Facebook Twitter Google +1     Admin

josemarco


Contador de visitas

Temas

Enlaces

Archivos

 

Se muestran los artículos pertenecientes a Mayo de 2015.

MAYO FLORIDO EN ALIAGA

20150506182026-aliaga-en-primavera.jpg

     Los que aún recordamos el tradicional mes de las flores, nos hemos reconciliado con el paisaje multicolor durante estos días del puente de mayo en Aliaga. La sinfonía del color verde - omnipresente en el monte, en las riberas del río, en las huertas y en los valles solitarios - se complementa de modo admirable con los colores rosáceos de la flor del manzano, con el rojo carmín de las amapolas o como el violeta de los aromáticos cinamomos.

     Este año las generosas lluvias del pasado mes de marzo han dejado una huella primaveral. Una primavera tardía, apacible, casi siempre efímera. Por eso, pasear por el campo, acercarse a las fuente de la Cedrilla, descansar en la terraza de El Molino son pequeños placeres de los que no podemos gozar en la gran ciudad. Hasta el caudal de los dos ríos que juntan sus aguas en el pueblo es más generoso, más cristalino, más acelerado.

     Hay que esperar, de todos modos, que los meses de mayo y junio no sean demasiado cálidos y nos regalen muchos litros de agua suave y abundante. Porque para Aliaga el turismo es esencial. Los visitantes, que se han acercado en gran número durante estos días, agradecen ese cielo claro e incontaminado, esas temperaturas suaves y esas noches dilatadas, tranquilas e interminables. Cuando llegue el verano, es de esperar que los ríos no sufran estiaje, que los montes muestren su mejor aspecto y que los valles, cortejados por centenarios chopos cabeceros, mantengan ese atractivo singular que todos conocemos.

05/05/2015 12:03 josemarco Enlace permanente. IMPRESIONES No hay comentarios. Comentar.

A CORTO PLAZO

20150525103759-elecciones-2015.jpg

     Cada vez programo más a corto plazo. Cada vez planifico más a corto plazo. Cada vez sueño más a corto plazo. Los días pasan con un ritmo tan vertiginoso que, a veces, es difícil detenerse a pensar, a reflexionar, a reencontrarse con uno mismo. Incluso en lo meteorológico se da una rápida y caprichosa transición primaveral entre el tiempo estival y la crudeza del invierno. Eso sí, hay fechas que figuran en el calendario y a las que, en cierto modo queremos llegar para convertirnos en actores y espectadores de una misma obra: la vida en vivo y en directo.

      Porque este mayo de 2015, que ya ha surcado su ecuador, camina en lo social, político, cultural y económico hacia ese domingo, día 24, hacia esa fecha de elecciones autonómicas y municipales en las que la sorpresa y la incertidumbre están agazapadas al borde del camino. Cuando faltan sólo cinco días para esa cita, continúa esa tercera parte de indecisos, mientras por las calles y polideportivos se suceden las proclamas, manifiestos y mítines entusiastas. ¿Qué pasará a partir de esa fecha? Todos nos hacemos la misma pregunta.

      De todos modos, lo que está claro es que algo tiene que cambiar para bien. Por eso no es de extrañar que los partidos que están aún en el poder se apresuren a mostrar buena cara y buena conducta. Y que, a última hora, se atrevan a publicar decretos y  proyectos curriculares de la tan polémica LOMCE. No sé lo que pasará el día después. Pero lo que está claro es que no todo va a seguir igual. Ni mucho menos. Sería un fracaso de la democracia y del estado de derecho.

19/05/2015 13:12 josemarco Enlace permanente. IMPRESIONES No hay comentarios. Comentar.

EL DÍA DESPUÉS

20150525110245-el-dia-despues.jpg

      Ya hemos traspasado la barrera del 24 de mayo. Después de dos semanas de intnesa campaña y de promesas utópicas y descalificaciones, llega el momento de la reflexión, de la autocrítica, de los pactos y de los acuerdos para la gobernabilidad de las instiutuciones. La verdad es que ha habido de todo y, al parecer, casi todas las formaciones políticas están satisfechas con los resultados, dentro de lo que cabe. Afortunadamente, han desaparecido casi todas las mayorías absolutas. Eso supondrá que el rodillo de mando y ordeno dará paso a dialogar, negociar y entrar en la senda de la tolerancia y el compromiso. Porque es bueno, de vez en cuando, ponerse en lugar del otro y cambiar de situación. Y es muy positivo para la democracia que se abra paso a nuevos líderes, a nuevas propuestas y a nuevas inquietudes.

      Es de esperar que a partir de hoy la situación cambie. Es de esperar que la sanidad, la educación y la atención a los más necesitados vuelva al nivel que tenía antes de la crisis. De todos modos, quedan muchos problemas que resolver tanto a nivel autonómico como municipal. Cuatro años dan mucho de sí, aunque se pasan volando. En este nuevo período, el paro y la corrupción van a ser dos de los problemas más importantes que hay que afrontar. Pero en Aragón hay otros asuntos, además de los que afectan a toda la nación. Habrá que dar preferencia, entre otros, al tema de las comunicaciones, tanto por ferrocarril como por carretera; al problema de la progresiva y casi irreversible despoblación de los núcleos rurales; a la potenciación de la educación pública; a la reducción de las listas de espera en los hospitales; a la creación de polígonos industriales activos en las zonas más deprimidas; a la erradicación de la marginación y el chabolismo...

       Está claro que la agenda de nuestros nuevos representantes políticos va estar llena desde el primer día. Para ello tendrán que rodearse de un buen equipo de colaboradores y no perder el contacto con el ciudadano de a pie. Sus actuaciones estarán en el punto de mira desde el primer momento. Ellos lo saben y van a intentar hacerlo lo mejor posible. Eso sí, seguirá habiendo factores externos que impedirán llevar a cabo todos sus proyectos. De todos modos, les deseamos suerte y acierto en sus decisiones.

25/05/2015 10:55 josemarco Enlace permanente. SOCIEDAD No hay comentarios. Comentar.


Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris