Facebook Twitter Google +1     Admin

josemarco


Contador de visitas

Temas

Enlaces

Archivos

 

POR LA SIERRA DE ALBARRACÍN (1)

20100529192618-sierra-de-albarracin.jpg

     La provincia de Teruel, esa eterna desconocida, reserva siempre al viajero una sorpresa paisajística y medioambiental. Hoy nos hemos dirigido desde Zaragoza hasta Orihuela del Tremedal, en plena Sierra de Albarracín y en plenos Montes Universales. Desde la capital aragonesa tomamos la autovía mudéjar - eso sí, con el depósito de gasolina bien lleno por si acaso - y nos dirigimos a la salida de Santa Eulalia del Campo, (hay otra Santa Eulalia del Gállego en Huesca). Tomamos una sinuosa y cuidada carretera autonómica y nos dirigimos a este pueblo cuyas casas aparecen arracimadas en torno a la esbelta torre de la Iglesia dedicada a San Millán de la Cogolla, al que el poeta medieval Gonzalo de Berceo dedicó unos sentidos versos. Pero nuestra meta está un poco más allá, en plena sierra, en el reino de los pinares del rodeno, en el reino del verde.

     El paraje al que nos dirigimos se halla a una altura de 1650 metros, en la misma carretera de Albarracín. Es una instalación para campamentos de verano, propiedad de la Diputación General de Aragón. El lugar no puede ser más acogedor. Está alfombrado por una hierba esponjosa y dominado por unos pinos esbeltos que nos regalan una sombra matinal. Como se puede observar en la fotografía, sólo algunos pabellones revelan que el lugar está reservado para que durante los meses de verano, niños y adolescentes disfruten del aire libre y se alejen por unos días de las servidumbres de la ciudad. Hoy el lugar estaba especialmente húmedo y se notaba la huella de las lluvias recientes. Numerosos riachuelos surcaban las torrenteras y diversas especies de setas y hongos asomaban entre el musgo y los pequeños arbustos. Toda una sinfonía de colores, de murmullos, de luces y de sombras. Es el reino del rodeno, el reino de lo verde, salpicado del rojo amarronado de los pinos y del ocre de las piedras de unas montañas silenciosas y espectrales.

Comentarios » Ir a formulario

Autor: Luis Antonio

Tengo buen recuerdo de los campamentos en Orihuela del Tremedal. Sobre todo, de los ciervos...

Fecha: 29/05/2010 23:03.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris