Facebook Twitter Google +1     Admin

josemarco


Contador de visitas

Temas

Enlaces

Archivos

 

Se muestran los artículos pertenecientes a Septiembre de 2007.

HUERTOS EN PLENA CIUDAD

20070902115317-huerto.jpg

    

     A veces, paseando por la ciudad, se encuentra uno con situaciones aparentemente paradójicas. O, por lo menos, curiosas y casi sorprendentes. Mientras en la mayor parte de los pueblos de la geografía aragonesa, las zonas otrora cultivables se están quedando yermas y se llenan de todo tipo de zarzas y de hierbas, en Zaragoza capital - concretamente en el barrio de San José, como muestra la foto - se ha reservado una pequeña zona ajardinada para que algunos jubilados del barrio puedan ocupar una parte de las horas del día y dedicarse a algo sano, saludable y productivo.

     No sé si habrá que volver algún día a cultivar zonas yermas de nuestros pueblos. De todos modos, sorprende contemplar cómo algunos ciudadanos quieren vivir en la gran ciudad con las ventajas de los pueblos. Y eso es realmente difícil. La iniciativa de los huertos urbanos no es mala. Pero, los pueden surgir diversos problemas: ¿A quién se adjudica cada pequeña parcela? ¿Quién tiene preferencia? ¿Se pueden compartir? ¿Quién asume los gastos complementarios? Nos queda el consuelo de que es una zona verde más y que nuestros jubilados y prejubilados no tienen que estar toda la mañana sentados mano sobre mano en algún banco del parque o jugando una partida tras otra de guiñote. 

 

02/09/2007 11:51 josemarco Enlace permanente. SOCIEDAD No hay comentarios. Comentar.

UN NUEVO PAISAJE URBANO

20070903190521-club-nautico.jpg

     Cuando regreso a Zaragoza después de un período más o menos largo, me encamino hacia el centro de la ciudad, acompañado por Javier, y compruebo si ha habido algún cambio en sus calles o edificios más emblemáticos. Aprovechamos la tarde del domingo para encaminarnos hacia el Puente de Piedra que, al parecer, se ha convertido en lugar de peregrinación para muchos zaragozanos. Pudimos observar "in situ" la desaparición de la famosa solera de uno de sus arcos y el desvío artificial del Ebro, que esperamos sea momentáneo. Javier se sorprendió de esta obra y dudaba de su eficacia. A mí me ocurrió casi lo mismo. No nos imaginamos el río Ebro como un Sena parisino, navegable y turístico al cien por cien. De todos modos, después de la Expo se podrá comprobar su eficacia.

     Muy cerca del Puente de Piedra pudimos observar las ruinas de lo que fue el famoso Club Náutico. ¡Qué poco ha costado echar por tierra tantos años de historia! ¿Será para mejorar el recinto? - se preguntaban algunos viandantes. De momento, esa es la pregunta del millón. Como no todo son reformas polémicas, regresamos por la calle Don Jaime, recién remodelada y sin adoquines. ¡Ya era hora! - exclamó Javier. Lo demás sigue casi igual que antes del verano: restauración de la pared norte del Pilar, restauración de la pared de la Magdalena que da a la Plaza Mayor, obras eternas en algunos edificios de la Plaza de España,... Eso sí, no nos acercamos a las obras de la Expo. Todo sigue su curso y, según dicen, se llegará a tiempo. Sí que pudimos contemplar la reforma de las riberas del Ebro y del azud, cercano a nuestra casa. No sé cómo quedará, pero tal vez no corresponda al espacio verde y arbolado con el que todos soñamos. Lo del azud tampoco nos convenció mucho. ¿Qué ocurrirá cuando llegue una gran avenida? El tiempo lo dirá. De momento, confiaremos en los ingenieros y en la solvencia de las empresas.



BASURA EN LA RED

20070904134450-spam.jpg

     Hace siete años comencé con mi aventura en internet y, a fecha de hoy, tengo que reconocer que presenta más ventajas que inconvenientes. De entrada, he ahorrado mucho tiempo y desplazamientos a la hora de consultar libros, diccionarios o enciclopedias. También me ha sido muy útil para preparar algún viaje o reservar alojamiento. Sin embargo, he comprobado que hay algunas desventajas  que convierten a la red de redes en una trampa o señuelo en el que uno puede caer cual un minúsculo pez perdido en la inmensidad del océano. 

     La famosa web puede atraparnos por muchos caminos. De los millones de páginas que podemos consultar en pocos segundos y a las que accedemos con un simple movimiento del ratón, la mayoría están elaboradas sin sentido y no aportan lo más mínimo a la formación del internauta. Es verdad que hay que valorar la relativa importancia del entretenimiento y de las páginas de ocio. Pero algunos medios para comunicarse por internet, como los famosos chats, pueden tener nefastas consecuencias para niños y adolescentes. Por eso, para navegar en la red hace falta una guía, un criterio y, eso sí, mucho autocontrol personal.

     De todos modos, la basura no termina en determinadas páginas. Se extiende inexorable a multitud de correos electrónicos que llegan al destinatario mezclados con el correo útil. Es el famoso spam - palabra inglesa muy metafórica - que llega a oleadas a nuestros correos y bloquea cualquier buzón de entrada. Personalmente dedico casi todos los días unos minutos a eliminarlo, pero me gustaría hallar la forma de evitar esta invasión virtual. ¿Hay algún método? Si alguien conoce algún medio más o menos mágico de eliminar esta lacra, le agradeceré me lo comunique.

FIESTA Y DIVERSIÓN PARA TODOS

20070906141636-plaza-de-aliaga.jpg

     Mientras los ecos del verano se van apagando poco a poco, numerosos pueblos de Aragón mantienen aún la antorcha encendida de los festejos populares y tradicionales. Uno de estos lugares es Aliaga, encantador enclave de la provincia de Teruel. Desde hace muchos años, las fiestas de septiembre en honor de la Virgen de la Zarza concitan a los vecinos y atraen a numerosos visitantes.

     Los que, debido a nuestras obligaciones laborales, vivimos estos días en la distancia, recordamos las fiestas de nuestro pueblo, especialmente de aquellos años de nuestra infancia, que han quedado grabados para siempre en el disco duro de nuestra memoria. Uno recuerda los peligrosos y bravos toros, las divertidas vaquillas, el baile en la puerta de los bares o en el Bote. Uno recuerda los fuegos artificiales después de la Ofrenda de Flores a la Virgen de la Zarza y los pasacalles por la banda Esparell y tantos y tantos momentos de diversión. Se trataba de romper la rutina cotidiana y de llenar la calle de alegría y reencuentros.

     Esta tarde a las siete, volverá a oírse el pregón desde el balcón del ayuntamiento. Las peñas acompañarán a la charanga por las calles del pueblo y las jotas de ronda resonarán en los portales casi a la medianoche. El recuerdo de los que amamos este pueblo volará hacia esos lugares que nos vieron crecer. E intentaremos unirnos a la fiesta durante el fin de semana. Aunque sólo sean dos días. El ambicioso programa presenta actos para todas las edades y gustos. Así que a divertirse toca, que el verano se esfuma y el invierno se eterniza en esos valles.

06/09/2007 14:13 josemarco Enlace permanente. PUEBLOS No hay comentarios. Comentar.

AMARGA MEMORIA

20070907134603-belchite-viejo.jpg

    Cuando me dirijo a Aliaga, o incluso a Teruel o a tierras valencianas, paso por la carretera comarcal que deja a la derecha el viejo Belchite, contemplo la torre de la iglesia semiderruida y apuntalada y no puedo evitar un recuerdo agridulce hacia las más de tres mil personas que perdieron la vida en el verano de 1937, durante la ofensiva republicana y seis meses después, durante la toma del pueblo por el bando franquista.

     Precisamente esta semana se cumplen setenta años de la sangrienta batalla y el Gobierno de Aragón, junto con el ayuntamiento de la localidad zaragozana, quiere recordar esos días para que la memoria nos impulse a no repetir hechos tan lamentables. Es verdad que la memoria es ingrata, que la memoria es amarga, que la memoria es traicionera. Pero el viejo Belchite merece no sólo este fugaz recuerdo, mecere además que los casi derruidos edificios se rehabiliten o se derriben, si están muy deteriorados. Y que se pueda transitar por sus antiguas calles sin correr riesgos innecesarios. Y que las nuevas generaciones aprendan de los desastres de la incivil guerra.

DESPEDIDA NOSTÁLGICA

20070909213409-toro-ensogado-2007.jpg

     Cae la noche sobre Aliaga. Un dulce crepúsculo comienza a envolver paulatinamente este pintoresco valle, surcado por el inquieto Guadalope. Se acerca el final de tres días intensos de fiesta, de celebración, de diversión para todos. Si ayer fue el día dedicado a la patrona, la Virgen de la Zarza, hoy ha sido el día de la comida de hermandad y del toro ensogado por las calles de la localidad.

     El toro ensogado va ganando enteros año tras año. Tal vez sea uno de los mejores aciertos de las últimas comisiones. Las calle mayor se engalana, la gente se agolpa en los balcones o en la barbacana. Y los más audaces corren calle arriba o calle abajo buscando la mejor perspectiva, el mejor quiebro o incluso el mejor pase. Si anoche estaba la plaza de la Iglesia abarrotada para contemplar el segundo toro embolado, hoy la calle principal se ha llenado de colorido, de alegría, de euforia y de algún pequeño sobresalto.

     Esta noche a las doce, una potente traca surcará la calle mayor de Aliaga. Y luego, los que aún pueden permitirse algún día más de vacaciones, entonarán el pobre de mí, ese canto nostálgico que tiene año tras año un sabor agridulce. Mientras tanto, las peñas - que son un motor importante de las fiestas - preparan las últimas cenas, los últimos encuentros. Y una noche dulce, más veraniega que la mayoría del pasado agosto, caerá como un oscuro telón sobre este valle, mientras resuenan los sonidos alegres de la orquesta Caramelo y, entre lágrimas de alegría o de tristeza, la mayoría comienza a soñar en el próximo verano, en las próximas fiestas. Aunque todavía queda por delante la retirada del mayo que se plantó en San Juan. Otro motivo de reencuentro para el próximo fin de semana.

CAOS CIRCULATORIO EN ZARAGOZA

20070910191322-caos-circulatorio-en-zaragoza.jpg

     La mañana de este lunes, con la vuelta al colegio de los más pequeños y el regreso total a la actividad laboral, ha demostrado una vez más que la situación del tráfico en la capital aragonesa es cada vez más caótica y que, en este sentido, se acerca más a los problemas casi crónicos de la capital de España. Dicen que hasta que termine la Expo - falta todavía un año - los problemas de tráfico por las zonas más colapsadas de la ciudad no sólo se van a mantener sino que van a ir en aumento. Y el ciudadano se pregunta qué habrá que hacer para desplazarse al trabajo o a otros asuntos. Tal vez haya que potenciar más el transporte colectivo, pero lo que sucede es que también los autobuses colapsan, se colapsan y pierden su regularidad. Es una pena, pero esa es la dura y cruda realidad. Lo he podido comprobar esta mañana en la calle San Vicente de Paúl, en el Coso y en la Plaza de España. La policía local no daba abasto y algunos conductores tampoco colaboran estacionando su vehículo en doble fila sin ningún miramiento. 

     También sufrí las consecuencias del tráfico el sábado a primera hora de la tarde. La etapa contrarreloj de la Vuelta Ciclista a España dejó la ciudad patas arriba. Y un servidor, aunque es muy aficionado al ciclismo, opina que no hay derecho a que para organizar esta prueba hubiera que cortar el Tercer y el Cuarto Cinturón. Como botón de muestra, tengo que contar que para dirigirme desde Las Fuentes hasta San José tuve que recorrer 23 kilómetros. Y acabé en Valdespartera. No hay derecho a que los que sufren las consecuencias sean siempre los mismos. No hay derecho a que se planifiquen de este modo determinados eventos. No hay derecho a que tuviera que esperar una hora para salir de Zaragoza por mi ruta habitual. ¿Rectificarán la próxima vez? Quizás ya no se acuerden de las reclamaciones de tantos conductores como yo. Paciencia y hasta la próxima efeméride. 

10/09/2007 19:12 josemarco Enlace permanente. SOCIEDAD No hay comentarios. Comentar.

JORNADA DE EFEMÉRIDES

20070911231936-golpe-de-estado-de-pinochet.jpg

     Hay días que presentan un color especial en el calendario. El once de septiembre se ha convertido en uno de ellos. Mi memoria vuela hacia el ya lejano 1964 - con Franco como autoridad absoluta y con el pequeño seiscientos rodando por las penosas carreteras de una España que caminaba hacia el controvertido desarrollismo. En un once de septiembre de ese año abandoné por primera vez Aliaga, mi pueblo de toda la vida, para viajar a Llinás del Vallés y emprender un camino sin retorno.

      Ese mismo día, nueve años después, ha quedado grabado en el calendario de Chile como uno de los más trágicos y tristes. Salvador Allende era derrocado y asesinado en el Palacio de la Moneda en uno de los golpes de estado más vergonzosos de la historia: el que protagonizó el prepotente salvapatrias Augusto Pinochet. Pocos años después, de nuevo en España, llegaría la democracia y Cataluña recuperaría sus libertades en la famosa Diada, simbolizada el regreso del exilio del presidente Josep Tarradellas.

    Ya en el siglo XXI, esta fecha marcaría para muchos años el devenir de la humanidad. Todos pudimos presenciar al filo de las tres de la tarde el terrible atentado contra las Torres Gemelas y el caos posterior. El terrorismo presentó su cara más negra y los atentados se han extendido desde entonces a la Europa civilizada y aliada de Bush, sobre todo a España. Luego vendrían las invasiones de Afganistán y de Irak, los errores de las guerras y posguerras y el recorte casi irracional de las libertades.

     A pesar de todo, hay que dejar el pasado y dar paso al presente. Un presente que nos devuelve a la rutina laboral, al inicio de las clases en los colegios e institutos y al final del verano. Un verano que sólo se mantiene en el calendario. Para la mayoría, el verano terminó cuando regresamos a lo cotidiano y bajaron el telón las fiestas de los pueblos con un "pobre de mí" agridulce. Esta noche la ciudad ya respira otro ambiente: se van cerrando las terrazas, los adolescentes vuelven antes a casa pensando en qué les van a decir mañana en el instituto y a qué profesores van a tener. Algunos se agarran a los móviles y al MP4 antes de que les obliguen a dejárselo en casa u ocultarlo en el oscuro fondo de la mochila. Víspera de inicio de las clases. Aunque los más pequeños ya llevan dos días. Días de ilusión para los niños de Gistaín, que recupera su escuela cerrada desde hace trece años. Días de tristeza para los niños de Cortes de Aragón, que no podrán acudir a su escuela de siempre y tendrán que madrugar un poco más para acercarse a Muniesa. Son las luces y sombras de una realidad que se disfraza de incertidumbre y nos sorprende cada minuto. Algunos todavía van a tener suerte: en Alcañiz y Andorra continúan las fiestas. Otros sueñan con las de Delicias y la mayoría, con las fiestas grandes del Pilar.

 

LOS COLEGIOS RURALES

20070912205328-antigua-escuela-de-parvulos-en-aliaga.jpg

     Durante esta semana de vuelta a la normalidad, encontramos en la prensa nacional y regional noticias relativas al mundo educativo. Algunas son positivas, otras negativas y unas pocas, sorprendentes. Hoy me voy a ceñir a dos pueblos de la provincia de Teruel y a una situación que se viene repitiendo año tras año: el cierre de colegios por falta de alumnos - en este caso no llegan a cinco- y la apertura de colegios - mejor dicho, reapertura - gracias al aumento del número de niños en el pueblo.

     En el primer caso se halla el pueblo de Cortes de Aragón, situado entre las cuencas del río Aguasvivas y el río Martín y con un censo que ronda los cien habitantes. Pertenece a la comarca turolense de las Cuencas Mineras, una de las más castigadas por la despoblación y, como dato curioso que da nombre a la localidad, allí se celebró la primera sesión del parlamento aragonés tras la expulsión de los árabes. Este pueblo se va a quedar sin escuela para el curso 2007-2008 y los pocos niños tendrán que desplazarse a Muniesa cada día para estudiar infantil o primaria.

     Otra situación muy distinta y, en este caso, halagüeña es la de Torrelacárcel, un pueblo turolense de la comarca del Alto Jiloca que, tras la llegada de cinco alumnos inmigrantes, vuelve a reabrir su escuela, cerrada desde hace tres años. Es una buena noticia para estos niños y para sus familias. Ya no tendrán que desplazarse a Torremocha cada día. Es curioso comprobar cómo este pueblo tiene el cien por cien de alumnos inmigrantes. La tónica es similar en muchos colegios rurales aragoneses. Gracias a familias de rumanos, ecuatorianos o marroquís logran levantar el vuelo.

      Lo malo es que sea pan para hoy y hambre para mañana. En pueblos como Aliaga ya se ha encendido una pequeña luz de alarma y están preocupados: hace diez años había casi sesenta alumnos en este colegio rural agrupado. Este curso ha iniciado con dieciséis alumnos. Eso sí, gracias al diálogo y al sentido común, seguirán en el colegio los niños de la primera etapa de secundaria. Una buena noticia. Aunque de cara al futuro no sé si la medida será suficiente.

     ¡Qué distintos fueron para los pueblos los años cincuenta y sesenta del siglo pasado! Las escuelas estaban casi a rebosar y los niños estaban bien atendidos, dentro de las posibilidades de la época. En la fotografía podemos ver lo que fue mi primera escuela de párvulos en Aliaga - de cuatro a seis años -. Luego se transformó en biblioteca y actualmente es un local para la Asociación de Jubilados y Pensionistas. ¡Cómo han cambiado los tiempos!

RECETA EDUCATIVA

20070913200957-receta-educativa.jpg

     Cuando se habla de recetas, todos pensamos en la gastronomía y en una buena cocina. En este caso no es así. Voy a plasmar una receta educativa para docentes y alumnos en este inicio de un nuevo curso. Está expuesta en el tablón de anuncios del Instituto de Educación Secundaria "Ramón y Cajal" de Zaragoza:

                      RECETA PARA UN FELIZ CURSO

     Ingredientes:

a. Tómese nueve buenos meses.

b. Téngase cuidado que estén plenamente libres de antiguos restos de ignorancia, prejuicios, odios y celos. Límpiese de todo resentimiento.

c. Extráigaseles todas las manchas de pereza y desinterés. En resumen: asegúrense de que estos meses están cargados de entusiasmo.

     Modo de preparación:

. Divídanse cada uno de estos meses en 30 ó 31 partes iguales, con excepción del sexto, que habrá que dividirlo entre 28.

. No trate de preparar la receta del año de una sola vez (muchos la echan a perder al proceder de esta manera), sino prepárese cada día por separado.

. Pónganse en cada día doce partes de ilusión, once de responsabilidad, diez de confianza, nueve de trabajo (algunos omiten este ingrediente y echan a perder todo el resto), ocho de descanso (no se rebaje este ingrediente), siete de esperanza, seis de generosidad, cinco de amabilidad, cuatro de lealtad, tres de amistad, dos de actividad física y una de compañerismo bien seleccionado.

. Añádasele a todo esto una pizca de alegría, otra de juego  y una cucharada bien llena de buen humor.

. Agregue a la mezcla confianza al gusto y mézclese todo con mucho brío.

. Cocínese con corazón ardiente, adórnelo con sonrisas y una pizca de regocijo.

. Sírvalo en junio, acompañado de muy buena copa de satisfacción, y ciertamente obtendrá un MUY FELIZ CURSO.

                                                   

13/09/2007 19:44 josemarco Enlace permanente. EDUCACIÓN No hay comentarios. Comentar.

SEMANA DE DESENCUENTROS

20070915125459-turbulencias.jpg

     La semana que termina - que podemos considerar de vuelta a la normalidad (¿o a la anormalidad?) - nos ha proporcionado desencuentros, alguno de ellos turbulentos, en casi todos los ámbitos sociales y políticos, locales, autonómicos, nacionales e internacionales. Con la vuelta a las aulas de todo el alumnado no universitario, que se ha desarrollado con bastante normalidad, los problemas nos llegan desde afuera. En las grandes ciudades - entre ellas en Zaragoza - hemos sufrido de nuevo los atascos, las interminables obras, las prisas y el estrés. A los pequeños núcleos rurales ha vuelto la soledad y ha regresado el fantasma de la despoblación - oculto momentáneamente durante los meses de verano. Pero las turbulencias, los desencuentros, han ido más allá de esta percepción cotidiana y, en ocasiones, rutinaria.

    Los extremos se tocan y se repelen. Eso es lo que está ocurriendo en el siempre agitado e incierto ámbito político. Y lo peor de todo es que fallan las formas. Las de unos y las de otros. Y, a veces, se pierden los papeles. Y lo más frecuente es que nadie dimita, todos se exculpen y muy pocos rectifiquen -¡Qué cara se ha puesto la autocrítica! En Estados Unidos se agudizan los enfrentamientos y discrepancias por la incomprensible posguerra de Irak. En Europa se tambalean algunos bancos y comienzan a sufrir las consecuencias de los créditos hipotecarios. En España continúa el rifirafe entre los conservadores y progresistas, entre los monárquicos y los republicanos. (Algunos siguen añorando tiempos pretéritos. ¡Qué gran error!) En Aragón la polémica está servida en el tema del medio ambiente y en el tema de las comunicaciones. Y en Zaragoza continúa la pugna por ese inmenso barco varado en el centro de la ciudad, que es el Fleta. Y el dragado del Ebro siguen enfrentando a ingenieros, políticos y ecologistas. Y la polémica del tráfico se ha centrado en la circulación de bicicletas por el centro de la ciudad. Las aceras no son para todos y la calzada es una trampa para el más débil.

     Mientras tanto, seguimos expectantes ante las incertidumbres del futuro. La normalidad parece desbordarnos en algún momento. Y los fines de semana - aderezados con el buen tiempo y atractivas citas deportivas - se han convertido en el mejor invento. Aunque en el deporte también son frecuentes los desencuentros. Y si no que se lo pregunten a Luis Aragonés, al jugador Óscar González o a los dirigentes y técnicos del equipo McLaren.

 

A CONTRACORRIENTE

20070917223501-granizo.jpg

     Hay en la vida ocasiones en las que hay que nadar a contracorriente. Esta locución verbal se puede aplicar a muchas y muy diversas circunstancias en estos últimos días del verano. A contracorriente han ido los habitantes del pueblo oscense de Lalueza, a quienes ha sorprendido una tremenda granizada en plenas fiestas mayores. A contracorriente han tenido que actuar los dirigentes de la Unión Deportiva San José, que no han podido disponer esta tarde del flamante campo de césped artificial debido a que un colector desbordado ha dejado todos los residuos en una parte del terreno de juego. A contracorriente siguen trabajando los operarios que están adecentando las riberas del Ebro. Dicen que valdrá la pena esta reforma y que veremos el río con otros ojos. A contracorriente han comenzado hoy las clases algunos alumnos universitarios, después de unas dilatadas vacaciones. A contracorriente han iniciado este lunes gris los aficionados al baloncesto, después de la inesperada derrota de la selección española en la final europea.

     Menos mal que las tormentas de granizo no se han generalizado. Parece ser que la cosecha de fruta y la vendimia han quedado a salvo casi en su totalidad. Hacía tanta falta la lluvia que el agua se multiplicaba por las avenidas y plazas. Al menos, habrá servido para limpiar las alcantarillas. Por eso los residuos afloraban por todas partes. ¿Será el primer anuncio del otoño? Seguramente. Lo que está claro es que nunca llueve a gusto de todos.

17/09/2007 22:29 josemarco Enlace permanente. IMPRESIONES No hay comentarios. Comentar.

FRACASO EDUCATIVO

20070918195912-fracaso-escolar.jpg

     Cuando llegan estas fechas de inicio del curso escolar, aparecen numerosas estadísticas en los medios de comunicación sobre la educación en España, sus aciertos y sus lagunas. Aunque las estadísticas son frías y hay que analizarlas en su contexto, está claro que una de las asignaturas pendientes de la tarea educativa en nuestro país es el alto nivel de alumnos - en torno a un treinta por ciento - que no llegan a culminar los cuatro cursos de Enseñanza Secundaria. Los motivos son muy diversos y, en ocasiones, complejos y difíciles de desentrañar. Desde mi dilatada experiencia docente observo que los contenidos son cada vez más asequibles, que los libros de texto han mejorado notablemente y que los alumnos de Secundaria están cada día más desmotivados. Tienen demasiados reclamos extenos que los alejan de la concentración, de la lectura, de la reflexión y de un trabajo metódico. Porque ahora lo que se lleva es el trabajo rápido y sin esfuerzo, el vivir de rentas, la falta de motivación y el nulo afán de superación.

     En estas fechas, cuando saludo de nuevo a mis alumnos, - este año de Primero de Bachillerato - les recuerdo la importancia de la curiosidad intelectual - inherente a tantos intelectuales y científicos -, la inquietud por aprender y el deseo de superarse día a día. Me da la impresión de que a la gran mayoría esto les suena a música celestial. Porque en el mundo que les rodea - el mundo real y el virtual - hallan modelos que con su conducta les ofrecen todo lo contrario. ¿Para qué esforzarse si el dinero fácil se puede conseguir de otra manera? ¿Para qué perder el tiempo en la lectura o en cualquier actividad cultural? ¿Para qué sirve un título si puedes encontrar un trabajo decente sin mucha formación? Son preguntas que se puede plantear culaquier adolescente cuando se mira en el espejo cada vez más cóncavo de esta sociedad capitalista. Y aquí es donde puede tener cabida el papel de los docentes - educadores - y, sobre todo, el papel de los padres. Sin la colaboración activa e implicada de la familia, la educación del hijo o de la hija irá a la deriva desde los primeros años de primaria. Porque hay que ser claros: el fracaso de secundaria se fragua desde los primeros cursos de primaria. Los buenos hábitos se adquieren durante esos años. Lo demás son paños calientes. De todos modos, las estadísticas son tan frías que merecen todavía más estudios e interpretaciones. Todos conocemos las causas. Pero nadie se atreve a afrontar el problema sin rodeos, sin tapujos y sin paños calientes. 

18/09/2007 19:59 josemarco Enlace permanente. EDUCACIÓN No hay comentarios. Comentar.

EL SILENCIO DE LOS POLÍTICOS

20070919183948-silencio-politico.jpg

     No sé si se trata sólo de una impresión personal. Pero lo llevo varios días comprobando, y también lo he podido constatar en años anteriores. Al parecer, a nuestros líderes políticos aragoneses les han sentado muy bien las merecidas y, en algún caso, dilatadas vacaciones. Han regresado tranquilos, sosegados, satisfechos. Los unos, porque el resultado de las urnas del 27 de mayo les afianzó en sus posiciones; los otros, porque el varapalo electoral les ha sumido en una especie de estado letárgico que durará probablemente hasta el inicio del 2008. Creo que debe de ser un silencio fructífero, una retirada a tiempo después de cargar a tope las pilas durante el mes de agosto en la playa o en la montaña.  Marcelino Iglesias mantiene en su agenda los actos más indispensables. El omnipresente Biel sólo aparece como el Guadiana pidiendo más dinero al ministro de turno. Y  los dirigentes de la Chunta quizás estén refugiados durante unos meses en sus cuarteles de otoño. Algo similar ocurre con el alcalde y los ediles de un ayuntamiento que se está preparando para pasar dentro de nueve meses una de las reválidas más importantes de su historia. Belloch ha delegado sus funciones  durante el largo verano en el teniente alcalde y acaba de reaparecer a cuentagotas. ¿Se reservará para los grandes eventos de la Zaragoza de 2008? El ilustre alcaldable, "vecino de Zaragoza", se deja ver a menudo paseando por el Coso Bajo y permanece en un estado de silencio reflexivo. Y Gaspar ha desaparecido casi totalmente del escenario político. Sólo el incombustible Labordeta sigue siendo el portavoz privilegiado de esta región, tanto a nivel nacional como autonómico.

      Mientras tanto, las obras de la Expo se aceleran por momentos bajo la amenaza de unos plazos, cual espada de dámocles afilada. Los plazos se acortan en el caso de las fiestas del Pilar-2008. El ayuntamiento de Zaragoza quiere tirar la casa por la ventana. Pero, como nunca llueve a gusto de todos, nadie se pone de acuerdo sobre el nuevo emplazamiento de las ferias o sobre la futura ubicación de la carpa de las peñas. La gente quiere jolgorio y diversión, pero nadie desea el jaleo a las puertas de su casa. Y así es difícil de que las propuestas sigan adelante. Alguien tendrá que hablar, alguien tendrá que decidir, alguien tendrá que explicar los temas razonablemente. El silencio es bueno, pero en determinadas ocasiones hay que salir del letargo, dialogar y enfrentarse a los problemas. Aunque todo ello suponga un desgaste o una pérdida de credibilidad. 

UNA CALLE PINTORESCA

20070921101418-zaragoza-antigua.jpg

     En Zaragoza hay muchas calles que guardan entre sus edificios el sabor inconfundible de la historia. Son calles estrechas, sinuosas, llenas de contrastes. La mayoría se encuentran, como es lógico, en pleno Casco Viejo o Centro Histórico de la ciudad. Y suelen llevar nombres de personajes ilustres de la capital del Ebro o de Aragón. Una de estas calles es la dedicada a Agustina de Aragón, la heroína de los Sitios de Zaragoza.

     Aunque está muy cerca del lugar donde trabajo, ya que linda por la parte norte con el Instituto de Educación Secundaria Ramón y Cajal, pocas veces la he recorrido de una punta a otra. Precisamente esta mañana he dado un pequeño rodeo y he caminado sin prisas por esta calle peatonal. Comienza en la calle Ramón y Cajal y termina el la histórica plaza del Portillo. La flanquean edificios de todo tipo y colorido. Unos son bastante recientes y otros soportan el peso de los años y piden a gritos un derribo o una urgente restauración. Por la mañana, la calle estaba solitaria y silenciosa. Tiene muy pocos comercios - sólo una panadería y un taller de motos - y sólo al inicio de la calle hay dos bares nocturnos que permanecen cerrados a estas horas.  Esta tranquilidad me ha transportado a principios del siglo XIX, en la época de los Sitios, cuando las caballerías y algún carro la cruzaban para dirigirse al centro o a las afueras de la ciudad. Galdós evocó este ambiente en sus famosos Episodios Nacionales, en el volumen Zaragoza. He evocado el grito de "agua va" y he pensado en los motivos de su poca anchura y trazado irregular.  Quedan muchas calles como estas en los barrios más antiguos de las grandes ciudades. Poco a poco van viendo la luz y se van adaptando al siglo XXI. Eso sí, sin perder su sabor a pasado, sus raíces históricas y su carácter original. Los románticos se volverían a entusiasmar contemplando esta calle, que ha quedado eclipsada por la avenida del Conde de Aranda, que circula casi paralela, y que sólo ha aparecido en la prensa estos últimos meses para denunciar el deterioro de algunos edificios y el desalojo de algunos vecinos debido a una inminente amenaza de derrumbe. A ver cuándo publican algo sobre su cara oculta, su historia y sus perspectivas de futuro.

21/09/2007 10:13 josemarco Enlace permanente. IMPRESIONES No hay comentarios. Comentar.

LAS TRIBULACIONES DE RITA

20070922114625-ciudad-de-las-artes-de-valencia.jpg

     Me sorprende que una alcaldesa exprese sus opiniones sobre otra ciudad española con ánimo de revancha y con un deje de resentimiento. Me sorprende que Rita Barberá, alcaldesa de Valencia desde hace muchos años, arremeta contra las inversiones del Estado para un evento como la Expo 2008 que supera en decenas de motivos a la recién celebrada y poco exitosa Copa de América 2007. Me sorprende que este alcaldesa del PP olvide lo que todos los contribuyentes españoles han aportado durante ocho años a su ciudad. Los que conocemos Valencia y viajamos con frecuencia a la ciudad del Turia, sabemos que se ha convertido en una ciudad moderna, próspera y envidiada por propios y extraños. Zaragoza no dispone de una Ciudad de las Artes y las Ciencias, ni de un Oceanográfico, ni de unas playas saneadas, ni de un cauce como el del Turia. Zaragoza aspira a algo legítimo, que se ha ganado a pulso y que merece el apoyo de todos los españoles, incluidos los valencianos. Es una pena que, a menos de nueve meses de la inauguración de la Muestra Internacional, una personalidad política relevante intente poner piedras en el camino. Rita Barberá tendría que saber que eventos como las Olimpíadas de Barcelona, la Exposición Universal de Sevilla o la Copa de América relanzan e impulsan a toda España, independientemente del lugar que se celebren. Por ello, sus declaraciones son muy desafortunadas en el fondo y en la forma.

     Me ha sorprendido también el silencio de los políticos aragoneses del partido de la oposición. ¿Aún siguen con su letargo veraniego? ¿O tienen que acatar órdenes superiores? Todo se verá en los próximos meses. De momento, está claro que la alcaldesa de la tercera ciudad española ha abierto la caja de los truenos y no sé cómo la cerrará. Tal vez esté dolida y resentida por el tema del trasvase. Por lo demás, más le valdría dedicarse a sus asuntos domésticos, que son muchos y muy importantes. Valencia ha conseguido un lugar de privilegio en España. Todos tenemos sana envidia de la capital del Turia. Pero de ahí al resentimiento hay un abismo. Y eso es lo que de ninguna manera se puede admitir. Los trapos sucios se lavan en casa, doña Rita.

HISTORIA, LITERATURA Y POLÍTICA

20070923130844-pazo-de-meiras.jpg

     Si levantara la cabeza la escritora realista gallega, doña Emilia Pardo Bazán (1851-1921), no se podría imaginar que el famoso pazo que compró su familia a finales del siglo XIX, que restauró cuidadosamente y que inspiró una de sus obras más famosas y conocidas, iba a estar más de un siglo después en las páginas nacionales de la prensa española e iba a ser motivo de controversias políticas y sociales. Lo que ocurre es que esta casa solariega gallega, asentada preferentemente en el campo - así define pazo la Real Academia Española - fue donada a la familia de Franco después de la guerra por las autoridades franquistas de la Coruña para que disfrutara de unos días al año de ocio y de reposo. El problema ha surgido recientemente, aunque se viene arrastrando desde hace muchos años. Esta casona, denominada actualmente Pazo de Meirás, que estuvo a punto de pasar a ser propiedad de la Compañía de Jesús, guarda en su interior valiosas piezas arqueológicas y arquitectónicas, y selectas antigüedades - adquiridas casi siempre como obsequio por doña Carmen Polo, la mujer del Caudillo.

     La polémica está servida. ¿A quién corresponde el Pazo? ¿Debe volver a los herederos de la Condesa de Pardo Bazán? ¿Deben cederlo al patrimonio del estado español? Las preguntas son muchas y el conflicto se presenta largo y difícil de resolver.

    Esta noticia casi inesperada me ha llevado a releer algunas páginas de la famosa novela realista, que tanto éxito tuvo en su versión televisiva. Voy a plasmar un pequeño fragmento. Tal vez nos ayude a reflexionar en esto momentos casi preelectorales, cuando las campañas se suceden casi sin tregua y el ciudadano de a pie se llega a cansar de oír siempre la misma cantinela. El párrafo no tiene desperdicio. Su autora era una mujer muy formada y muy adelantada a su tiempo.

     "Si unas elecciones durasen mucho, acabarían con quien las maneja, a puro cansancio, molimiento y tensión del cuerpo y del espíritu, pues los odiosos enconados, la perpetua sospecha de traición, las ardientes promesas, las amenazas, las murmuraciones, las correrías y cartas incesantes, los mensajes, las intrigas, la falta de sueño, las comidas sin orden, componen una existencia vertiginosa e inaguantable". (Los Pazos de Ullos, capítulo XXV)

RECREACIÓN HISTÓRICA EN MAS DE LAS MATAS

20070924191422-despedida-del-comendador.jpg

     Fiesta, cultura, historia y tradición se han hermanado durante esta fin de semana en el municipio turolense de Mas de las Matas, perteneciente a la comarca del Bajo Aragón y muy cercano al parque cultural del Maestrazgo. Durante los días 22 y 23 de septiembre se ha puesto en escena por las calles del pueblo el espectáculo El regreso del Comendador. Se trata de la recreación teatral de la toma de posesión de comendadores del siglo XVII en numerosos municipios de la provincia de Teruel.

     No he podido acercarme a Mas de las Matas para presenciar esta singular escenificación. Tampoco pude visitar a finales de agosto el Museo de la localidad, promovido e impulsado por el Grupo de Estudios Masinos, que dirige y coordina con acierto Javier Díaz Soro. Era un sábado por la tarde y coincidía con las fiestas mayores en honor de San Juan Bautista. Me prometí regresar y no quiero esperar al próximo mes de agosto. Esta localidad se merece una visita pausada para admirar sus yacimientos ibéricos y romanos, practicar el senderismo o la equitación y recorrer con calma las distintas secciones de un museo que atrae cada año a más visitantes. Sus secciones de arqueología, paleontología, arte contemporáneo y sus restos etnológicos son suficiente reclamo para el turista cultural. También intentaré degustar su excelente gastronomía y conocer de cerca los usos y costumbres de esta población de unos 1500 habitantes.

    La escenificación de El regreso del Comendador, que comenzó en septiembre de 2004, es un ejemplo más de cómo el ocio, lo lúdico, la fiesta no están reñidos con la cultura. Precisamente, ahora que disponemos de tanto tiempo libre, siempre queda un pequeño hueco para dedicarlo a ese ocio instructivo, cultural. En ese sentido, Mas de las Matas es pionera. Y lo mejor de todo es que las inquietudes de sus promotores van más allá de la mera representación histórica: un mercado del Siglo de Oro, animaciones de calle y juegos de época para las gentes del lugar.

24/09/2007 19:13 josemarco Enlace permanente. CULTURA No hay comentarios. Comentar.

LA HERENCIA DE MARIA MOLINER

20070925205950-diccionario-de-maria-moliner.jpg

     El Diccionario de uso del español, elaborado por María Moliner (Paniza, 1900-Madrid,1981), una de las obras más importantes de la lexicografía española, ha vuelto a renovarse por tercera vez, gracias al esfuerzo de Manuel Seco y un selecto equipo de lexicólogos. La bibliotecónoma aragonesa dedicó casi quince años - desde 1952 hasta 1966 - para elaborar un diccionario que mejoraría y ampliaría lo que ofrecía entonces del de la Real Academia de 1956. Hoy es un día grande para recordar a esta aragonesa tenaz y constante. La tercera edición de su obra amplía en 12.000 entradas la edición de 1998 e incorpora americanismos, anglicismos y otros términos que el hablante ha ido incorporando al habla cotidiana.

     En mi modesta biblioteca los dos volúmenes de la primera edición del diccionario de María Moliner ocupan un lugar especial. Los tengo muy a mano y los he manejado cientos de veces. Me resulta más cómodo consultar vocablos en esta obra que en la última edición del diccionario de la Real Academia. Ahora voy a adquirir esta tercera edición, muy acorde con los tiempos y con las nuevas tecnologías. Por fin podré ver definidos vocablos como blog, wifi o ADSL. Además, considero muy importante para estar al día, disponer de esta herrmienta, que también se presenta en soporte informatizado. Todo un regalo para los que admiramos a la lexicóloga de Paniza. Su herencia se mantiene en pie, a pesar de la competencia de otros medios y de otras publicaciones similares.

25/09/2007 20:55 josemarco Enlace permanente. LITERATURA No hay comentarios. Comentar.

¿EDUCAR O PROHIBIR?

20070926193535-el-botellon.jpg

     Donde no llega la educación, suelen llegar las prohibiciones. Pienso que no es bueno prohibir por prohibir, ni prohibir porque sí. Incluso cuando hay razones de peso para prohibir, hay que pensárselo dos veces. Prohibido prohibir - decían los manifestantes de mayo del 68. Es verdad que no se pueden dejar las puertas abiertas al libertinaje, que la libertad de unos llega hasta el límite de los derechos de los demás. Todo esto lo sabemos de memoria. Pero hay situaciones en las que se deben tomar decisiones consensuadas, aunque vayan a contracorriente.

      En las grandes ciudades se está generalizando el hecho de divertirse en la calle. Este legítimo afán de diversión corresponde, como es natural, a los jóvenes y adolescentes. Se trata de divertirse por la noche, de apurar la madrugada, de exprimir al máximo los efímeros fines de semana. Y para que la fiesta al aire libre sea más completa, recurren al alcohol y a algunas "pequeñas" drogas. Estos encuentros festivos se realizan preferentemente en los parques y zonas verdes de las grandes ciudades. Los jóvenes huyen de las aglomeraciones, de los espacios con humo y ruido, del intenso tráfico y del asfalto de la ciudad. Buscan, además, un tipo de diversión económica y un ambiente de total libertad. Hasta aquí, todo muy legítimo. Lo que ocurre es que, a pesar de las advertencias, a pesar de las ordenanzas, a pesar de la cercanía de contenedores, el rastro que queda en los parques y jardines es lamentable. Por eso algunos ayuntamientos están buscando una solución a este problema que afecta a los vecinos, a los niños, a los ancianos y a toda la población en general.

     Los alcaldes no saben qué hacer. Los padres no comprenden la actitud de sus hijos. Los ancianos no pueden sentarse en los bancos de los parques los sábados y domingos por la mañana. Los niños no pueden usar con tranquilidad los columpios y toboganes. La mayoría pasean con recelo y con cierta indiferencia ante las bolsas, botellas y residuos abandonados en los parterres y las aceras. El personal de limpieza de los municipios trabaja a destajo los domingos por la mañana. Sin embargo, todos sabemos cuál es la raíz del problema. Lo difícil es encontrar una solución. ¿Una alternativa a este tipo de ocio? ¿Una educación en el tiempo libre desde la infancia? ¿Una potenciación de la Educación para la Ciudadanía en los colegios e institutos? Es difícil hallar la solución perfecta. Pero algo habrá que hacer. Es mucho mejor educar que prohibir. Pero pueden existir alternativas intermedias: diálogo, consenso, reflexión,... Todo menos quedarse con los brazos cruzados.  

ECOS DE UNA NOCHE TRISTE

20070927193959-real-zaragoza.jpg

     Ayer hacía una clara noche otoñal. Hasta la luna se había vestido de gala para presenciar un espectáculo deportivo en el Camp Nou. Mi sobrino vivía la cercanía de las diez de la noche con toda la ilusión del mundo. Mi vecino Eugenio se apostó una hora antes en el bar de la esquina con su plato de patatas bravas y su tubo de cerveza. Laura se enfundó a media tarde la camiseta del Zaragoza y la bufanda de la Recopa del 95. Después de la victoria contra el Osasuna, quien más quien menos esperaba una reacción de los jugadores, un cambio de táctica del entrenador, un equipo crecido ante el todopoderoso Barcelona. O, al menos, un buen espectáculo. Sin embargo, algunos - más cautos y algo recelosos - preferimos quedarnos en casa y seguir el encuentro por la radio o por el teletexto. Poco, muy poco duró la ilusión del pequeño Andrés, el entusiasmo de la joven Laura - vecina de localidad en La Romareda - o la fe ciega de mi vecino del barrio de Las Fuentes. Bastaron cinco minutos para que se desmoronara el castillo de naipes de la ilusión de los más optimistas había levantado desde la tarde del domingo. Luego llegó la debacle, el ridículo, el naufragio total.

      Mi amigo Ignacio, residente en Barcelona y zaragocista hasta la médula, me ha llamado por teléfono esta mañana para desahogarse un poco. Estaba desolado. Igual que Laura. Lo mismo que Andrés. Igual que Eugenio. El silencio y las caras largas de muchos aficionados del Real Zaragoza lo decían todo en esta mañana de cierzo y nieve en las cumbres. Desde que el Zaragoza descendió a segunda, no se había vivido situación similar. Y lo peor de todo es que, al parecer, no es un accidente, ni una mala noche. Hace semanas que se veía venir. Menos mal que la manopla de César, la suerte y la relajación del rival evitaron una goleada de escándalo.

     ¿Servirá para algo esta humillación? ¿Reaccionarán a tiempo las cabezas pensantes del club? Mejor que sea así. de lo contrario, la ilusión de los más pequeños se desvanecerá como esa luna llena que brillaba lozana y fue absorbida por una nube oscura. El Real Zaragoza se merece algo más. Y, si se han hecho mal las cosas, aún hay tiempo de rectificar. Los aficionados quieren ilusión, entrega, lucha sobre el terreno e implicación total de los jugadores. Y eso, de momento, se está viendo a cuentagotas. ¿Surgirá la autocrítica? ¿Habrá una revolución táctica y deportiva? Es de esperar que sea así. De lo contrario, la luna se seguirá oscureciendo en las noches otoñales que se avecinan.  

LA ACTUALIDAD DE VALLE-INCLÁN

20070928185856-luces-de-bohemia.jpg

      Esta mañana he tenido la oportunidad de asistir a la representación de una de las mejores obras de Valle-Inclán: Luces de Bohemia. El grupo aragonés Teatro del Temple, fundado en 1994 y con una dilatada trayectoria nacional e internacional, ha elaborado un montaje sobrio pero eficaz. Me ha llamado la atención la casi perfecta dicción de los protagonistas y la sencilla puesta en escena de una obra aparentemente complicada. El reparto, aunque desigual, está bastante acertado. Destaca la interpretación del actor Ricardo Joven en el papel de Max Estrella, el protagonista, y la meritoria presencia del veterano y curtido en mil batallas Gabriel Latorre que asume varios papeles secundarios, entre otros el del redactor don Filiberto y el del ministro don Paco.

     A pesar de las veces que he leído la obra, a pesar de que esta es la cuarta o quinta representación a la que asisto, siempre encuentro algo nuevo, algo distinto en el famoso esperpento valleinclanesco. Me he vuelto a dar cuenta esta mañana de la rabiosa actualidad del teatro de don Ramón, casi un siglo después de su primera puesta en escena. Desde el ya lejano 1920 - año de su publicación - Luces de Bohemia ha llegado al espectador en diferentes contextos políticos, sociales y culturales. Pero, desgraciadamente, la sociedad imperfecta que describe es muy similar a la actual. Plantea problemas que todavía están muy presentes en estos inicios del siglo XXI: la injusticia social, el capitalismo, el desprecio de la inteligencia, la marginación, las actitudes inquisitoriales, las algaradas callejeras,... El escritor gallego pone el dedo en la llaga de la España de la época y, al mismo tiempo, crea un nuevo género teatral: el esperpento. La deformación sistemática de la realidad, la animalización, la degradación de los personajes, lo grotesco y lo marginal conforman una estética anticlásica que abrirá los ojos a las generaciones posteriores. Sus raíces estéticas se remontan al gran pintor aragonés Francisco de Goya.

     Está claro, por tanto, que los clásicos nunca mueren. Y don Ramón del Valle-Inclán es uno de ellos. El Teatro del Temple nos ha vuelto a recordar esa España paradójica y contradictoria, tan lejana y tan cercana al mismo tiempo. Además, han programado sesiones para estudiantes de Bachillerato, a un precio bastante asequible. Es de esperar que otras compañías sigan en esta línea e intenten salvar al teatro de un aparente declive. Hoy creo que lo han conseguido.

MAÑANA DE ATLETISMO EN ZARAGOZA

20070930121900-i-maraton-de-la-expo.jpg

     Los zaragozanos nos hemos levantado hoy con la dulce resaca del partido de anoche ante el Sevilla y con una niebla otoñal, que difuminaba el perfil claro y limpio de las calles y plazas. Hoy era el día de una cita muy esperada para muchos atletas aragoneses y para los que nos han visitado desde otras autonomías. A las nueve en punto comenzaba la primera Maratón, Expo Zaragoza 2008. Casi mil quinientos atletas tomaban la salida en el Parque Grande para recorrer más de cuarenta y dos kilómetros por las calles de la ciudad. Después de comprar el periódico, nos hemos acercado al cruce de la calle Salvador Minguijón con Echegaray y Caballero para contemplar la cabeza de la carrera. Poco después de las diez, un grupo de seis atletas africanos se acercaba al kilómetro diecinueve a muy buen ritmo y con un estado de forma envidiable. Diez minutos después, aparecería un atleta en solitario y, poco a poco, se irían acercando a esa curva el resto de los participantes, agrupados la mayoría y arropados por un público entusiasta. Hacia las diez y media pasaba por el kilómetro dieciocho el grupo más numeroso - una especie de pelotón - y, a partir de ahí, los corredores se volvían a dispersar.

     Aunque me atraen estas carreras de fondo, nunca me he atrevido con una maratón. Es una prueba que exige un gran esfuerzo, mucho sacrificio y una larga y progresiva preparación física. He participado, sin embargo, en carreras medianas o más bien cortas. Mi intención es correr los ocho o diez kilómetros a una media de cuatro minutos y medio. De todos modos, con el paso de los años, uno va dejando de lado las metas que antes perseguía con entusiasmo y se contenta con llegar al final lo más entero posible. La próxima cita será la tradicional carrera de Ibercaja, a finales de octubre. Luego, durante el invierno, intentaré hacer algo de ejercicio los domingos por la mañana para no perder del todo la forma. Tengo que reconocer que nunca he dejado de practicar algo de deporte y que me ha ido muy bien para combatir el estrés y para mantener un aceptable estado de forma. 



Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris