Facebook Twitter Google +1     Admin

josemarco


Contador de visitas

Temas

Enlaces

Archivos

 

Se muestran los artículos pertenecientes al tema ARAGÓN.

UN FUTURO NEGRO

20160116202436-centraltermicaaliaga00-fotoantigua-2.jpg

      Sin eufemismos, sin rodeos, sin paños calientes, quiero suscribir las palabras de Joaquín Noé, alcalde del pueblo turolense de Ariño, cuando se refiere al futuro de la comarcas turolenses de las Cuencas Mineras y de Sierra de Arcos dibujando un perfil pesimista y utilizando el mismo adjetivo - negro - que aplicamos a ese mineral que da de comer a unas cuantas familias de la zona y que frena la cada vez más amenazante despoblación.

     Son nada más y nada menos que 33 despidos en una de las minas de la localidad. A esto se suma que la térmica de Andorra tienes previsto prescindir de 42 empleados. Todo un hachazo para la comarca y para la cada vez más desolada provincia de Teruel. Porque la historia nos está demostrando que, como cantaba el gran José Antonio Labordeta, "vamos camino de nada". Se cerró la central térmica de Aliaga en el año 1981, se clausuraron las minas de Aliaga, Campos, Castel de Cabra, Escucha, Utrillas, Rillo,...y dejó de funcionar hace pocos años la térmica de Escucha. El castigo ha sido tan duro que es muy difícil que esta comarca levante la cabeza, al menos a corto plazo.

     Para los más optimistas hay que señalar que sólo nos queda el turismo. Pero es un turismo de temporada o de fines de semana. Y es un turismo limitado. Esa es la realidad. Porque si no se buscan otras alternativas industriales, esta provincia seguirá el imparable camino de la despoblación. El clima, las comunicaciones, la orografía,...todo está en contra de un Teruel del que sólo resiste la capital, la comarca del Bajo Aragón, y poco más.

     Está claro que no son buenos momentos para invertir. Pero algo tendrán que hacer nuestros políticos para revertir la situación si no quieren ver en pocos años una provincia desolada, sin jóvenes, sin emprendedores, sin futuro.

16/01/2016 20:20 josemarco Enlace permanente. ARAGÓN No hay comentarios. Comentar.

MASADAS EN EL MAESTRAZGO

20140730201207-20140730-114100.jpg

     Son muchas las masadas o masías diseminadas por la provincia de Teruel. La mayoría de ellas están situadas en la parte alta de la comarca del Maestrazgo. La proximidad entre la antigua frontera de los reinos de Aragón y Valencia las convirtió en privilegiados recintos o pequeñas fortalezas de defensa y refugio para los habitantes que poblaban las masadas del entorno. De ahí el sobrenombre de Torres.

    Hoy hemos visitado una de ellas, la Torre Piquer, perteneciente al término municipal de Villarroya de los Pinares y situada en un un cerro rocoso, cerca del nacimiento del río Guadalope y a casi 1.600 metros de altitud. Es una de las Tres Torres Piquer que hay en la provincia de Teruel y, tal vez, la más antigua. Su fecha de construcción se remonta a finales del siglo XIV. Así lo atestiguan su ventana adintelada con adorno, simulando un arco conopial y dos escudos de gran interés histórico.

    Desde una eminencia hemos observado una excelente panorámica: prados verdes con todas las tonalidades, bancales de cereal aún sin cosechar, pequenos rincones de pino oscuro, balsas de riego, abrevaderos para el ganado y algunos chopos, testigos mudos de alguna fuente y algún manantial. Porque Torre Piquer es una de las muchas masadas que estuvieron habitadas hasta finales del siglo XX. En su interior todavía se conservan las distintas dependencias en las que vivían dos o más familias numerosas. Todas ellas piden a gritos una restauración y - aunque parezca utópico - una transformación, que no regreso, en casas rurales o recintos agrícolas. El gran problema son las comunicaciones, los largos y duros inviernos y el cambio de vida de las últimas décadas.

    Un día para la contemplación de un entorno natural privilegiado, para la reflexión sobre modos de vida que casi han desaparecido y para algunos sueños de futuro todavía grises y nebulosos.

30/07/2014 19:38 josemarco Enlace permanente. ARAGÓN No hay comentarios. Comentar.


LA VAQUILLA

20140712184556-vaquilla-2014.png

     Teruel siempre ha sido una ciudad tranquila, famosa por sus jamones, por su gente hospitalaria, por los Amantes y - ¡cómo no! - por las fiestas de la Vaquilla.

      Hace unas dos horas ha sonado el tradicional campanico y el alcalde ha dado el pistoletazo de salida a tres días intensos de fiestas en la calle, de eventos taurinos, de conciertos y de explosión de alegría en los locales de las 19 peñas de la ciudad. A las cuatro y media dos jóvenes peñistas han puesto el pañuelo rojo al torico como símbolo de la fiesta, de la alegría y de lo que se suele llamar "buen rollo". A partir de ese momento, la tercera capital de provincia de Aragón, que duplica estos días su ploblación, se transformará en un hervidero de gente que sólo los más valientes podrán aguantar.

      Mi primer viaje, a los cuatro años, fue a Teruel. Desde Aliaga, el correo - así lo llamábamos entonces - tardaba más de dos horas para recorrer unos setenta kilómetros. Eso sí, paraba en todos los pueblos y transitaba por carreteras tercermundistas. Ahora se llega en poco más de 45 minutos. Los viajes a la capital son habituales y son muchos los habitantes de los pueblos que se desplazan a la capital para comprar, visitar algún museo o pasar unas horas. Porque la ciudad de los Amantes se ha transformado mucho en los últimos años. Así, el Parque Temático Dinópolis atrae cada año a la ciudad a miles de visitantes. Lo mismo ocurre con las bodas de Diego e Isabel a mediados de febrero, o con la Feria del Jamón en septiembre. También hay que valorar el impulso cultural de la ciudad gracias a la flamante ciudad universitaria, en la que se imparten entre otros los grados de Magisterio, Filología, Bellas Artes o Psicología. Todo esto es muy positivo para una ciudad cuya asignatura pendiente siguen siendo las comunicaciones por ferrocarril y por carretera, especialmente con la capital de España.

      Aunque resido en Zaragoza, siempre he sido un enamorado de Teruel. Acudo cuanto puedo y disfruto paseando por sus empinadas calles o tomando un refresco en algunas de sus acogedoras terrazas. El verano es un regalo para esta pequeña ciudad, tan castigada por el frío invernal. Son muchos los valencianos, catalanes o madrileños que eligen sus hoteles para pasar unos días tranquilos y alejados de la canícula estival. Eso sí, prefieren hacerlo después del lunes de la vaquilla, cuando la ciudad vuelve a la normalidad tras unos días de intensa celebración y de alegría en las calles. Porque Teruel es historia, es cultura, es arte y es un lugar en el que vale la pena perderse de vez en cuando.


UN HIMNO A LA LIBERTAD

20110918123508-libertad.jpg

     Esta mañana me he levantado tarareando el Canto a la libertad de nuestro aragonés universal más reciente, José Antonio Labordeta. Hace ya un año que nos dejó "El Abuelo" y todavía recuerdo esos actos de homenaje a su memoria, tanto institucionales como populares. Pero los tiempos han cambiado y, al parecer, lo institucional y lo popular han tomado caminos divergentes: hace dos días el muro ideológico de los representantes de centroderecha del actual gobierno de Aragón impidió que este himno popular sustituyera al actual. De nada valieron las más de 25.000 firmas de aragoneses de a pie, de nada valieron las manifestaciones populares que han recorrido la geografía española durante los últimos meses.  Pero lo que más me ha sorprendido, no ha sido la negativa a incluir este himno como el canto oficial de Aragón. Lo que ha desautorizado a algunos políticos es  que sus razonamientos para seguir con un himno que desconocen la mayoría de los aragoneses, no tienen, en mi opinión, ningún fundamento lógico.

     Por eso me he levantado canturreando este himno, que tantas veces canté con los brazos en alto en la plaza de Jorcas, en la plaza del Pilar, en teatros y en pabellones. Un numeroso grupo de aragoneses volvieron a cantarlo ayer en el centro de Zaragoza. Y mañana volverá a resonar en calles, colegios y centros culturales. Va a ser inevitable que siga siendo el himno de todos los aragoneses. A pesar del voto de algunos políticos, a pesar de sus razonamientos hueros, a pesar de sus oídos sordos a la voz del pueblo.

     Como homenaje a José Antonio, voy a transcribir unas palabras del libro Los amigos contados, que reúne artículos publicados en la revista Andalán desde 1979 a 1982. Labordeta expresa una sensación ante la realidad que le rodea, que no dista demasiado de la actual:

     "Ando hace tiempo entre asombrado y vago, entre tristón y lento, entre irascible y asco cotidiano. Ando, quiero decir, hace tiempo observando el cotarro. Y realmente no está para cantar una gloria de alegría".

      ¿Qué diría Labordeta, doce meses después de su partida, de la convulsa economía mundial, de la política de vodevil, del desarrollismo salvaje, de los vaivenes sociales, de las agresiones a la cultura, de los recortes en educación, del malestar reinante, de los indignados, de los resignados? Seguro que no permanecería indiferente y que volvería a entonar con energía ese canto de futuro, siempre actual y convincente, a pesar de los silencios y de los olvidos.

 

18/09/2011 12:35 josemarco Enlace permanente. ARAGÓN No hay comentarios. Comentar.

¿AUTOVÍA O AISLAMIENTO?

20110410123829-autovia-teruel-cuenca.jpg

     A nadie se le oculta que una de las asignaturas pendientes de la comunidad autónoma de Aragón es la precariedad en las infraestructuras. Salvo contadas excepciones, como la línea del AVE a Madrid y a Barcelona - favorecida por la privilegiada posición de Zaragoza entre estas dos ciudades - la A-2 y la autovía mudéjar, todavía inacabada, Aragón está prácticamente a la cola de las demás autonomías en kilómetros de autovías y en comunicaciones eficientes.

    Tengo que reconocer que siempre me han gustado conducir por carreteras secundarias, sinuosas, empinadas, solitarias. Pero esto no se opone a una realidad que cada día se presenta más urgente y acuciante: la necesidad de desdoblar tramos de carretera aragoneses que condicionan un modo de vida propio del siglo XXI y repercuten seriamente en la despoblación de los medios rurales de las tres provincias de la comunidad.

     El último episodio de una serie de reivindicaciones pendientes - el desdoblamiento de la nacional II, el desdoblamiento de la peligrosísima N-232, la autovía hasta Alcañiz, la autovía desde Monreal del Campo hasta Alcolea del Pinar - ha sido de nuevo la solicitud de un replanteamiento serio y decisivo para que la A-40 - que unirá Teruel con Cuenca - sea una realidad en los próximos años. Para ello habrá que desbloquear asuntos relacionados con el impacto ambiental y echar mano de la imaginación para buscar alternativas fiables. ¿No ocurrió hace años con la conflictiva A-3 a su paso por las famosas hoces del Júcar? Y se solucionó. Eso sí, con mucho diálogo y con un notable incremento del presupuesto. Por eso hay que decir bien claro - y Fomento lo sabe - que el problema es económico y demográfico. Y si no se soluciona en pocos años, la provincia de Teruel seguirá aislada de la zona oeste de la península, como ya ha quedado aislada con el AVE a Valencia - en esto Cuenca nos ha cogido la delantera. Ayer la manifestación tuvo lugar en esta ciudad castellano-manchega. Eso sí, había muchas personas de Teruel, había representantes de la plataforma Teruel Existe, pero los políticos brillaron por su ausencia.

     A poco más de un mes para las elecciones autonómicas y municipales, los políticos deberían reflexionar de nuevo sobre el problema de las infraestructuras en Aragón. No pueden ni deben orillar un problema que ya conocen y que quizás vuelvan a sufrir en sus propias carnes cuando tengan que desplazarse a núcleos rurales alejados de las autovías, por carreteras tortuosas y comunicaciones obsoletas. Se darán cuenta también del progresivo despoblamiento de determinadas comarcas - especialmente en Huesca y en Teruel - y de la ausencia de un tejido industrial de futuro. Me imagino reflexionarán sobre este problema mientras se recrean en paisajes idílicos y contemplan los valles vacíos y silenciosos desde sus vehículos oficiales. Y se percatarán de que algunas carreteras sólo sirven para hacer turismo o para evocar nostálgicamente el pasado.

10/04/2011 12:37 josemarco Enlace permanente. ARAGÓN No hay comentarios. Comentar.

TERUEL, ENTRE LA SOLEDAD Y EL AISLAMIENTO

20101218193852-teruel-se-viste-de-luto.jpg

    Hace pocos días se cumplieron once años de la creación de la coordinadora "Teruel Existe". Este grupo de personas ha intentado mantener encendida, un día sí y otro también, la llama de la ilusión, el camino de los sueños casi utópicos para una provincia dejada de la mano de Dios y de los hombres.

    Tanto ayer como hoy han sido días tristes para una provincia que no tiene autovía directa con la capital de España. Y que, además, en pleno siglo XXI, se ha visto definitivamente alejada de esta red de trenes de alta velocidad llamada AVE que ayer llegó a Albacete - para satisfacción de José Bono - y que hoy a llegado a Valencia - para orgullo de nuestros privilegiados vecinos territoriales. Algo similar le ocurrió en el siglo XIX cuando fue la última provincia de España en tener comunicación por ferrocarril.

    Precisamente esta mañana ha viajado hasta la capital turolense nuestro político más relevante, Marcelino Iglesias, a apoyar con su presencia a los candidatos a la alcaldía de Teruel para las próximas elecciones del mes de mayo. No sé si habrá tenido tiempo de reflexionar sobre la soledad de la provincia, sobre su aislamiento endémico, sobre el ninguneo de todos los gobiernos de la democracia. No sé si se habrá acordado de su compañero de partido José Bono o del presidente de la generalitat valenciana Francisco Camps. Me imagino que sí. Que alguien le habrá recordado que los turolenses estamos de luto, que después de once años de lucha han sido pocos los logros, muchas las promesas y un montón de actuaciones incumplidas.

     Hay muchas asignaturas pendientes en la provincia de Teruel. Hay muchos problemas que se van demorando, posponiendo, postergando. Porque es una pena que el AVE llegue a Cuenca, se acerque muy pronto a Castellón y se aleje de Teruel una vez más. Porque es una pena que la autovía a Cuenca se haya quedado de nuevo en el tintero. Porque es una pena que la autovía por Alcañiz hasta el Mediterráneo se demore año tras año. Por eso los componentes de la coordinadora van a erigir un monolito en un lugar céntrico de la capital para manifestar el luto por una provincia solitaria, aislada y cada día más olvidada.

     Sería aconsejable que nuestros políticos municipales y autonómicos se dieran una vuelta por todos los rincones de la provincia en estos días de crudo invierno para percatarse de una situación cada vez más acuciante. Sería un buen gesto por su parte aprovechar sus continuos viajes de precampaña para poner sobre la mesa planes de futuro creíbles, realistas y consensuados. Pero, de momento, nada de eso se vislumbra. Habrá que seguir luchando por una provincia alejada de las grandes vías de comunicación.

POR UN FUTURO PARA TERUEL

20100903172845-en-defensa-del-carbon-2.jpg

     Con un encierro en el ayuntamiento de Ariño, una manifestación en Andorra, la unidad de todos los representantes sociales y el apoyo de la calle, hoy comienzan unos días decisivos para uno de los medios de vida de una parte importante de la provincia de Teruel: La minería.

     La amenaza del cierre de todas las minas turolenses por parte de la Unión Europea para 2014 ha puesto en pie de guerra a todos los implicados y tiene que movilizar de rebote a toda la opinión pública aragonesa y española. Los representantes políticos del gobierno de Aragón y de España tienen mucho que decir en este tema que ya es reiterado y letal para una provincia que se viene desangrando progresivamente desde la década de los sesenta del siglo XX.

     La comarca de las Cuencas Mineras - una de las más afectadas por la emigración y la despoblación - ya sufrió hace unas décadas el cierre progresivo de todas las minas y de la central térmica de Aliaga. Casi sin contrapartidas, sin una decidida reconversión, los pueblos se han quedado vacíos, sin industrias y sin una perspectiva de futuro para los jóvenes. Incluso Utrillas ha perdido más de mil habitantes en estos últimos años. La térmica de Escucha tiene los días contados. Y en lugar de las minas se han abierto sendos museos mineros en Escucha y Utrillas y un Centro de Interpretación de la Minería en Aliaga. Todo ello dirigido a un turismo estacional y muy escaso.
     Es cierto que van cambiando los tiempos y que el carbón ya no es rentable y, además, contamina mucho más que otras energías. Pero, al parecer, deberían arbitrarse medidas para que la explotación de carbón autóctono no desapareciera y se utilizara par otros usos energéticos. Ahora predominan la energía eólica y la energía solar. Las montañas aragonesas se adornan indecentemente de aerogeneradores y los campos yermos se van sembrando de placas solares. Una energía válida, pero no suficiente para solucionar el futuro laboral de tantos trabajadores que quieren quedarse en su tierra y vivir en su tierra.

    Ahora les llega el turno a las comarcas Andorra-Sierra de Arcos y Bajo Martín. El pueblo de Ariño, pionero en las aulas digitales, debe ser ahora pionero en la defensa de un empleo y de un futuro. No se debe repetir la historia de la comarca vecina. De ser así, sólo quedarían los escombros, la soledad y el abandono.

03/09/2010 17:27 josemarco Enlace permanente. ARAGÓN No hay comentarios. Comentar.

TERUEL EN AGOSTO

20100803233215-teruel-agosto-2010-4.jpg

     Cuando llega el mes de agosto, la Ciudad de los Amantes se viste de gala para recibir a numerosos visitantes. La mayoría de los que visitan Teruel en estos días estivales disfrutan del sabor medieval de sus calles y del clima envidiable de sus mañanas y de sus noches.

    Con motivo de la asistencia al curso “Cómo acercar la Literatura a los jóvenes”, organizado por la Universidad de Verano y dirigido por la escritura Espido Freire, he vuelto a la capital de mi provincia. Esta ciudad que conocí a los cuatro años cuando, desde el viaducto, contemplé con alegría y asombro el primer tren.

      Teruel ha cambiado mucho en los últimos años. Sus ciudadanos y ,especialmente, la plataforma social “Teruel Existe” han conseguido que esta capital de provincia sea mejor considerada desde Madrid y, poco a poco, vaya ocupando el puesto que le corresponde en Aragón y en España. De todos modos, aún queda mucho por hacer.

     Uno de los logros de los últimos años ha sido la consolidación de una Universidad que descentraliza la de Zaragoza y se ha convertido en reclamo de numerosos estudiantes de la capital y de la comunidad vecina. El edificio es moderno, funcional y muy acogedor. En el vicerrectorado vamos a reflexionar durante cinco días sobre la Literatura clásica, sobre los símbolos, sobre cómo presentar a nuestros alumnos unas obras literarias adaptadas a la mentalidad del siglo XXI. Es una tarea cada día más ardua. Por eso hay que echarle imaginación al asunto. Espido nos guía con su experiencia como buena comunicadora y excelente escritora. Lo demás lo tendremos que poner en práctica en las aulas. Con entusiasmo, con afán innovador, con inquietud creativa.

     Teruel es un marco ideal para estas jornadas y otra que se han desarrollado en julio y se van a realizar en septiembre. Los cursos de verano ya van por su XXVI edición. La oferta es muy diversa y la respuesta de los estudiantes y docentes muy positiva. Además, la ciudad del mudéjar brinda al visitante arte, historia, cultura y ocio. Todo para que el mes de agosto no sea uno más en la capital. Al filo del crepúsculo hemos comprobado que Teruel está vivo en agosto y que muchos turistas se detienen unos días a gozar de una buena temperatura veraniega y del latido cotidiano de sus calles, plazas y avenidas.

03/08/2010 23:31 josemarco Enlace permanente. ARAGÓN No hay comentarios. Comentar.

EL HECHIZO DE LA NIEVE

20091216194803-nieve-en-teruel.jpg

     Si hubiera tenido tiempo, me habría acercado durante estos días a la provincia de Teruel para contemplar ese paisaje blanco, invernal, solitario, casi bucólico.

     Si hubiera tenido la oportunidad, habría sobrevolado mi querida provincia para contemplar desde las alturas cómo la nieve cubre los tejados de las casas, los campos de cultivo, el verde de los pinos y cómo intenta ocultar sin conseguirlo el rastro inevitable del trágico incendio del pasado verano.

     Teruel ha sido noticia durante estos días en los medios de comunicación por sus bajas temperaturas y por esa nevada que, hace cuatro décadas, entraría dentro de lo normal. Teruel ha vuelto a existir en los mapas nacionales del tiempo. Lástima no hayan recordado con el mismo énfasis el décimo aniversario de la plataforma "Teruel Existe".

     Esta intensa nevada, que nos remite a un pasado cada vez más lejano, altera la vida normal de esos pequeños núcleos rurales de la provincia de Teruel. Sus pocos habitantes se encierran en sus casas e intentan sobrellevar lo mejor posible el paso de las horas. La nieve es incómoda para las comunicaciones, para las urgencias médicas, para el suministro, para los trabajos al aire libre. Aunque, eso sí, muchos la consideremos como un motivo prenavideño, como un recuerdo de la infancia o como una bendición para el futuro, tal como reza el conocido refrán.

    De todos modos, lo peor son los problemas del día después: la nieve helada en las calles empinadas, los carámbanos en los tejados, el frío que cala hasta los huesos. Pero, como la memoria es selectiva y siempre conserva lo más agradable del pasado, la nieve nos recuerda los días sin escuela, los concursos de patinaje en las calles más umbrosas, las batallas de bolas de nieve en los recreos, la rudimentaria quitanieves que llegaba al pueblo después de una semana y la naturaleza idealizada como una postal invernal anclada en el pasado y perdida en el poso nostálgico de la memoria.

 

16/12/2009 19:46 josemarco Enlace permanente. ARAGÓN No hay comentarios. Comentar.

EL FUTURO DE ZARAGOZA

20091116181041-contenidos-expo-paisajes-2014.jpg

     El futuro de una ciudad puede depender, en ocasiones, de un número limitado de votos. Y es una pena que proyectos importantes de futuro para la Zaragoza del siglo XXI se queden en el baúl de los recuerdos o cambien radicalmente debido a la racanería de algunos, a la falta de compromiso de otros, a la preferencia por la opción más cómoda o al impulso emocional de este otoño caprichoso e incoherente.

     Siempre he confiado en mis representantes políticos - ingenuo de mí - pero, a veces, me asalta la duda del acierto o desacierto de sus decisiones. Decisiones que pueden ser un lastre para el futuro o un trampolín de progreso y prosperidad. Es verdad que cada vez se trabaja más a corto plazo y que la crisis económica ha dado al traste con algunos planteamientos. Pero casi nadie comprende el cambio radical de los representantes municipales de la ciudad en lo que se refiere a la ubicación de la próxima muestra de la ciudad del Ebro: Expopaisajes 2014. Al final, los ediles zaragozanos se han inclinado por lo más fácil, por lo menos creativo, por lo más económico. Han preferido, por tanto, ubicar esta muestra muy cerca del meandro de Ranillas, prácticamente al lado de los terrenos de la Exposición Internacional de 2008. Y se han quedado tan anchos. A pesar de las polémicas, a pesar de las quejas más que justificadas de los vecinos de San José, Vadorrey y Las Fuentes.

     Como vecino de este último barrio, me hacía ilusión contemplar desde la galería del piso un paisaje distinto al actual. En lugar de avistar esa huerta abandonada y maltratada, en lugar de vislumbrar esa ribera del Gállego infame, en lugar de acercarme a un Soto de Cantalobos dejado de la mano de Dios y de los hombres, habría podido visitar una muestra de plantas autóctonas y exóticas, unas parcelas cuidadas, una armonía natural entre los ríos y su entorno y - ¡cómo no! - un paisaje nuevo, distinto y atractivo. Pero, al parecer, no va a ser así. Tendré que volver de nuevo al lejano meandro de Ranillas para observar esta muestra de plantas y flores. Una muestra que quedará absorbida por los actuales edificios de la Exposición anterior, una muestra lejos de un entorno natural privilegiado como es la desembocadura del Gállego.

     El sábado pude pasear por el recinto de Ranillas. Ha mejorado mucho su aspecto, aunque queda mucho por hacer. Parecía que estaba todo vacío, parado, envarado. Recordé la afluencia de gente hace quince meses. Y sentí nostalgia al contemplar el pabellón de Aragón vallado y en obras, el pabellón de España vacío, la Torre del Agua como un fantasma vertical y los telesillas deslizándose silenciosos por encima de un paisaje anclado en el pasado.

     No sé cómo será el futuro de Zaragoza. Lo que se adivina es que la fisonomía de la capital de Aragón cambiará en cuatro o cinco años de modo casi radical. Las obras del futuro tranvía han comenzado la marcha atrás, se habla de una futua línea de metro, no se dice nada de la nueva Romareda. Al parecer, muchos temas importantes se deciden a última hora y por un mínimo margen de votos. La responsabilidad de nuestros representantes políticos municipales es grande. Habrá que seguir confiando en ellos. Aunque, eso sí, el cambio de opinión respecto a la ubicación de Expopaisajes 2014 ha sido un traspiés. Se mire como se mire. Y una bofetada metafórica a los habitantes del este de la ciudad.

BROCHE DE ORO A LAS FIESTAS DEL PILAR

20091019173836-broche-de-oro.jpg

     Joaquín Carbonell y Eduardo Paz pusieron ayer el broche de oro a las Fiestas del Pilar 2009 con un recital en el que echamos de menos al "abuelo", al polifacético José Antonio Labordeta. Carbonell inició el acto con algunas de las canciones más conocidas de su repertorio, entre ellas la famosa La peseta. Me recordó el joven cantautor de finales de los años setenta en Miravete de la Sierra, en ese acto reivindicativo que se podría volver a repetir treinta años después: "Salvemos Teruel". El cantautor de Alloza ha ganado en madurez y ha mejorado en cadencia e interpretación. Sabe estar sobre el escenario y sabe cómo ganarse al público, que llenaba la plaza del Pilar, y metérselo en el bolsillo. Me supo a poco el tiempo que Carbonell estuvo sobre el escenario. Y eché de menos algunas de sus canciones más emblemáticas como Dejen Pasar.

     Llegó poco después Eduardo Paz, excomponente de La Bullonera y consolidado cantante. Su excelente voz atronó toda la plaza y con la canción con la que el grupo comenzaba los conciertos - Venimos simplemente a trabajar - nos llenó de nostalgia a los que vivimos de cerca los primeros años del grupo. Recordé sus actuaciones multitudinarias en Barcelona - en las Atarazanas y en el Palacio de Deportes -, viajé mentalmente a Jorcas, a aquellos quinces de agosto soleados y tormentosos, a aquella iglesia abarrotada en la que, por fuerza mayor y como una gran excepción, tuvo que celebrarse uno de sus recitales. Recordé a mi hermano Antonio, entusiasmado con el grupo, y a mi primo Luis Vicente, alma de las fiestas de Jorcas y amigo de Labordeta. Y un relámpago de nostalgia recorrió mi interior.

     Mientras tanto, a medida que se acercaban las once de la noche, el público - mayoritariamente adulto, con algún niño como acompañante y pocos, muy pocos, jóvenes y adolescente -, coreaba y bailaba cada una de las canciones. Hasta que llegó la apoteosis con la interpretación de Los de Huesca y de Teruel y El canto a la libertad. Una noche para recordar. Un recital en el que canciones del último cedé "Vayatrés" nos volvieron a recordar viejas reivindicaciones que, lamentablemente, aún existen: el problema del agua, las desigualdades sociales, la emigración, el paro,... Pocas, muy pocas banderas de Aragón y emoción a raudales. Lástima no estuviera el abuelo, el gran José Antonio Labordeta.

 

19/10/2009 17:27 josemarco Enlace permanente. ARAGÓN No hay comentarios. Comentar.

SUEÑOS FRUSTRADOS

20090923201222-estacion-de-perales.jpg

     En la tercera década del siglo XX, concretamente en 1927, comenzó un sueño que - como tantos otros - no llegó a convertirse en realidad. Se trataba de la construcción de una línea de ferrocarril entre Teruel y Alcañiz, que enlazaría con Mequinenza y que llegaría hasta el sur de Francia. Pero, después de varias interrupciones, en 1935 se abandonó una empresa que, al parecer, no parecía rentable. Las dificultades económicas, la falta de voluntad política y la inminencia de la guerra, dejaron un rastro de miseria y abandono y, lo que es peor, cientos de operarios se quedaron en sin trabajo.

     La plataforma "Teruel Existe" y otros colectivos sociales proponen desde hace meses aprovechar el frustrado ferrocarril para una vía verde, que podría enlazar en Utrillas con la de Zaragoza, o para un proyecto turístico de envergadura. Todo lo que se proponga es positivo, siempre que se lleve a cabo y no se convierta en otro sueño frustrado. Cuando la crisis económica golpea por los cuatro costados, es difícil que empresas ambiciosas se realicen. De todos modos, el proyecto que se propone no sería demasiado gravoso para las arcas públicas y redundaría en la calidad de vida de los habitantes de unas comarcas cada vez más deprimidas, especialmente la comarca de las Cuencas Mineras.

    Cada vez que utilizo la Nacional 420, contemplo la estación de Alfambra, con una escultura alegórica al respecto; la estación de Perales de Alfambra, que está siendo recuperada por el municipio; el puente de la Venta con la escultura de "El Sueño". Y comienzo a soñar y a imaginar qué futuro les espera a estas tierras dejadas de la mano de Dios y de los hombres. Y comienzo a pensar qué habría ocurrido si esa línea que se comenzó a construir hace casi cien años hubiera llegado a feliz término. Son sueños utópicos, sueños frustrados, como los que quedaron inacabados en 1935.

23/09/2009 20:09 josemarco Enlace permanente. ARAGÓN No hay comentarios. Comentar.

LA SOLEDAD DE LA SABINA

20090805184758-incendio-2009-4.jpg

     Mientras viajaba el lunes por la mañana desde Teruel hacia Valencia, observaba desde la autovía mudéjar, a la altura de La Puebla de Valverde y hasta el límite de la Comunidad Valenciana el casi insólito paisaje sembrado de sabinas. Al contemplar este árbol azotado por el cierzo y castigado por inviernos inclementes, recordé unos versos de José Antonio Labordeta, que plasmo a continuación:

 

                    EL PERFIL SE desangra..
                    Se rompe el horizonte.
                    Como un pájaro quieto
                    la sabina interrumpe la distancia.
                    El viento, atenazante,
                    lo desconcierta todo
                    y una ontina sedienta
                    rompe la longitud
                    de un cielo invertebrado.

                    Allí permanece quieta
                    igual que la soledad,
                   pasa el tiempo por sus ramas
                   y no las puede truncar.
                   Soporta la ira del cierzo
                   igual que un barco en el mar.

 

     También evoqué una enhiesta sabina - que aparece en la fotografía - en las proximidades de Aliaga, salvada milagrosamente del pavoroso incendio de finales de julio. No es la sabina de La Puebla de Valverde, no es la sabina de Los Monegros, es la sabina de Aliaga, arropada por sus hermanos los pinos y emulada por los ariscos enebros. Todo un símbolo del paisaje de Aragón. Labordeta lo supo captar y así lo expresó en una de sus canciones en 1997.

05/08/2009 18:43 josemarco Enlace permanente. ARAGÓN No hay comentarios. Comentar.

AVENTURA, BELLEZA Y MAGIA EN EL PIRINEO

20090621115146-aguas-tuertas-2.jpg

     Para disfrutar de la magia de la naturaleza, para embeberse de la belleza de un paisaje casi idílico, para sumergirse en un torbellino de aventura, basta con desplazarse a uno de los valles del Pirineo oscense y emprender una travesía sin prisas, sin horarios, sin agenda.

     Ayer nos acercamos en coche hasta la Selva de Oza y emprendimos una ruta de tres horas hacia el ibón de Estanés. Esta era la meta y el objetivo, pero la naturaleza nos reservaba numerosas sorpresas durante el recorrido. La primera ascensión es llevadera, si no aprieta demasiado el calor. Al llegar a la cima de una colina surge ante nuestros ojos el valle de Aguas Tuertas (aguas torcidas) que es sencillamente impresionante. Rodeado de montañas, flanqueado de sonoras cascadas y tapizado de una alfombra multicolor de flores y hierba, el futuro río Aragón se desliza por este valle formando simétricos meandros y alimentando un ecosistema singular y pintoresco. Pero no todo termina allí, Alberto - un pamplonica que se nos ha unido en el camino - Javier y yo nos dirigimos hacia el fondo del valle para iniciar los últimos repechos hacia el ibón de Estanés. El cansancio va haciendo mella en nuestras piernas, pero una suave brisa y pequeñas nubes bajas que ocultan el sol convierten la ascensión en una aventura hacia lo inesperado. Al filo de las dos y media de la tarde coronamos las últimas colinas de 1900  metros y, poco después, divisamos este lago natural, alimentado por la nieve: impresionante. Todavía quedan retazos de nieve virgen en el circo que rodea al ibón. Un sarrio se aleja hacia su madriguera de piedra. Algunos excursionistas inician su descenso hacia el valle de Aguas Tuertas.

      La bajada es más llevadera, aunque las articulaciones de las rodillas se empiezan a quejar. Reponemos fuerzas y volvemos a contemplar un paisaje  preñado de belleza. La travesía ha valido la pena. El cansancio físico durará veinticuatro horas. Pero la impresión, el eco y la sensación mágica permanecerán para siempre en nuestra retina. Tenemos otras rutas en nuestra agenda. De momento, las dejaremos para el final del verano.

TERUEL, CADA VEZ MÁS CERCA

20090512141510-teruel-mudejar.jpg

     La iniciativa de un grupo de inquietos turolenses ha hecho posible lo que hace unos años parecía un sueño: disfrutar con calma, desde tu domicilio y a través de la red, de una visita virtual a los lugares y monumentos más relevantes de la capital de los Amantes.

     Es de esperar que a través de esta página - www.centrohistoricoteruel.com - los que no conocen esta pequeña capital de provincia se animen a visitarla en persona y, los que ya la conocemos, sigamos descubriendo pequeños rincones o leves detalles que suelen pasar inadvertidos.

     Nunca me he sentido atraído por lo virtual. Prefiero la realidad física cercana, latente, viva. De todos modos, si lo virtual sirve como trampolín para valorar más lo real y, a ser posible, para enriquecerlo, bienvevido sea.

     El tiempo dirá si la iniciativa es buena. Es decir, si ha aumentado el número de turistas, si ha contribuido a difundir la historia y cultura de la capital y si, en definitiva, ha ayudado a valorar lo que muchos todavía no habíamos valorado lo suficiente, unos por la rutina cotidiana y otros por el desconocimiento de un entorno digno de ser visitado. Teruel existe en la red. Una ventana más se abre al exterior. Una inquietud de futuro que, de momento, ha sido muy bien recibida.

 

11/05/2009 19:06 josemarco Enlace permanente. ARAGÓN No hay comentarios. Comentar.

LAS MASADAS DEL MAESTRAZGO

20090307195943-masadas.jpg

     Mucho se ha escrito durante los últimos años de las masadas - mases o masías - turolenses, en especial de las que pertenecen a la comarca del Maestrazgo. Joherg, en su excelente blog - http://espaciosdelmaestrazgo.blogspot.com - habla de estos caseríos o pequeños asentamientos rurales como un habitat sostenible de cara al futuro. Comenta el insustituible valor patrimonial, paisajístico y cultural de estos enclaves solitarios, con su propia fisonomía, su peculiar integración en la naturaleza y su original estructura artística.

     Durante las últimas décadas hemos asistido a la progresiva despoblación y abandono de numerosas masadas en la provincia de Teruel. Los mayores nos han ido dejando y los jóvenes han emigrado al pueblo más cercano o a la capital en busca de un modo de vida más acorde con los tiempos. Algunos hablaban de la dureza en las condiciones de vida; otros, de la soledad; la mayoría, de la ausencia de perspectivas de futuro.

      Pero el progreso avanza y quizás aún se llegue a tiempo de salvar definitivamente las casi cien masadas que todavía están habitadas en esta dura y agreste comarca turolense. La electricidad va a llegar a estos caseríos y con ella una serie de comodidades tanto en la vida cotidiana como en el trabajo de todos los días. Eso no impedirá que continúen con las placas solares en los tejados o con otro tipo de energía alternativa. Me pregunto, sin embargo, si se habrá llegado demasiado tarde. Me pregunto si habrá que seguir pensando en la restauración de muchas de ellas, en su transformación en pequeños albergues o en alojamientos rurales. Esto supondría una importante inversión por parte de particulares o entidades y voluntad de poner en marcha proyectos culturales o turísticos. El reto no es nada fácil. Pero es una pena que se pierda un patrimonio de siglos por la desidia, la dejadez o el olvido.

(Imagen: Acuarela de Vicente Aparici)

 

 

APOTEOSIS DEPORTIVA EN TERUEL

20081218184340-eurocai-teruel-2.jpg

     Ayer sentí una sana envidia cuando mi mente viajaba hasta el pabellón de Los Planos de Teruel y se unía metafóricamente a esas tres mil gargantas que no cesaron de animar al equipo de Voleibol de la capital. Es una lástima - o una vergüenza - que la televisión autonómica aragonesa volviera a estar ausente (una vez más) de un evento deportivo que muchos aficionados hubiéramos deseado ver. Pero, como ya sabemos, la ciudad de los Amantes todavía no ha hechos los méritos suficientes para equipararse con Huesca o con Zaragoza. En Aragón - no sólo en España - siempre ha habido categorías y, al parecer, la discriminación va para largo.

     Como turolense, me alegro de que Teruel ponga su nombre en Europa por medio de un evento deportivo. Es verdad que el voleibol no es el fútbol ni el baloncesto. Pero tiene mucho mérito que prácticamente el diez por ciento de la capital se reuniera en el pabellón municipal para arropar a su equipo.  En este caso sí que podemos hablar de que Teruel Existe, aunque sólo sea en lo deportivo. A ver si nuestros políticos toman nota del evento y se deciden a impulsar otras parcelas más importantes como la educación, la sanidad o las comunicaciones. A ver si los medios de comunicación están más acertados en sus decisiones y no se olvidan de Teruel en sus retransmisiones.

    

    

TERUEL, RESERVA MEDIOAMBIENTAL

20081217171637-teruel-4.jpg

     Teruel no es Valencia, ni Castellón, ni Alicante, ni Murcia. Teruel es una pequeña ciudad de provincias, de interior, aislada, coqueta, pintoresca. Los turolenses suman pocos votos en la urna electoral. Por eso, sus decisiones no se suelen tener en cuenta, se olvidan, se ningunean, se posponen.

     Elena Espinosa ha demostrado, de nuevo, su falta de tacto negociador y la ausencia de reflejos. Le sobra prepotencia y le falta flexibilidad. Le sobra el "mando y ordeno" y le falta diálogo y receptividad. Pocos creíamos en un cambio de rumbo, pero casi nadie se esperaba una negativa tan rotunda a la revisión del impacto ambiental de la A-40 entre Teruel y Cuenca. La ministra de Medio Ambiente habla de "daños ambientales irreversibles". Habría que preguntarle a esta representante del gobierno central qué entiende por daños ambientales y qué considera irreversible.

     Alcañiz no es Reus, ni Amposta, ni Tortosa, ni Vinaroz, ni Xátiva. Alcañiz en una pequeña ciudad turolense del Bajo Aragón que lucha contra viento y marea por un futuro mejor para sus habitantes y los de su comarca. Lo que ocurre es que la Ciudad del Motor no dispone de buenas comunicaciones con el Norte, ni con Zaragoza, ni con el Mediterráneo. La N-232 se está convirtiendo en una ruta tristemente famosa. Los accidentes no cesan y miles de vehículos atraviesan todos los días los cascos urbanos de El Burgo de Ebro, Fuentes de Ebro o Híjar. Pero está claro que el desdoblamiento de esta carretera tendrá que esperar. Y llegará tarde. Como tantos vías de comunicación en Aragón.

      Los aragoneses seguimos sin tener eco en Madrid. Desde que Labordeta se ha retirado de la vida política activa, echamos de menos un portavoz firme, decidido, tenaz. De no ser así, seguirán sin hacernos caso en este y en otros asuntos. Y continuaremos viviendo tan felices, votando tan felices, esperando tan felices. Mientras tanto, se seguirán construyendo túneles inverosímiles para evitar el temible impacto ambiental. Mientras tanto, seguirán mimando a Comunidades con mayor índice de población y con mejores perspectivas económicas. Y Teruel seguirá en la cuneta, a la espera de algunas migajas de Fomento y a la cola de inversiones en Industria, Educación y Desarrollo.

17/12/2008 17:14 josemarco Enlace permanente. ARAGÓN No hay comentarios. Comentar.

EL ENCANTO DEL GUADALOPE

20081215195006-pb160013-copia.jpg

                         El río Guadalope

                         se desliza sereno y rumoroso

                         sembrando de nostalgia los otoños

                         y surcando parajes pintorescos.

                         El río Guadalope

                         - Miravete en sus primeros pasos -

                         emprende una aventura sin retorno

                         con la humildad de ese recién nacido

                         en el seno del rudo Sollavientos.

                         El río Guadalope

                        desciende por Aliaga y su comarca

                        - hermanado muy pronto con La Val -

                        y serpentea dócil

                        hacia las bajas tierras turolenses

                        agrestes y olvidadas.

                         El río Guadalope

                         es un testigo eterno y silencioso

                         de más de mil otoños amarillos,

                        de más de mil inviernos casi yertos,

                        de más de mil estíos sin retorno.

                        Sólo la primavera

                        - tardía primavera machadiana -

                        se viste de frescura y reverdece

                        al hilo de ese cauce tan modesto

                        que fluye desde el cerro hasta los valles

                        alegrando la vida y el paisaje

                        más allá de las rutas ya trilladas,

                        oscuro, intrascendente.

 

EL FUTURO DE TERUEL

20081126092348-teruel-3.jpg

     No sé qué le deparará el futuro a la provincia de Teruel. Ignoro cómo vivirán en esta provincia cada vez más abandonada y despoblada las futuras generaciones. Lo que sí intuyo - y abundan los indicios - es que este escabroso y pintoresco territorio del sur de Aragón acabará siendo una especie de paraíso natural para disfrute de foráneos.

     Ante esta perspectiva tan idílica, no me sorprende en absoluto que nuestras autoridades nacionales y autonómicas aborten automáticamente cualquier proyecto de desarrollo para la provincia aduciendo que puede alterar o afectar gravemente a su privilegiado entorno natural. Ha ocurrido recientemente en Aliaga, con el veto de la Consejería de Medio Ambiente a la conducción de gas para el funcionamiento de Neoelectra. Y acaba de suceder muy cerca de la capital, con la tajante negativa del Ministerio de Medio Ambiente a construir el tramo de autovía entre Teruel y Cuenca, que acercaría mucho más a los turolenses y madrileños.

     Es la triste realidad de esta provincia en la que las comunicaciones dejan mucho que desear y la industria se resiste asentarse de manera sólida y solvente. Mientras tanto, se están permitiendo instalaciones industriales en lugares privilegiados de otras autonomías; se está tolerando un desarrollismo salvaje en la costa mediterránea y se están ampliando zonas de ocio en parajes naturales del Pirineo con la consiguiente afección a la fauna y a la flora. Son paradojas de la vida y contradicciones evidentes. Y no es que queramos importar a Teruel ese modelo de desarrollo.  Lo que deseamos es que esta provincia aragonesa crezca con equilibrio - turismo, industria y agricultura - y no quede marginada definitivamente de territorios colindantes más prósperos.

26/11/2008 09:17 josemarco Enlace permanente. ARAGÓN No hay comentarios. Comentar.

SIN DOCENTES EN TERUEL

20081113195156-universidad-de-teruel.jpg

 

     Un grupo de estudiantes de la asignatura Nuevas Tecnologías de segundo de Magisterio de Primaria del campus de la Universidad de Zaragoza en Teruel se manifestaron ayer porque no tenían aún un profesor que impartiera la asignatura. Y es que, al parecer, el profesor designado había renunciado a la plaza por diversos motivos. Lo más probable es que - como muchos funcionarios - considera a la ciudad de los Amantes como un destino de tercera categoría.

     Los perjudicados siguen siendo - como casi siempre - los alumnos y alumnas. Han pagado su matrícula y llevan casi dos meses sin recibir clases de esa materia. Se habla de la lentitud de la burocracia a la hora de buscar un sustituto. Se habla de falta de agilidad administrativa. Pero no se habla de falta de eficacia y de ineptitud.

     En Teruel ya llueve sobre mojado cuando nos referimos al tema educativo. Costó mucho poner en funcionamiento este campus y sigue siendo difícil conseguir alumnado para alguna carrera y aumentar la oferta educativa. Y es que Teruel se sigue contemplando como ciudad de paso, como enlace ocasional entre el Levante y el Norte y como poco más.

     Es una pena que esto ocurra y que los estudiantes paguen los platos rotos. Ya es hora de que esta capital figure en el mapa educativo como se merece. Sin embargo, esta situación no favorece en nada a un campus joven, todavía en crecimiento y con perspectivas de futuro.

 

13/11/2008 19:47 josemarco Enlace permanente. ARAGÓN No hay comentarios. Comentar.

UNA ASIGNATURA PENDIENTE

20081019185618-mosqueruela.jpg

     La semana pasada recorrí casi doscientos kilómetros en una tarde para acercarme desde Aliaga hasta Mosqueruela e intentar buscar alguno de los pocos rebollones que los cientos de visitantes de la comunidad vecina habían buscado y rebuscado - dejando un rastro infernal - el día 9 de octubre. Mi idea era recalar en Fortanete, pero el vallado de una zona boscosa y el aspecto más bien seco del monte me animó a subir hasta Cantavieja y a afrontar veinticuatro kilómetros más hasta la población de Mosqueruela. En pocas horas, recorrí una parte de cuatro comarcas turolenses: Cuencas Mineras, Maestrazgo, Gúdar-Javalambre y Comunidad de Teruel. El denominador común de las carreteras de esta extensa y desolada zona fue el mal estado de las carreteras - si es que se pueden denominar así - en esa tarde apacible y algo lluviosa del mes de octubre.

     Y es que recorrer esta zona sudeste de la provincia de Teruel tiene su encanto por la contemplación de un paisaje, embellecido en otoño por una sinfonía sorprendente de colores y sonidos. Pero, como contrapartida, supone un elevado riesgo para el que se desplaza con su vehículo a conocer la zona o a visitar a algún amigo o familiar. No quiero ni pensar lo que supondrá en invierno el desplazamiento por estas rutas lindantes con la provincia de Castellón. La mayoría desisten, pero muchos no tienen más remedio que hacerlo por sus obligaciones familiares o laborales. Por eso es un pequeño paso - de tortuga o de hormiga - la reciente inauguración de una carretera asfaltada - en pleno siglo XXI - entre las localidades de Cantavieja, Mirambel y La Cuba. Este último pequeño núcleo rural - que no alcanza los cien habitantes - ha sido el más beneficiado. De todos modos, sus vecinos reconocen que queda mucho por hacer y que las comunicaciones en Teruel siguen siendo una asignatura pendiente.

     Así lo comprobé el 10 de octubre cuando me dirigía a Mosqueruela desde Cantavieja y cuando decidí regresar - para no repetir el mismo torturoso trayecto - por Valdelinares, el municipio más alto de España. Menos mal que conozco bastante bien la carretera. Porque la conducción de mi vehículo se parecía más a un rally que a una ruta de fin de semana. Tuve que sortear baches continuamente, afrontar el trazado de curvas inverosímiles - sobre todo desde Valdelinares hasta el puerto de Sollavientos - y transitar por un firme que parecía más un pedregal que un asfaltado. Y si no que se lo pregunten a los vecinos de Jorcas, Aguilar o Camarillas. Comentaba con mi acompañante que no sé cómo no se producen más accidentes. Quizás sea por el escaso tráfico. Por eso la pregunta es evidente: ¿Va a invertir la administración autonómica o provincial algún millón de euros en esta zona tan despoblada? Casi todos conocemos la respuesta. Mientras tanto, habrá que seguir transitando por carreteras tercermundistas o quedarse en casa disfrutando de las mejoras constantes de la gran ciudad en detrimento de los núcleos rurales, que aportan menos votos y menos ingresos económicos.

19/10/2008 18:31 josemarco Enlace permanente. ARAGÓN No hay comentarios. Comentar.

EL ENCANTO DEL PIRINEO

20080614234346-valle-de-pineta-junio-2008.jpg

     Vale la pena abandonar durante unas horas la gran ciudad, olvidarse de la pantalla del ordenador, del televisor, del ruido de los vecinos y del agobio cotidiano para acercarse a uno de los valles más encantadores del Pirineo aragonés: el valle de Pineta.

     Con el pretexto de conocer el lugar de acampada donde va a instalarse Javier durante la primera quincena de julio, hemos recorrido casi quinientos kilómetros para disfrutar durante cinco horas de un paisaje singular. Además, este año Pineta está más verde y más lozano que nunca. El río Cinca se desliza impetuoso desde la cascada que alimenta el lago helado de Marboré y el glaciar del Monte Perdido, las hayas muestran toda su lozanía y la nieve llega casi hasta lo más hondo del valle.

     En este primer día de apertura para los visitantes de la Exposición Internacional de Zaragoza, he recordado el agua del Ebro y he comparado su cauce triste y amarronado con el cauce alegre, cristalino e impetuoso de uno de sus afluentes. Es verdad que el Cinca irá perdiendo poco a poco su virginidad. Pero sus raíces están ahí, en este valle silencioso, al pie de este circo montañoso coronado por el Monte Perdido.

     Hace ya casi tres décadas descendí a este valle desde la cima del Monte Perdido. Fue una ascensión difícil y complicada. Pero quedó un poso de satisfacción después de alcanzar la meta. Hoy también hemos regresado a Zaragoza con el cansancio en el cuerpo pero con la mente despejada y la ilusión de haber disfrutado de un paisaje que, después de las últimas lluvias, muestra este año su cara más alegre. Eso mismo deseamos a los ciento treinta niños y niñas que el próximo día 29 de junio alegrarán este valle con sus juegos y actividades. Y volverán a la gran ciudad con la imagen imborrable de esas montañas, todavía coronadas de blanco, y de esas cascadas impetuosas, cuyo rumor resuena constantemente en los oídos como una caracola.

14/06/2008 23:37 josemarco Enlace permanente. ARAGÓN No hay comentarios. Comentar.

MILLONES DE SABINAS

20080330180220-sabinas.jpg

     De acuerdo con un estudio de la Fundación Ecología y Desarrollo, para contrarrestar o compensar los efectos de la contaminación que generaría el parque de juego y ocio Gran Scala  - unos 15 millones de toneladas de CO2 anuales - haría falta plantar 1.500 millones de sabinas, es decir, dos tercios de la superficie de Aragón.

    La noticia es sorprendente. Y despertará polémica. Lo que está claro es que, siga adelante o no el macroproyecto de Gran Scala, la necesidad de repoblar grandes zonas semidesérticas de Aragón - y de España - es cada vez más urgente. Me parece un acierto la intención de sembrar nuestros montes con semillas de sabinar, este árbol resistente a vendavales y ventiscas, de madera muy valiosa, con propiedades medicinales y de muy larga vida. En la provincia de Teruel hay muchos sabinares. Entre ellos destaca el sabinar de Formiche Alto. Las sabinas están en todas partes y conforman un paisaje peculiar. En esta zona se pueden encontrar tres especies: sabina negra, sabina blanca o albal y sabina real. La sabina negra es la más frecuente, aunque la más valiosa es la sabina albal, que puede alcanzar veinte metros de altura y dos o tres metros de diámetro.

    Siempre me han llamado la atención las sabinas que se extienden irregularmente por diversas zonas del término municipal de Aliaga. Alternan su presencia con el enebro - ambas se caracterizan por su lento crecimiento y su longevidad - y compiten en algunas zonas con el pino. En la ribera del río Guadalope, en las laderas que flanquean su cauce desde Aliaga hasta Miravete de la Sierra, la sabina se erige en protagonista de un paisaje desolado en invierno y acogedor en pleno verano. Están dispersas, separadas. A veces se elevan como testigos solitarios de un pasado cada vez más lejano. Eso sí, su presencia es cada vez más escasa. Muchos no distinguen la sabina del enebro. Javier las diferenciaba desde pequeño por el color de sus hojas - verde más claro en los enebros - y por el tacto. El enebro pincha, la sabina acaricia y produce sólo un ligero cosquilleo.

     No sé si llegará a buen puerto el proyecto de Gran Scala. Al parecer, cada vez surgen más inconvenientes y más detractores. Lo que debería llegar a feliz término es la plantación de sabinas en zonas como los Monegros, los montes de Belchite o grandes extensiones de la Ibérica turolense. Sería una siembra de futuro. Y seguro que no encontraría tantos detractores como el megaproyecto de ocio previsto entre Zaragoza y Huesca.

ESCASEZ DE SERVICIOS EN TERUEL

20080316123743-estaciones-de-servicio.jpg

     Hace poco más de medio año, me desplacé con mi familia desde Aliaga (Teruel) hasta Massalavés (Valencia). Debido a lo temprano del día y a la fecha - un domingo del mes de agosto - no me detuve a repostar en mi pueblo confiando en encontrar una gasolinera abierta durante el tramo relativamente breve entre Aliaga y Teruel - unos sesenta y cinco kilómetros. Pero no fue así. Ni en Perales de Alframbra, ni en la propia Alfambra pude repostar. Las gasolineras de estas dos pequeñas localidades turolenses estaban cerradas a cal y canto. Menos mal que con la reserva del depósito llegué hasta la capital de los Amantes. Allí pude llenar el depósito. Eso sí, desviándome unos diez kilómetros de mi ruta habitual.

     Esto mismo les puede ocurrir a los que se aventuren a viajar desde Zaragoza a Teruel - o viceversa - con el depósito medio lleno. Si quieren repostar a pie de ruta, no lo van a poder hacer. ¿Qué ocurre? Que en la recién inaugurada Autovía Mudéjar (A-23) no hay ni una sola estación de servicio. Si el conductor quiere llenar el depósito, tendrá que abandonar la autovía y recorrer entre diez y treinta kilómetros para cargar combustible. Eso lo podrá hacer en Cariñena, Daroca, Calamocha o Santa Eulalia del Campo entre otras localidades. Los entendidos opinan que, dado el retraso de las obras y debido a la incertidumbre sobre la fecha de inauguración de los distintos tramos, nadie se ha atrevido a apostar por una nueva estación o área de servicio. ¡Qué lastima!

    Me pregunto si esto habrá ocurrido en los tramos de autovía de Cataluña, de Valencia o de otras comunidades. En los dos primeros casos tengo que decir que no. Las estaciones de servicio se licitaron y se instalaron casi al mismo tiempo o poco después de la inauguración de las autovías. Lo compruebo cuando viajo a Valencia o a Cataluña. Pero en Aragón y, sobre todo en Teruel, parece que somos diferentes. Es la típica imagen del pez que se muerde la cola. Y ya llueve sobre mojado. La iniciativa privada llega con cuentagotas porque somos pocos habitantes y no deben ver muy clara la rentabilidad. Y los presupuestos del Estado tampoco son demasiado generosos para esta comunidad - con excepción de la Expo - y para esta provincia. Lo peor de todo es que la mentalidad es muy difícil de cambiar y la escasez de servicios no es, ni mucho menos, algo nuevo. Que se lo pregunten, por ejemplo, a las personas que soportan invierno tras invierno en las aisladas sierras del Maestrazgo o en la comarca de las Cuencas Mineras.

¿ALGO SE MUEVE EN TERUEL?

20080301202702-balonvolea-en-teruel.jpg

    Un amigo mío comenta con frecuencia que Teruel sólo existe para las multas. Y, después de intentar comprobarlo cuanto circulo por sus casi solitarias carreteras, creo que tiene bastante razón. Quizás sea debido a la poca densidad de población de esta provincia. Ello repercute en la mayor proporción de agentes por habitante. Algo similar ocurre con la información meteorológica. Desde que tengo uso de razón, veo la silueta de teruel con dígitos negativos durante los meses invernales. El clima es extremo, riguroso y, en general, perjudicial para casi todo tipo de plantación agrícola. Si a ello unimos la peculiar orografía, podemos afirmar que esta provincia no goza de los privilegios de otras muy cercanas.

     Pero hay que mirar la cara positiva de Teruel. Todo esto lo escribo mientras se está disputando en la capital de los Amantes la fase final nacional de un torneo de volleyball - ¿por qué no decimos balonvolea? -.  Uno se alegra al contemplar por la televisión autonómica aragonesa un pabellón lleno hasta la bandera y un ambiente inmejorable. Puede ser un nuevo impulso para Teruel que complemente al ya consolidado parque temático Dinópolis, a la celebración en febrero de la fiesta de los Amantes, a la Feria del Jamón, al reclamo invernal de las pistas de esquí de Javalambre y Valdelinares o a la futura Ciudad del Motor en Alcañiz.

     Es verdad que el turismo no lo es todo y que el deporte no lo es todo. Todavía quedan muchas asignaturas pendientes para la provincia. Destacan, entre otras, la industria y las comunicaciones. Esta última está comenzando una andadura lenta pero progresiva. Pronto estará enlazada por autovía con la capital de España. Acaba de inaugurarse, por fin, el último tramo de la Autovía Mudéjar, que comunica ya las tres provincias aragonesas. Pero quedan todavía muchos proyectos por realizar. Es de esperar que, después de las elecciones del próximo 9 de marzo, el partido que esté en el poder se siga acordando de esta provincia. Y que los representantes pólíticos electos sean auténticos portavoces y no meras figuras decorativas al servicio de su partido.

01/03/2008 20:02 josemarco Enlace permanente. ARAGÓN No hay comentarios. Comentar.

UNA BUENA NOTICIA PARA ARAGÓN

20080217123418-autovia.jpg

     El próximo jueves, 21 de febrero se inaugurará el último tramo de la autovía mudéjar, que enlaza Calamocha con Romanos. Después de casi dos décadas de esperas, retrasos, paréntesis y otros inconvenientes, quedarán unidas por autovía la capital de Aragón con la capital de la Comunidad Valenciana. Para los que nos desplazamos con frecuencia hacia Teruel o hacia el Levante español es una buena noticia. Aunque llega tarde y se ha hecho esperar, por fin podremos desplazarnos a la capital del Turia en menos de tres horas. Está claro que las infraestructuras ferroviarias entre ambas capitales tendrán que mejorar mucho si quieren llegar a competir con el turismo o el autobús. Es un impulso más a las comunicaciones en Aragón. Pero no se trata de un punto final, sino de un punto y seguido.

     Quedan pendientes otros tramos de esta autovía, que debería llegar cuanto antes a la frontera francesa. Queda pendiente la autovía Jaca-Pamplona, la autovía Huesca-Lérida, el desdoblamiento desde El Burgo de Ebro hasta Alcañiz, el desdoblamiento desde Pina de Ebro hasta Fraga, el desdoblamiento desde Figueruelas a Mallén. Y un largo etcétera. La tarea no ha hecho más que comenzar. Los próximos gobiernos nacionales y autonómicos deberán tener en cuenta todos estos proyectos - algunos de ellos en marcha - para que no ocurra lo mismo que con la autovía mudéjar. Los cambios de gobierno, los cambios de legislatura no deberían influir en los planes de futuro. Sin embargo, últimamente se ha podido comprobar lo contrario. Bastaría consultar las hemerotecas para informarnos de la continua paralización de proyectos debido a motivos políticos.

      De todos modos, bienvenido sea este nuevo tramo. El tiempo dirá si, además de acortar el trayecto y mejorar la seguridad, beneficiará o perjudicará a los pueblos por los que discurría la antigua carretera nacional. Habrá que ver qué ocurre con Daroca y sus infraestructuras turísticas. Habrá que comprobar qué ocurre con Calamocha y sus comercios, bares y restaurantes a pie de carretera. La autovía es un gran avance pero, paradójicamente, podría dejar sin vida a los habitantes de los pueblos que se dedican al sector servicios, al sector turístico y a la hostelería. Es la otra cara de la moneda, la cara oculta del progreso. ¿Cuál puede ser la solución? Habría que crear nuevas infraestructuras y buscar fórmulas imaginativas para que esas zonas de las provincias de Zaragoza y Teruel no sean sólo un lejano lugar de paso. Sería, en cierto modo, una pequeña vuelta atrás. Y eso no le interesa a nadie. 

POR UNA UNIVERSIDAD DE FUTURO

20071128104546-universidad-de-teruel-2.jpg

     En Teruel no sólo piensan en el presente. Se preocupan, sobre todo, del futuro. De un futuro que empezaron a construir a partir de 1999 - hace más de ocho años- cuando un grupo de turolenses comprometidos impulsó la plataforma Teruel Existe para luchar contra el abandono de una provincia dejada de la mano de Dios y de los hombres desde hace varias décadas. La lucha, el tesón y el buen hacer colectivo de esta plataforma han conseguido diversos frutos, aunque sus reivindicaciones iban siempre más allá de lo que, al final, se les ha otorgado. Porque Teruel tiene aún muchas asignaturas pendientes. Y una de ellas es la Universidad. El campus turolense ha ido creciendo poco a poco, tal vez a paso de tortuga. Y la ciencia y la tecnología siguen por unos derroteros mucho más rápidos que la propia institución docente, dependiente de la Universidad de Zaragoza. Por eso, diversos colectivos de la capital de los Amantes han unido sus fuerzas y su entusiasmo para reclamar una Universidad más competente y más diversificada. Una universidad de futuro.

    Las asignaturas que reclaman los representantes de estos colectivos - que llevan ya 24 horas encerrados en la Casa Consistorial - son Arquitectura y Comunicación Audiovisual. Y tanto para una como para otra esgrimen razones contundentes: en el primer caso, hay que tener en cuenta la tradición arquitectónica de una provincia surcada por los monumentos mudéjares; en el segundo caso, hay que valorar la tradición cinematográfica de la provincia turolense con dos figuras clare: Segundo de Chomón y Luis Buñuel. Hay que tener en cuenta, además, que estas titulaciones no figuran, de momento, en ninguna facultad de la Universidad de Zaragoza, lo cual refuerza más la solicitud unánime de los turolenses. Y Teruel necesita de estas titulaciones universitarias y de otras que podrán llegar en un futuro. De este modo, muchos alumnos se quedarán en la ciudad al terminar el bachillerato. E incluso se podría hablar de la acogida de alumnos de otras provincias cuyas facultades están saturadas o quizás obsoletas. La reivindicación es clara y contundente. No sé lo que pensarán las autoridades educativas del Gobierno de Aragón. Pero deberían entender la legitimidad de tal reclamación y buscar un equilibrio entre los distintos campus aragoneses. Teruel no se merece un campus de tercera. Porque ya va siendo hora de que abandone el vagón de cola de los trenes del progreso y del futuro. Y el tren de la educación no lo puede perder de ninguna manera.

 

27/11/2007 17:38 josemarco Enlace permanente. ARAGÓN No hay comentarios. Comentar.

PÉRDIDA DE EMPLEOS EN LAS CUENCAS MINERAS

20071126214635-central-termica-2.jpg

     La comarca turolense de las Cuencas Mineras es una de las que más problemas tiene para fijar su población. La situación es cada día más preocupante, a pesar de los esfuerzos que se están realizando desde diversos organismos para que no sea así. Después de la sangría de población de los años sesenta - que compartió con la mayoría de las comarcas de Teruel - y tras sufrir una dura reconversión durante las décadas de los años 80 y 90 del pasado siglo, debido al cierre de numerosas explotaciones mineras y de la central térmica de Aliaga, esta comarca sigue sufriendo el problema del cierre de empresas, de la rescinsión de contratos o de la drástica reducción de plantillas. Aunque actualmente afecta, sobre todo, a las poblaciones de Escucha y Montalbán, esta siuación puede continuar como un efecto dominó en otras empresas de la zona.

     Félix Rubio, portavoz del grupo de Izquierda Unida en esta comarca, se hace eco de esta situación y pide al Gobierno de Aragón que intervenga en la búsqueda de una solución para evitar males mayores. No basta con hablar del pleno empleo, no es suficiente con airear la renta per cápita de las pocas personas que habitan en esta zona. Lo esencial es buscar alternativas fiables y de futuro a esta sangría aparentemente imperceptible. En la actualidad - según el último censo de 2001 - habitan unas nueve mil personas en una superficie de 1.408 kilómetros cuadrados, que agrupa a 30 municipios. La densidad de población era, en este inicio de siglo, de 6,7 personas por kilómetro cuadrado. Una cifra ridícula y preocupante. Hay que tener en cuenta, además, que casi la mitad de la población supera los 55 años de edad y que la mayor parte de esas personas están prejubiladas o jubiladas. Como es lógico, los jóvenes se van a buscar trabajo a otras zonas más prósperas. Sólo el turismo intenta marcar una pauta positiva en esta comarca. Pero el turismo no basta. Ni tampoco es suficiente la afluencia de mano de obra extranjera. El crecimiento vegetativo es negativo y los datos así lo demuestran: a principios del siglo XX habitaban en esta zona veintidós mil personas; ahora, un siglo después, esta cifra ha quedado reducida a menos de la mitad. ¿Qué ocurrirá dentro de cuatro o cinco décadas?

LA NIEVE LLEGA A TERUEL

20071124222246-valdelinares1.jpg

     Después de un verano atípico en lo que a climatología se refiere - casi ni una gota de agua, ni una tormenta, ni un chubasco -, después de un inicio de otoño seco y anticiclónico, la nieve ha llegado, por fin, a las cumbres más altas de la provincia de Teruel, para alegría de unos y disfrute de otros. Van a ser muchos los que se acercarán durante los próximos fines de semana a las pistas de esquí de Valdelinares y Javalambre para disfrutar del deporte del esquí o, simplemente, para contemplar un paisaje diferente. Desde la comunidad valenciana y desde la propia comunidad aragonesa numerosos visitantes elegirán estos dos enclaves turísticos para romper la rutina de la semana y cargar las pilas. Se van realizando mejoras año tras año, aunque todavía quedan algunas asignaturas pendientes.

     Tengo intención de subir a Valdelinares desde Aliaga algún día del próximo puente de la Constitución. El problema son las comunicaciones. Tanto si uno se desplaza por Allepuz y Gúdar, como si se dirige a las pistas por Villarroya y Sollavientos, la carretera deja mucho que desear. Las autoridades deberían tomar nota de estas deficiencias y tratar de solucionarlas lo antes posible. Porque, al parecer, se da más prioridad a las comunicaciones desde la comunidad valenciana que a las que proceden de la propia provincia. Eso si se encuentra uno con la calzada limpia de hielo o nieve. En caso contrario, se daría la paradoja de no poder ir a esquiar a una pista que está a menos de cuarenta kilómetros del punto de partida. Algunos hablarán de la escasez de habitantes de esta zona en esta época del año. Es verdad. Pero no deja de ser un círculo vicioso el tema de las comunicaciones. Si hubiera mejores carreteras, si la autovía tuviera un trazado paralelo por la comarca de las Cuencas Mineras, otro gallo cantaría. De todos modos, intentaré llegar a Valdelinares por uno u otro camino y disfrutar de la nieve recién caída, antes de que el cambio climático que se avecina aleje de esta tierra las bajas temperaturas y nos traiga inviernos más benignos y más efímeros. El tiempo lo dirá. 

24/11/2007 22:20 josemarco Enlace permanente. ARAGÓN No hay comentarios. Comentar.

ESTO NO ES AMÉRICA

20071117113422-los-monegros.jpg

     Siempre ha estado de moda el mimetismo, la imitación servil de los más poderosos y de los, aparentemente, más inteligentes. España no se ha librado nunca últimamente de la estela trazada por los Estados Unidos. Sólo Zapatero eludió el servilismo a que nos tenía acostumbrados el anterior gobierno, retirando a las tropas españolas del callejón sin salida iraquí. Películas, series televisivas, dietas alimenticias, comportamientos colectivos, grandes almacenes, grandes complejos hoteleros, grandes enclaves de ocio en medio de la estepa.

     Eso es precisamente lo que pretende hacer una multinacional: instalar en plena comarca de los Monegros un "megacentro" de ocio, a contracorriente con el paisaje, al margen de las poblaciones limítrofes y al margen de cualquier desarrollo coherente de una zona olvidada de Dios y de los hombres. Cemento y asfalto en los Monegros. Cemento y asfalto en la estepa. Cemento y asfalto en el paisaje. Lo que está ocurriendo en el entorno de la capital aragonesa - Plaza y Puerto Venecia son un claro ejemplo - va a suceder en la comarca monegrina. No sé lo que estará pensando el gobierno de Aragón. Ignoro cómo reaccionarán los ecologistas o los regantes o los propios agricultores de la zona. Pero me temo que va a ser un ejemplo más de desarrollismo salvaje - al estilo de la costa mediterránea - y que podría suponer, si no se plantea con un poco de sentido común, pan para hoy y hambre para mañana. Ni Aragón es California, ni los Monegros son las Vegas.
     Persistir en dudosos proyectos puede llevar a grandes decepciones. A no ser que prevalezca el sentido común o que pasen a segundo plano los intereses de un capitalismo que no respeta fronteras ni enclaves ni perspectivas de futuro.

17/11/2007 11:30 josemarco Enlace permanente. ARAGÓN No hay comentarios. Comentar.

ALGO SE MUEVE EN TERUEL

20071007131101-algo-se-mueve-en-teruel.jpg

     La provincia de Teruel tiene en estos momentos varios frentes abiertos. En el ámbito educativo se trabaja intensamente para consolidar un campus universitario que recibe cada curso a más alumnos y amplía poco a poco sus instalaciones. Es verdad que depende de la Universidad de Zaragoza y que necesita más autonomía. De todos modos, se está haciendo un notable esfuerzo en este sentido. Crear una universidad que cubra las demandas de la provincia y de algunas provincias limítrofes es un deseo y una aspiración. En el campo de las comunicaciones, se espera con impaciencia la inauguración del último tramo de la autovía mudéjar entre Calamocha y Romanos - ¿será, por fin, en la primavera de 2008? Zaragoza quedaría a sólo hora y media de Teruel y ésta a poco más de una hora de Valencia. La capital de los Amantes se convertiría en un punto neurálgico dentro de lo que se podría llamar el eje del Cantábrico al Mediterráneo. Lo que está por ver es si estas actuaciones tan necesarias contribuirían a frenar la progresiva despoblación de la provincia aragonesa.

     Se está dando un paso firme e importante en la industrialización de Teruel capital. El proyecto PLATEA - Plataforma Logística de Teruel - ha culminado ya la primera fase de urbanización y se espera, de momento, abra las puertas a 150 empleados. El número parece modesto, pero lo más importante es que la empresa Mudéjar Logística tiene previsto dar impulso a una segunda fase, al parecer más ambiciosa. Lástima que las reformas en la línea ferroviaria no vayan al mismo ritmo y de que sólo se contenten los que dirigen las infraestructuras ferroviarias con un recorrido de dos horas desde Teruel a Zaragoza. ¿Para eso hacía falta tanto esfuerzo e inversión?

     Lo que está claro es que algo se mueve en Teruel. Ocurre, sin embargo, que la mayor parte de las inversiones se centran en la capital, dejando al resto de la provincia con pocas infraestructuras industriales y con unas comunicaciones todavía deficientes. Ocurre, además, que en estos meses preelectorales todos los partidos quieren sacar tajada de esta humilde provincia. Y este no es quizás el mejor camino. Al margen de siglas y preferencias políticas, Teruel tiene que seguir avanzando y salir poco a poco del furgón de cola del crecimiento demográfico y de la industrialización. Han sido décadas de espera y en algún momento tiene que despertar de ese letargo de siglos.

07/10/2007 13:11 josemarco Enlace permanente. ARAGÓN No hay comentarios. Comentar.

¿IMPULSO TURÍSTICO A LAS CUENCAS MINERAS?

20071003140233-sierra-menera4.jpg

     Hace poco más de dos años, reflexionaba en las páginas de este blog (ya no escribo la palabra en cursiva, desde que figura en la nueva y reciente edición del diccionario de María Moliner) sobre el abandono de la línera de ferrocarril que enlazaba Zaragoza con la población turolense de Utrillas. Estas reflexiones surgieron a raíz de la publicación de la novela 1863 pasos del escritor madrileño afincado en Zaragoza Miguel Mena. Rescato un fragmento de uno de mis primeros "post":

     Mi infancia turolense está muy ligada al descubrimiento del tren. Algo ya lejano, romántico e idealizado. Cuando era pequeño, a mis cuatro años, recuerdo mi primer viaje a Teruel para operarme de las amígdalas y mi padre me llevó al viaducto para contemplar el pequeño y gran tren desde las alturas. Me impresionó vivamente. Pero me quedé con las ganas de subir a esos rudimentarios vagones y de percibir de cerca el humo acre de las máquinas, llamadas "cafeteras". Tuve que esperar siete años, en ni primer viaje a Barcelona - abandono cruel de mi infancia en Aliaga - cuando en la estación de Caspe subí al primer tren: ruidoso, rudimentario, lento y mitificado. Fue un viaje iniciático al mundo del progreso, a la Barcelona de los años sesenta, una ventana al mundo que desgarró mi alma infantil.
Hoy día, cuando vuelvo a las Cuencas Mineras y paso por Muniesa, Utrillas, Escucha, Valdeconejos,...contemplo la desolación del paisaje y esas vías muertas que evoca Miguel Mena. Y me pregunto qué hubiera sucedido si esos andenes, esos apeaderos, esas estaciones, hubieran seguido en pie. La vida nos enseña cada día algo y el paisaje nos invita a reflexionar sobre el pasado y sobre el futuro.

 

     Y es que el antiguo y casi olvidado trazado del ferrocarril minero por antonomasia, parece que quiere despertar de su letargo, aunque el sueño no sea el mismo que el que experimenté durante mi infancia. Porque el pleno de la comarca de las Cuencas Mineras, cuyo presidente es Francisco Altaba ha propuesto crear una vía verde aprovechando el antiguo trazado del ferrocarril para dinamizar turísticamente esta zona socialmente deprimida. Es una buena idea. Habrá que preguntarse sin embargo - sin caer en el escepticismo - si ello dinamizará realmente la zona o será sólo un peldaño más en la larga ascensión hacia la plena recuperación de una comarca con una densidad de habitantes menor al diez por ciento. Hay que valorar, de todos modos, que los representantes de la comarca turolense propongan mejoras reales y, al mismo tiempo se preocupen por el futuro de estas poblaciones en declive. Precisamente mi amigo Luis se hace eco en su excelente blog -http://lperezcerra.blogspot.com - de la despoblación de la provincia de Teruel durante el siglo XX. Los datos son escalofriantes. Un tema para la reflexión y los hechos. En las Cuencas Mineras están por la labor. Pero es bueno que colaboren las instituciones y otras empresas privadas.

 

03/10/2007 13:59 josemarco Enlace permanente. ARAGÓN No hay comentarios. Comentar.

UNIVERSIDAD CON FUTURO EN TERUEL

20071001192910-teruel.jpg

     A los turolenses no les gustan las cosas a medias. En Teruel están cansados de ser desde siempre una sucursal cultural y educativa de Zaragoza. En Teruel no se contentan con ser un satélite, ni un sucedáneo, ni un comodín en el ámbito universitario. Por eso los habitantes de esta tierra tan olvidada durante décadas reclaman con toda la razón del mundo una Universidad con futuro, una Universidad con mayúsculas, un Campus universitario consolidado y acorde con el siglo XXI.

     Viene esta breve reflexión al hilo de una postal muy original que ha llegado hoy a mis manos. En ella figura la fachada principal de la Universidad de Teruel, el anagrama de "Teruel Existe" y el lema Conseguiremos una Universidad con futuro en Teruel. Esta postal va dirigida a don Felipe Petriz Calvo, Rector de la Universidad de Zaragoza para que tome cartas en el asunto. Es una buena idea en estas fechas de inicio de curso reclamar algo cada vez más lógico y legítimo. Con la autovía mudéjar, Teruel quedará a una hora y media de Zaragoza. Las distancias ya no serán un obstáculo. Además, sus distintas facultades no están tan masificadas como las de la capital del Ebro y sus instalaciones son, en general más modernas que algunas de Zaragoza. Una Universidad propia y consolidada convertiría a Teruel en una capital cultural y educativa. Se reduciría la sangría de estudiantes que deben salir hacia Zaragoza, Valencia u otras ciudades para cursar sus estudios y muchos estudiantes se desplazarían hasta la capital turolense y tal vez seguirían allí después de acabar sus estudios.

     Quizás sea utópico lo que se reclama. Pero hay que reconocer que una Universidad aglutina inquietudes, proyectos y expansión cultural. Además, esta reivindicación se completa con otras más conocidas y no menos importantes. Teruel se merece una nueva oportunidad. ¿Comprenderá el Rector el alcance e importancia de esta demanda?

01/10/2007 19:29 josemarco Enlace permanente. ARAGÓN No hay comentarios. Comentar.

¿TERUEL EXISTE?

20070520121843-fuente-de-miravete.jpg

     En estos días de campaña electoral, en estos días de promesas, en estos días de reflexión, análisis y estadísticas, me ha llamado la atención un artículo de Javier Sampedro sobre la provincia de Teruel y su situación de abandono histórico, publicada en la edición digital de El País. Es una opinión discutible y matizable, pero se pueden extraer algunas conclusiones y puede servirnos de elemento de reflexión a los que valoramos esta tierra y tenemos sus raíces en ella. Plamo aquí el texto. Vale la pena una lectura detenida y una interpretación crítica del mismo.

     Un cuarto de millón de turolenses había en 1910 y ahora no llegan a 140.000, lo que indica una manifiesta escasez de turolenses en nuestros días. Según la coordinadora Teruel existe (http://www.teruelexiste.net/), el 90% de los 236 pueblos de la provincia "rebasan el umbral de los muy viejos y el 32,6% se consideran terminales". De hecho, hay 68 pueblos que no alcanzan los 100 habitantes, y otros 120 que sí pasan pero no mucho, porque no llegan a medio millar. En cinco puntos se queda corta su población activa de la media española, en diez su crecimiento poblacional (que no es tal: -5% de crecimiento vegetativo, o nacimientos menos muertes).

     Nada de esto implica que Teruel no exista, sin embargo. Lo que sí implica es que dejará de existir si la autoridad competente no crea empleos, construye ferrocarriles, adecenta carreteras y estimula enseñanzas, y es sabido que las autoridades competentes son poco propensas a esas actuaciones, salvo esporádica inauguración de piedra en descampado.

     Pese a todo ello, Teruel tiene una probabilidad aceptable de seguir existiendo a trancas y barrancas mientras su entorno natural lo permita. Ésta es la lección que nos enseñaron Rapa Nui y el resto de las islas de pascua colonizadas por los austronesios en el Pacífico. Como el antropólogo Jared Diamond demuestra de manera aplastante en Colapso (Debate), la correlación entre la ruina del entorno y la defunción de una sociedad es poco menos que matemática en ese enjambre polinésico.

     Y, por muy dañinos que pudieran ser los turolenses para su medioambiente, no parece probable que lo puedan dañar mucho siendo tan pocos. Seguramente hemos encontrado aquí, por fin, la prueba ontológica de la existencia de Teruel, ¿no creen?

      Pues no señor, si hemos de fiarnos del índice de "medioambiente y entorno natural" del servicio de estudios de La Caixa (del que les recomiendo vivamente la versión en papel: no hay otra), que da notas del 1 al 10 como si de electrodomésticos se tratara. Tres dieces orondos para las Islas Baleares, Guipúzcoa y Pontevedra. Y un mondo y pelado uno para Teruel. Si las desgracias son como las cerezas -que vienen a pares-, las desgracias turolenses se parecen más a los racimos de uvas que a ninguna otra fruta.

      ¿Qué quiere decir ese indicador? Muchas cosas: agrega la extensión de bosques (no mucha), incendios forestales (del montón), espacios naturales protegidos (vulgar), ruido, contaminación, suciedad y pestilencias industriales (templado), número de días con el mercurio bajo cero (frío) y playas distinguidas con la bandera azul por la Unión Europea (gélido).

     Le decía yo a Conistorsis el onubense que "no hay mejor estrategia en la vida que nacer en el lugar adecuado, aunque también ayuda elegir a los padres correctos". Responde Conistorsis: "Si pudiera elegir padres, me quedaría con los que tengo, gracias. Si pudiera elegir genes, sería un cruce entre Brad Pitt, Einstein, Woody Allen, Rafa Nadal y Nacho Vidal. Y si pudiera elegir ciudad, me iría a aquella que tuviera mejores restaurantes, bibliotecas, cines y teatros; que amara más la ciencia y la verdad, y menos el fanatismo religioso o nacionalista; que fuera más hospitalaria y cosmopolita; y que tuviera menos delincuencia: Nueva York".

     ¿Pruebas de la existencia de Teruel? Quédense con la de Voltaire: si Teruel no existiera, habría que inventarlo.

 

20/05/2007 12:19 josemarco Enlace permanente. ARAGÓN No hay comentarios. Comentar.

JORNADA LÚDICA Y CULTURAL

20070424142200-dia-del-libro.jpg

     Aglomeraciones en el Paseo de Independencia. Libros en los porches, que este año protegen a los viandantes de un sol de finales de mayo. La cultura se infiltra entre la fiesta y busca un hueco en este Día de Aragón, que coincide con el Día del Libro y con el Día de San Jorge.Y a este santo legendario y a su mitología está dedicado el espectacular montaje de la Fura del Baus en el mismo Paseo. Son muchos actos en un mismo lugar y muchos espectadores en un espacio limitado. Por eso, la mayoría se quejan de que no pueden verlo bien. Se quejan sobre todo los más pequeños. Sus padres los colocan sobre sus hombros, pero da igual. Muchos deciden abandonar el recinto y recorrer las calles adyacentes, más tranquilas. Pero hay calles que siguen atestadas. Entre ellas la calle Moneva, la de La Mejillonera y El Calamar Bravo. Es la hora del aperitivo y los dos locales están a reventar. Es el Día de Aragón. Un lunes festivo que sabe a gloria. Y hay que celebrarlo.

     La gente se acerca casi a empujones a las casetas de las librerías. Muchas novedades, muchos libros para regalar a potenciales lectores. Un clavel - hay que diferenciarse de los catalanes - es el obsequio para el que compra el libro. Algunas ofertas, algunos descuentos. Pero falta sosiego, tranquilidad para hojear o consultar. Algunos escirtores firman sus obras. Daniel Nesquens estampa su firma en un libro infantil. Muchos niños lo reconocen y lo admiran. La cultura en la calle. Es una buena noticia. Aunque debería ser algo permanente, como los buquinistas en París, a la orilla del Sena.

     También queda un hueco para la política y para la reivindicación en esta mañana soleada. Algunos partidos aprovechan para repartir pequeños panfletos en la Plaza de España o en el Coso Alto. Estamos en plena precampaña y hay que ir calentado motores. Además, hoy estrenamos nuevo Estatuto y esta fecha quedará para la historia en las hemerotecas. ¿Cuántos aragoneses lo conocen?¿Cuántos lo leerán? ¿Cambiará algo nuestra vida cotidiana? Hay un partido que se ha abstenido. Sus razones tendrán. De todos modos, ¿es verdad que es, por fin, un Estatuto de primera, como dice nuestro presidente? El tiempo lo dirá. De momento, hay que aprovechar la bonanza climatológica de una jornada aparentemente tranquila. Ya se empezarán a alborotar las aguas cuando se acerque el 27 de mayo, que está a la vuelta de la esquina.

SIN DESMAYO POR TERUEL

20070420223306-teruel-existe.jpg

     Han pasado ya más de siete años desde el nacimiento de la coordinadora ciudadana "Teruel Existe". Siete años de reivindicaciones, siete años de iniciativas, siete años de lucha por un futuro digno para esta provincia olvidada durante décadas. Queda ya lejano aquel 1 de diciembre de 1999: cinco minutos de silencio marcaron el inicio de un movimiento ciudadano que sigue creciendo sin desmayo.

     Transporte, despoblación, sanidad y educación son los cuatro pilares reivindicativos que aglutinan a ciudadanos de diversas condiciones políticas, sociales y económicas. Es un movimiento que nació desde abajo, una plataforma ciudadana que no se casa con nadie y que se manifiesta sin tapujos ante la ineficacia de los políticos de turno, sean del partido que sean. En su página web podemos encontrar noticias, efemérides, reivindicaciones e interesantes enlaces.

     Hoy han logrado captar la atención de los medios de comunicación autonómicos. Sus protestas por el cierre temporal de la línea de ferrocarril Zaragoza-Teruel son un impulso más en pro de una provincia mejor comunicada, mejor atendida y menos marginada. Algo se ha logrado durante estos siete años. Pero es mucho más lo que queda por conseguir. Los ciudadanos de Teruel lo saben y no se rinden. Quieren que su voz llegue hasta Madrid. Ya han creado escuela en otras provincias. Pero ellos fueron los pioneros. Y no reblan. Aunque muchos los tachen de utópicos o soñadores.

20/04/2007 22:36 josemarco Enlace permanente. ARAGÓN No hay comentarios. Comentar.

CUENCAS MINERAS

20070415194855-cuencas-mineras.jpg

     Llega a mis manos el número 37 de la publicación mensual La crónica de la comarca de las Cuencas Mineras. Desde la portada hasta la contraportada, todo son proyectos, buenas noticias y pequeñas efemérides de esta zona geográfica, una de las más deprimidas y despobladas de la provincia de Teruel.

     Destacan, entre otras, las siguientes noticias:

     . Inauguración oficial de la nueva sede del centro comarcal de educación de adultos en el edificio Ítaca de Montalbán.

     . Estudio y licitación del proyecto de la variante de Utrillas. (Tan necesaria para el tráfico por esta comarca).

     . Renovación total del consultorio médico de Vivel del Río.

     . Nacimiento del primer bebé en Alcaine después de casi cuatro décadas.

     De entre todas estas noticias, quisiera destacar dos que afectan a la villa de Aliaga y que tienen mucho que ver en el futuro desarrollo turístico de la localidad:

     . La rehabilitación del albergue ubicado en el barrio minero de Santa Bárbara, y que se convertirá en una residencia para los estudiantes que visiten el Parque Geológico, ha entrado ya en su segunda fase. El alcalde, José López, afirma que este edificio podría estar en pleno funcionamiento para el 2008.

     . La restauración del antiguo molino harinero de Aliaga, situado en una zona natural privilegiada, a orillas del Guadalope. El proyecto contempla la rehabilitación del antiguo molino, la casa del molinero, el almacén, las instalaciones, la balsa de agua y todo el entorno. Gracias a las ayudas del Plan Miner se va a poder realizar esta reforma que dinamizaría el sector turístico de la localidad.

      Dos buenas noticias para este pueblo pintoresco, que necesita un impulso no sólo en el sector turístico sino en el de servicios y, sobre todo, en el industrial. Sólo de ese modo se recuperaría y fijaría la población perdida desde hace décadas, debido al cierre de las explotaciones mineras y a la clausura definitiva de la central térmica.

 

 

 

15/04/2007 19:50 josemarco Enlace permanente. ARAGÓN No hay comentarios. Comentar.

ADIÓS A LA PISCIFACTORÍA

20070307185357-piscifactoria.jpg

     Se veía venir. Lo que no empieza bien, no suele acabar satisfactoriamente. Eso es lo que le va a pasar a la piscifactoría de Aliaga. Después de cinco años de proyectos e ilusiones, el director general de la planta de la empresa Courant Energy - que compró las instalaciones a Cinca Verde en 2005 - ha decidido tirar la toalla y ha anunciado en un medio de comunicación que "no habrá piscifactoría". Así de tajante y así de realista.

     La ilusión de muchos vecinos de esta localidad de la comarca de las Cuencas Mineras - una de las más deprimidas de Aragón - se ha vistro truncada una vez más. ¿Qué ha ocurrido? Fueron muchas las promesas y pocos los hechos. Las razones son diversas y, en cierto modo, contradictorias. Los ecologistas no estaban de acuerdo con la construcción de una central de cogeneración eléctrica asociada a una piscifactoría en un cauce tan exiguo como el del Alto Guadalope. Tampoco estaban de acuerdo los pocos vecinos de Montoro de Mezquita, situado aguas abajo del Guadalope. Paradójicamente, lo que comenzó a funcionar y sigue produciendo es la polémica central, que entre otros problemas conlleva el paso por la calle Mayor de Aliaga de camiones cargados de productos altamente peligrosos.

     Como muchos nos temíamos, no se han creado los puestos de trabajo prometidos inicialmente y las "piscinas" de la piscifactoría parecen ser como una tapadera para la instalación anexa, sorprendentemente construida en una zona de alto valor medioambiental. El sueño se ha desvanecido. No llegarán ni las truchas ni los esturiones. Unos culpan a la administración, otros a los pescadores, otros a los ecologistas. Pero la realidad sigue siendo muy cruda: Aliaga se sigue desangrando y va perdiendo paulatinamente población. Ahora ronda los 300 habitantes, incluidos los barrios de Campos, Cirugeda, La Cañadilla, La Aldehuela y Santa Bárbara. Durante los años cincuenta llegó a rozar los 2000 vecinos. Es un símbolo más de este Teruel rural en decadencia. Algunos se resignan. Otros no se conforman y quieren seguir luchando. El turismo puede ser una salida importante. Pero si no se crean industrias, el declive continuará. De momento, la piscifactoría ha quedado en papel mojado. ¿Qué harán ahora con las instalaciones?

07/03/2007 18:53 josemarco Enlace permanente. ARAGÓN No hay comentarios. Comentar.

LAVADO DE CARA

20070302101149-zaragoza10.jpg

     No sé si será por la proximidad de las elecciones municipales, no sé si será por la cercanía de un acontecimiento histórico para la ciudad como la Expo 2008. Coincidencias aparte, la ciudad de Zaragoza está siendo sometida a un especial lavado de cara como se hace con las casas antes de recibir una visita importante o de celebrar algún acontecimiento familiar.

     Este cambio de imagen - al menos aparente - se puede comprobar sobre todo en las riberas de los ríos. La ribera del Ebro se está remodelando, al menos en su margen derecha. Al parecer, se desea crear un espacio verde para que el ciudadano pasee, descanse o se relaje. También le ha llegado el turno - por fin - a la ribera del humilde río Huerva. Y esta vea parece que va en serio, es decir, en profundidad. Los operarios del ayuntamiento limpian metro a metro todos los residuos que recibe este río y que convierten al río en un auténtico vertedero. Han sacado de su cauce desechos de todo tipo, hasta electrodomésticos inservibles. ¿Hasta cuándo durará esta limpieza?

     Parece ser que el Canal Imperial también va a ser uno de los grandes beneficiados. ¿Lo volverán a hacer navegable? Y algunas avenidas, como el Paseo de Echegaray y Caballero, ya parecen otras, con su carril bici incluido. Así los ciclistas no tendrán excusa para circular por las aceras. De aquí al 2008 todavía hay muchos planes y proyectos. ¿Por qué todo tan tarde y con tantas prisas? Al parecer, los españoles somos unos maestros de la improvisación.

    De aquí al 2008 - o tal vez más tarde - van a desaparecer las pequeñas estaciones de autobuses - lamentables en su aspecto y ubicación - que quedan desperdigadas por la ciudad. El tranvía llamará a la puerta. Y también una línea de metro. ¿No sería mejor inclinarse sólo por el metro? Y algunas avenidas serán más para los peatones que para el tráfico rodado. La Expo vendrá bien, al menos, para lavar la cara a la ciudad. Y las elecciones, para motivar a los políticos y despertar su entusiasmo y su imaginación. Que no es poco.

02/03/2007 10:12 josemarco Enlace permanente. ARAGÓN No hay comentarios. Comentar.

¿TERUEL AVANZA?

20070223184332-miravete-de-la-sierra.jpg          Las escasas noticias que llegan a los periódicos de Zaragoza de la provincia de Teruel – que sigue siendo de tercera división en la Comunidad Aragonesa – nos hablan de planes, proyectos o futuras inversiones. De momento, todo avanza a paso de tortuga, o a paso de cangrejo, como decía Gunter Grass o acaba de publicar Umberto Eco –. De momento, todo son globos sonda, demagogia de andar por casa, pura palabrería.

         Porque viajas durante un día entre semana de este anodino mes de febrero por gran parte de la provincia de Teruel y no llegas a percibir los frutos del movimiento Teruel Existe, ni llegas a atisbar las posibilidades del tan cacareado Teruel Avanza. Soy escéptico ante este último plan de connotaciones turísticas y de marcado matiz desarrollista. Soy escéptico, realista y, en contra de mi forma de ser, abiertamente pesimista. Porque en las últimas cuatro décadas he vivido un éxodo sin precedentes de mis vecinos y amigos hacia Valencia, Barcelona o Zaragoza. Porque en estos últimos cuarenta años he contemplado cómo la provincia de Teruel, especialmente sus comarcas más deprimidas, se ha quedado rezagada y ha perdido el tren del progreso, de los servicios, de las comunicaciones, de las zonas industriales, de la educación,… Porque en casi medio siglo he comprobado que Teruel, mi Teruel, nuestro Teruel, ha perdido casi hasta sus señas de identidad: se han cerrado explotaciones mineras, se han desmantelado centrales térmicas, se ha castigado duramente a una precaria agricultura,… Y no se han buscado alternativas eficaces. Y la población – sobre todo los jóvenes – no ha tenido más remedio que seguir el camino de sus padres o de sus tíos.

      Ahora nos quieren vender un desarrollismo barato para la Sierra de Teruel: reservas cinegéticas para fines de semana, grandes rutas arboladas, campos de golf y hoteles de cinco estrellas para visitantes ilustres. ¿Ese es el futuro que queremos para Teruel? ¿Así queremos que avance esta tierra cada vez más desangrada? Tal vez sea ya demasiado tarde. De todos modos, no está nada mal que dediquen su tiempo a pensar en el futuro de esta provincia abandonada. Quizás acierten. De momento, prefiero ser escéptico.

EL METRO EN ZARAGOZA

20061117172005-metro-1.jpg

   Parece ser que nuestros representantes políticos municipales y autonómicos se han puesto, por fin, de acuerdo en un asunto importante para el futuro de Zaragoza. Aunque parece que los plazos son más bien largos - hasta 2011 como pronto - y aún faltan muchos cabos por atar, se ha llegado a un consenso positivo y esperanzador.  

   Han quedado atrás las propuestas que defendían el tranvía - una especie de nostálgica vuelta al pasado - y las que defendían otro tipo de transporte colectivo. Zaragoza es una gran ciudad y merece estar a la altura de otras urbes como Valencia o Bilbao. De todos modos, el trabajo debería comenzar ya. O después de las elecciones de mayo de 2007. Queda mucho por planificar, mucho por matizar y hay que bajar de la teoría a la práctica. Las cuestiones que se van a plantear no son fáciles: ¿cuál será el primer tramo? ¿a qué barrios puede favorecer? ¿dónde se ubicarán las paradas? ¿qué perspectivas de ampliación quedarán abiertas? ¿se salvará el cauce del Ebro? ¿se tendrá en cuenta la periferia y los barrios rurales?

   De momento, lo importante es que hay voluntad y unanimidad. Porque en otros proyectos sólo ha existido la discrepancia y, a veces, la oposición porque sí. Pensemos en La Romareda, el teatro Fleta, el Seminario, el Espacio Goya y tantos otras aspiraciones. El consenso ha nacido en un momento oportuno. Tal vez algo tarde. ¿Será que se aproximan las elecciones? Todo podría ser. Al menos, es un beneficio para el ciudadano, más que un escaparate como la Expo 2008.

UN NUEVO MODELO DE CIUDAD

20061111173859-zaragoza3.jpg

   Nuestros políticos y gobernantes no parecen tener demasiado claro el modelo futuro de ciudad. Todos tienen en su mente la idea, casi utópica, de una ciudad habitable. Pero, ¿cuál es la ciudad habitable? A partir de esta idea, los matices son muy diversos y el abanico de posibilidades es amplísimo. La primera premisa es, seguramente, preocuparse del bien del ciudadano. Pero los habitantes de la urbe del siglo XXI tienen gustos con frecuencia contrapuestos y poco coherentes. 

  En una ciudad de tamaño medio, como Zaragoza - en comparación con otras urbes europeas - está abierta desde hace meses una polémica entre el metro ligero o el tranvía. Unos defienden el tranvía como menos contaminante y, tal vez, más económico; otros reclaman el metro como más rápido, más eficaz y con menor incidencia en el tráfico rodado.  

   De todos modos, es muy difícil improvisar. El año 2008 está demasiado cerca y la ciudad que se quiere vender a los miles de visitantes difícilmente será la más idónea. Se sigue dando prioridad al tráfico rodado en el diseño de las nuevas avenidas. Algo se ha avanzado, sin embargo: cada vez se peatonalizan más calles y se crean más carriles-bici. Lo que no cambia de momento es el hábito de muchos ciudadanos que son reacios a dejar el coche el casa y caminar un poco o utilizar el transporte colectivo.

11/11/2006 13:54 josemarco Enlace permanente. ARAGÓN No hay comentarios. Comentar.

POR EL CASCO VIEJO

20061110190658-plaza-de-la-seo.jpg

   Paseo a menudo por el Casco Viejo de Zaragoza. Su fisonomía va cambiando paulatinamente año tras año. Cambian los edificios, cambian los locales comerciales y cambia incluso la distribución de las aceras y de la calzada. Dicen que todas las zonas antiguas de las grandes ciudades se parecen un poco. En cierto modo es verdad y en otro sentido, no. Conozco zonas históricas de varias ciudades españolas - Madrid, Barcelona, Gerona, Cáceres, Valencia...- y me da la impresión que cada una tiene su propia personalidad, aunque se va despojando de la antigua piel, como los reptiles, y adquiere otra nueva sin llamar demasiado la atención del viandante.

   Para valorar mejor el Casco Viejo de Zaragoza - y de cualquier ciudad - no hay como alejarse durante una temporada y volver de nuevo. Entonces se pueden saborear mejor las novedades, los cambios y las alteraciones estéticas más o menos afortunadas. En Zaragoza se ha reformado bastante esta zona, que podríamos situar entre la Plaza San Miguel y la Plaza de Europa y entre el Coso y la orilla del Ebro. Lo más lamentable es que van desapareciendo fachadas y edificios pintorescos, que son reemplazados por otros más fríos y menos originales. De todos modos, quizás en un futuro se vuelvan a valorar por su oportuna situación. No hay mejor estética que la del contraste. Por eso la uniformidad de avenidas como el Paseo de la Independencia no tiene el atractivo estético de las pequeñas callejuelas que confluyen en el Coso Bajo o en el barrio de San Pablo.

10/11/2006 19:08 josemarco Enlace permanente. ARAGÓN No hay comentarios. Comentar.

EL BARRIO DE LAS FUENTES SEGUIRÁ ESPERANDO

20061106182719-las-fuentes-1.jpg

   Ya he manifestado en otras ocasiones que hay barrios de primera, segunda o tercera categoría. Al parecer, el barrio de Las Fuentes y el Casco Viejo pertenecen a esta última. ¿Por qué? La razón es muy sencilla: el Plan General de Ordenación Urbana para el año 2007 los olvida prácticamente. Aún así, sus humildes ciudadanos de tercera, seguirán pagando religiosamente los impuestos municipales. Eso sí, en dos plazos, para que no se note tanto en el ya escaso presupuesto familiar. 

  Siempre he sentido admiración por este barrio, situado en la zona sur de Zaragoza. Sus habitantes son de clase media más bien baja y sus calles son acogedoras y animadas. Pero es una lástima que carezca de equipamientos tan importantes como un pabellón polideportivo anexo al parque Torre Ramona o un aparcamiento subterráneo en el solar de la calle Azorín. Han remodelado algunas calles, pero se advierten todavía algunas lagunas: prolongación y urbanización del final de Fray Luis Urbano, instalación de más semáforos en la calle Salvador Minguijón, instalación de marquesinas en las principales paradas de autobuses urbanos,...  

   Dicen que igual llega algún euro para el 2008. Pero sorprende no haya habido ahora un reparto más equitativo. ¿Acaso se olvidan de que dentro de seis meses hemos de decidir quién nos va a gobernar en el Ayuntamiento? Aún tienen tiempo de rectificar en el ajuste final. Sería una buena noticia para los habitantes de este barrio de tercera.

 

ZARAGOZA A VISTA DE PÁJARO

20061023141342-zaragoza7.jpg

   Siempre he sentido una especial atracción por las fotografías o imágenes panorámicas. Siempre he anhelado ver las ciudades desde una cierta altura, desde una privilegiada perspectiva. Precisamente ayer por la tarde, mientras Javier y Daniel disfrutaban en el Parque de Atracciones de Zaragoza, pude contemplar la ciudad del Ebro desde lo alto de la noria. No es la perspectiva ideal pero, al menos, me confirmó varias hipótesis o suposiciones: que Zaragoza está cada vez más invadida por el cemento y el asfalto, que Valdespartera - con su bosque de grúas - se está acercando cada vez más a un segundo Actur, que las zonas verdes en la ciudad son pocas y poco cuidadas, que hay pocas grandes avenidas y que, afortunadamente, la contaminación era casi inapreciable. Quizás el hecho de ser domingo facilitó la visión de una ciudad tranquila, sin mucho tráfico y con más nitidez. De todos modos, ya no es la ciudad de las torres y los monumentos quedan camuflados por las edificaciones modernas cada vez más homogéneas y poco originales.

23/10/2006 14:13 josemarco Enlace permanente. ARAGÓN No hay comentarios. Comentar.

POR EL BARRIO DE JESÚS

20060930133533-casa-solans.jpg

          El barrio zaragozano de Jesús está transformado. Cruzar el Puente de Hierro supone un cambio radical en el paisaje urbano y en la perspectiva. Este barrio ya no es lo que era: construcciones más modernas, restauración de edificios, acondicionamiento de zonas verdes…. Todo un reto para el futuro de este “pariente pobre” de la Zaragoza del siglo XX.

          La Avenida del Puente del Pilar nos acerca a la recién restaurada Casa Solans. Se ha salvado del derribo y del abandono en el último momento. Más de un centenar de personas hacen cola religiosamente para visitar el edificio modernista en estas jornadas de puertas abiertas. Como hoy va a ser imposible acceder al recinto, nos dirigimos al barrio de la Azucarera y contemplamos una vez más las enhiestas chimeneas, salvadas también de la piqueta. Otro milagro de la restauración. Cuando esté terminada, podremos disfrutar de un Centro Cultural y de una biblioteca tecnológica. Lástima que esté rodeada de bloques de pisos que impiden contemplarla con perspectiva. Quizás quede ahogada en un futuro por el cemento y el asfalto.Cruzamos al barrio de La Jota y ese ya es otro cantar. Todavía quedan muchas naves industriales por derribar y mucho edificio en desuso.

          La ciudad empezará a crecer hacia Cogullada y se unirá con Santa Isabel, barrio zaragozano en auge. Pero el paseo por esta zona lo dejamos para otro día. La tarde de San Miguel –veranillo incluido – no da para más. ¡Ah, sí! Visitamos el nuevo concesionario de la Peugeot en la Avenida de Cataluña. Un 407 por unos 25.000 euros. Y nos dicen que está de oferta. Pero hoy no es día de compras extraordinarias. Nuestra idea era visitar Casa Solans y hemos acabado en el barrio de La Jota. Todo son contrastes en esta Zaragoza del siglo XXI, que se expande hacia el extrarradio.

29/09/2006 19:52 josemarco Enlace permanente. ARAGÓN No hay comentarios. Comentar.

UN NUEVO RECINTO DEPORTIVO

20060916121926-campos-hierba-artificial.jpg

   Después de muchos años de esfuerzo, solicitudes y trámites, el barrio de San José dispone desde ayer de un nuevo recinto deportivo. La Unión Deportiva San José estrenó ayer extraoficialmente un campo de fútbol de hierba artificial, gracias al esfuerzo del Ayuntamiento y al tesón de sus directivos, especialmente de José María Alegre, su presidente. Este recinto está situado al final de la calle Tenor Fleta y junto al Instituto "Pablo Gargallo", donde impartí clases durante el curso 2000-2001 y del que tengo un recuerdo entrañable.

  El nuevo campo permitirá que todas las categorías de niños y jóvenes del barrio puedan entrenar y practicar su deporte preferido. Lo bordea el Camino de Miraflores - que de camino ya no tiene más que el nombre - y algunas pequeñas calles - más bien andadores - dedicadas a literatos ilustres: La calle Hermanos Machado, la calle Arcipreste de Hita y la calle Ana María Navales. Un barrio que está creciendo en calidad con la reciente remodelación de la calle Zaragoza la Vieja, carril bici incluido. Un barrio que mantiene su sabor castizo y que va entrando en la modernidad. Esta es una mejora más y esperemos no sea la última. Ya le tocaba a San José.

15/09/2006 14:07 josemarco Enlace permanente. ARAGÓN No hay comentarios. Comentar.

PALACIO DE LOS CONDES DE MORATA

20051117120900-palacio-de-la-audiencia.jpg

No sé si muchos zaragozanos conocerán el "Palacio de la Audiencia", denominado también "Palacio de los condes de Morata o Luna". Situado en el número 1 de la calle del Coso, este palacio renacentista del siglo XVI es un monumento declarado Bien de Interés Cultural y reclama la atención del turista su monumental portada presidida por dos grandes figuras conocidas como los gigantes de la Audiencia, y que corresponden a dos seres mitológicos: Hércules y Teseo. Me imagino que bastantes aragoneses ignoran que este palacio es actualmente sede del Tribunal Superior de Justicia de Aragón.

Ayer, algunos estudiantes zaragozanos, entre ellos sesenta alumnos de cuarto de secundaria del Instituto Ramón y Cajal, tuvieron la oportunidad de penetrar en su interior en la celebración de un día de puertas abiertas con motivo del XXV aniversario del Consejo General del Poder Judicial. Contemplaron su patio renacentista y el contraste entre la austeridad de la piedra y la originalidad de la cerámica aragonesa verdiblanca. Visitaron una exposición relativa al evento y se sentaron en una sala de juicios. Esto les brindó la oportunidad de revivir o imaginar situaciones difíciles que terminan en los tribunales de justicia.

El objetivo de esta visita era acercar la Justicia al ciudadano. Siempre he visto desde la distancia este Palacio y, cuando paso por delante, mi imaginación se traslada a algún juicio del que he sido testigo. Una experiencia desagradable que casi he olvidado, pero que conviene recordar de vez en cuando. La justicia es algo cotidiano y, gracias a ella, la convivencia no se convierte en algo insoportable.

17/11/2005 12:09 Enlace permanente. ARAGÓN Hay 1 comentario.

CALLES DE PERSONAJES ILUSTRES

20051027134439-pignatelli-jpg

Cuando paseo por el Casco Viejo - o Antiguo - de Zaragoza, tengo la costumbre de fijarme con frecuencia en la rotulación de las calles. Llama poderosamente la atención que el nombre de algunas callejuelas casi olvidadas lo ostente un personaje importante de la historia de la ciudad. Tal es el caso de la calle Ramón de Pignatelli, el famoso noble, clérigo y político ilustrado aragonés que tanto impulso dio a la cultura en la España del siglo XVIII. Sorprende que esta calle tenga tan negativa consideración para la gente de a pie que la conoce. Hay que decir, sin embargo, que las apariencias engañan y que esta antigua vía zaragozana - famosa en otros tiempos - alberga el recientemente inaugurado Museo del Fuego, en la esquina con la calle Ramón y Cajal. Además, pocos metros después, se está procediendo a la restauración y rehabilitación del antiguo convento de la Victoria, edificado a finales del siglo XVI, suprimido y destinado a almacén con la desamortización de Mendizábal y abandonado poco después. Si seguimos en dirección a la plaza de Toros, nos encontramos con el antiguo restaurante "El Pajarcillo" del autodidacta Eduardo Burgaz, que hasta hace pocos años atendía a miles de visitantes, especialmente durante las fiestas del Pilar, y les regalaba uno de sus peculiares libros. Ya casi al final de la calle, y enfrente de la Plaza de Toros, se encuentra el Instituto de Enseñanza Secundaria "Ramón y Cajal", que intenta educar a los alumnos de la zona y tiene además un módulo de Garantía Social de Integración. Sin olvidar lógicamente la parte posterior del edificio Pignatelli, sede del Gobierno de Aragón.

Es una lástima que esta calle, como otras tantas del Casco Viejo, haya quedado olvidada de los zaragozanos y haya pasado a ser una vía de tercera división, que muchos eluden o evitan.

 

27/10/2005 13:44 Enlace permanente. ARAGÓN Hay 1 comentario.

UN PASEO POR "EL TUBO"

San Gil en Zaragoza.jpgAprovechamos la soleada mañana del domingo, deslucida por el primer cierzo otoñal, para visitar con Javier la recientemente remodelada Puerta Cinegia y sus aledaños. Pasamos primero por el mercadillo dominical de la Plaza de San Bruno y adquirimos un libro de los primeros escritos de Ramón J. Sender, publicado por Larumbe, y al cuidado del estudioso senderiano Jesús Vived Mairal. Compramos también un taco de cecina de Castellote. Javier la prueba y la califica de excelente. Nos desplazamos después por la calle Don Jaime hasta la iglesia de San Gil. Queremos comprobar su estado casi lamentable y observar cómo están todavía en el lateral de la calle Estébanes las huellas de los edificios adosados a ella en el siglo XIX y que acaban de ser derribados. Nos damos cuenta de lo urgente que es su restauración y de lo positivo que va a resultar el acuerdo tripartito alcanzado la semana pasada para restaurar esta iglesia románica, mudéjar y barroca. Proseguimos nuestro camino por las calles Estébanes, Arco Cinegio y Cuatro de Agosto y entramos por la parte posterior al nuevo y sorprendente edificio Puerta Cinegia, que ocupa gran parte del antiguo Tubo Zaragozano y pone fin a tantos años de festejos, comidas y marcha nocturna de la gente joven de los años 60 a los 80. ¡Qué lejos quedan ya esos tiempos! Le explico a Javier el porqué del "Tubo" y aún contempla con entusiasmo la estrechez de algunas de sus calles, aunque no percibe los bares subterráneos que había en otros tiempos.
Puerta Cinegia atrae y sorprende por sus marcados contrastes entre tradición y modernidad, entre respeto al pasado y apertura a las vanguardias. Llama la atención sobre todo la vista a través de su fachada acristalada del Paseo de la Independencia y, en su interior, el palacio gótico, el ascensor panorámico y una enorme pantalla audiovisual. Algún comensal ya está degustando una aparentemente suculenta paella. Nosotros preferimos reservar nuestro apetito para un poco más tarde. De momento, la degustación cultural ha sido suficiente. Y el paseo dominical, muy positivo.
03/10/2005 18:08 Enlace permanente. ARAGÓN Hay 1 comentario.

ZARAGOZA EN OBRAS

La capital del Ebro, en verano, parece un monumento decrépito en continua restauración. Y es que, aparte del calor que dicen nos va a agobiar durante estos días, (siempre exageran un poco la cruda realidad) te encuentras obras por todas partes. Dicen los responsables del Consistorio que son mejoras necesarias para que, cuando los que se pueden ir de vacaciones - cada año son menos - regresen en septiembre, encuentren la ciudad aseada y acondicionada para sobrevivir al tráfico y a la contaminación otros diez meses de rutina.
Por otra parte, durante estas fechas, es mejor vivir y pasear de espaldas a los ríos, dado su irrisorio caudal y la exposición (oculta en invierno) de residuos de todo tipo, no sólo en sus orillas sino en el interior. ¿Estarán saneados los tres ríos para el 2008? ¿Será eficaz el plan de riberas? ¿El futuro azud será una buena solución? El tiempo nos puede dar o quitar la razón. De momento, "Zaragoza 2008" es sólo un bonito lema y un sugerente anagrama en las calles, en el transporte publico y en los medios de comunicación. El ayuntamiento tiene 35 meses para trabajar (incluidos julio y agosto). Zaragoza no puede cerrar por vacaciones.
14/07/2005 13:54 Enlace permanente. ARAGÓN Hay 1 comentario.

CALLE DEL BUEN PASTOR

Paseo sin mirar al reloj por la recoleta calle del Buen Pastor, en pleno Casco Viejo de Zaragoza. Es curioso el nombre de esta calle - tan evangélico y redundante - que, dentro de su sencillez y oscuridad, pasa casi inadvertida al caminante, a no ser que conozca el Centro de Profesores Juan de Lanuza o el antiguo colegio Santo Tomás de Aquino, regentado por la familia Labordeta y rehabilitado para convertirse actualmente en un frío Colegio Notarial. ¿Qué queda de aquel colegio, de aquellos desvanes, de aquellas aulas, de aquella enseñanza liberal? Muchos intelectuales se educaron en esas aulas, además del llorado poeta Miguel y de José Antonio. De entre ellos destaca el escritor de Mequinenza Jesús Moncada, tristemente recordado en estas fechas por su prematuro fallecimiento. Antón Castro ha elaborado en su blog una excelente elegía del autor de "Cami de sirga". Quizás ahora leamos y conozcamos más su obra. Un poco tarde tal vez, pero a tiempo para adentrarnos en el mundo del Ebro de los años sesenta, en la España rural anegada por embalses y en la sociedad de una época casi irreconocible para los más jóvenes.
La calle del Buen Pastor parte de la plaza del Justicia desde la que se contempla la monumental fachada barroca con adornos churriguerescos (algo desprestigiados desde el siglo XIX) y desemboca en el Mercado Central, milagrosamente en pie, ya centenario y en vías de restauración de su interior.
Los hermanos Labordeta recuerdan en sus escritos el fragor matinal del mercado, los variopintos olores y el despertar de la ciudad a mediados del siglo XIX.
Aún tenemos algo que recordar y evocar cuando paseemos con calma por la humilde y casi olvidada calle del Buen Pastor.
15/06/2005 13:21 Enlace permanente. ARAGÓN Hay 1 comentario.


Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris