Facebook Twitter Google +1     Admin

josemarco


Contador de visitas

Temas

Enlaces

Archivos

 

Se muestran los artículos pertenecientes a Agosto de 2006.

LAS HIGUERAS

20060803205310-higos.jpg

   En la comarca de la Ribera, en las inmediaciones de Alcira, predominan los cultivos de naranjos en este verano seco y soleado. Sin embargo, antes de que la naranja recobre su tamaño y comience a cambiar de tonalidad, hay un fruto que se anticipa este año unos días y que atrae a todo tipo de insectos y ¡cómo no! a los pájaros. Este delicioso y dulce manjar es el higo - breva en primavera - que presenta normalmente dos variedades: el morado y el amarillo.

   Las higueras son árboles de clima mediterráneo. Necesitan calor y poca agua. Por eso este año están en su apogeo. Sin embargo, hay que tener cuidado al acercarse a recoger su dulce y delicado fruto: las hojas tienen una especie de autodefensa y producen en la piel picores muy molestos. No me extraña que el higo sea tan caro en el mercado. Es difícil de recolectar y tiene una vida efímera en el árbol. Le ocurre algo similar a la cereza preveraniega. De todos modos, una buena higuera - también las hay estériles como la que citan los Evangelios - da una sombra agradable, ofrece cobijo al caminante y brinda su dulce fruto. Por no hablar de sus cualidades nutritivas y de sus dotes curativas.

EL AZOTE DEL VERANO

20060805172609-incendios-forestales.jpg

    Tardaban en llegar. O, al menos, eso parecía. Pero queda todavía mucho verano y Galicia y la comarca del Ampurdán de Cataluña se están disputando este fin de semana el triste y dramático honor de estar invadidas por numerosos incendios forestales. Lo más trágico, es la pérdida de vidas humanas, como ocurrió el año pasado en la provincia de Guadalajara. En Pontevedra ya han fallecido dos mujeres, perdidas con su coche y atrapadas en un laberinto infernal de humo.

     Lo más triste de la situación es, sin embargo, que la mayoría de estos incendios son provocados. Sibilinamente provocados. ¿Qué buscarán estos desalmados y anónimos pirómanos con sus acciones? ¿Destrozar el paisaje? ¿Asolar las comarcas? ¿Intimidar a los vecinos? ¿Algún beneficio económico? Ninguna razón justifica estos incendios. Lo de Galicia es sorprendente y casi antinatural: casi todos los veranos el fuego aparece porque sí. Y se inicia en varios frentes simultáneos. La negra mano humana está detrás de esto. Como ocurrió en la provincia de Valencia hace más de una década. Ahora, en las proximidades de Alcira los montes están desolados, las laderas desnudas. Sólo alguna urbanización rompe la monotonía del paisaje. Y la erosión campa por sus anchas. Y le sequía avanza sin contemplaciones.

    En la provincia de Teruel también hubo un grandioso incendio hace poco más de una década. Ardieron miles de hectáreas en la comarca del Alto Maestrazgo: Castellote, Villarluengo,... Las llamas dejaron desolado un maravilloso paisaje natural que tardará varias décadas en recuperarse. Este año los incendios parece que respetan a Aragón. Pero aún queda mucho verano. Y hay demasiado irresponsable suelto que hace caso omiso del paisaje y de su riqueza ecológica, turística y cultural.



LA CULTURA SE ABRE UN HUECO EN ALIAGA

20060807223241-don-quijote.jpg

            La Semana Cultural anual que celebra la Asociación de Pensionistas y Jubilados de Aliaga siempre encuentra entre sus actos un hueco para la cultura. En este caso ha sido la poesía y la prosa poética la que ha adquirido protagonismo en la tarde del domingo, 6 de agosto. El salón de actos del ayuntamiento – recientemente restaurado con gran acierto – ha reunido a cuatro escritores de este pueblo que hemos leído alguno de nuestros poemas o escritos en prosa, recreando el pasado y viviendo el presente desde la memoria, la nostalgia o la ternura.

            Me han acompañado en este acto el poeta Rafael Cerra, la poetisa Rosa María Ayora y el escritor Luis Antonio Pérez. Rafael nos ha ofrecido excelentes composiciones sobre El cascajar, El cielo de Aliaga o el nacimiento de sus nietos. Unos poemas densos, acompasados y de profunda invitación a la ternura. Rosa María nos ha deleitado con poemas breves, intensos y llenos de ritmo. Destacan los dedicados a los niños y a los abuelos y los que evocan las tareas agrícolas de Jarque de la Val. Luis Antonio, promotor del acto, ha leído con énfasis y unción una recreación del mercado medieval de Aliaga, concedido por el rey a finales del siglo XII; una evocación detallada y testimonial de la vida de los masoveros, y un homenaje a los jubilados mediante una sugerente y original creación: El jubilado más famoso del mundo. Se refería, cómo no, a don Quijote de la Mancha. Mis poemas se adentraron en el recuerdo de vivencias infantiles, en la evocación del pasado de Aliaga, en las impresiones ante un determinado lugar pintoresco o a raíz de un paisaje otoñal, invernal o en una tarde de tormenta. No olvidé el tema taurino – tan arraigado en esta villa – dedicando un breve poema a todos los aficionados, especialmente a mi hermano Pedro.

            Han sido casi dos horas de recreación poética, de evocación lírica y de intercambio de vivencias y emociones. Los asistentes han quedado muy satisfechos y esperan reeditar en el año 2007 algún acto cultural semejante.

EL GUIÑOTE

20060808215335-el-guinote.jpg

    Hay muchas maneras de ocupar las horas de ocio que nos brindan las vacaciones de verano o los largos fines de semana. Uno de los entretenimientos preferidos por muchos aragoneses - mayores y jóvenes - es el guiñote. Mientras algunos se abandonan a la siesta para evitar los momentos demás calor, otros se dirigen al bar más cercano, al casino o al club social para jugar unas partidas de guiñote y pasar un rato divertido en manos del azar y, cómo no, con la mente despierta.

    Porque en el guiñote no sólo manda la suerte. Hay que saber controlar los triunfos y las briscas. Además, es muy importante jugar con la pareja, conocer cómo juega tu compañero y ser capaz de adivinar su estrategia y de los contrincantes. Pero lo más apasionante de este juego de mesa tan aragonés es el arrastre. Hay que jugar con la cabeza bien fría para llegar cuanto antes a las cincuenta y una buenas. No basta quedarse en cincuenta. También se puede perder cantando las cuarenta o dos veintes. Esa es la grandeza del guiñote: la incertidumbre, la sorpresa y la ruptura de todas las previsiones.

    Un juego paradójico, razonable,  azaroso, llenode suspense y emoción. Pero, sobre todo, ameno y agradable. En algunos pueblos y en algunos locales de Zaragoza se programan campeonatos de guiñote con grandes premios en metálico. En general, suelen premiar con trofeos a los ganadores. Pero lo más importante es que, se gane o se pierda, este juego siempre te brinda un buen rato en la sobremesa, mientras saboreas un café, una caña o una copa. Y si haces amigos, mucho mejor.

08/08/2006 21:53 josemarco Enlace permanente. SOCIEDAD No hay comentarios. Comentar.

AGOSTO, UN MES DE CONTRASTES

20060810195404-agosto.jpg

            Fuego implacable en Galicia. Pirómanos crueles y resentidos. Humo negro por doquier. Otra marea negra que ahoga este paisaje encantador y que, desde este mes de agosto, ya no será lo mismo. ¿Será posible que todavía haya personas – ¿personas? – que se dediquen a destruir un patrimonio natural insustituible? O son unos inconscientes, o unos locos. Otro fuego muy distinto, y más trágico, es el que se están intercambiando israelitas y libaneses. Casi un mes de bombardeos y, de momento, la solución diplomática no acaba de llegar. ¿Por qué no se pone en marcha la diplomacia antes que las armas y no al revés?          

          Mientras tanto, agosto se desliza con su regalo de vacaciones para tantos españoles, que dejan sus problemas para septiembre. Hay que aplazar, para vivir unos días de sosiego. Aplazar los proyectos, aplazar los problemas, aplazar las ilusiones. Agosto es un paréntesis casi total. Por lo menos durante esta primera quincena. En agosto – se decía hace unos años –  “España está cerrada por vacaciones”. Y tenían bastante razón. Vacaciones incluso para el agua, que no acaba de caer ni siquiera en forma de tormenta. Quizás las lluvias se aplacen también para septiembre. A ver si es verdad.        

       Hoy es San Lorenzo, el día grande de la capital oscense. Nunca he vivido esas fiestas, pero me han hablado muy bien de ellas. El color verde llena las calles y el jolgorio sano las plazas y pabellones. Diversión a raudales y un gran paréntesis en este largo y seco verano. Las fiestas se multiplican en los pueblos hasta mitad de septiembre. Aunque el punto culminante será el próximo fin de semana, coincidiendo con el quince de agosto. La Virgen de la Asunción y San Roque servirán de motivo para romper con la rutina y lanzarse a la calle en busca de diversión. Ya llegará septiembre.

10/08/2006 19:54 josemarco Enlace permanente. IMPRESIONES No hay comentarios. Comentar.

MIEDO A VOLAR

20060811211227-miedo-a-volar.jpg

     Nunca me ha hecho demasiado ilusión viajar en avión, aunque reconozco que, hoy por hoy, es uno de los medios más rápidos y más seguros. Lo que ocurre es que, si cruzas el Atlántico en avión, te entra un cierto desasosiego interior y no tienes más remedio que abandonarte a la Providencia. Recuerdo el vuelo a Seatle en el verano de 1990, con escala en Nueva York. Fueron quince horas de viaje sin grandes sobresaltos y con la incertidumbre del aterrizaje. El último vuelo fue un trayecto corto de Lyon a Barcelona. Era un aparato pequeño y la verdad es que, al cruzar los Pirineos, hubo demasiadas turbulencias. Lo peor fue el aterrizaje en el Prat. No nos daban entrada y parecía no llegar nunca el momento de tomar tierra. Todos estábamos deseando pisar suelo español y a algunos se nos pasó por la cabeza besarlo de alegría.

    Ahora, lamentablemente, han cambiado mucho las cosas. Después de los atentandos del 11 de septiembre de 2001, y durante estos días de controles ante posibles amenazas terroristas, el miedo a volar se ha extendido entre los numerosos viajeros que van o regresan de vacaciones, o toman el avión habitualmente por motivos laborales. A veces este miedo se puede transformar en pánico. Y los viajeros son los que pagan las consecuencias. Porque la mayoría no tienen más remedio que volar. Y el miedo se lo guardarán dentro. Y sentirán un gran alivio al llegar al punto de destino. Lo malo es que la amenaza está allí. Y el miedo escénico se multiplica como un castillo de naipes. Ahora tendré un motivo más para perder mi ilusión por volar. De todos modos, el peligro puede estar también en el tren o en el coche. Nunca se sabe.

 

11/08/2006 21:12 josemarco Enlace permanente. SOCIEDAD No hay comentarios. Comentar.

UNA BUENA ETAPA DE MONTAÑA

20060812202537-presa-de-tous.jpg

            No existe mayor satisfacción para un aficionado a la práctica del ciclismo que coronar un puerto con esfuerzo y regularidad. Eso es lo que ha hecho Javier esta tarde. A sus once años y con una bicicleta pequeña, ha sido capaz de ascender el puerto de Tous – de tercera categoría – y de aproximarse luego hasta la presa para contemplar el pantano y un pequeño apéndice de la antigua torre de la iglesia que sobresale de las aguas. (Otros años ha estado más bajo el nivel).           

         Hemos salido hacia las seis de la tarde de Massalavés, hemos pasado por Alberique y, seis kilómetros después, hemos dejado a la derecha el Tous nuevo, construido para alojar a las familias cuando se embalsó el pueblo antiguo. Allí Javier ha acelerado un poco el ritmo y me ha ido cogiendo ventaja. Además, se me ha salido tres veces la cadena y he perdido ritmo. Hay un par de curvas en repecho criminales. Pero hay que mentalizarse y mirar hacia arriba. Al llegar al kilómetro 10, una vez coronado el puerto, se experimenta una satisfacción difícil de describir.         

         El regreso ha sido animado, rápido y relajante. Al final, no he podido evitar darle un abrazo a mi hijo. Una gesta deportiva más y un logro que recordará por días. En Aliaga continuaremos durante la segunda quincena de agosto con alguna etapa similar. Allí hay puertos por doquier. El de hoy ha sido, al menos, un buen aperitivo.

12/08/2006 20:26 josemarco Enlace permanente. DEPORTES No hay comentarios. Comentar.

POR LA SIERRA DE TERUEL

20060825113849-aguilar.jpg

                                       Vista panorámica de Aguilar del Alfambra

Después de más de una semana sin escribir, quiero plasmar en esta página algunas de mis andanzas en bicicleta durante estos días. Mis quince días de vacaciones en Aliaga me brindan la oportunidad de recorrer los pueblos más cercanos. En otoño o primavera prefiero los pueblos de la Val - Cobatillas, Hinojosa, Jarque, Cuevas de Almudén y Mezquita -; sin embargo, en verano me inclino más por los pueblos de la sierra de Teruel. El clima más benévolo y mi mejor preparación me permiten ascender por la ribera del río Gadalope hasta Miravete de la Sierra, seguir hasta Villarroya de los Pinares y, tras un pequeño refrigerio en la Fonda Mari Carmen, continuar el ascenso hasta el puerto de Sollavientos (1507 metros). Una vez allí y, después de disfrutar de una excelente vista panorámica, el descenso hacia Allepuz es apasionante. Allí encuentro un restaurante a pie de carretera donde se puede almorzar con tranquilidad y degustar la famosa conserva. Tomo luego la carretera hacia Aliaga - ¡qué pena de pavimentación - y me encamino hacia Jorcas, pueblo pequeño pero con unos habitantes muy inquietos y emprendedores. Mi próxima etapa es Aguilar del río Alfambra, pueblo encantador, orientado al sur y cuna del padre del famoso escritor Vicente Blasco Ibáñez. Su alcalde Vicente y mi amigo Teófilo me hablan de proyectos de futuro para un pueblo que en invierno apenas ronda los cuarenta habitantes. Entre otros proyectos está la futura construcción de un edificio que albergará los servicios esenciales para el pueblo. Este Multiservicio, que ya funciona en otros pueblos como Olba o La Cañada de Benatanduz, está dando buenos resultados y podrá frenar en cierto modo ese éxodo que es casi irreversible. Me comentan los habitantes de Aguilar que la gente acude para las fiestas y luego se va marchando a su lugar de trabajo o residencia. Hay un dato curioso: Ahora emigran más vecinos a Teruel que a Zaragoza, Valencia o Barcelona. Y algunos, como Teófilo se han comprado una casa en el pueblo y vuelven con asiduidad. Me voy satisfecho de Aguilar y continúo por la ruta de la sierra. Atravieso Camarillas - su iglesia sigue desmoronada - y tomo el camino hacia Aliaga. Buena travesía, excelente mañana. Cansancio en las piernas y frescura en la mente.

POR LA SIERRA DE SAN JUST

20060824125747-cuencmineras2.jpg

   Hoy la ruta ciclista ha sido un poco más llevadera que la de ayer. He ascendido con dos amigos al puerto de San Just (1406 metros) muy cerca de Valdeconejos y entre Mezquita de Jarque y Escucha. Ir acompañado en bicicleta resulta más ameno y llevadero. Cuando la ruta es llana, puedes comentar algo, recordar vivencias o intercambiar opiniones. La parada en la fuente de Jarque de la Val es casi un ritual. Una fuente de cuatro caños que es la envidia de muchos visitantes. Pero hemos realizado otra pausa imprevista: muy cerca de Hinojosa de Jarque, junto a una granja de cerdos, unos dos centenares de buitres celebraban un festín a costa del cadáver de un cerdo en la ladera de un monte. Ha sido impresionante. Para filmarlo. Parecía una escena de alguna película del oeste americano.

   El regreso ha sido apacible y bastante rápido, a pesar de que las piernas pedían a gritos una tregua. Como recuerdo, los artilugios eólicos - molinos del progreso - que coronan las cumbres de la sierra turolense. ¿Qué beneficio aportan a los municipios cercanos? ¿Ocurrirá algo similar a La Muela? Habría que preguntárselo a los escasos habitantes de Valdeconejos. Al parecer, no se ve nada significativo en el entorno. Todo permanece igual: silencio, soledad y síntomas de abandono

INTERNET RURAL

20060824175654-internet-rural2.jpg

  El programa "telecentros" ha llegado a muchos pueblos cuyos habitantes tenían dificultades para acceder a la red de redes y comunicarse con el exterior. De momento el programa ha sido un éxito y es deseable su consolidación y su extención a todos los núcleos rurales.

   En la biblioteca de Aliaga hay 8 ordenadores disponibles para todos aquellos usuarios que quieran navegar por la red. Con la correspondiente contraseña, pueden acceder a Internet durante cuarenta minutos. Tiempo suficiente para consultar el correo electrónico, leer la prensa o acceder a otras páginas de interés.

   Lo importante es que esta actividad potencie la cultura de nuestros jóvenes y sirva de estímulo a los mayores para acercarse a este medio y abrir las puertas a un gran abanico de posibilidades sin salir de su pueblo.

24/08/2006 18:02 josemarco Enlace permanente. CULTURA No hay comentarios. Comentar.

POR TIERRAS DE GALVE

20060825112635-galve.jpg

   La ruta ciclista de ayer discurrió por las tierras de Galve, pueblo turolense que ronda los cien habitantes y que posee uno de los Parques Paleontológicos más importantes de España. Pero para llegar a este pequeño enclave rural, situado en una hondonada muy cerca del río Alfambra, hay que ascender desde Aliaga hasta Camarillas por una cuesta empinada y sinuosa. La dificultad es mayor si esto sucede en los primeros kilómetros, cuando las piernas están aún un poco agarrotadas. La mañana es fresca y apacible y el paisaje que se contempla durante la ascensión alivia en cierto modo los sudores del pedaleo: el barrio de Santa Bárbara con sus pequeñas casas alineadas, el cauce del cada vez más mermado río La Val y, al fondo, la silueta de Jarque de la Val. Dejamos Camarillas a la izquierda y, después de atravesar la ermita de la Virgen del Campo, cambiamos de carretera - ¡qué diferencia de asfalto y de trazado! - y nos encaminamos hacia Galve. Allí hacemos un alto en el camino para visitar el Museo Paleontológico y la Ruta de los Dinosaurios. Elegimos dos de las posibles rutas que se pueden realizar: la ruta de las huellas de los dinosaurios y la ruta del río Alfambra. Sorpresa, admiración y evocación de épocas muy lejanas, cuando la tierra estaba habitada por estos extraños animales y entre estos roquedales había agua y, tal vez, abundante vegetación.

  Continuamos esta travesía de 52 kilómetros ascendiendo de nuevo a la carretera general y realizando una pequeña parada en el puerto del Esquinazo (1380 metros). El descenso es apasionante, a pesar del viento en contra. Lo demás, coser y cantar. De Mezquita a Aliaga en conversación amigable y con el pedaleo constante. Una buena ruta para un día tranquilo y apacible de agosto.

HACIA EL PUERTO DE MAJALINOS

20060826123453-majalinos.jpg

   En la última etapa de esta minivuelta ciclista veraniega nos hemos dirigido hacia el este y hemos coronado el cuarto puerto de la semana: el puerto de Majalinos (1.450 metros) que sirve de límite entre la comarca de las Cuencas Mineras y la de Andorra, Sierra de Arcos. Hemos salido de Aliaga a las 9 de la mañana en un día fresco y un poco desapacible. De todos modos, la temperatura era ideal para pedalear. El primer núcleo habitado es La Aldehuela. Desde allí hemos contemplado el esqueleto de la central térmica y un pantano cada vez más anegado. (¡Qué lástima verlo todo así!) Una vez en al alto de La Aldehuela, hemos iniciado el descenso hacia la masada del Río y hacia el cruce de Boca Infierno. Un cartel en inglés indica que, a pocos kilómetros, hay una central de cogeneración eléctrica con gas, que algunos intentaron presentar con el ficticio cartel de piscifactoría. La polémica está servida.  Una vez atravesado el puente del río Guadalopillo, comienza una larga ascensión hasta el cruce de Cirugeda, pequeño núcleo rural perteneciente al ayuntamiento de Aliaga. Desde allí continúa la subida hasta La Cañadilla, otro pequeño caserío en el que sólo vive una familia durante todo el año. El paisaje es extraordinario: pinos, sabinas, enebros, acacias,... orlan ambos lados de la carretera y proporcionan sombra, humedad y sosiego. Desde La Cañadilla comienza ya el ascenso al Majalinos. No es un puerto demasiado duro porque la subida es progresiva. Además, con un buen desarrollo y un ritmo pausado, se puede alcanzar la cima sin demasiados agobios. Ya en la cumbre del puerto, reposo, tentempié, satisfacción y excelente panorama - como el que aparece en la fotografía -. Una buena etapa para cerrar esta breve temporada ciclista estival.

TARDE DE AGOSTO

20060828110952-aliaga9.jpg

   Tarde de agosto en Aliaga. Dilatada tarde estival teñida de azules celestes y verdeamarillos preotoñales. Luz intensa en el solanar. Ni una nube en el horizonte. Silencio y serenidad en el ambiente.

   Tarde de agosto en Aliaga. Invitación permanente a un paseo apacible por las orillas del Guadalope. Sed de agua. Sed de vida. Sed de un otoño más lluvioso y benéfico.

   Tarde de agosto en Aliaga. Frutales rebosantes de manzanas, peras y ciruelas. La huerta exhibe toda su lozanía. Aunque la vega ya no es lo que era antes. Todo cambia y se acomoda al progreso y al dudoso desarrollismo.

   Tarde de agosto en Aliaga. El castillo se alza como mudo centinela, testigo de años conflictivos. Los jóvenes anticipan con ilusión las grandes fiestas de septiembre. Algunos abandonan el pueblo por unos días. O por un año. Nostalgia en la mirada. Fugaces despedidas. Contraste de sentimientos. Esperanza y desencanto. Eterna paradoja de la vida.

 
28/08/2006 11:10 josemarco Enlace permanente. IMPRESIONES No hay comentarios. Comentar.

UN SABOR AGRIDULCE

20060828124523-real-zargoza2.jpg

   El partido inaugural de la Liga del Real Zaragoza en Riazor me ha dejado un sabor agridulce. Es verdad que perjudicaron al equipo dos decisiones polémicas de Alfonso Pérez Burrull. Es verdad que el terreno de juego no estaba en perfectas condiciones. Es verdad que es el primer partido y el equipo no está totalmente acoplado. Pero todos estos factores no pueden servir de excusa para justificar una derrota que, en justicia, debería haber terminado en empate.

   ¿Qué le ocurrió al Real Zaragoza? Que mostró un juego demasiado parsimonioso en la media - muy al estilo argentino - y demasiado blando en la defensa. Dos de los tres goles nos recuerdan a muchos tantos encajados la temporada pasada. Y sólo Gaby Milito queda de la defensa de Víctor Muñoz. El entrenador, Víctor Fernández, no acertó en la alineación inicial. Esa es mi modesta opinión. D'Alessandro y Aymar tienen un juego muy similar y no deberían jugar juntos.  A Diogo se le vio falto de forma y poco compenetrado. ¿Tan mal está Cuartero? Además, tardó mucho tiempo en hacer los cambios. ¿Por qué no entró Celades en el equipo inicial? ¿Qué ocurre con Sergio García, Longás y Lafita, que han hecho una buena pretemporada?

   No tengo nada contra los argentinos. Ni contra los sudamericanos. Pero siete titulares foráneos se me antoja excesivo. En este sentido nos dio ejemplo Caparrós - nueve españoles en la alineación inicial - y el Valencia y el Betis, plagados de jugadores de aquí. Quizás me equivoque, pero creo que debería jugar el que esté en mejor forma y se lo haya ganado por méritos propios, no el que sea más famoso o haya costado más millones. Y en caso de igualdad, que juegue el de la cantera. De todos modos, es muy pronto para hacer valoraciones. Habrá que dar tiempo al tiempo y esperar, al menos, cinco o seis partidos más.

28/08/2006 12:45 josemarco Enlace permanente. DEPORTES No hay comentarios. Comentar.

LAS DOS CARAS DE LA CIUDAD

20060830105234-zaragoza1.jpg

            El regreso a Zaragoza después de un mes de vacaciones crea unas expectativas que sólo se cumplen a medias. Después del idealizado ambiente rural en el que uno ha permanecido alejado del tumulto, del agobio y de la contaminación acústica y ambiental, la incorporación paulatina a la ciudad supone contrastes, paradojas y algunas sorpresas. Contrastes entre lo que esperabas y lo que encuentras, entre lo que comenta la prensa y lo que observas paseando por tu barrio o por el centro de la ciudad. Porque esperabas algún carril-bici por la Gran Vía y no ves ni un esbozo; porque esperabas un avance considerable en las obras de la ciudad y sigue casi todo patas arriba. (Todos tienen derecho a su mes de vacaciones estivales). También se dan algunas paradojas: suciedad en las aceras y novedosa instalación de contenedores para depositar los excrementos caninos; tráfico fluido por el centro y problemas de aparcamiento en los barrios.          

           Pero lo más curioso es comprobar – al hilo de lo que lees en la prensa del día – que los inmigrantes (cada vez más numerosos) han contribuido a aumentar el PIB del estado español. Y los miras con una óptica distinta, más benévola e interesada. Compruebas también que la peregrina idea de cobrar peaje para acceder al centro de las grandes ciudades no encaja en Zaragoza ni por asomo. Porque han aumentado las calles peatonales – como la de Agustina de Aragón – y porque todavía los ciudadanos están por la labor de caminar, de patear las calles o utilizar el transporte público. Hasta que llegue el tranvía o el metro ligero. Pero de peaje, nada de nada. ¿Nos cobrarán peaje por respirar? Luis del Val lo comenta con ironía en su columna del Periódico de Aragón. El artículo no tiene desperdicio. 

30/08/2006 10:48 josemarco Enlace permanente. IMPRESIONES No hay comentarios. Comentar.

BUENAS NOTICIAS

20060831141051-carnet-por-puntos.jpg

    Las noticias que nos proporcionan diariamente - o minuto a minuto - los medios de comunicación suelen ser normalmente negativas, dramáticas y descorazonadoras. Desde incomprensibles comportamientos humanos hasta lamentables desastres naturales, el abanico de sucesos es amplio e invita claramente al pesimismo. Por eso, uno respira aliviado cuando le dan a conocer los datos de pérdidas humanas por accidentes de tráfico durante los meses de julio y agosto. Y parece que son bastante mejores que los del año pasado: 120 muertos menos en las carreteras españoles en dos meses desde que ha entrado en vigor el carnet por puntos.  Aunque todavía son muchas las víctimas de la carretera, hay que respirar aliviados al comprobar estos datos: 60 muertes menos al mes, 2 muertes menos al día.

   ¿Quiénes se han librado de entrar en esa siniestra lista negra? Puede ser un conocido, un amigo, un familiar o uno mismo. Y todos ellos, sin saberlo, siguen con vida. 120 familias que no se han roto. El dato es significativo, aunque sea todavía provisional. Habrá que esperar, al menos, doce meses para valorar adecuadamente la eficacia de esta polémica medida. De momento, ya no soy escéptico al carnet por puntos. Aunque tenga que conducir mirando de reojo al cuentakilómetros. Eso sí, que mejoren las carreteras al mismo ritmo que mejora la seguridad de los vehículos. Es una de las grandes asignaturas pendientes de Tráfico. De todos modos, hay que disfrutar de esta buena noticia.

31/08/2006 14:11 josemarco Enlace permanente. SOCIEDAD No hay comentarios. Comentar.


Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris