Facebook Twitter Google +1     Admin

josemarco


Contador de visitas

Temas

Enlaces

Archivos

 

EL SUEÑO DEL CELTA

20110124202816-el-sueo-del-celta-portada.jpg

     Acabo de leer El sueño del celta, la última novela del escritor peruano Mario Vargas Llosa, premio Nobel de Literatura en el 2010. Es una novela muy trabajada, para degustarla, como los buenos postres. Una novela para los amantes de la buena literatura. No tiene que envidiar nada a La ciudad y los perros, La guerra del fin del mundo o la extraordinaria La fiesta del Chivo.

     Mario Vargas Llosa nos regala un relato en el que destaca, ante todo, la figura de un soñador, de un héroe del siglo XX, de un hombre lleno de contradicciones y paradojas. El irlandés Roger Casement, uno de los primeros europeos en denunciar los horrores del colonialismo, se convierte en el eje de vivencias, peripecias históricas e inquietudes existenciales. Condenado a muerte en una cárcel de Londres en 1916, evoca los primeros años de su infancia en Irlanda, sus viajes al congo belga y su estancia de casi un año en la Amazonía peruana.

     Los amantes de la buena literatura podrán disfrutar de párrafos inolvidables, de descripciones magistrales y de acertadas reflexiones críticas. Los que leímos en su día El corazón de las tinieblas de Joseph Conrad y nos conmovimos con la película Apocalyse now, podemos hacernos una idea de la explotación de los indígenas en dos zonas del planeta, a principios del siglo XX. La terrible explotación del Congo  de Leopoldo II y del Putumayo peruano de Julio C. Arana es la punta del iceberg de una situaciónn de esclavitud humana rayana en la crueldad más espantosa. Todo por la codicia y el capitalismo salvaje.

     Pero el protagonista va más allá de estos lamentables hechos y nos revela una aventura existencial que tiene como norte y guía la causa del nacionalismo irlandés en la que trabaja sin descanso. Esta obsesión casi utópica le costará la vida. Pero será la semilla de una futura liberación para tantos seres humanos humillados, ninguneados y discriminados.

     De esta densa y rica novela, me quedo con el inicio del Epílogo. La metáfora del escritor peruano nos acerca a un héroe de carne y hueso, a un soñador, a una persona que dedicó su vida a ideales sublimes y permanentes. Ideales que  pervivirán, a pesar del paso del tiempo:

     La historia de Roger Casement se proyecta, se apaga y renace después de la muerte como esos fuegos de artificio que, luego de remontarse y estallar en la noche en una lluvia de estrellas y truenos, se apagan, callan y, momentos después, resucitan en una trompetería que llena el cielo de incencios.

Comentarios » Ir a formulario

josemarco

Autor: Luis Antonio

Gracias por esta estupenda reseña que nos ofreces, José Mª

Fecha: 24/01/2011 23:36.


Autor: Anónimo

Me gusta la literatura que de fondo hechos sociales, somo es el caso del protagonista, un gran denunciante de las causas perdidas.Gracias Jose María.

Fecha: 25/01/2011 11:35.


gravatar.comAutor: Angeles Prieto

Estupenda la reseña. Hace un par de años, al leer traducida la biografía más reciente de Joseph Conrad, que me resultó magnífica, caí en la cuenta de la formidable historia que ocultaba la vida de denuncia y lucha de Roger Casement. Ahí pensé que había una novela, y me alegro que Vargas Llosa, y no otro, le diera cuerpo. Por problemas de espacio, sólo compro libros de bolsillo, pero vistos tus elogios, seguramente no esperaré.

Fecha: 28/01/2011 21:01.


gravatar.comAutor:

Gracias por tu comentario, María Ángeles.
No dudes en leerla. Te encantará.
Un abrazo desde Zaragoza
José María

-----Mensaje original-----
De: Blogia [mailto:josemarco.2011012401....@email.blogia.net]
Enviado el: viernes, 28 de enero de 2011 21:01
Para: jmarinnoc@educa.aragon.es
Asunto: [Blogia] Nuevo comentario en 'josemarco.blogia.com'


Angeles Prieto

Fecha: 28/01/2011 21:58.


gravatar.comAutor: Javier López Clemente

Ay José María. No pude terminarlo. Creo que a esta novela le falta el paso último por la literartura. Esta bien escrita, of course. Los acontecimientos bien narrados pero, ay ay ay, esta exenta de emoción, el falta el pulso narrativo que nos aleje de la historia y se adentre en los sentimientos. Ese salto, necesario en cualquier texto, no funcionó conmigo, así que muy a mi pesar... no terminé la novela. Pero lo peor es como introduce el tema de la homosexualidad del protagonista. Desde la primera pista hasta los escarceos iniciales... no se, me suenan tan impostados.
Ay y vale que a mi los libros de Vargas Llosa siempre me gustaron mucho.

Salu2 y un abrazo.
Javi.

Fecha: 07/02/2011 21:51.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris