Facebook Twitter Google +1     Admin

josemarco


Contador de visitas

Temas

Enlaces

Archivos

 

Se muestran los artículos pertenecientes a Julio de 2011.

CAMINALIAGA

20110704165309-andada-aliaga-3.jpg

      Poco después del mediodía llegaban al pabellón polivalente de Aliaga (Teruel) los que encabezaban la ruta senderista de 28 kilómetros que este año ha alcanzado ya su quinta edición y que se está consolidando como una de las preferidas en el calendario de rutas aragonesas.

      Con una camiseta de color negro en la que lucía estampado el lema Caminaliaga, los casi doscientos participantes en esta V Ruta Senderista Villa de Aliaga han compartido unas horas de comida y de sobremesa después del esfuerzo realizado durante una jornada que comenzaba hacia las siete y media de la mañana y terminaba hacia las dos de la tarde.

       El camino de Aliaga a Miravete ha estado muy bien diseñado y señalizado por la organización del evento. Desde la ermita de la Virgen de la Zarza se asciende por la carretera que conduce a Pitarque, pero muy pronto se desvía a la derecha por sendas esmaltadas de hierbas y arbustos hasta llegar a un alto desde el que se contemplan algunas masadas, campos de cultivo y praderas con vacas pastando. Los avituallamientos ayudan a reponer fuerzas a senderistas de todas las edades y de las más diversas procedencias. Grupos de caminantes siguen una ruta que, después de salvar un pintoresco estrecho, se aproxima poco a poco a Miravete. Son los últimos kilómetros los más agradables para la vista. Y esto sirve, en cierto modo, para aliviar el cansancio y las diversas molestias. Ya cerca de la meta, se divisa la inconfundible torre de la iglesia de este pequeño pueblo  del que dicen que "nunca pasa nada". Un pueblo encantador, un lugar paradisíaco. En la plaza porticada aneja a la iglesia se comparte un reconfortante tentempié y los más valientes emprenden en seguida el regreso a Aliaga para completar esta ruta y sellarla en su libreta de senderistas. Una agenda que van rellenando a lo largo del año y que en verano presenta las rutas más importantes.

      Un día para el recuerdo. Una jornada de convivencia, de amistad y de conocimiento de un entorno paisajístico privilegiado que tenemos que conservar para futuras generaciones. Caminaliaga es un lema lleno de sugerencias y cargado de connotaciones. Un lema que no quedará en el olvido.

     

 

EL FINAL DEL AMOR

20110704173739-el-final-del-amor.jpg

     Hace poco más de tres meses, leí con entusiasmo y comenté en este blog la impresión positiva que me produjo la novela Tiempo de vida del escritor madrileño Marcos Giralt Torrente. Acababa de descubrir - gracias al grupo de lectura Garamond - a un narrador con mayúscula, a un autor cuyas obras han sido acogidas con un aplauso unánime tanto por los lectores como por la crítica.

     Y hace poco más de dos semanas tuve la oportunidad de asistir en Zaragoza a la presentación de su último libro de relatos, El final del amor, en la librería Portadores de Sueños. Una obra que me dedicó el autor y que ha obtenido el Premio Internacional Narrativa Breve Ribera del Duero. Una obra editada por Páginas de Espuma, que consta de cuatro cuentos o relatos breves. Cada uno de ellos nos sumerge en una ambiente distinto. Pero en todos ellos predomina la emoción, la incertidumbre, el recuerdo y todas aquellas circunstancias que atenazan o alteran la vida aparentemente tranquila de una pareja o núcleo familiar.

     Este fin de semana he disfrutado con la lectura de estos cuentos que ofrecen al lector todos los ingredientes propios de un relato breve. El primero de ellos - Nos rodeaban palmeras - nos traslada a una isla exótica del sudeste africano en la que una pareja experimenta sensaciones nuevas, soledad compartida y un miedo incomprensible: El cobertizo, donde la noche anterior nos había recibido el jefe de la aldea cenando en compañía de su amigo, estaba cerrado. Llamamos, pero nadie abrió. En el segundo relato - Cautivos - la narración evocadora en primera persona arranca en una cena de Nochebuena y culmina con un final trágico y misterioso en el que el amor confluye con la soledad y con la indiferencia: Al fondo de la noche, la frágil luz en la ventana de Guillermo titilaba como la linterna de una chalupa en la oscuridad del mar.

     El tercer y cuarto relato tienen en común a dos protagonistas adolescentes, acuciados por problemas familiares e inmersos en una adolescencia controvertida y paradójica. En Joanna el amor nunca dejó de crecer, a pesar de las ausencias y prohibiciones de un entorno familiar y social anclado en el pasado. El inicio del relato es reflexivo y profundo: Es curioso que la vida nos ofrezca un número indeterminado de alternativas a cada momento, que constantemente tomemos decisiones que nos modifican, cogiendo unos trenes y desechando otros, y que sin embargo la mayor parte de los adultos, cuando echamos la vista atrás, nos recordemos de niños sustancialmente iguales a como somos hoy. El relato que cierra el libro - Última gota fría - es el que más me ha impresionado y el que más me ha recordado a la novela Tiempo de vida. El protagonista se remonta a principios de los años ochenta y presenta la nueva relación amorosa de su madre y el progresivo distanciamiento de la figura paterna, siempre omnipresente. La tormentosa relación de su madre con su nueva pareja, el desconcierto del muchado de catorce años reaparecen veinticinco años después con interrogantes sin resolver y misterios inquietantes: Agosto de 1983 había empezado en el norte con la misma incertidumbre de otros años acerca de los días de playa que depararía y  terminó en catástrofe.

     Marcos Giralt ha vuelto a demostrar con El final del amor que es un maestro del relato breve, que sabe crear atmósferas cargadas de emoción, que transforma lo aparentemente cotidinano en algo sublime, irreal y, en ocasiones, onírico.

    

04/07/2011 17:37 josemarco Enlace permanente. LITERATURA No hay comentarios. Comentar.


TARDE ESTIVAL EN ALIAGA

20110709194629-susin-en-el-solanar-2011.jpg

     Me encantan las tardes de verano en Aliaga, sobre todo si en el horizonte van apareciendo grupos de nubes grisáceas y, a lo lejos, comienzan a retumbar sonoros truenos como indicio de una inminente tormenta.

     Esta tarde de sábado, mientras miles de turolenses y de visitantes han abarrotado la plaza del Torico de la capital para dar inicio oficial a las fiestas de la vaquilla con la puesta del pañolico, algunos nos hemos quedado en este pueblo de la sierra, contemplando un arcoiris casi inverosímil que ha dejado paso a una brisa serena y a unos cielos azules, casi crepusculares.

     Tarde estival en Aliaga. Desde el solanar contemplo un paisaje colmado de verdor, después de las lluvias generosas de la primavera. En este pequeña buhardilla me acompaña Susín, un gatito encantador, que apareció ayer por el corral y que buscaba cobijo, cariño y alimento. Susín es juguetón, dormilón, atrevido. Pero se ha acostumbrado en seguida a las normas de la casa y es capaz de comportarse como un animal doméstico y adiestrado.

     Mientras escribo estas líneas, un trueno seco y potente ha roto la tranquilidad del valle y ha eclipsado incluso el sonido cantarín de las campanas de la ermita. Pero, aunque ha desaparecido el arco iris, la lluvia vuelve a cobrar protagonismo. Una lluvia ligera que es un regalo del cielo en esta tarde que invita a la lectura, a la tertulia con los amigos o a un paseo sin rumbo por la orilla del Guadalope.

     La tarde se dilata en estos primeros días de julio. La tormenta va y viene por el oeste. Susín sigue sesteando. En las eras cercanas se oyen risas de niños y niñas que, desafiando a la tormenta, inventan mil juegos para llenar las horas de ocio. Una anciana se asoma al balcón y escruta el horizonte.  La tarde se resiste a desvanecerse. Todavía queda la dulzura del crepúsculo en este valle preñado de silencios. Todavía quedan miles de sueños en el horizonte aserenado.

LA MUJER ANOCHECÍA

20110712191430-lamujerbaja-1.jpg

     Tengo entre mis manos La mujer anochecía, último poemario de la poeta asturiana Ada Menéndez (Gijón, 1972). Ada presentó en el fórum Fnac de Zaragoza el pasado 7 de junio esta obra escueta, densa, profunda, casi visceral. Tuve la suerte de acompañarla en el acto y escuchar algunos de sus poemas. Tal como dice Óscar D’aniello en el Epílogo del libro: "Mujer arrebatadora, provocadora, sincera". Esa fue mi impresión cuando la saludé y esa ha sido mi impresión después de leer y releer sus poemas.

     Ada Menéndez es - afirma en el prólogo José Luis Piquero - "sufriente pero lúcida, pisoteada pero no vencida, ofendida pero orgullosa: desafiante". Este inconformismo se advierte desde los primeros poemas - SUEÑOS Y PESADILLAS de la mujer anochecía - hasta los que cierran el libro con un broche de ternura - LAS MUJERES ORTO de una mujer anochecía -. Inconformismo y rebeldía ante las situaciones absurdas de la vida en la gran ciudad: Godzilla arrancó de cuajo los puentes de los hombres... Hay un sorteo de aviones por la carretera de Burgos...Zombis en mi ciudad quieren morderme...

     El inconformismo se transforma a veces en una indagación en su propio yo, en un autorretrato poético de color grisáceo: Los poetas olemos a basura. O en rebeldía ante el hechizo engañoso del amor: Reniego a ser una amante pinchada sobre el corcho / de tu colección. Hay una cara oculta y otra cara desenfadada, preñada de tristes presagios: Se me estropea el cutis con los años las / decepciones el tiempo mal invertido / he presagiado un entierro donde nadie llora / donde yo descanso en paz y / se me afea el espíritu.

     Un espíritu que se tiñe de ternura en los tres últimos poemas, broche esperanzador y aspiración personal. Un homenaje a sus seres más queridos a los que admira y mitifica: Quiero ser tú como tú multiplicarme para llegar a ti. Emoción poética, desnudez retórica, espontaneidad, amor, desamor y un sinfín de sentimientos en ocasiones contradictorios, como la vida misma. Un libro para leer y releer durante los cálidos días estivales.

 

12/07/2011 18:55 josemarco Enlace permanente. LITERATURA No hay comentarios. Comentar.

UN LUJO CULTURAL AL ALCANCE DE TODOS

20110718201641-turia-portada-n-99.jpg

     Como cada mes de julio, el primer libro que introduzco en mi maleta antes de comenzar mis vacaciones es la revista cultural TURIA. Digo libro, porque TURIA es una auténtica revista-libro que, desde hace 28 años, sigue sembrando la cultura por doquier y continúa regalando a los lectores y suscriptores excelentes artículos, relatos y poemas inéditos, e interesantes monográficos dedicados a los representantes de la cultura más relevantes.

     Como lector y colaborador de esta publicación periódica, espero y deseo se cumpla lo que comentaba Fernando Valls en su blog el pasado 11 de julio. Con el título "Salvemos la revista Turia", se hacía eco de las dificultades por la que está pasando últimamente esta publicación - recorte de subvenciones - e insistía en que sería una pena nos quedáramos sin una de las mejores publicaciones culturales y literarias que quedan en España, cuando está a punto de alcanzar el número 100. Habla de la importancia de los suscriptores y del apoyo de las instituciones. Esperemos que los recientes cambios políticos no influyan en el futuro de TURIA.

     Porque para los amantes de la cultura es un lujo tener entre sus manos el número 99, que dedica un amplio y completo monográfico al premio Nobel Czeslaw Milosz. Nos regala también una antología de poemas inéditos de Boris Vian, al cuidado del poeta Juan Antonio Tello. En sus secciones habituales, hay que destacar las Conversaciones con Gervasio Sánchez y Juan Eduardo Zúñiga, una nueva entrega del diario "La primera patria" del fundador y director de la revista Raúl Carlos Maícas y un interesante artículo de José Serafín Aldecoa Calvo sobre José Borrajo Esquiu, primer alcalde de la Segunda República en Teruel.

    En esta tarde grisácea de verano, desde la tranquilidad de este rincón privilegiado de la provincia de Teruel, quiero plasmar un poema de Ángel Petisme, de la sección Poesía de la revista, que puede darnos las claves para conseguir una pequeña ración de felicidad:

                                          DA LO MEJOR DE TI

                                          Antes de hablar,

                                          si abres los ojos

                                          recoje del tendedero tus palabras.

                                          No veo fantasmas donde brilla la luz,

                                          alguien por ti soñó tus pesadillas.

                                          El tiempo se congela

                                          cuando nadie sonríe.

                                          Así que no tomes nada

                                          de forma  personal,

                                          da lo mejor de ti.

                                         

                                          Cuatro reglas para ser feliz.

 

    

    

NOCHE DE LUNA LLENA

20110726151406-luna-llena.jpg

Si miras a la luna

en esta noche clara aserenada

podrás ver mi mirada

herida por la luz de las estrellas,

preñada de nostalgia.

Si miras a la luna

desde el valle profundo y silencioso

podrás ver sin recato

el espejo profundo de mis sueños

y mi sed de futuro.

Si miras a la luna

y contemplas su pálida silueta

entablarás conmigo

un diálogo sin fin

y puede que revivas

los crepúsculos dulces de tu infancia,

el poso de una inquieta adolescencia

y el peso de la ausencia

de los seres ausentes

que vuelven cada noche

a iluminar las sombras del ocaso.

 

NOVELA NEGRA EN TERUEL

20110731134425-novela-negra.jpg

    Cualquier  lugar, cualquier época pueden ser  testigos silenciosos de un crimen, de un secuestro o de un delito de mayor o menor trascendencia. Y Teruel, la ciudad de los Amantes, esta capital pintoresca y hospitalaria, con ecos medievales y perfiles modernistas, se ha convertido durante la última semana de julio en un foro de debate, reflexión y creación colectiva sobre un tema cada día más actual como es la NOVELA NEGRA.

     Un grupo de alumnos, profesores y amantes de la literatura, procedentes de toda España, nos hemos reunido bajo la experta batuta de la escritora Espido Freire para desentrañar las claves de este subgénero narrativo que, aunque surgió con fuerza durante la tercera década del siglo pasado, tiene sus raíces hacia mediados del siglo XIX en los relatos del escritor norteamericano Edgar Allan Poe. En sus breves e ingeniosas narraciones, como en Los crímenes de la calle Morgue, se esbozan los ingredientes de una futura novela en la que, además de los rasgos propios de la novela policíaca y de misterio – investigación criminal, resolución de enigmas, casos sin resolver – predomina el peso de la actualidad, el realismo descarnado y una dosis importante de verosimilitud.

     En España el género cuajó décadas más tarde que en Estados Unidos e Inglaterra – que pueden considerarse las cunas de la novela negra -. Aunque en alguna novela de Camilo José Cela – como La familia de Pascual Duarte – ya se advierten rasgos propios del género, – lo que se llamó tremendismo en muchas narraciones de posguerra –, no fue hasta muy bien entrado el siglo XX cuando autores como Juan Madrid, Andreu Martín, Lorenzo Silva y Fernando Marías, comenzaron a cultivar un género que se alimentó también de la novela nórdica y no eludió la tradición picaresca y tremendista de la narrativa peninsular. Un género que convive con la actualidad, que linda con el policíaco, que se nutre de noticias de la prensa y que se hace eco de la vertiente más trágica del devenir cotidiano. Se dice con frecuencia que la realidad supera a la ficción. Y, en muchas ocasiones, por muy sórdidas que nos parezcan estas novelas, no llegan a alcanzar la crueldad de hechos tan impactantes como el reciente crimen de la aparentemente tranquila capital noruega.

         El Taller de Novela Negra se ha celebrado en la Universidad de Verano de Teruel – que ya va por su vigesimoséptima edición. Han sido cinco días en los que la literatura y el periodismo se han dado la mano. La presencia del escritor Fernando Marías nos abrió las puertas a otro tipo de novela en la que juegan un papel importante las nuevas tecnologías, y las palabras de Lorenzo Silva – que no pudo estar presente – nos perfilaron las líneas maestras de la novela negra americana, europea y española. El curso terminó con la elaboración colectiva de un crimen mediático que tuvo lugar en la ciudad de Teruel a finales de 2010. Una ciudad tranquila que se ha convertido durante cinco días en testigo silencioso de dos crímenes que todavía están sin resolver. Novela negra pura y vivero creativo para futuros creadores literarios.

 

      

 

 

 

   



Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris