Facebook Twitter Google +1     Admin

josemarco


Contador de visitas

Temas

Enlaces

Archivos

 

NONAGENARIOS

20110601222400-hessel-y-sampedro-300x179.jpg

     He visitado esta tarde la Feria del Libro de Zaragoza y me ha llamado la atención la gran afluencia de público de todas las edades. Un público que hojeaba las novedades editoriales, que compraba libros de todo tipo y algunos escritores que firmaban obras y conversaban con los lectores.

     De entre todos los libros que poblaban los escaparates de las casetas, me ha llamado de atención una pequeña obra que - según los libreros - es de las que más se está vendiendo durante estos días. Me refiero al libro ¡Indignaos!, escrito por Stéphane Hessel y prologado por José Luis Sampedro. Ambos pensadores superan ya la barrera de los noventa y mantienen su mente despierta y diáfana. Ambos nacieron en 1917, año de la revolución rusa, ambos participaron en sendos conflictos bélicos: la II Guerra Mundial y la Guerra Civil española y los dos tuvieron que sufrir una dictadura (la Francia de Vichy del mariscal Pétain y el franquismo).

    Es curioso comprobar cómo las ideas de Hessel, que comparte el escritor español, han calado profundo en cientos de jóvenes españoles que desde hace dos semanas están dando impulso a un movimiento popular denominado 15M con acampadas en las plazas de las principales ciudades y con un lema común: "Indignaos". Un lema que es el punto de partida de numerosas inquietudes sociales entre las que destacan la reforma de la ley electoral y el reparto más equitativo de la riqueza. "Hay que luchar por la libertad de pensamiento" - afirma Sampedro. "Se deben unir los más necesitados y los que más saben" - escribe Hessel.

     Hace cuatro o cinco décadas, una persona que rondaba los sesenta años estaba considerada como un anciano - o viejo - que no tenía nada que aportar a la sociedad. Ahora, una persona de noventa años puede aportar experiencia, serenidad, capacidad de reflexión, equilibrio mental y una visión privilegiada del mundo. Algunos pensadores o escritores españoles pasaron de los cien años. Basta recordar al literato Francisco Ayala o al aragonés Pepín Bello, que llegaron a los ciento tres. La longevidad es un hecho real en esta sociedad del siglo XXI. Pero lo más llamativo es que algunas personas - todavía muy pocas - sigan regalando sus ideas a las generaciones más jóvenes. Una semilla eficaz que, en el caso de Hessel y Sampedro, ha superado con creces todas las expectativas.

Comentarios » Ir a formulario

josemarco

gravatar.comAutor: Gladys

Buenas tardes. Quisiera contactar con usted, referente al Poeta Viçent Casp. Usted tendrá más probabilidades de pasarme una información que necesito. Gracias y un saludo desde Cataluña. Mi correo es: gladyspubli@terra.es

Fecha: 14/06/2011 13:36.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris