Facebook Twitter Google +1     Admin

josemarco


Contador de visitas

Temas

Enlaces

Archivos

 

Se muestran los artículos pertenecientes a Julio de 2013.

SENDEROS POR ALIAGA

20130702165835-20130629-092124.jpg

     Tengo entre mis manos un pequeño folleto, editado recientemente por el Ayuntamiento de Aliaga. En él se detallan las rutas más importantes por el término municipal de este pintoresco pueblo de la provincia de Teruel.

     Precisamente el pasado sábado, día 29 de junio, tuvo lugar la séptima edición de la marcha senderista de Aliaga. Con el lema caminaliaga en cada una de las camisetas que llevábamos los más de doscientos participantes, nos encaminamos a las ocho de la mañaña por la orilla del río Guadalope hacia las cercanías de Miravete, dejando a ambos lados de la ruta parajes naturales agrestes de extraordinaria belleza.

     Las dos rutas previstas - una de 24 kilómetros y otra de 14 - confluían en algún momento y los cuatro avituallamientos nos ofrecían la oportunidad de refrescarnos y de reponer fuerzas. Fue una ruta de travesía, más de valle que de alta montaña. Una recorrido por una zona teñida de verde, gracias a las copiosas lluvias de la pasada primavera.

     La comida en el pabellón del pueblo y la animada sobremesa pusieron broche final a esta marcha que se va consolidando dentro del calendario de andadas de Aragón. Un buen inicio del verano y un aperitivo para otras rutas por esta comarca de las Cuencas Mineras que linda con el Maestrazgo turolense.

 

IMPULSO CULTURAL

20130704103730-turia-107.jpg

     Acabo de regresar de correos con un nuevo ejemplar de la revista TURIA. Este milagro de la cultura sigue adelante, a pesar de la crisis, y representa un impulso cultural no sólo en Teruel y Aragón sino en el ámbito nacional e internacional.

     La revista va ya por su número 107 y sigue manteniendo sus señas de identidad desde hace más de treinta años. Sus secciones habituales - Letras, Taller, Poesía, Pensamiento, Cartapacio, Conversaciones, La Isla, Sobre Aragón, Cuadernos Turolenses, La Torre de Babel - nos acercan a la literatura, a las artes y a la las plumas más prestigiosas.

     Este número está dedicado al escritor franco-argelino Albert Camus, premio Nobel de Literatura en 1957. Nos acerca al Camus novelista, al Camus viajero y al Camus dramaturgo. Las entrevistas con el artista Miquel Barceló y con el intelectual Andrés Trapiello conforman las monografías de esta nueva entrega. En la sección Letras se recuerda a Bolaño, a Carlos Fuentes y a Ignacio Agustí, autor de la olvidada Mariona Rebull. En la sección Aragón Javier Barreiro recuerda a José Ramón Arana en su 40 aniversario. Y en Cuadernos turolenses se homenajea al músico turolense Antón García Abril y al pintor de Rubielos de Mora Salvador Victoria. Raúl Carlos Maícas, fundador y director de la revista, nos deleita con su prosa profunda y personal en la sección La isla. Y para los amantes de la buena literatura y de la crítica más depurada, la sección La torre de Babel nos orienta sobre las novedades más recientes.

     Todo un regalo para este verano. Más que una revista, TURIA parece un libro. Son 450 páginas para disfrutar durante estos calurosos meses de lo más selecto de la cultura. Eso sí, es mejor saborear sus artículos poco a poco, como el que degusta un buen menú o cata un vino de gran reserva.

 

04/07/2013 10:35 josemarco Enlace permanente. LITERATURA No hay comentarios. Comentar.

TARDE POÉTICA EN SORIA

20130705112509-historia-transida.jpg

     Viajar a Soria es acercarse a una ciudad que, bajo su apariencia provinciana, está teñida de un halo poético especial. Acercarse a la ciudad del Duero para acompañar a la poeta zaragozana Marta Domínguez en la presentación de su poemario Historia transida y poesía renovada es una experiencia única. En la céntrica calle El Collado nos abre las puertas el antiguo casino de la ciudad, hoy denominado Cículo Amistad Numancia de Soria. En este marco histórico y cultural, frecuentado por Antonio Machado y por Gerardo Diego a principios del siglo XX, tuvo lugar la presentación de una obra que se aleja de la poesía al uso y que penetra como una reja afilada en la sensibilidad del lector.

    Precisamente en la planta superior de este edificio se ha inaugurado una exposición dedicada a los tres poetas que tuvieron una relación más o menos estrecha con la ciudad castellana: los sevillanos Gustavo Adolfo Bécquer y Antonio Machado, y el cántabro Gerardo Diego. Una exposición permanente que aglutina otras actividades de la ciudad numantina. Por eso, el sabor a poesía impregnó la velada y dio vida a una animada tertulia sobre la poesía, los poetas, las poetas y su compromiso y afán renovador.

     La presentación de la autora corrió a cargo de César Millán, librero y animador cultural de la ciudad. Y Marta habló con brevedad de la intencionalidad de sus poemas y leyó alguno de los más representativos. De todos ellos me quedo con el que está inspirado en la película Danzad, danzad malditos de Sydney Pollack y que dibuja metafóricamente el perfil más siniestro de la situación actual de la sociedad capitalista occidental, carcomida por la crisis.

                                         Hay campos de amapola

                                         convertidos hoy en crisantemos. Hay

                                         una llave que otea el horizonte

                                         sin hallar posibles cerraduras.

                                         (Mariposas de alas cercenadas

                                         como clítoris roto).

                                         Hay cruces de alabastro

                                         y en el lugar del vino y de las rosas

                                         hay hedor de rosas putrefactas.

                                         Me asomo al cementerio de mis días:

                                         ha muerto el ser humano.

                                         Nadie llama a la puerta carcomida.

                                         La sombra del ciprés en su vaivén,

                                         se jacta de los días

                                         azules del pasado,

                                         ya sin panes ni peces.

                                         ¡Danzad, danzad, malditos!

                                         sobre lodo y agua destilada

                                         libre ya del clamor de las termitas.

     

05/07/2013 11:24 josemarco Enlace permanente. LITERATURA No hay comentarios. Comentar.

EL HECHIZO DEL PIRINEO

20130707111736-20130706-142410.jpg

     Después de más de una década, hemos regresado a uno de los valles más impresionantes del Pirineo Aragonés: el valle de Gistaín. Desde Barbastro, capital del Somontano, el río Cinca nos acompaña con sus aguas cristalinas, verdeazuladas, que alimentan los embalses de Mediano y del Grado, al cien por cien de su capacidad después de una primavera generosa en lluvia y nieve. Pero lo mejor todavía no ha comenzado: el valle del Cinqueta, que tantos recuerdos guarda en su seno, nos acerca hasta el camping Los Vives, renovado, moderno, acogedor, y poco después ascendemos a Saravillo, uno de los pueblos más pintorescos de Aragón. Desde allí emprendemos una ruta ascendente hasta el refugio de Lavasar y comenzamos a disfrutar de un paisaje engalanado de verdes y arropado por el silencio y la soledad.

     Verde de boj, verde de pinos, verde de castaños y avellanos. Sinfonía de verde y sombra sutil que acaricia nuestros cuerpos sudorosos. Ascensión casi continua pero con frecuentes remansos que hay que aprovechar para hidratarse, tomar aliento y contemplar a lo lejos los pueblos diminutos, pos picos altivos, los valles casi inaccesibles. Siempre me ha sorprendido esta zona del Pirineo por su paisaje agreste y su magia singular. Ayer volví a experimentar estas sensaciones a medida que me acercaba al Ibón de la Basa de la Mora, también llamado Ibón de Plan. Al filo del mediodía contemplamos por fin este remanso de agua clara flanqueado por escarpadas montañas y alimentado por pequeños glaciares que aún conservan el blanco de una nieve tardía y generosa. A partir de ahí, lo mejor es dejarse acariciar por el silencio, por la magia del paisaje verdeamarronado, por la sutileza de las flores amarillas, por el rumor de las cascadas ocultas, por la atracción de la altura y del riesgo.

     El descenso ha sido más llevadero. Pero hay que parar de vez en cuando para volver a disfrutar de este paisaje irrepetible. Y contemplar a vista de pájaro el cauce del humilde Cinqueta, y atisbar a lo lejos la inmensa mole del Posets, y adivinar el perfil de las montañas aún nevadas que orlan el valle de Pineta y señalan la senda inconfundible del Monte Perdido. Eso sí, antes de regresar a la civilización, cómo no detenernos de nuevo en el camping Los Vives y recordar, evocar con cierta nostalgia un verano ya lejano e inolvidable.

07/07/2013 11:11 josemarco Enlace permanente. IMPRESIONES No hay comentarios. Comentar.

TOMEO, UN MONSTRUO LITERARIO

20130710125856-javier-tomeo.jpg

     El pasado 22 de junio nos dejó entre bastidores, casi de modo absurdo el escritor aragonés Javier Tomeo. Había nacido en el pequeño pueblo de Quicena, donde fue enterrado y despedido por sus familiares y amigos. Y había vivido desde muy joven en Barcelona. Su vocación literaria fue tardía. Mientras tanto escribía novelas de quiosco para Bruguera y traducía libros sin firmar. Todo esto lo compaginaba con sus estudios de Derecho y Criminología y sus trabajos en la editorial Marte y en la multinacional Olivetti. Con la publicación en Anagrama de su novela El castillo de la carta cifrada (1979) y Amado Monstruo (1985), llevada al teatro poco después, inició una trayectoria ambiciosa y apostó por una narrativa innovadora, surrealista y algo grotesca.

    Como homenaje personal a un escritor atípico y acaso minoritario, acabo de leerme El crimen del cine Oriente (1995), basada en la famosa serie de televisión La huella del crimen y  en un hecho real acaecido en Valencia en los años de posguerra. Se advierte en ella su peculiar estilo personal, su dominio del diálogo, del monólogo y de la reflexión íntima. Ahora estoy inmerso en el volumen de micro-relatos Historias mínimas (1988), a caballo entre el relato y el arte dramático. Porque las novelas de Tomeo tienen una peculiar fuerza escenográfica y lindan en ocasiones con el teatro.

    El sábado pasado, de camino hacia el Pirineo, me acerqué al cementerio de Quicena y rendí un homenaje silencioso a este personaje solitario, afable y escéptico. Sólo pude hablar con él - más bien escucharle - en una ocasión. Afortunadamente, nos quedan sus obras. Guardo un especial recuerdo de una novela breve e intensa, La ciudad de las palomas. Un relato kafkiano y buñuelesco que me llenó de inquietud. Volveré a ella un día de estos. E intentaré descifrar el misterio de una vida discreta, con pocos homenajes y sin reconocimientos oficiales. Quizás después de su muerte surjan iniciativas para ponerle en el lugar que le corresponde dentro de las letras aragonesas, españolas y europeas. Es un monstruo literario y se lo merece.

    

10/07/2013 12:45 josemarco Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

TORMENTAS

20130716103048-20130714-135225.jpg

     En las sierras montañosas de la provincia de Teruel son frecuentes las tormentas de verano. Los habitantes de estos pueblos miran al cielo a media mañana y casi adivinan cómo van a evolucionar las nubes a partir del mediodía. Al filo de las tres de la tarde, el cielo se viste de un gris cárdeno y comienza el eco intermitente de los truenos, que parecen rocas que se desprenden de un cercano monte. Es una tormenta más de las muchas que este verano están afectando a muchos valles de la comarca de las Cuencas Mineras, del Maestrazgo o de Gúdar-Javalambre. El ambiente se torna más fresco por momentos y hay que echar mano del paraguas o del impermeable para salir a dar una vuelta o a comprar algo al supermercardo.

      Hace años que las tormentas estivales no se prodigaban tanto por esta zona. El verano pasado fue tan seco, que el río Guadalope bajaba sin agua en numerosos tramos. Este año, sin embargo, ocurre todo lo contrario. El agua fluye abundante por estos valles y alegra las huertas y las vegas de su entorno. Pero lo peor de todo es cuando el agua viene acompañada de granizo. Algunos lo barruntan al observar el color de las nubes: más cárdenas, casi negras como la noche. Pueblos como Villarroya de los Pinares o Cobatillas han sufrido el azote del granizo. Esto se suma a la primavera casi invernal que ha dejado sin fruta a casi toda la zona. Menos mal que el cereal - todavía sin cosechar por esta zona- aún sobrevive a la humedad y al granizo. Al menos aparentemente.

     De todos modos, llena de satisfacción comprobar cómo renacen las fuentes casi olvidadas, cómo serpentea el agua por barrancos casi siempre secos, cómo el monte muestra sus mejores galas y sus más que envidiables colores. Lo que está claro es que, de momento, hay que aprovechar las frescas y azuladas mañanas del mes de julio para disfrutar de la naturaleza y dejar las tardes al albur del cielo grisáceo, como el que observamos en la foto del pasado fin de semana en Aliaga.

16/07/2013 10:25 josemarco Enlace permanente. IMPRESIONES No hay comentarios. Comentar.

ATECA

20130718134845-chocolates-hueso.jpg

     La población zaragozana de Ateca, de la comarca de Calatayud, ha vivido durante varios meses pendiente de un hilo. Esta localidad de la ribera del Jalón, que ronda los dos mil habitantes, depende casi exclusivamente de la fábrica de chocolates y dulces, propiedad de Mondelez International. La empresa quería cerrar la factoría y trasladar a muchos de sus empleados a Valladolid o dejarlos en el paro. Después de muchos días de negociación y de lucha colectiva, la sección de chocolates va a ser adquirida por la empresa alicantina que produce los chocolates Valor. Es una buena noticia para Ateca y para Aragón.

     Desde muy pequeño recuerdo los chocolates Hueso que se vendían en el Economato de Aliaga. Los comprábamos sobre todo porque cada pastilla llevaba en su interior un cromo que coleccionábamos con gran ilusión e intercambiábamos con los amigos si estaba repetido. No era un premio como el de la película Charly y la fábrica de chocolate, pero abrir la pastilla suponía un momento mágico una o dos veces a la semana. El chocolate acompañaba nuestras meriendas con un trozo de pan. Quizás no fuera lo ideal para nuestra frágil dentadura, pero eso era lo que había en aquellas década de los años 60. Luego llegarían otros dulcer, otros postres, otras golosinas y el chocolate Hueso comenzó a escasear en las estanterías de los comercios. Eso sí, aún conservo el álbum con los cromos que más ilusión despertaron en mi infancia.

     Ateca representa de nuevo la unidad de un pueblo para mantener su pequeños tejido industrial. Porque está claro que sin industria muchos pueblos de Aragón no pueden sobrevivir. La agricultura no da más de sí y el turismo sólo se concentra en unos pocos núcleos rurales y abarca tres o cuatro meses. Pero las multinacionales buscan, como es lógico, sus propios intereses e intentan ubicarse en lugares con mano de obra más barata, buenas comunicaciones y lejos de la competencia de otras empresas. Esa es la dura y cruda realidad. Y lo peor de todo es que en este momento se ven pocas alternativas. Es el efecto dominó que va de un lugar a otro cual salto de caballo de ajedrez. De momento, los habitantes de Ateca pueden respirar tranquilos. Pero ya se sabe que nunca hay que bajar la guardia. La crisis se lleva por delante hasta lo que nos parecía inamovible hace unos meses.

18/07/2013 13:45 josemarco Enlace permanente. SOCIEDAD No hay comentarios. Comentar.

TRAGEDIA

20130725115655-tragedia-en-santiago.jpg

     Hay días en que un escalofrío te recorre todo el cuerpo y quedan en segundo plano el calor, los planes para el fin de semana o los paseos vespertinos en bicicleta. Hay fechas que van a quedar grabadas para siempre en el calendario del horror, en el casillero siniestro de las tragedias.

     A medida que pasan las horas, la tragedia se va agrandando. No sólo por el paulatino aumento de las víctimas mortales - que se acercan ya a 80 - sino por el eco del dolor que se va multiplicando entre familiares, amigos y personas más cercanas a las víctimas. Todos nos preguntamos cuál ha sido la causa de este sorprendente descarrilamiento en una línea muy reciente y adaptada para el AVE. Al parecer, el fallo humano es la hipótesis que más se baraja: un llamativo exceso de velocidad en una curva que desde ayer será considerada como maldita.

     Todos creíamos que el progreso iba a ser la panacea y se iba a convertir en un seguro de vida contra este tipo de siniestros. Pero, desgraciadamente, no ha sido así. Los vuelos supersónicos, las velocidades de crucero, los coches de última generación,...están diseñados para que una mano experta, prudente y responsable los maneje de la mejor manera posible. Y, al parecer, en este caso ha fallado alguno de esos tres requisitos.

      ¿Y ahora qué? Esa es la pregunta que nos hacemos todos desde la distancia. Porque la vida sigue. Y los trenes volverán a circular cada día por las vías de alta velocidad. Pero para muchos viajeros ya nada será igual. La fecha del 24 de julio de 2013 quedará grabada para siempre en sus mentes y en sus corazones. Y el mito del AVE como algo rápido y seguro habrá perdido un poco de su credibilidad.

     Porque, ¿hay algún medio de transporte seguro al cien por cien? Pienso que eso es imposible. Quedará siempre como una aspiración. Porque el progreso va asociado a la velocidad, al riesgo y a la mano del hombre o de la tecnología.

25/07/2013 11:49 josemarco Enlace permanente. SOCIEDAD No hay comentarios. Comentar.

BUÑUEL

20130731123336-luis-bunuel.jpg

       Tal día como ayer, hace treinta años, el director de cine aragonés Luis Buñuel nos dejó en en México, país donde permaneció gran parte de su vida y al que amó profundamente. Había nacido en la localidad turolense de Calanda, al inicio del siglo XX, pero su niñez y parte de su juventud la pasó en Zaragoza. Eso sí, cuando podía acudía a su pueblo natal, especialmente en Semana Santa. Durante esos días participaba activamente en la rompida de la hora y en el recorrido por las calles tocando los tambores.

       Al releer su biografía, me han sorprendido varios aspectos: su precocidad intelectual, su temprana afición al séptimo arte, sus encuentros y desencuentros con Salvador Dalí, su vida bohemia durante su juventud en Madrid, su amistad y sus visitas a tertulias vanguardistas del café Pombo con Ramón Gómez de la Serna y su carácter rebelde, tenaz e inconformista.

       Ahora le llueven los homenajes, tanto en España como en México, pero durante su vida sufrió la incomprención de los suyos, tuvo que exiliarse a Francia y luego a Estados Unidos y muy pocos supieron valorar películas innovadoras y rupturistas como Un perro andaluz o La Edad de Oro.

       He visto casi todas las películas de Buñuel y muchas de ellas me han resultado difíciles de entender. El surrealismo surca sus primeras producciones y el anticlericalismo y el sexo están presentes en casi todas sus cintas. Por eso en España no fue reconocido en vida y sólo en el país vecino y en México pudo ganarse fama internacional con filmes como Los Olvidados o El discreto encanto de la burguesía, película con la que obtuvo el óscar en 1972.

      Como homenaje a este turolense y aragonés universal, quiero plasmar algún fragmeno de su autobiografía. En Mi último suspiro nos abre su corazón y nos deja retazos de humanidad. La obra está dedicada a Jeanne, su mujer y compañera. Y afirma en el prólogo que aunque no es un hombre de pluma, Jean-Claude Carrière le ayudó a escribir el libro.

     Cuando habla de la MEMORIA afirma: Cuando yo iba al colegio, en Zaragoza, me sabía de memoria la lista de los reyes godos, la superficie y población de cada Estado europeo y un montón de cosas inútiles. En general, en los colegios se mira con desprecio este tipo de ejercicio mecánico de memoria y a quien lo practica suele llamársele despectivamente memorión. Yo, aunque memorión, no sentía sino desprecio para estas exhibiciones baratas. Pero, a medida que van pasando los años, esta memoria, en un tiempo desdeñada, se nos hace más y más preciosa. Insensiblemente, van amontonándose los recuerdos y un día, de pronto, buscamos en vano el nombre de un amigo o de un pariente. Se nos ha olvidado. A veces, nos desespera no dar con una palabra que sabemos, que tenemos en la punta de la lengua y que nos rehúye obstinadamente.

 

 

     Cuando evoca a su pueblo natal afirma: Se puede decir que en el pueblo en que yo nací (un 22 de febrero de 1900) la Edad Media se prolongó hasta la Primera Guerra Mundial. Era una sociedad aislada e inmóvil, en la que las diferencias de clases estaban bien marcadas. El respeto y la subordinación del pueblo trabajador a los grandes señores, a los terratenientes, profundamente arraigados en las antiguas costumbres, parecían inmutables. La vida se desarrollaba, horizontal y monótona, definitivamente ordenada y dirigida por las campanas de la iglesia del Pilar.

      Y respecto a LA MUERTE y EL SEXO dice: En Calanda tuve yo mi primer contacto con la muerte que, junto con una fe profunda y el despertar del instinto sexual, constituyen las fuerzas vivas de mi adolescencia. Un día, mientras paseaba con mi padre por un olivar, la brisa trajo hasta mí un olor dulzón y repugnante. A unos cien metros, un burro muerto, horriblemente hinchado y picoteado, servía de banquete a una docena de buitres y varios perros. El espectáculo me atraía y me repelía a la vez. Las aves, de tan ahítas, apenas podían levantar el vuelo. Los campesinos, convencidos de que la carroña enriquecía la tierra, no enterraban a los animales.

    Muchas de estas vivencias han quedado plasmadas en sus películas en blanco y negro, con imágenes sorprendentes, sonidos de campanas, sonidos de tambores, animales muertos, miseria por doquier, caciquismo, supremacía del clero, instinto sexual y presencia soterrada de la muerte.

31/07/2013 12:26 josemarco Enlace permanente. PERSONAJES ILUSTRES No hay comentarios. Comentar.


Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris