Facebook Twitter Google +1     Admin

josemarco


Contador de visitas

Temas

Enlaces

Archivos

 

Se muestran los artículos pertenecientes a Junio de 2015.

CHOPOS CABECEROS

20150601110950-chopo-cabecero.jpg

      En muchos valles de la provincia de Teruel, abundan los chopos cabeceros, esos árboles centenarios que exhiben sin recato una silueta marcada por el paso de los años y por los rigores invernales. Precisamente hace unos meses el chopo cabecero del Remolinar, en Aguilar de Alfambra, obtuvo el tercer puesto en la competición Árbol Europeo del Año. En Aliaga, tanto en el valle del río la Val como en el del río  Guadalope, abundan estos ejemplares únicos, testigos mudos del paso del tiempo y señas de identidad de un paisaje agreste y pintoresco.

     He escrito un soneto dedicado al chopo cabecero, como homenaje a estos árboles cada vez más escasos y deteriorados.

                                         Exhibes en el seno de los valles

                                         un perfil verdeante en primavera

                                         y das cobijo desde la ribera

                                         a los que huyen del ruido de las calles.

 

                                         Testigo mudo de un fugaz pasado

                                         muestras ya sin recato tus heridas

                                         y acoges en tu seno aquellas vidas

                                         que tu modesta sombra ha acariciado.

 

                                         Aún albergas mil sueños de futuro,

                                         soportas firme el paso de los años

                                         y sufres los rigores invernales.

 

                                         Tu silueta atraviesa el cielo oscuro

                                         y no te desmoronas por los daños

                                         de los desnudos meses otoñales.

 

                                        

                                        

 

                                         

01/06/2015 10:58 josemarco Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

LA ESCUELA DEL FRANQUISMO

20150614124701-escuela-franquista.jpg

       Ayer tarde visité en Zaragoza las dos sedes de la exposición 4O AÑOS CON FRANCO, impulsada por el historiador Julián Casanova y patrocinada por el Área de Cultura del Ayuntamiento de la ciudad del Ebro. Aunque ya conocía casi todo lo referente a estos largos años de dictadura, me ayudó a refrescar algunos datos y volver de nuevo a los años de mi infancia en Aliaga.

     Lo que más me llamó la atención fue la sala dedicada a una reproducción fiel de la escuela de los años de posguerra. Es el claro reflejo de una época de penuria, de tardes grises y de días oscuros. La pizarra, el crucifijo, los cuadros de Franco y de José Antonio, el mapa mundi, la esfera, el compás, la estufa,... Todo se ajusta a una realidad que nos parece lejana y perdida en el baúl de la memoria. El Museo Pedagógico de Aragón conserva los pupitres de madera con el agujero para el tientero, plumieres, huchas de chinitos y negros para el Domund, austera mesa del maestro y penumbra, mucha penumbra.

    El resto de la exposición tampoco tiene desperdicio: paneles en blanco y negro, explicaciones claras y concisas, documentales, maquetas y alguna reproducción natural como la del garrote vil. Fueron tiempos de miseria, de silencio, de represión, de miedo. Espero que no se vuelvan a repetir. ¡Bendita democracia! Por muy imperfecta que nos parezca.

14/06/2015 12:30 josemarco Enlace permanente. CULTURA No hay comentarios. Comentar.


UNA VÍA OBSOLETA

20150622134246-tren-teruel-644x362.jpg

    No es la primera vez que escribo sobre el problema de las comunicaciones en Aragón, especialmente en la provincia de Teruel. Precisamente en los últimos días ha vuelto al primer plano de la actualidad la vía ferroviaria entre Zaragoza y Teruel. El motivo no ha sido otro que el transporte periódico de cargamentos de coches de la factoría Opel de Figueruelas con destino al puerto de Sagunto para embarcarlos a Turquía. Resulta que, según fuentes de Renfe, la presencia de este convoy excesivamente largo y con circulación lenta, ocasionaba retrasos a los trenes habituales de pasajeros. Así, se ha tenido que interrumpir este  traslado, que suponía un recorrido de casi trescientos kilómetros menos, y se ha vuelto a privar a Teruel de una actividad que favorecería a otras empresas. 

     ¿Se va a buscar la mejor solución a este problema? Al parecer, la situación económica actual condiciona notablemente lo que sería una actuación definitiva: electrificación de la línea, amplios apeaderos y, en definitiva, un desdoblamiento de las vías en todo el trayecto. Todo ello supondría una inversión que ni Renfe ni los organismos oficiales están dispuestos a asumir. Otra alternativa más viable sería que estos vehículos se transportaran por la noche. Solución que parece provisional y poco convincente. Mientras tanto, se ha suspendido esta iniciativa y se está a la espera de adoptar la solución más conveniente.

     Está claro, que en este tema de las comunicaciones llueve sobre mojado. Y es una pena que una vía que enlaza el norte de España con el Levante quede como enlace secundario y se convierta en un futuro en algo obsoleto y poco operativo.

19/06/2015 10:10 josemarco Enlace permanente. IMPRESIONES No hay comentarios. Comentar.

AL FILO DEL VERANO

20150622140052-san-juan-en-aliaga.jpg

     Mañanas claras y soleadas, tardes apacibles, crepúsculos serenos. Todo esto y mucho más es lo que nos brinda el inicio del verano en Aliaga. Un inicio que coincide con una de sus fiestas más emblemáticas: la de San Juan. Y es que, aunque el día más importante es el próximo día 24, este fin de semana se han anticipado las celebraciones con importantes festejos taurinos - el ensogado por las calles del pueblo y los toros embolados con un excelente concurso -, buenas orquestas, concurso de guiñote y otros espectáculos para niños y adultos.

     Uno de los actos más singulares de estos días es la plantada del mayo en la plaza contigua al cuartel. Un pino singular, con una capota de enebro o de sabina es elevado por varios jóvenes - antes lo realizaban los quintos - y queda allí enhiesto y majestuoso durante todo el verano. Un verano que se caracteriza por la animación de los fines de semana, la ruta senderista del próximo sábado, los actos culturales en la biblioteca, las visitas al parque geológico y otras actividades de interés. Además, el pueblo está ganando terreno en establecimientos hoteleros. Lo que atrae a los numerosos visitantes que, mediante el boca a boca, van aumentando año tras año.

    Porque para los que conocemos bien el pueblo, el turismo es uno de los elementos dinamizadores de Aliaga. Sin embargo, todos pensamos que si se instalara alguna industria, sería el complemento perfecto para fijar población y alejar el fantasma del éxodo rural que tanto ha afectado a Aragón y a Teruel en las últimas décadas. De momento, habrá que aprovechar la benevolencia del clima estival, el paisaje pintoresco y los atractivos naturales que en verano reclaman la atención del viajero.

22/06/2015 13:57 josemarco Enlace permanente. IMPRESIONES No hay comentarios. Comentar.

SENDEROS DE ALIAGA

20150629114630-ruta-senderista.jpg

     Como todos los años por estas fechas, el ayuntamiento de Aliaga organiza una ruta senderista por su extenso, variado y atractivo entorno natural. Esta marcha ya va por su novena edición y cada año nos sorprende más. El sábado, 27 de junio, antes de las 8 de la mañana ya estábamos de camino hacia el barrio de Santa Bárbara por la orilla izquierda del río de la Val. Todavía nos amparaba el fresco de la mañana de una jornada que prometía ser calurosa. Pronto dejamos el valle para comenzar la primera subida - la más difícil - hacia la carretera de Camarillas. Un camino sinuoso, empinado y agreste. Arriba nos esperaba el primer avituallamiento para hidratarnos. Venía después una senda a través de aliagas y pequeños pinos con subidas y bajadas cual tobogán de feria. Pero pronto llegaríamos a la carretera de Miravete e íbamos a reponer fuerzas con un exquisito bocadillo de jamón. Nos esperaba la ribera del Guadalope, que íbamos a cruzar varias veces, para iniciar una segunda ascensión hacia el valle cercano a Valdepérez. Allí, después de saborear fruta natural, comenzaba una larga pista forestal, con pequeñas subidas, que nos llevaría de nuevo al Guadalope y a las inmediaciones del Hotel de montaña El Molino de Aliaga. Al filo de las doce, después de unas cuatro horas de intenso caminar, llegábamos al pabellón. Allí nos recibían con un refresco y una camiseta conmemorativa. Luego llegaría la comida - la paella que nos preparan cada año unos vecinos y amigos de La Vall de Uxó - y una larga y dilatada sobremesa.

     Lo que más quiero destacar de esta IX Ruta Senderista de Aliaga es que, a pesar de haber nacido allí, me ha dado a conocer zonas naturales y caminos pintorescos que hasta el momento desconocía. Un diez para los organizadores que año tras año se van superando con nuevos y sorprendentes recorridos.

29/06/2015 11:40 josemarco Enlace permanente. IMPRESIONES No hay comentarios. Comentar.


Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris