundo que el lector encuentra en esta trilogía en la que Juan Eduardo Zúñiga (Madrid, 1929) logró una de sus mejores creaciones literarias. Aquí, este autor del socialrealismo no se limita a la descripción de los hechos, a la narración de lo vivido por la gente, sino que se adentra en sus sentimientos, en sus deseos, en sus ideas e incertidumbres. Es más que la recuperación de sus propios recuerdos del durante y después de una guerra que convirtió a unos y a otros en sus propios enemigos.

Es el desconcierto, aún hoy, tantos años después, lo que transmiten estas tres colecciones de relatos empezadas a publicar en 1980 con Largo noviembre de Madrid, seguida en 1989 con La tierra será un paraíso y terminada en 2003 con Capital de la gloria, que le valió el Premio Nacional de la Crítica. Zúñiga brinda un fresco de cómo la lealtad, la amistad o la ilusión se van erosionando. El autor pasa del drama colectivo de un Madrid sitiado a las historias personales, a la quiebra ética y moral de los ciudadanos y de la sociedad por el envenenamiento de algunos líderes políticos y militares. Se trata de un proyecto comprometido con la Historia de España y con la literatura a través del relato, del cuento. De esta forma, la realidad de Madrid se fragmenta como en un prisma y el lector recibe múltiples y diversas versiones de un mismo episodio. Historias que son autónomas pero que van formando un rompecabezas de la Historia. De la memoria.

"Los recuerdos crean un puente sobre el vacío del futuro", explicó en una entrevista Zúñiga. Y aquí son sus recuerdos. Es su pasado y su historia como la de miles de madrileños y españoles que entre 1936 y 1939 fueron empujados a enfrentarse a una de las guerras más dolorosas, como lo es una guerra civil, por lo que tiene de odio cainita. De la mirada soslayada. Del sentimiento contra sí mismo. Del descubrimiento de los diversos y diferentes yoes que puede anidar en cada individuo. Ése es el retrato que muestra Juan Eduardo Zúñiga, uno de los autores españoles que mejor plasma compromiso y literatura. Aquí arrostró el rumor del tiempo con cuentos donde habitan ilusiones, rabia, miedo, valor, alegría, cobardía, traiciones. Esperanza. Para que se sepa que no fue un sueño".

 

13/05/2009 20:36 josemarco Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

ADIÓS A UN POETA COMPROMETIDO

20090518194611-mario-benedetti.jpg

     Anoche falleció en Montevideo el poeta uruguayo Mario Benedetti. Su dilatada vida - había nacido en 1920 - le permitió comenzar a los 14 años su vida laboral, compaginar los estudios con el trabajo, iniciar el camino del autodidacta y embeberse de la vida y de la literatura.
     Nos acaba de dejar un poeta comprometido, cercano, un escritor de tasca, un cronista de barrio. Con Mario se nos va toda una generación de escritores cercanos, cálidos, auténticos. Su legado es extenso, variado y exquisito. No sólo nos quedan sus poemas - tal vez lo más conocido y divulgado -, nos quedan también sus novelas, sus ensayos, sus cuentos sobre el fútbol, sus impresiones de viajes.
     Me hubiera gustado conocer personalmente a este escritor de la misma edad que mi padre. Me hubiera gustado escuchar sus impresiones, el relato de sus vivencias, la crónica de sus luces y sus sombras. Por eso, mi homenaje quiere ser una relectura de alguno de sus poemas y un acercamiento a sus mejores artículos.
     Transcribo un poema del escritor uruguayo, que sintetiza un poco su trayectoria vital y su pecepción del paso del tiempo:

Cuando éramos niños
los viejos tenían como treinta
un charco era un océano
la muerte lisa y llana
no existía.

luego cuando muchachos
los viejos eran gente de cuarenta
un estanque era un océano
la muerte solamente
una palabra

ya cuando nos casamos
los ancianos estaban en los cincuenta
un lago era un océano
la muerte era la muerte
de los otros.

ahora veteranos
ya le dimos alcance a la verdad
el océano es por fin el océano
pero la muerte empieza a ser
la nuestra.

UN BARRIO INCOMUNICADO

20090521084335-fray-luis-urbano.jpg

     No sé cómo podré desplazarme mañana a mi lugar de trabajo. Tendré que aguzar el ingenio y poner a tono la imaginación. O tal vez me acerque esta noche dando un paseo por el itinerario habitual para comprobar si las paradas del autobús siguen en el mismo sitio, si alguna calle más ha sido cortada o si me obligan a dar un rodeo de película para desplazarme en coche hacia otro barrio de la ciudad. La cruda realidad es que el barrio de las Fuentes va a estar durante unos seis meses - que quizás sean nueve - casi incomunicado. Van a cortar una de sus principales arterias - la calle Salvador  Minguijón - y han acotado ya el tramo de la calle Compromiso de Caspe cercano a Miguel Servet. El asunto está complicado. Habrá que volver a la caminata matinal o a la bicicleta. Aunque este último medio de transporte presenta también sus inconvenientes.

    No me sorprende, por tanto, que el Ayuntamiento de Zaragoza, responsable de estas remodelaciones de calles, siempre inoportunas, se cuelgue la medalla del éxito por la promoción de la bicicleta  para desplazarse por la ciudad. La "bizi-Zaragoza" ha superado todas las previsiones. Hasta tal punto que te puede ocurrir que no encuentres ninguna bicicleta disponible en el lugar habitual o que no puedas dejarla en ningún sitio porque está todo saturado. Tenía intención de sacarme la correspondiente tarjeta, pero, de momento, y visto lo visto, me lo voy a pensar. Como dice un vecino, habrá que dejar el coche en casa y el bolsillo saldrá ganando. Sin embargo, hay que pensar en la cantidad de personas del barrio que tienen el coche o la furgoneta como herramienta de trabajo. Hay que pensar en los taxistas, en las autoescuelas, en las pequeñas empresas. Habrá que esperar y comprobar cuál es la alternativa. Esta noche lo intentaré. Y mañana tomaré una decisión al respecto. De todos modos, parece que llueve sobre mojado. Este barrio zaragozano se ha quedado casi sin aparcamientos públicos y, de momento, se va a quedar sin sus dos vías principales. ¿Habrá que recurrir a alguien?

LAS ONDAS LLEGARÁN MEJOR A ALIAGA

20090522122103-emisoras-de-radio-en-aliaga.jpg

     La situación geográfica del municipio tulolense de Aliaga, prácticamente rodeado de montañas y situado en un valle aislado, ha dificultado durante décadas que las señales de radio, televisión o telefonía móvil llegaran con nitidez a todos los hogares del pueblo. Se solucionó hace unos años el tema de la televisión y se ha logrado que la cobertura telefónica sea, al menos, aceptable. Lo que no se había conseguido todavía es que las señales de las emisoras de radio llegaran a este pueblo con claridad y nitidez. Esta situación podrá parecer sorprendente a los que lean estas líneas, pero esa es la realidad, a principios del siglo XXI.

     A pesar de los avances de la televisión y de las ventajas evidentes de internet, la radio sigue siendo un vehículo privilegiado de comunicación entre los diversos países del planeta. No voy a defender las ventajas de la radio sobre otros medios de comunicación. Lo que quiero dejar claro es que la radio se puede escuchar - a diferencia de otros medios - mientras se realiza algún trabajo o mientras se conduce. En mi caso, y por razones obvias, utilizo la radio cuando me desplazo con mi vehículo hacia Aliaga o hacia otros puntos de la geografía española. He podido comprobar que, poco antes de llegar a Aliaga, concretamente antes de cruzar el túnel de Cobatillas, la señal de la emisora que estoy sintonizando desaparece por arte de magia y tengo que apagar la radio.

      Es una buena noticia que la señal llegue mejor a Aliaga en los próximos meses - aunque sólo sea la de dos emisoras - porque los vecinos de la población turolense que viven allí durante los doce meses del año podrán escuchar sin problemas su programa preferido o aderezar con música sus horas de trabajo o de ocio. El mérito de esta mejora, que surgió mediante una moción presentada por el grupo municipal del PAR en Aliaga, hay que atribuírselo a la Delegación Territorial del Gobierno de Aragón en Teruel, que financiará las infraestructuras necesarias.

CUATRO AÑOS DE BITÁCORA

20090526092043-blogs.jpg

    Hace ya cuatro años comencé a teclear en esta pantalla en blanco y a plasmar mis vivencias, impresiones, recuerdos y experiencias. Han sido más de mil páginas en las que ha predominado el aliento cultural y literario. El día a día me ha proporcionado la materia prima suficiente para intentar que estas páginas sean variadas y, a ser posible, amenas. De todos modos, son los lectores los que tienen que dar su opinión.

     Quiero agradecer, una vez más, a todos los que se han acercado a este blog la atención que han prestado a su contenido y quiero dar las gracias especialmente a todos aquellos que con sus oportunos comentarios han enriquecido estas líneas y han alentado esta tarea.

     De momento, espero seguir adelante con esta ilusionante tarea creativa. Hay días en los que la rutina pasa como un rodilo por encima de la creatividad y de la inspiración. De todos modos, seguirán surgiendo oasis creativos y vivencias enriquecedoras que intentaré compartir con tantos anónimos lectores. Gracias a todos, de corazón.

ALIVIO Y SATISFACCIÓN EN ALIAGA

20090528082010-neoelectra.jpg

     Después de un año de incertidumbre, después de doce meses de reuniones, entrevistas, movilizaciones, recursos y acciones colectivas eficaces, el Consejo del Gobierno de la DGA ha dado luz verde al proyecto de la empresa Neoelectra.

     Hoy es un día importante para este municipio turolense. La fecha de hoy de debe ser un punto y seguido para la reflexión, el optimismo y la planificación sensata y coherente de un futuro para un pueblo tan castigado por la emigración y para una comarca cada vez más abandonada.

     Aunque el Consejo de Gobierno marca algunas prescripciones que la empresa se compromete a ir resolviendo,  la resolución favorable del recurso de alzada interpuesto por la compañía al informe del Inaga (Instituto Aragonés de Gestión Ambiental), es un premio al tesón de los vecinos, al compromiso de un grupo de personas unidas, a la labor callada de los que han apostado por un futuro para su pueblo y, sobre todo, a la plataforma "Salvemos Aliaga".

     Lo importante en estos momentos es seguir adelante. Y convencerse de que la industria también tiene un hueco en Aliaga. Y darse cuenta de que el turismo no es suficiente para garantizar un futuro demográfico estable. Y seguir apostando por iniciativas privadas consensuadas y realista. Como aliaguense, me congratulo de esta decisión y deseo lo mejor para mi pueblo. Este espaldarazo puede ser un punto de partida.

27/05/2009 20:05 josemarco Enlace permanente. PUEBLOS No hay comentarios. Comentar.

LA AVENTURA DE LEER JUNTOS

20090528192135-leer-juntos.jpg

     La lectura debería convertirse en algo apasionante, en una aventura continua, en un placer intelectual, en una experiencia compartida. Eso es lo que nos recordó el pasado martes Toni Martínez a un grupo de padres y profesores del instituto "Ramón y Cajal" de Zaragoza. Este joven profesor de secundaria, que imparte clases de lengua en un instituto de Fraga, está convencido de que los buenos lectores se forjan desde la infancia y sus hábitos son positivamente contagiosos
     Toni Martínez nos habló de Daniel Pennac y de su excelente obra Como una novela, que habla de un catálogo de derechos para cualquier lector. También nos recordó la página de internet de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez - http://www.sol-e.com - en la que figura un excelente servicio de orientación para lectores de todas las edades.
     Una de las experiencias más positivas que nos comunicó Toni Martínez fue la actividad "Leer juntos": un grupo de lectura que puso en marcha en Cifuentes (Guadalajara) y que convirtió la lectura en motivo de encuentro, tertulia y cambio de impresiones. La biblioteca de Cifuentes ha sido testigo durante cinco años de un grupo de lectura dinámico y heterogéneo. Toda una aventura a exportar y mejorar.
     Escribo unas líneas del libro de Daniel Pennac, que hacen referencia al punto 5 del catálogo - "El derecho a leer cualquier cosa" - y que intentan diferenciar la novela comercial del auténtico relato:

…digamos que existe lo que llamaré una ‘literatura industrial’ que se contenta con reproducir hasta la saciedad los mismos tipos de relatos, despacha estereotipos a granel, comercia con buenos sentimientos y sensaciones fuertes, se lanza sobre todos los pretextos ofrecidos por la actualidad para parir una ficción de circunstancias, se entrega a ‘estudios de mercado’ para vender, según la ‘coyuntura’, tal o cual tipo de ‘producto’ que se supone excita a tal o cual categoría de lectores.
Sin lugar a dudas malas novelas.
¿Por qué? Porque no dependen de la creación sino de la reproducción de ‘formas’ preestablecidas, porque son una empresa de simplificación (es decir, de mentira), cuando la novela es arte de la verdad y (es decir, de complejidad), porque al apelar a nuestro automatismo adormecen nuestra curiosidad, y finalmente, y sobre todo, porque el autor no se encuentra en ellas, así como tampoco la realidad que pretende describirnos.
En suma, una literatura del “prêt a disfrutar”, hecha en moldes y que querría meternos en un molde.
No creamos que estas idioteces son un fenómeno reciente, vinculado a la industrialización del libro. En absoluto. La explotación de lo sensacional, de la obrita ingeniosa, del estremecimiento fácil en una frase sin autor no es cosa de ayer. Por citar únicamente dos ejemplos, tanto la novela de caballerías como, mucho tiempo después, el romanticismo se empantanaron ahí. Y como no hay mal que por bien no venga, la reacción a esta literatura desviada nos dio dos de las más hermosas novelas del mundo: “Don Quijote” y “Madame Bovary”.
Así pues, hay ‘buenas’ y ‘malas’ novelas.
Las más de las veces comenzamos a tropezarnos en nuestro camino con las segundas [...]. Durante cierto tiempo leemos indiscriminadamente las buenas y las malas [...]. Y después, cierto día, sin darnos cuenta, nuestros deseos nos llevan a la frecuentación de los buenos. Buscamos escritores, buscamos escrituras. La mera anécdota ya no nos basta. Ha llegado el momento de que pidamos a la novela algo más que la satisfacción inmediata y exclusiva de nuestras sensaciones.

28/05/2009 19:00 josemarco Enlace permanente. LITERATURA No hay comentarios. Comentar.

OASIS PRIMAVERAL EN ALIAGA

20090531224423-aliaga-mayo-2009-1.jpg

     Tardía, exuberante, llena de intensidad  y colorido ha llegado la primavera a este encantador pueblo de la provincia de Teruel, en la comarca de las Cuencas Mineras. La mañana dominical me ofrece una sinfonía sinigual de sonidos, de colores, de aromas y de paz, de profunda paz. Las riberas del río Guadalope exhiben sin pudor el verde manto de hierba multicolor y la sombra inconfundible de los chopos. El valle es un oasis primaveral. El río discurre rumoroso, sin prisas, sin agobios. Las huertas muestran su geometría inconfundible y los pocos campos de cereal exhiben sin recato el rojo insolente de las amapolas.

     Me he alejado por unas horas de la gran ciudad, del agobio de las obras, de la inevitable música de la campaña electoral, de la fría panorámica de cemento, asfalto e hileras de vehículos por doquier. En Aliaga la primavera me sonríe, me tutea, me acoge en su seno. Un pajarillo trina sin cesar en lo más alto de una acacia. Un pequeño rebaño de ovejas se desparrama por la ladera de una de las montañas que cortejan el valle. Unas vacas caminan pacientemente hacia el prado que han convertido en su reino por unos meses. El sol calienta más de lo normal. Tal vez vuelva de nuevo la tormenta, como suele ser habitual por estas fechas. Bebo un sorbo de agua cristalina en la fuente de la Cedrilla y, al filo del mediodía, busco una sombra muy cerca de la ermita, del lavadero y del merendero. Sigo por la orilla del río y me detengo en un pequeño remanso. El agua cristalina se mezcla con un aire incontaminado. Observo las flores amarillas de las aliagas y pienso en lo efímero de la vida de la naturaleza, en los ciclos del tiempo, en la vida cambiante, en lo que permanece, a pesar de las modas, a pesar de las costumbres, a pesar de la influencia inevitable de las costumbres de la gran ciudad.



Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris