Facebook Twitter Google +1     Admin

josemarco


Contador de visitas

Temas

Enlaces

Archivos

 

¿RELIGIÓN EN LA ESCUELA?

20051118132312-religion-en-la-escuela.jpg

Creía que ya estaba superada esta polémica. Pensaba que las autoridades eclesiásticas y sus acólitos habían dado ya el visto bueno a una ley - la LOE - que, a pesar de estar en un estado laico, les permite impartir la religión en las aulas y, además, paga a los profesores que el obispado designa según sus peculiares criterios. Pero, cuál ha sido mi sorpresa al comprobar que sus señorías quieren todo: no sólo que la religión se imparta en los colegios e institutos, sino que compute en el expediente como una asignatura más. Hasta ahí podíamos llegar.

Está claro que es una regresión al pasado. Porque los pastores de la iglesia tendrían que reconocer que una cosa es la enseñanza de la historia de las religiones, especialmente de la católica por su incidencia en nuestra cultura, y otra la catequesis pura y dura. Y para eso están las parroquias, las asociaciones católicas, los movimientos cristianos y un montón de organismos.

¿Cuál sería la solución? Ir quitando progresivamente la religión - como fe y convicción moral - de la escuela, empezando por secundaria, e ir incorporando progresivamente contenidos de la historia de las religiones en el currículum educativo y, de modo transversal, en otras materias de humanidades. Lo que ocurre es que, tal como está el patio, ¿quién toma la decisión? Igual volvemos a tiempos pasados, que nadie quiere ni recordar. Esperemos haya consenso y flexibilidad.

18/11/2005 13:23 Enlace permanente. EDUCACIÓN

Comentarios » Ir a formulario

Autor: ana a.

Ya hace años que no cuenta para el expediente. Lo están vandiendo como una novedad, y no es tal.¿?

Fecha: 20/11/2005 17:29.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris