Facebook Twitter Google +1     Admin

josemarco


Contador de visitas

Temas

Enlaces

Archivos

 

LA ACTUALIDAD DE IBSEN

20100317155142-casa-de-munecas.jpg

     Podemos considerar al autor noruego Henrik Ibsen (1828-1906) como el padre del teatro moderno. En la Europa de finales del siglo XIX, la representación de su mejor obra, Casa de muñecas (1879), no sólo no dejó indiferente a nadie, sino creó un clima de controversia en una sociedad donde la condición de la mujer - especialmente  de la mujer casada - era aplastada por maridos autoritarios e intransigentes.

     Los alumnos de Literatura Universal de segundo de bachillerato están realizando un trabajo sobre la obra y han visto con interés la versión de televisión española del año. El papel de la protagonista, Nora - mujer alegre, amante madre y atenta esposa, pero que esconde una fortaleza  y determinación admirables tras  su carácter inocente e infantil - está representado por la excelente actriz Amparo Larrañaga. Pedro María Sánchez interpreta el papel de Torvald, mario de Nora, dueño y señor del domicilio de los Helmer.Y el veterano Juan Diego encarna al doctor Rank, gran amigo y confidente de Nora, a la que ama en silencio. La obra está ambientada en la época de Navidad, momento en que las relaciones familiares se intensifican y, con frecuencia, suelen surgir los conflictos y desencuentros. El desarrollo de la acción y la exposición de las ideas  se ven apoyados por objetos cargados de simbolismo como el árbol de Navidad, el dinero o el despacho de Helmer, símbolo del poder supremo del hombre en su casa.

      En una época de crisis económica como la actual, en un momento en que la mujer se emancipa cada día más de su pareja para vivir su propia aventura personal, en un ambiente familiar donde abundan los conflictos, los engaños, los silencios y la hipocresía, Casa de muñecas es una invitación a la reflexión sobre los demonios familiares, los conflictos sociales y la lucha por la igualdad entre el hombre y la mujer en todos los ámbitos de la vida. Ibsen nos lo recuerda y, por eso, su obra no ha perdido actualidad después de más de un siglo de su publicación.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris