Facebook Twitter Google +1     Admin

josemarco


Contador de visitas

Temas

Enlaces

Archivos

 

Se muestran los artículos pertenecientes a Febrero de 2013.

DEL PELIGRO DE SUERTE

20130202134537-marta-fuembuena.jpg

    Tengo entre mis manos el segundo poemario de la poeta zaragozana Marta Fuembuena.  Del peligro de suerte es un libro audaz, críptico, misterioso y muy sugerente. Marta, que recibió en 2009 el premio Candy Warhol por La excusa de los días, nos sorprende de nuevo con una poesía más allá de la razón, lindante con el azar y abierta a un futuro incierto, desafiante y estremecedor.

    La poeta cita al chileno Vicente Huidobro como aperitivo poético: "Hay que saltar del corazón al mundo / Hay que crear un poco de infinito para el hombre". Y es la utopía, el ansia de infinito, la búsqueda de la irrealidad lo que recorre gran parte de estos versos aparentemente sencillos pero preñados de un hondo lirismo. A Marta le gusta jugar con las metáforas, retorcer el lenguaje, huir de los tópicos, navegar por ese mar turbulento en que se ha convertido la vida. Una vida que es Peligro que es Suerte, dos palabras que encabezan sendas partes de esta antología.

     Desde la Visión primera (y última) del primer poema hasta el Peligro de suerte que cierra el libro, la poeta aragonesa se rebela contra lo efímero de la vida - "Estamos hechos de polvo esmeralda / y del otro / que es gris / ausente / nada" - y recurre a la pasión o a la aventura submarina buscando un supuesto consuelo que permanece oculto cual un escarabajo verde debajo de la almohada.  Los sueños se entrecruzan con una realidad teñida de rojo y negro. El rojo de la pasión, el negro de la muerte. Una muerte en vida, una vida ajena convertida en círulo futurista.

     Porque anochece a destiempo y la vida está surcada de falacias. De ahí que la suerte se convierta en una apuesta por el todo o nada - "Todo para que las luces nos iluminen /  y nos cieguen / todo para que se queden" -. De ahí que aflore a veces el recuerdo infantil, la batalla contra el olvido o la queja amarga de una generación "Dormida sin laureles / reventada de domingos".  Se trasluce en los últimos poemas la interinidad del ser humano en el mundo, el triunfo de lo efímero  - "El paso del tiempo / es la bomba que no se dejó caer" -, la inevitable existencia en un ámbito cada vez más hostil e insolidario ("De este mundo no nos vamos, nos echan").

    Eso y mucho más es lo que se desprende de estos poemas escritos a contratiempo, sin tregua, con un profundo análisis de la realidad más palpitante. Una poesía conceptual y visual al mismo tiempo, unos versos heridos por imágenes surrealistas y metáforas audaces, unas palabras transfiguradas en brasa, en llama, en doloroso mar de amor y en oleaje desasosegado.

     Plasmo uno de los poemas que dan título al libro como botón de muestra de esta densa antología:             

                                          LA SUERTE DEL PELIGRO

                                   Aprender a ir hasta allá dentro

                                   negro de la risa dormida

                                   última estancia de reencarnación posible.

                                   Recorrer la mecha expectante

                                   cuando todavía se oigan voces

                                   dejarse amamantar por la fiera

                                   y no evitar desangrarse.

                                   Aprender a ir hasta allá dentro

                                   al interior de las paredes sin nombre

                                   cuando de otros sean los gritos

                                   que nos paralizan.

02/02/2013 13:40 josemarco Enlace permanente. LITERATURA No hay comentarios. Comentar.

CADUCIDAD

20130211195012-150px-les-tres-riches-heures-du-duc-de-berry-fevrier.jpg

     Cada vez me sorprenden menos estos meses de febrero turbulentos, caprichosos y paradójicos. No tengo muy buenos recuerdos de este mes, marcado por el frío, los carnavales y el inicio de la cuaresma. Tal vez el único recuerdo positivo sea el nacimiento de mi hijo, fecha irrepetible e inolvidable. Lo demás creo que pertenece al ámbito de lo caduco y perecedero.

     Febrero es un mes caduco, anodino, ancajado entre el primer mes del año y el mes que sirve de pórtico a la primavera. Y es que "febrerillo el loco", como le ha bautizado el refranero popular, nos suele traer pocas alegrías a los que soñamos con una anticipada primavera y aún tenemos esperanzas e ilusiones. Es verdad que es un mes de celebraciones populares - San Blas, Santa Águeda, el jueves Lardero, San Valentín,... - pero, a pesar de ello, no le luce en su cartel de mes anodino y con fama de malos augurios.

     Hay que decir, sin embargo, que febrero es el mes de la natalidad, el mes del amor y, según algunos, el mes adolescente - por eso de ser más breve que los demás. Por eso su brevedad es tal vez el mejor encanto. Brevedad como anticipación - salen las primeros brotes primaverales - brevedad como símbolo de lo efímero, brevedad como destino inexorable de estos 28 ó 29 días.

       De todos modos, lo caduco y perecedero está presente en todos los meses, en todos los días, en todas las horas. Caducan aceleradamente las horas, se esfuman los días, se aceleran las semanas y se acumulan los meses y los años. Lo caduco y efímero es un signo de los tiempos, es un sino vital, es una inevitable e irremediable realidad. Por eso a veces nos gustaría que no caducara la vida, que no caducaran los momentos felices, que no caducara el amor.

      Nos gustaría, eso sí, que caducara la crisis, que desaparecieran de un plumazo los casos de corrupción, que no se hablara nunca más de desahucios, de recortes irracionales, de paro inasumible, de un futuro cada vez más incierto para las generaciones más jóvenes. Esa caducidad es la que no acaba de llegar lamentablemente. Y lo peor de todo es que, según vaticinan los expertos, la crisis y sus secuelas aún no ha tocado fondo.

      Dejaremos de momento los malos augurios y nos centraremos en ese presente que se esfuma después de cada pulsación de las teclas del ordenador. Pensaremos en la paella dominical y en la tarde lánguida asaeteada por un sol cada vez más cálido y esperanzador. Al parecer, todo es según cómo se mira: subjetivo, plural y ambivalente.

10/02/2013 12:35 josemarco Enlace permanente. IMPRESIONES No hay comentarios. Comentar.

SUEÑOS

20130217121520-suenos.jpg

     El sueño siempre ha sido un motivo recurrente en la literatura, en el cine, en el teatro o en la pintura. Afirmaba Francisco de Goya, el aragonés universal, que el sueño de la razón producía monstruos. Precisamente el dramaturgo Buero Vallejo representó con éxito Un soñador para un pueblo en la que aparece como protagonista el genio de Fuendetodos. Y es que el sueño es un aliado de la genialidad, de la fantasía y de la imaginación. El sueño es, en cierto modo, una representación surrealista de la vida. Y si no que se lo pregunten a otro soñador aragonés, el cineasta calandino Luis Buñuel.

     Es evidente que a todos nos gusta soñar sueños dulces, felices, reconfortantes. Porque muchos de nuestros sueños son caminos abiertos desde el subconsciente, desde lo más profundo de nuestro ser, para reconciliarnos con la vida, con los seres queridos que se han ido, con amigos que han desaparecido como por arte de magia. Soñar es abrir horizontes al futuro. Un futuro incierto y, a pesar de todo, esperanzador. Pero también es intentar curar heridas del pasado, avivar la memoria, bucear en nuestros sentimientos más íntimos.

    El motivo del sueño tiene raíces bíblicas: el sueño de Adán para que naciera Eva - "Entonces Yavé Dios hizo caer sobre el hombre un sueño letárgico y mientras dormía tomó una de sus costilla..." - Y ha ofrecido desde siempre una simbología religiosa. En la obra calderoniana La vida es sueño, el despertar es la otra vida para el creyente, y la efímera vida terrenal es como un sueño que linda en ocasiones como pesadillas. Pesadillas que han alimentado muchos argumentos narrativos y cinematográficos. Pesadillas que han servido de fuente para tantas películas de terror.

     Tengo la costumbre de recordar la mayoría de mis sueños. Al menos durante las horas inmediatas o en instantes de duermevela. Y he comprobado que la mayoría de mis sueños son surrealistas, buñuelescos, dalinianos. Se convierten casi siempre en aspiraciones frustradas, en reencuentros imposibles o en utópicas vivencias. Entre los motivos más recurrentes está la presencia de mis seres queridos, la nostalgia de vivencias infantiles, los amores imposibles, los temores inquietantes o la crudeza de algunas vivencias cotidianas. Muchas veces esos sueños se transforman en pesadillas y me persiguen durante unas horas. Pero la memoria, que es sabiamente selectiva, elimina los malos presagios y sólo se queda con un poso dulce, melancólico, anostalgiado. Decía un pensador que nos gustaría en ocasiones que los sueños se convirtieran en realidad y que la relalidad se transformara en sueño. Paradojas de la vida. Materia prima para los amantes del arte y de la literatura.

     Esta noche se celebra la gala de los premios Goya. Numerosos actores, actrices, directores, productores,...soñarán con tener entre sus manos una estatuilla de otro soñador. Muy pocos los conseguirán, pero la mayoría vivirán del sueño durante las horas previas y tal vez en otros momentos posteriores.

    

17/02/2013 11:52 josemarco Enlace permanente. sin tema Hay 1 comentario.

MAREAS

20130224124025-logotipo-de-la-marea-verde-.jpg

En estos días desapacibles de finales de febrero, en estas fechas tan significativas desde el punto de vista social y político, llaman la atención la irrupción de las mareas ciudadanas que rompen la monotonía cotidiana e invitan a los ciudadanos a una rebelión pacífica, solidaria y reivindicativa.

En el diccionario de la Real Academia aparece una acepción que ya anticipa y contempla este tipo de movimientos: "Multitud, masa de gente que invade un lugar". Y esa es, en cierto sentido, la filosofía de estas agrupaciones ciudadanas que intentan luchar por sus derechos, enfrentarse al desmantelamiento sistemático de lo público y evitar así el desmoronamiento de lo que tanto ha costado conseguir.

Una de las mareas que mejor se están organizando es la Marea Verde. Gracias a las redes sociales, cada vez son más los alumnos, profesores y padres que defienden una educación pública de calidad, con todo lo que ello supone. Porque desde hace unos dos años, la tijera de los recortes ha sido implacable y se están llevando por delante al profesorado interino, los profesores de apoyo y numerosos programas educativos que ya estaban muy arraigados.

En Aragón, la Marea Verde está consiguiendo que la opinión pública vuelva los ojos a esta triste realidad: favorecer a la enseñanza concertada en detrimento de la pública. Es una política solapada, pero claramente partidista e ideológica. Aunque lo nieguen los interesados, no se trata sólo de ahorrar unos millones de euros, sino de un retroceso evidente en la tarea educativa: incremento de la ratio, falta de atención especializada, mayor carga horaria para el profesorado, impago del periodo vacacional para los interinos,... Todo ello está creando un clima de desconcierto en todos los ámbitos. Y los perjudicados son los de siempre: el alumnado. La filosofía de la nueva ley de educación - la LOMCE - va por ese camino: muchos planes de mejora, pero sin un soporte económico adecuado, recortes en becas y en ayudas, eliminación de la optatividad, implantación de la obsoleta reválida,...Todo para favorecer a los más pudientes y no a los que tienen una mayor capacidad.

Hay otras mareas que siguen este mismo camino: la marea blanca en Sanidad, la marea naranja en Servicios Sociales, la marea negra en Justicia,... Todo puede confluir en una marea multicolor en pocos meses. De todos modos, una pregunta queda en el aire: ¿serán capaces las distintas mareas de hacer reflexionar a los gobiernos central y autonómico sobre estos problemas cada día más acuciantes? Es de esperar que no llegue el agua al río y de que las mareas no se conviertan en violentos tsunamis.

24/02/2013 12:10 josemarco Enlace permanente. SOCIEDAD No hay comentarios. Comentar.


Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris