Facebook Twitter Google +1     Admin

josemarco


Contador de visitas

Temas

Enlaces

Archivos

 

TAMBORES

20130330112838-20130329-122807.jpg

     Un elemento esencial en la Semana Santa aragonesa - y en otros lugares de España - son los tambores. Los bombos y tambores se han convertido en un símbolo y en una realidad. Dicen que simbolizan los estruendosos truenos que conmocionaron la tierra después de la muerte de Jesús en la cruz. Y la realidad es que estos tambores retumban cada viernes santo en numerosas poblaciones aragonesas del Bajo Aragón y acompañan a las procesiones en combinación con las cornetas y carraclas.

     Ayer en volvieron a redoblar en la plaza mayor de Calanda cientos de bombos y tambores. Un sonido que ensordeció a los miles de vecinos y visitantes y que rompió cinco minutos de solemne silencio. Si Luis Buñuel levantara la cabeza, se alegraría al comprobar cómo se mantiene esta tradición y cómo los jóvenes y niños toman el relevo de los mayores con seriedad y entusiasmo.

     Siempre me ha emocionado el sonido rítmico y persistente de los tambores. Desde mi infancia he llevado interiormente ese ritmo constante y repetitivo, siempre distinto, siempre renovado. Es como un latido del corazón, como un símbolo de la tenacidad de los aragoneses, como un viaje metafórico hacia el pasado y hacia el futuro.

     El sonido insistente del tambor tiene ecos, tiene ritmos, supone solidaridad, implica pequeños retos, surca las calles y las avenidas de pueblos y ciudades, rompe el silencio de las madrugadas, evoca tristeza y desolación y, como contraste, anticipa un clima festivo. Todo un homenaje, una tradición, una seña de identidad de sus habitantes en estas fechas que oscilan entre lo religioso y lo festivo.

      Ayer en Calanda la lluvia respetó esta rompida colectiva a pesar de que el cielo encapotado presagiaba el agua que cayó poco después. Pero los tambores y bombos siguieron recorriendo las calles empinadas de esta localidad bajoaragonesa. Eso mismo hicieron la noche anterior en La Puebla de Híjar, Híjar, Andorra y en todos los pueblos de esta ruta turística que recibe cada año a más visitantes y admiradores. 

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris