Facebook Twitter Google +1     Admin

josemarco


Contador de visitas

Temas

Enlaces

Archivos

 

LA HUERTA DE LAS FUENTES

Huertas.jpgLa apacible y soleada tarde de ayer, después de la valiosa lluvia matinal, me brindó la oportunidad de acercarme a las orillas del Ebro hacia el Soto de Cantalobos y más allá del Puente de Giménez Abad. Mi impresión fue muy negativa. Las huertas que hace unos cinco años estaban en pleno rendimiento - acelgas, patatas, alcachofas, cebollas,...- ofrecen un panorama casi desolador. No hablemos sólo de la basura que rodea cualquier recinto, sino del estado de una tierra fértil llena de hierbas, zarzas y matorrales.
No sé qué futuro les aguarda a estas hectáreas. Tal vez caigan en las redes de alguna inmobiliaria o se conviertan en zonas deportivas o recreativas. (Esto último es más difícil). Lo único cierto es que, mientras tanto y a las puertas del tan cacareado 2008, además de limpiar y sanear las riberas del Ebro y del Gállego, deberían pensar qué hacer con esos terrenos. Los agricultores los han abandonado por su poca rentabilidad y la desidia general ha agravado un problema medioambiental en una de las tierras más ricas de Zaragoza
19/10/2005 13:24 Enlace permanente. ECOLOGÍA

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: jose maria

suelo pasear por esa zona y comparto tu opinon de que la huerta de las fuentes esta abandonada, ya que cada vez se ven muchos mas campos abandonados y no hay hortalizas, me imagino por su escasa rentabilidad

Fecha: 25/04/2006 11:10.


gravatar.comAutor: jose maria

suelo ir por esa zona y comparto la opinion de que la huerta de las fuentes esta abandonada ya que cada vez se ven mas campos yermos y nada de hortaliza, me imagino por su poca rentabilidad

Fecha: 25/04/2006 11:12.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris