Facebook Twitter Google +1     Admin

josemarco


Contador de visitas

Temas

Enlaces

Archivos

 

DESDE EL FONDO DEL BANQUILLO (10)

20100308162953-zaragoza-atletico-de-madrid.jpg

     No fue un buen partido el que presenciamos anoche en La Romareda. No sé si influyó la hora - servidumbres de las televisiones -, el frío o la presión ambiental. Pero, lo que está claro, es que el espectáculo dejó paso a la estrategia y predominó el centrocampismo y las escasas oportunidades de gol, tanto del equipo local como del visitante.

     Hay que reconocer, sin embargo, la mejora evidente del Real Zaragoza respecto a su partido contra el Sporting. Una mejora en motivación, en intensidad y en espíritu de equipo. Que no es poco. También le favoreció al equipo local el tempranero gol a balón parado. Desde el minuto seis, el equipo aragonés no sufrió el acoso de los puntas atléticos y tuvo alguna ocasión más de ampliar el marcador. Pero todo se vino al traste en el tiempo de descuento. Cuando los aficionados ya nos frotábamos las manos soñando con los 27 puntos, vino un mazazo que nos dejó a todos  con cara de tontos. Llegó el empate cuando nadie lo esperaba. Una lástima, porque los de casa merecieron los tres puntos.

     De todos modos, aunque el empate supo a derrota, hay que leer positivamente este encuentro dentro del contexto de recuperación que está experimentando el equipo de Gay. Es verdad que queda todavía mucho por hacer, que dentro de dos semanas nos visita el todopoderoso Barcelona, que quedan aún seis victorias para la salvación. Pero también es cierto que, si los jugadores salen tan motivados como ayer, si ejercen la presión, si se ayudan unas líneas a otras, si siguen mostrando la misma seguridad defensiva, pronto podremos respirar aliviados.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris