Facebook Twitter Google +1     Admin

josemarco


Contador de visitas

Temas

Enlaces

Archivos

 

NIEBLA EN EL HORIZONTE

20070108140708-niebla-en-zaragoza.jpg

    Zaragoza es una ciudad propensa a verse envuelta durante el invierno en una densa capa de niebla, dada su situación geográfica en pleno valle del Ebro. Hay otras ciudades, como Lérida o la propia Fraga, donde la niebla es mucho más persistente que en la capital del Ebro. Recuerdo cuando viajaba de Balaguer a Lérida cómo cambiaba el paisaje a mitad del camino y se pasaba de un sol esplendoroso a una niebla que me producía melancolía. Aquí tenemos la suerte de que estas nubes bajas suelen desaparecer a lo largo del día. Y si no, nos resignamos.  Para los que no tienen ninguna obligación laboral, lo mejor es alejarse unos kilómetros de la ciudad y perderse en algún pueblo montañoso. Los días son envidiables, aunque las noches sean algo más frías.

     La niebla simboliza incertidumbre, desorientación y falta de claridad de ideas. Por ello, es mejor que despeje pronto y que las ideas fluyan libremente, la incertidumbre desaparezca y cada uno halle la orientación correcta.  De todos modos, siempre habrá incertidumbre, aunque la niebla desaparezca. Y siempre quedará un poso de melancolía al regresar de unas vacaciones a la rutina cotidiana, aunque luzca un sol espléndido.

     Eso sí, que se vaya el anticiclón y que vuelvan las precipitaciones. Y si son en forma de nieve, mejor. Por miles de motivos, que no es necesario explicar.

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: ana a.

Una vez entré a mi calle, en Torrero, pitando con el cláxon, con la esperanza de que ya que no podía ver ni me podían ver el coche, al menos lo pudieran escuchar. Por la niebla, claro.

Fecha: 08/01/2007 21:21.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris