Facebook Twitter Google +1     Admin

josemarco


Contador de visitas

Temas

Enlaces

Archivos

 

UN PUEBLO PINTORESCO

20090122201218-jerica.jpg

      Como escribía José María Quadrado a mediados de siglo XIX, mientras recorría gran parte de la geografía española para salvaguardar los monumentos más importantes de la piqueta, de la ruina o del abandono, hay lugares que se caracterizan por su pintoresquismo, es decir, por su originalidad, por su contraste, por la ruptura de la armonía y por un cierto carácter agreste y primitivo. Uno de estos lugares es, sin duda alguna, la población de Jérica, en la comarca del Alto Palancia, en la provincia de Castellón.

     Desde la autovia mudéjar todavía se puede contemplar en lontananza la famosa Torre de las Campanas. Es la imagen típica de la localidad y la única de estilo mudéjar de toda la Comunidad Valenciana. Pero para disfrutar de Jérica hay que abandonar la autovía - esos "caminos trillados" de los que hablaba Quadrado - y acercarse hasta la plaza de este pequeño pueblo. Los edificios variopintos llaman la atención, el antiguo casino atrae la mirada de los visitantes y los arcos y estrechos pasadizos nos recuerdan a otros pueblos del Bajo Aragón turolense. Jérica ofrece, además, un entorno paisajístico privilegiado y cantidad de rutas para los amantes de la naturaleza.

     Conocí la silueta inconfundible de Jérica a finales de los años sesenta. Para acercarnos a Teruel desde Barcelona a disfrutar de las esperadas vacaciones dábamos, a veces, un sorprendente rodeo: viajábamos en un ruimentario tren desde la Ciudad Condal hasta Sagundo y en un convoy casi tercermundista entre Sagunto y Teruel. La torre de Jérica se erguía en el horizonte como una fortaleza inexpugnable. A pesar de que la estación-apeadero quedaba lejos del casco urbano, siempre me sedujo la altivez de esta torre y lo poco que queda de su castillo, destruido - como tantos otros - durante las lamentables guerras carlistas. Después de cuarenta años, he vuelto a Jérica y pienso desviarme del camino para adentrarme en su paisaje, en su historia y disfrutar - ¡cómo no! - de su excelente gastronomía.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris