Facebook Twitter Google +1     Admin

josemarco


Contador de visitas

Temas

Enlaces

Archivos

 

Se muestran los artículos pertenecientes a Septiembre de 2014.

PRELUDIOS

20140904090417-fiestas-en-aliaga.png

     Septiembre es un mes de reinicio, de transición, de espera más o menos ilusionada, de preludio de una nueva etapa. Muchos opinan que el año empieza en septiembre en lugar de en enero. Porque septiembre, a pesar de que mantiene la tónica veraniega, es un mes de vuelta a la normalidad, de regreso a la para muchos "bendita" rutina, de reencuentro con los amigos, con los vecinos, con los compañeros de trabajo. 

      Mientras muchos ya nos hemos incorporado al trabajo, otros inician o continúan sus siempre breves vacaciones. En algunos pueblos, como en Aliaga, todavía queda lo mejor del verano, la guinda del pastel. Durante estos días ya están calentando motores para el inicio de las fiestas patronales, de las celebraciones anuales por excelencia. Las peñas ya tienen a punto sus locales para la cena inaugural de mañana y la comisión engalana las calles del pueblo y prepara el pabellón y la plaza. Son días marcados por la ilusión, por la tranquilidad, por la espera de los vecinos y visitantes que viven fuera del pueblo. Lo mismo ocurre en otras localidades aragonesas que no es el momento de nombrar. Fiestas para rematar el verano, fiestas que antiguamente celebraban el final de la cosecha y la recogida de los frutos, fiestas para prolongar el verano y la vida de los pueblos unos días más.

     En la ciudad todavía se advierte un clima de relativa tranquilidad. Hasta que no comiencen las clases la próxima semana los niños y adolescentes prefieren quedarse en el pueblo o aprovechar para realizar las últimas excursiones. Zaragoza se va desperezando lentamente y las calles comienzan a tomar su fisonomía habitual. Todo se realizará lenta y progresivamente. Hasta que la ciudad respire de nuevo agobio y los pueblos se queden de nuevo vacíos.

03/09/2014 11:28 josemarco Enlace permanente. IMPRESIONES No hay comentarios. Comentar.

IMPRESIONANTE TORMENTA EN ALIAGA

20140908110558-tormenta-en-aliaga.jpg

      La fecha del 6 de septiembre de 2014 quedará guardada en los anales de Aliaga para la posteridad. Ni los más viejos del lugar recuerdan una tromba de agua acompañada de granizo como la que descargó sobre este pueblo turolense el sábado por la tarde, en plenas fiestas patronales.

      Hacía días que rondaban las tormentas, pero no acababan de descargar. Todos echábamos de menos esos chaparrones de agosto al filo de las cinco de la tarde. Pero lo que nadie se esperaba es que, después de un día radiante y cuando las vaquillas estaban en la plaza, las primeras gotas se multiplicaran por mil y se prolongaran sin tregua durante más de dos horas. Cada uno buscó refugio donde pudo. Todos pensábamos que sería una tormenta efímera. Pero el cielo estaba tan cargado que el agua caía a raudales y las calles parecían torrentes improvisados. No se produjo ningún caos, pero sí preocupación, especialmente en los propietarios de las casas del calle mayor baja y, sobre todo, en los propietarios de casas en la parte baja de la Aldehuela.

     Hacia las nueve y media, cuando amainó la tormenta, todos acudimos a nuestras casa para comprobar si el agua había inundado alguna habitación. Las calles y la carretera estaban sembradas de piedras, de barro y de maleza. Y el río mostraba una furia inusual desde el puente de la porra hasta las canales. En la fotografía adjunta podemos observar cómo el cauce del río rebasó uno de las nuevas pasarelas y cómo la maleza que arrastró la impetuosa corriente quedó adherida en los chopos o en las palancas.

     Ayer Aliaga volvió poco a poco a la normalidad. Las fiestas patronales, que llegaban a su ecuador, vivirán hoy y mañana dos días de celebraciones populares y de homenaje a la patrona del pueblo, la Virgen de la Zarza. Todos agradecemos el agua, que escaseaba últimamente. Pero se comentaba que mejor hubiera sido que cayeran los mismos litros en varias tormentas. Eso sí, nunca llueve a gusto de todos.

08/09/2014 11:04 josemarco Enlace permanente. IMPRESIONES No hay comentarios. Comentar.


ESCUELA RURAL

20140920121125-pregon-2014-2.jpg

      La progresiva despoblación y el fantasma de la crisis están haciendo estragos en muchos núcleos rurales aragoneses. Esto repercute inevitablemente en servicios básicos como educación, sanidad y asistencia social. Y son precisamente estas personas que permanecen en su pueblo durante todo el año las que más atención necesitan, no sólo por su edad sino por otros factores como la soledad y las deficientes comunicaciones.

      Con el inicio de curso, aunque no todo son malas noticias, aumenta la inquietud en las escuelas porque se está concentrando en los institutos a todos los alumnos de secundaria y algunos centros educativos rurales cierran sus puertas año tras año. Afortunadamente, la escuela de Hinojosa de Jarque se ha salvado del cierre en el último momento gracias a una familia con tres hijos en edad escolar. También en Aliaga se va a abrir una nueva aula porque se ha llegado a los treinta alumnos. Pero el temido cierre de Neoelectra pende como una espada de dámocles sobre la población y podría tener consecuencias negativas en todos los ámbitos.

      Precisamente, el pasado día 5 de septiembre, poco antes del pregón que anunciaba el inicio de las fiestas, un grupo de alumnos de este centro rural agrupado exhibió una pancarta reivindicativa y manifestó con sus voces infantiles su empeño por defender la escuela de Aliaga, como vemos en la foto. Es un gesto más que se suma a todas las manifestaciones que durante estos días de inicio de curso recorren la geografía aragonesa. Se apuesta por la calidad y, al parecer, las autoridades educativas no están por la labor. Además, la situación de muchos profesores y maestros interinos clama al cielo. Y uno se pregunta si algún día van a cambiar las cosas. Porque, año tras año, vamos como el cangrejo.

20/09/2014 12:01 josemarco Enlace permanente. EDUCACIÓN No hay comentarios. Comentar.

OTOÑEANDO

20140921172556-labordeta.jpg

     Estamos al filo del otoño, después de dos semanas muy calurosas para esta época del año. Comienza a otoñear en el paisaje, comienza a otoñear en la ciudad, comienza a otoñear en los corazones solitarios. Así comenzaba un poema que escribí en un taller de poesía de la Universidad Popular: Otoñea en la sierra / otoñea en el valle / otoñea en los corazones / solitarios.

     Porque el otoño siempre vuelve. Siempre vuelve septiembre con su olor amarillo y su sabor a niebla entumecida. Siempre vuelven las tardes infinitas, la nostalgia que surca las avenidas, la melancolía que estremece los corazones.

     He dedicado un rato de esta tarde de domingo a releer algunos poemas de José Antonio Labordeta - que nos dejó hace cuatro años al filo del otoño - y a escuchar alguna de sus canciones más emblemáticas. Se me ha vuelto a poner la carne de gallina. Mientras tanto, he recordado las tardes soleadas de agosto en Jorcas, los recitales en la Plaza del Pilar o en el Teatro Principal de Zaragoza.

     Recuerdo y homenaje una vez más para el abuelo con este poema en el que José Antonio nos hablaba del regreso, de las tardes agridulces, de la vida sin más:                             

                                               SE VUELVE SIEMPRE

                                               Se vuelve siempre

                                             a la ojeriza de los atardeceres,

                                             a la lentitud de las noches

                                             y al amargo sabor

                                             de los amaneceres:

                                             Se vive, al fin y al cabo.     

DOMINGO OTOÑAL

20140928131220-20140928-105603.jpg

     El primer domingo del otoño ha amanecido suave y gris en Zaragoza. Y las calles han  ido recobrando su pulso deportivo a medida que avanzaba la mañana. Una nueva edición de la Maratón ha reunido a más de mil atletas que, apoyados y animados por amigos y aficionados, han logrado con esfuerzo llegar a la meta de la Plaza del Pilar con más de 42 kilómetros sobre el asfalto.

     Cada vez gana más adeptos este deporte, que supone muchas horas de entrenamiento y de sacrificio. Al mismo tiempo, las calles se llenaban de bicicletas en medio de un ambiente reivindicativo. Se intenta que la bici gane terreno al coche por el centro de la ciudad y no sea marginada ni discriminada. La calzada es de todos, pero es un riesgo para los ciclistas recorrer las calles junto con los coches. Es verdad que la solución no es fácil. Porque tampoco las aceras permiten circular a las bicis junto con los peatones. ¿Habrá que construir más carriles bici? ¿Habrá que delimitar algunos tramos de acera que sean suficientemente anchos? El problema está ahí para que se llegue a un consenso que satisfaga a todos.

       Mientras tanto en Alcañiz se está celebrando el Gran Premio de Motociclismo de Aragón. Una prueba única a nivel internacional. Aunque tiene sus detractores, esta carrera, que a va por su quinta edición, supone una inyección económica para la comarca del Bajo Aragón y concentra a miles de aficionados que conocen así este hermoso rincón de la provincia de Teruel. Lejos quedan ya los premios de automovilismo por el circuito urbano. Unas carreras que fueron el germen de este nuevo circuito, muy bien valorado por los técnicos y por los propios corredores.

28/09/2014 13:09 josemarco Enlace permanente. DEPORTES No hay comentarios. Comentar.


Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris