Facebook Twitter Google +1     Admin

josemarco


Contador de visitas

Temas

Enlaces

Archivos

 

Se muestran los artículos pertenecientes a Junio de 2008.

LO LÚDICO Y LO DEPORTIVO

20080601183252-javier-jugando-al-paddle.jpg

     Mientras los aviones militares surcaban el cielo gris de Zaragoza, mientras miles de personas se agolpaban en el Paseo de la Independencia para contemplar un desfile militar más, mientras una tormenta más se avecinaba para tapar la boca a los agoreros y escépticos en sequías y restricciones, mientras junio se estrenaba casi de puntillas y entre bastidores, hemos vuelto a la Feria de Educación para disfrutar del aspecto lúdico y deportivo de esta muestra.

     Ha sido una empresa privada, la Escuela Superior de Márketing (ESIC), la que ha dado un paso adelante hacia una propuesta educativa y profesional ligada al ocio. Un tiempo de ocio que se abre como una incógnita ante nuestros niños y adolescentes, especialmente en esta antesala del verano. Por eso, en esta muestra educativa, además del impulso de las Nuevas Tecnologías (TIC) hay que valorar la propuesta deportiva como algo complementario de la educación de nuestros muchachos y jóvenes.

     Con Javier hemos disfrutado durante unos minutos jugando al paddle (fotografía) y al ping-pong. Muchas familias han compartido con sus hijos esta mañana dominical en los pabellones 6 y 8 de la Feria de Zaragoza. A lo lejos, se confundía el ruido de los aviones militares con el estruendo de los truenos. Son símbolos inevitables de violencia. Y es que lo militar, aunque nos lo presenten con su cara más amable y solidaria, siempre tiene un lastre histórico y social difícil de eliminar. Son dignas de elogio sus empresas humanitarias en diferentes países en conflicto. Pero, al fin y al cabo, es un pez que se muerde la cola: las guerras producen desastres que reclaman ayuda humanitaria. Es como volver al empezar.

     Por eso, he preferido comenzar el mes compartiendo con mi hijo esa cara más amable de la educación y de la sociedad. Lejos del bullicio del centro de la ciudad y al margen de los eventos que anticipan la Expo. Y lejos, muy lejos, de un bicentenario más digno del olvido y del silencio respetuoso que de fastos y celebraciones.

ENTRE CUOTAS Y ESTADÍSTICAS

20080602195246-cuotas.jpg

No es nada nuevo recordar que vivimos en una sociedad cada vez más esclava de los números y de las estadísticas. Desde que tengo uso de razón, ha predominado el tener sobre el ser, la cantidad sobre la calidad, los números sobre las letras, los balances sobre las valoraciones, las estadísticas sobre los análisis equilibrados y coherentes.

En una cadena estatal de televisión se hablaba hoy de cuotas de pantalla. Es una de las expresiones de moda. Todo se mide por la audiencia. Aunque sea la audiencia de un solo minuto. Aunque sea una crecida instantánea y fugaz. Y el programa que no alcanza una determinada cifra de televidentes, queda eliminado de la parrilla a los pocos días, o se le pone en cuarentena. Da igual que el espectáculo sea de ínfima calidad - como una gran mayoría de los programas de las llamadas horas punta -, da igual que sea original, creativo o con un pequeño apunte cultural. Si no alcanza ese tanto por ciento soñado y deseado, se caerá a la primera de cambio. Y será sustituido por otro quizás más cutre y más popular.

Este mismo afán estadístico se ha trasladado a otros campos de la vida. Lo compruebo, sobre todo, en el ámbito educativo. Hay que conseguir más demanda de alumnado que oferta. Hay que obtener las máximas calificaciones en selectividad. Hay que sacar las mejores medias en cualquier evaluación externa. Mientras tanto, se suelen dejar de lado la calidad, el trato más cercano, la cara más humana del alumno, el fomento de las actitudes o la consideración social.

Y es que las cifras nos ahogan cada vez más. ¿Qué sería de una sociedad sin cifras, sin estadísticas, sin cuotas? Está claro que le faltaría algo. Pero, al menos, dejarían un pequeño resquicio a lo que entendemos por calidad de vida. Hoy mismo, en Zaragoza, preocupa más la altura y los metros cúbicos del caudal del Ebro que la calidad de sus aguas. Preocupa más el número de visitantes que llegarán a Zaragoza con motivo de la Expo que el tipo de acogida que se les va a otorgar. Preocupa más el número de metros cuadrados de la Muestra que la obra bien hecha o bien terminada.

Eso sí, a pesar de los números y de la contabilidad, al final lo que queda es la calidad. Ya ha sucedido con proyectos similares a la Expo de Zaragoza y sucede cada día en todos los ámbitos sociales. Incluido el ámbito económico.

 

CARTA DEL SEÑOR BANDRÉS

20080603182347-comic-del-real-zaragoza.jpg

Como socios del Real Zaragoza, hemos recibido Javier y yo sendas cartas de don Eduardo Bandrés Moliné, presidente de la Sociedad Anónima Deportiva. Hace tiempo que no recibía una misiva "personal", y eso me ha movido a leerla con una cierta ilusión. Creía que me iba a invitar a la renovación de mi abono para la próxima temporada en el pozo de Segunda División. Pero, me he equivocado. Se trata de una carta en la que Bandrés habla de un "doloroso momento" y pide perdón a los aficionados. Esta primera parte entra dentro de lo que uno cabría esperar después de la debacle del final de temporada.

Lo que más me ha llamado la atención es la segunda parte de la carta a los abonados. Habla del tópico de una "nueva etapa" - ¡qué remedio! - e insiste por activa y por pasiva en el respaldo tanto económico como moral de Agapito Iglesias, máximo accionista del Club, al nuevo proyecto. Dice que el Zaragoza va a renovarse y modernizarse - ¿cuándo? ¿cómo? - y que van a formar una plantilla poderosa - ¿qué entienden por poderosa? - para lograr el ascenso.

Como abonado desde hace casi quince años, tengo que decirle al señor Bandrés - ya que no tengo ganas de responderle personalmente - que, aunque mantengo la fidelidad a los colores del Zaragoza, no tengo - a fecha de hoy - ni una gota de ilusión en un proyecto que se me antoja continuista. (¡Ojalá me equivoque!) Tengo que decirle que ya no me siento orgulloso de ser zaragocista y que, últimamente, sigo con más ilusión al Huesca y a mi querido olvidado Teruel . ¡Ojalá asciendan de categoría! Debería saber don Eduardo que el mejor reclamo para tantos aficionados desencantados no es un buen entrenador - algo que no pongo en duda - sino la potenciación de la cantera de una vez por todas. Y que vendan o malvendan a argentinos y brasileños. Y que se quiten el lastre de jugadores veteranos que no van a aportar más que los de casa. Y que confíen más en los jóvenes valores de Aragón. Que los hay.

Eso sí, tgengo que agradecerle al señor Bandrés su gentileza. Es un gran político y sabe hacer bien su papel. Lo que no le garantizo es la renovación de mi abono. Prefiero ir a ver a los infantiles del San José o a los juveniles del Zaragoza. Seguro que me lo voy a pasar mejor. Muchos han de cambiar las cosas para que cambie de opinión. Siento manifestarlo así, pero ya estoy cansado de foráneos y - con perdón de la palabra - de mercenarios. Y los de casa no lo son. Ni lo serán.

EL RÍO DE TODOS

20080604182152-avenida-del-ebro-junio-2008.jpg

     Durante estos días, el río Ebro se está convirtiendo en el río de todos los zaragozanos. Nunca había visto a tantos ciudadanos pasear por sus riberas. Nunca había visto a tanta gente en la recién inaugurada pasarela del voluntariado contemplando la gran avenida del río y recreándose en la visión de las cada vez más avanzadas obras de la Expo. Nunca había visto a tantos deportistas - en bicicleta o corriendo - por el nuevo y flamante carril-bici que discurre a lo largo de la avenida Echegaray y Caballero, una de las más largas de Zaragoza.

     Al parecer, los zaragozanos, después de darle la espaldas al Ebro durante décadas, se han decidido a mirar de cara a este caudaloso río y a valorar su presencia como columna vertebral de la capital. Es verdad que sus aguas bajan turbias y llenas de residuos. Es verdad que ya no se puede disfrutar de un baño en sus aguas como hace cuatro o cinco décadas. Es verdad que la imagen del río está cada vez más artificial y encauzada. Pero, al menos, uno puede acercarse sin peligro a sus riberas y disfrutar de una tarde de primavera.

     Muchos de los viandantes que observaban el cauce del río desde los distintos puentes hablaban de lo adecuado o lo inadecuado del dragado, del futuro incierto del nuevo Club Náutico o de la improvisación de algunas obras. Pero, al menos, hablaban del río. Otros se lamentaban de que todo este caudal - casi 2000  metros cúbicos por segundo - se perdiera aguas abajo, de que no se haya logrado un consenso para el Pacto del Agua, de que no se aproveche esta riqueza en tiempos de sequía.

     Lo importante era que hablaban del río, que debatían sobre el uso del agua, que valoraban la nueva imagen del Ebro. Lo que no tenían muy claro es si la Exposición llegaría a tiempo el próximo día 14. ¿No habían previsto estas avenidas? No se pueden realizar unas obras de tanta envergadura con plazos tan ajustados. Porque inaugurar se inaugurará, pero con lagunas y apaños de última hora.

04/06/2008 18:17 josemarco Enlace permanente. SOCIEDAD No hay comentarios. Comentar.

TIEMPO DE SILENCIO

20080605173055-tiempo-de-silencio.jpg

     Hay días en que el silencio se cuela por todas las rendijas.

     Hay momentos en que el recuerdo nos envuelve con su halo de nostalgia.

     Hay jornadas en las que sólo cabe el poso agridulce de la memoria.

     Hay fechas que es imposible olvidar.

     Hay instantes dominados por la tristeza y la melancolía.

     Hoy es uno de esos días,

     porque un ser querido ya no está,

     porque un ser querido seguiría disfrutando de la vida.

     porque un ser querido cumpliría con gozo un año más.

     Por eso, es tiempo de silencio,

     tiempo gris, como esta tarde otoñal,

     tiempo para el recuerdo y la esperanza.

 

LA MADUREZ DE UN NOVELISTA

20080606190430-martinez-de-pison2.jpg

     No es la primera vez que asisto a una presentación de un libro o a un coloquio con el novelista aragonés Ignacio Martínez de Pisón (Zaragoza, 1960). Pero, ayer tarde, en el Centro de Historia de Zaragoza, pude comprobar de cerca cómo un narrador todavía joven ha llegado a su madurez creativa.

     El motivo de la presencia de Martínez de Pisón en Zaragoza - reside en Barcelona desde 1982 - fue una actividad organizada por la Red de Bibliotecas Municipales de la ciudad del Ebro. Con el eígrafe "Encuentros con autor", los lectores eligen una obra, la leen en los clubes de lectura y, al final, entablan un diálogo con el autor.

     La obra elegida fue, en este caso Dientes de leche, la última novela de Ignacio. Esta novela recorre cincuenta años de la vida de España a través de tres generaciones de una familia de origen italiano, cuya vida transcurre en Zaragoza. Con esta última novela, Martínez de Pisón culmina una especie de trilogía iniciada con Carreteras secundarias (1996) y potenciada con El tiempo de las mujeres (2003). Las tres narraciones se sitúan en Zaragoza, especialmente las dos últimas. Y en ellas se proyecta un tenue hilo autobiográfico. Pero lo más importante es, en mi opinión, la facilidad que tiene Ignacio para compaginal lo histórico con la ficción, la realidad con lo imaginario.

     Lejos quedan ya los tiempos de ese autor de veintipocos años que se lanzaba al ruedo literario con La ternura del dragón (1984) o Alguien te observa en secreto (1985). El propio escritor reconocía ayer con la llaneza que le caracteriza que casi no se sentía identificado con estas primeras obras. Las consideraba audaces y poco elaboradas. Afortunadamente, el escritor aragonés lleva un camino ascendente. Un camino hacia la literatura densa, con retazos ensayísticos - como la exclente obra Enterrar a los muertos (2005). Él mismo reconocía, al final, que es un afortunado, porque siempre ha vivido de la literatura. Que es lo que realmente le gusta. De momento, ha dado un notable salto de calidad con Dientes de leche. Y sigue un camino paralelo con su labor de crítico y de guionista cinematográfico.

06/06/2008 19:01 josemarco Enlace permanente. LITERATURA No hay comentarios. Comentar.

RUTA SENDERISTA EN ALIAGA

20080608193440-ruta-senderista-en-aliaga.jpg

     La climatología nos ha regalado un día ideal para caminar por unos parajes encantadores a lo largo y ancho del término municipal de Aliaga. Han sido seis horas largas de subidas y bajadas, seis horas de contacto permanente con la naturaleza, seis horas de silencios, de conversaciones y de emociones contenidas.

     Porque caminar por uno de los términos más extensos de la provincia de Teruel conlleva un pequeño sacrificio, sobre todo para aquéllos que no están habituados a recorrer caminos empinados, senderos escabrosos y atajos difíciles. Pero, al fin y al cabo, todo lo compensa la sinfonía de sonidos, el regalo cromático para la vista de los más insólitos tonos verdeamarillos, la compañía cercana de amigos de toda la vida.

     Hay que decir, ante todo, que la organización de este evento - que ya va por su segunda edición y que es puntuable para la tercera copa de Andadas Populares de Aragón - ha sido perfecta: avituallamientos estratégicos y oportunos, señalización detallada y atenciones de todo tipo para los más de doscientos participantes.

     Uno de los puestos de avituallamiento estaba situado precisamente al lado de la Planta de Cogeneración de Gas, tan reclamada y puesta en tela de juicio durante los últimos días. La andada ha querido unirse simbólicamente a una reivindicación que supone un pequeño impulso para este pequeño pueblo turolense. No sé si sus ecos llegarán a los responsables del Gobierno de Aragón. Me imagino están demasiado ocupados preparando los fastos de la Expo. Pero los del pueblo no reblan y tienen intención de acudir a Zaragoza o adonde sea para pedir, una vez más, que el tejido industrial que puede mantener con vida al pueblo no sólo no desaparezca, sino que se incremente.

    Javier y yo hemos regresado a Zaragoza con el cansancio acumulado, pero con la satisfacción de haber recorrido casi treinta kilómetros por unos parajes que todavía no conocíamos. Además, hemos compartido las horas con personas de muy diversa procedencia. Y esperamos contagiar a algunos más para que se animen el próximo año.

 

NUEVA VÍA VERDE EN ZARAGOZA

20080610201514-tren-turistico.jpg

Mientras se incrementa el caos de tráfico en las carreteras españolas, mientras se acrecientan los problemas de abastecimiento de mercancías en los grandes almacenes y supermercados, mientras la cuenta atrás para la inauguración de la Expo acelera sus pasos, mientras el ambiente otoñal continúa en Zaragoza, pese a que estamos a diez días del verano, una nueva vía verde se ha inaugurado en la ribera del Ebro.

Este camino, tantos años demandado, incrementa el espacio de ocio de los zaragozanos más allá del agobio de las calles de la ciudad. Se trata de enlazar el barrio de las Fuentes con el Centro Internacional del Agua y del Medio Ambiente de La Alfranca, en Pastriz. Un recorrido de quince kilómetros, que se pueden realizar a pie, en bicicleta o en un pequeño tren, que recuerda al que iba desde el Actur hasta el galacho de Juslibol.

Hay que apuntarle un positivo a la consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón. Aunque vuelva la cabeza y se empecine en no solucionar otros problemas, - como el de la planta de cogeneración de Aliaga - en este caso se han recuperado casi cinco hectáreas de sotos del río. De todos modos, lo importante a partir de ahora, es la conservación de este Camino Natural y el uso adecuado de sus instalaciones.

Me he dado un paseo por el primer kilómetro después de comprobar en un supermercado que el desabastecimiento va a más y que la psicosis de acumular por acumular va en aumento. Parece que volvemos a tiempos pasados, como el cangrejo. Todo por la dichosa especulación que no cesa. Alguien se estará riendo de los pobres consumidores - que son los que siempre pagan el pato - a carcajada limpia. Mientras tanto, nadie mueve ficha ni aporta soluciones convincentes. Pero, al parecer, lo peor de todo no ha pasado. ¿Será sólo la punta del iceberg?

10/06/2008 20:11 josemarco Enlace permanente. SOCIEDAD No hay comentarios. Comentar.

SENSACIONES

20080611185852-junio-2008.jpg

Junio es el mes de los balances, de las valoraciones, de la autocrítica y, ¿por qué no?, de la autoestima. Junio tiene el sabor de un verano anticipado y el olor a humedad profunda, a fragancia, a flor silvestre, a nieve derretida.

Junio es también un mes ambivalente, ambiguo, contradictorio. El sabor agridulce de las despedidas se mezcla con el sabor acaramelado de los logros, de las metas alcanzadas, de los homenajes, de las vivencias compartidas, de los planes de futuro.

Es verdad que estamos en un mes de junio atípico, y que da la impresión de que el calendario se haya detenido en el mes de abril. Pero este tiempo acelerado nos acerca ya a la inauguración de la Expo de Zaragoza, a la celebración de San Juan - el solsticio de verano - y al inicio de una etapa de vacaciones, de ocio o de cambio de ocupación.

Por eso, en esta tarde lluviosa, apetece asomarse de nuevo al cauce del río Ebro, disfrutar de sus riberas recién estrenadas, observar el cielo grisáceo y caprichoso. Eso sí, siempre que lo permitan las maratonianas sesiones de evaluación, la preparación de otros exámenes extraordinarios y el intenso trabajo de estos últimos días de curso.

 

 

LA TRISTEZA DE UN NIÑO

20080612204956-explotacion-infantil.jpg

Aunque no soy partidario de elegir una determinada fecha del año para celebrar un día mundial de algo, hoy me ha servido como punto de partida para esta breve reflexión la noticia de la celebración del Día Mundial de la Explotación Infantil. Las cifras de menores de edad que trabajan desde los cinco hasta los dieciséis años son escalofriantes. Se habla de más de doscientos millones de niños y niñas explotados de una forma y otra a lo largo de la geografía del planeta. Son niños sin una sonrisa franca, niños sin tiempo para divertirse, niños sin escuela, niños desarraigados, niños con un rictus de tristeza en los labios. Y lo peor de todo es que muchos de ellos son explotados por sus propias familias.

No es de extrañar que una niña sudamericana afirme espontáneamente que no quiere tener hijos. Que para hacerlos sufrir no es necesario traerlos a este mundo. Palabras para la reflexión y para la adopción de medidas urgentes.

En el siglo XIX se explotaba a los niños en la Europa civilizada. Dos siglos después, todavía se habla de trata de niños y niñas en numerosos países del llamado Tercer Mundo. ¿Habrá que esperar doscientos años para que desaparezca esta lacra social? ¿Cuál debe de ser el papel de los gobiernos? ¿Y el de las familias? Cuando vemos por la calle o en la guardería o en el colegio a niños sonrientes, felices, bien vestidos y bien alimentados no solemos pensar en la otra cara de la moneda, en la antítesis de este síntoma de bienestar. Porque la tristeza de un niño es un síntoma muy claro de una enfermedad social. Lo malo es que esta lacra se ha convertido en algo crónico y de difícil solución a corto o a medio plazo.

EL ENCANTO DEL PIRINEO

20080614234346-valle-de-pineta-junio-2008.jpg

     Vale la pena abandonar durante unas horas la gran ciudad, olvidarse de la pantalla del ordenador, del televisor, del ruido de los vecinos y del agobio cotidiano para acercarse a uno de los valles más encantadores del Pirineo aragonés: el valle de Pineta.

     Con el pretexto de conocer el lugar de acampada donde va a instalarse Javier durante la primera quincena de julio, hemos recorrido casi quinientos kilómetros para disfrutar durante cinco horas de un paisaje singular. Además, este año Pineta está más verde y más lozano que nunca. El río Cinca se desliza impetuoso desde la cascada que alimenta el lago helado de Marboré y el glaciar del Monte Perdido, las hayas muestran toda su lozanía y la nieve llega casi hasta lo más hondo del valle.

     En este primer día de apertura para los visitantes de la Exposición Internacional de Zaragoza, he recordado el agua del Ebro y he comparado su cauce triste y amarronado con el cauce alegre, cristalino e impetuoso de uno de sus afluentes. Es verdad que el Cinca irá perdiendo poco a poco su virginidad. Pero sus raíces están ahí, en este valle silencioso, al pie de este circo montañoso coronado por el Monte Perdido.

     Hace ya casi tres décadas descendí a este valle desde la cima del Monte Perdido. Fue una ascensión difícil y complicada. Pero quedó un poso de satisfacción después de alcanzar la meta. Hoy también hemos regresado a Zaragoza con el cansancio en el cuerpo pero con la mente despejada y la ilusión de haber disfrutado de un paisaje que, después de las últimas lluvias, muestra este año su cara más alegre. Eso mismo deseamos a los ciento treinta niños y niñas que el próximo día 29 de junio alegrarán este valle con sus juegos y actividades. Y volverán a la gran ciudad con la imagen imborrable de esas montañas, todavía coronadas de blanco, y de esas cascadas impetuosas, cuyo rumor resuena constantemente en los oídos como una caracola.

14/06/2008 23:37 josemarco Enlace permanente. ARAGÓN No hay comentarios. Comentar.

DÍA DE ALEGRÍA PARA EL FÚTBOL ARAGONÉS

20080615193808-huesca-en-segunda.jpg

     Hoy va a ser un día de alegría pra el fútbol aragonés. La Sociedad Deportiva Huesca acaba de conseguir, por fin, su ansiado ascenso a Segunda División. Después de un partido difícil, tenso e incierto, el delantero centro Roberto - con categoría de Primera - ha conseguido un gran gol, un gol que firmaría el mismo David Villa o Fernando Torres. Pero lo más importante de esta tarde ha sido la culminación al trabajo bien hecho, a la formación de un equipo compacto, al empuje e impulso del veterano entrenador Manolo Villanova.

     El equipo oscense se codeará con el Real Zaragoza en Segunda División. Si hace un mes, el equipo de la capital del Ebro descendía lamentablemente a Segunda, hoy se produce el ascenso del Huesca, que cruzará los destinos de dos conceptos distintos de ver el fútbol y de crear equipo. Si en el caso del Zaragoza ha predominado el talonario y los fichajes estrella - más nombres que hombres -, en el caso del Huesca ha predominado la austeridad, el sacrificio y la preferencia por jugadores aragoneses, muchos de ellos descartados - ninguneados - por el primer equipo de Aragón. La lista es larga: Ripa, Sorribas, Dorado, Rodri,...Que podrían haber triunfado en el primer equipo. Pero alguien les cerró la puerta y se fueron con toda la ilusión del mundo - y su calidad - a la vecina ciudad altoaragonesa.

    Mi enhorabuena a la Unión Deportiva Huesca. Mi satisfacción como aragonés y como aficionado al fútbol. Lástima que el Teruel no haya podido culminar la hazaña de ascender a Segunda División B. Eso sí, a ver si los nuevos dirigentes del Zaragoza y de la Ciudad Deportiva se fijan más en sus valores. El Huesca es un espejo. Un equipo con casi toda la plantilla de nacionales y numerosos jugadores de la tierra. ¿Aprenderán la lección Agapito, Bandrés, Marcelino y Herrera?

15/06/2008 19:27 josemarco Enlace permanente. DEPORTES No hay comentarios. Comentar.

UN TRABAJO EN EQUIPO

20080616201931-cuentos-a-patadas.jpg

El Palacio de Sástago de la Diputación Provincial de Zaragoza ha sido, una vez más, escenario de un evento cultural. Se trata en este caso de la presentación de un libro colectivo. Este libro es el fruto de un buen trabajo en equipo, coordinado por el crítico y novelista aragonés Félix Romeo.

El Salón del trono ha vuelto a unir de nuevo la literatura con el deporte. Porque el deporte genera literatura. Y la literatura se inspira con mucha frecuencia en el deporte. Lo lúdico y lo cultural se han dado la mano.

Tengo ganas de leer Cuentos a patadas. Historias del Real Zaragoza. Sólo lo he podido hojear y tiene muy buena pinta. Además de los escritores que colaboran en este relato colectivo - Luis Alegre, Javier Barreiro, Joaquín Carbonell, Carlos Castán... - hay que valorar el ingrediente gráfico de la obra. Veintiún ilustradores - entre ellos mi compañero y amigo Alfredo Cabañuz - dotan de vida y color a las escenas narradas y recordadas. Son nada más ni nada menos que ochenta y cuatro ilustraciones. El mérito y el valor de la obra es evidente tanto para los aficionados al fútbol como para los degustadores de la buena literatura.

(* Ilustración de Chema Lera para un relato de Javier Tomeo)

 

16/06/2008 20:11 josemarco Enlace permanente. LITERATURA No hay comentarios. Comentar.

¿UNA ACTIVIDAD DE ALTO RIESGO?

20080617192325-bloggers.jpg

Llevo más de tres años expresando mis opiniones, sentimientos y puntos de vista en las páginas de este blog y nunca se me había pasado por la cabeza que esta actividad - hobby, creación literaria - podía llegar a ser considerada de alto riesgo y, por consiguiente, podría estar sujeta a penas más o menos severas.

Me llega por los medios de comunicación la noticia de que en algunos países - China, Egipto o Irán - se vigila estrechamente la actividad libre y creativa de los bloggers a quienes se juzga en ocasiones por considerar sus ideas contrarias a la política del gobierno de turno o de la corporación local. Me sorprende no esté a la cabeza de esta censura virtual la nación más poderosa del mundo. Quizás no se les ha ocurrido todavía. O prefieren, tal vez, esperar las actuaciones y reacciones de otros países de segunda categoría.

Mi reflexión es la siguiente: ¿Se pueden poner puertas al mar? ¿Dónde quedaría entonces la tan cacareada libertad de expresión? ¿Hasta dónde puede llegar la creatividad sin herir susceptibilidades? Es verdad que en algunos casos - apología del terrorismo, pornografía infantil,... - la justicia no debe quedarse con los brazos cruzados. Pero, de ahí a vigilar cualquier contenido sospechoso de crítica solapada con el ojo implacable de un Gran Hermano, va un gran trecho. De todos modos, el tiempo nos dirá cómo se van contagiando estas actuaciones. Sería una lástima que tuviéramos que volver a tiempos pasados y utilizar la metáfora ingeniosa para ocultar una crítica o una opinión malévola. Y, eso sí, la actividad de los bloggers se extinguiría en poco tiempo por inanición o por aburrimiento.

17/06/2008 19:16 josemarco Enlace permanente. SOCIEDAD No hay comentarios. Comentar.

A PASO DE CANGREJO

20080619171200-sesenta-y-cinco-horas.jpg

Como han escrito recientemente Günter Grass y Umberto Eco, los países tradicionalmente civilizados han iniciado en los últimos años un camino descendente en casi todos los ámbitos de la economía y de la sociedad. Parece que el progreso - ese engañoso espejismo - está mostrando cada vez más su cara más oculta y se encamina paulatinamente hacia un periodo de vacas flacas casi impredecible.

Utilizando la metáfora de estos pensadores, el mundo camina a paso de cangrejo, es decir, hacia atrás. Hay numerosos acontecimientos que nos permiten apoyar esta afirmación. El último de ellos es la polémica propuesta de algunos países de la Unión Europea de aumentar la semana laboral hasta 65 horas. El día que me enteré de la noticia, no me lo podía creer. La interpreté, al principio, como una broma de mal gusto. Pero, al parecer, va en serio. Y, si no hay una oposición unánime de sindicatos y representantes sociales, todo puede llegar.

No sé a quién se le habrá ocurrido tan luminosa idea. ¿Creen que va a ser la mejor manera de afrontar la crisis o el principio de recesión? Hay otras muchas. Y más eficaces. De todos modos, la polémica está ya en la calle y en los medios de comunicación. Y va a dar mucho que hablar. Menos mal que la mayoría de los ciudadanos de a pie no están por la labor. Se mueven, afortunadamente, en otra sintonía: la del progreso sin onerosos peajes, la del mantenimiento de conquistas sociales, la de la mejora del nivel y de la calidad de vida, la de la sensatez y la coherencia.

18/06/2008 23:21 josemarco Enlace permanente. SOCIEDAD No hay comentarios. Comentar.

OASIS VERANIEGO

20080622221836-p1040307.jpg

Desplazarse a Aliaga durante un fin de semana supone abrir un oportuno y sosegado paréntesis después de unos días estresantes y acelerados. En este pueblo turolense se puede encontrar un oasis veraniego. Después de una primavera lluviosa, el tono verde y el aroma intenso envuelven el valle de la Val y se desplazan hacia la ribera del Guadalope.

He dejado el ordenador en Zaragoza y he abierto un pequeño paréntesis en esta página blanca. Aunque parezca mentira, sin el reclamo del portátil, el tiempo se dilata y se ralentiza. En este valle lozano se encuentra tiempo para la reflexión, tiempo para el reencuentro con los amigos, tiempo para el recuerdo, tiempo para una buena lectura, tiempo para no hacer nada.

El regreso a Zaragoza - casi caótico en los últimos kilómetros - ha supuesto el reencuentro con el ajetreo, con los asuntos pendientes para esta próxima semana, con el calor sofocante, con el cemento, con el asfalto, con la rutina. Vuelvo a mi blog - muy poco visitado en estos días prevacacionales - e intento hilvanar unas ideas, tejer unas sensaciones, trenzar unos sentimientos. De momento, se respira silencio y expectación en el entorno de mi barrio. Todos están pendientes de la selección española. De momento, no se ha movido el marcador. Pronto me enteraría si marcara la selección rojilla. Para algunos es otro partido del siglo; para otros, un encuentro importante; para una gran minoría, un escalón más para lograr algo tan difícil como ganar la Eurocopa del 2008. Porque ya ha llovido desde aquella victoria sobre Rusia en 1964 con el golazo de Marcelino. Aún lo recuerdo borrosamente, con esas imágenes imperfectas en blanco y negro. Mientras avanzan los minutos, prefiero expresar lo que siento, leer los correos electrónicos de interés - la mayoría son basura - y ponerme al día en todos los aspectos. El paréntesis ha sido muy positivo e intentaré repetirlo más a menudo.

ENTRE LA EMOCIÓN Y LA NOSTALGIA

20080623220518-p1040063.jpg

     Durante estos días de finales de junio, se multiplican los actos de despedida: entregas de diplomas, reconocimientos, homenajes,... Como padre de un alumno del instituto Pablo Serrano de Zaragoza, tuve la oportunidad de asistir el jueves pasado a uno de estos actos. Contemplé las actuaciones y entregas de premios desde la otra orilla: desde la butaca del público invitado. Lo digo porque el próximo jueves tenemos previsto otro acto similar en el instituto Ramón y Cajal. En este caso me tocará presentar el acto y entregar diplomas y obsequios a los alumnos que terminan su etapa en el Centro. En ambos casos va a predominar el tono emotivo y va a recorrer por el interior de cada uno de los protagonistas - los propios alumnos - un latido de nostalgia.

     La poesía estará presente el próximo jueves en el Ramón y Cajal como ya lo estuvo el pasado jueves en el Pablo Serrano. Espigo dos fragmentos poéticos de este último acto que pueden ayudarnos a reflexionar en este final de etapa y en este inicio de un camino diferente:

                                            Resolución de ser feliz

                                      por encima de todo, contra todos,

                                             y contra mí de nuevo

                                      - por encima de todo, ser feliz -

                                      vuelvo a tomar esa resolución.

                                                          Jaime Gil de Biedma

 

                                      Sigue, sigue adelante y no regreses,

                                      Fiel hasta el fin del camino y de tu vida.

                                      No eches de menos un camino más fácil,

                                      Tus pies sobre la tierra antes no hollada  

                                          Tus ojos frente a lo antes nunca visto.

                                                                          Luis Cernuda

                                                                 

RÍOS DE LETRAS

20080625225341-sirenas.jpg

     En estos días de inicio del verano, en estas jornadas de sofocante calor, es reconfortante subirse a un autobús urbano - más lleno de lo habitual por el efecto Expo - y observar las caras, los gestos y el talante de cada uno de los pasajeros. Los hay de varias nacionalidades y se advierte un clima de tranquilidad y de cierto cansancio, a últimas horas de la tarde.

     Cuando el autobús está a punto de llegar a su destino final en el barrio de Las Fuentes de Zaragoza, observo en uno de los cristales el rótulo Ríos de Letras y el subtítulo Concurso de relatos hiperbreves. Leo uno de estos microrelatos y me quedo adamirado por su sugerente belleza formal y por su contenido. Corresponde al relato ganador, escrito por un alumno de cuarto de Secundaria del instituto Medina Albaida. Me he apresurado a copiarlo y lo plasmo aquí como una alusión al agua, al mar y un guiño a La Odisea de Homero:

     FANTASÍA EN LA ORILLA DEL MAR: Cuando eché un último vistazo a la orilla de la playa, las olas ya habían destruido los vestigios de una gran noche junto a aquella sirena.

CADA GOTA CUENTA

20080627225657-cristina-monge.jpg

Cristina Monge, directora del área de Proyección Externa de la Fundación Ecología y Desarrollo estuvo ayer tarde en el instituto Ramón y Cajal de Zaragoza con motivo del acto de despedida de la promoción 2006-2008 de alumnos de segundo de bachillerato. Ya que este curso se han centrado todas las actividades complementarias y extraescolares realizadas por los alumnos en el tema del Planeta Tierra y su conservación y, en línea con la recién inaugurada Exposición Internacional de Zaragoza, la charla de Cristina versó sobre el tema del agua y la concienciación para su mejor aprovechamiento.

Con el título tan sugerente - Cada gota cuenta - la conferenciante nos presentó datos estadísticos casi escalofriantes: más de cuatro mil niños mueren cada día en el mundo por falta de agua, España es uno de los países de la Tierra que más agua consume por habitante, se puede ahorra gran cantidad de agua con pequeños gestos cotidianos,... Todo ello estuvo ilustrado con una clara presentación en power-point y con intervenciones ocasionales de alumno de los participantes.

Le llamó la atención a Cristina Monge que casi nadie conociera los litros de agua que consume al día. Comentó que, si el agua fuera más cara, tal vez pondríamos muchos más medios para reducir su consumo. Y para finalizar, nos dejó claros cuáles son los objetivos que debemos plantearnos si queremos dejar a nuestros hijos y nietos un Planeta más habitable. Desde luego, sin este bien cada vez más preciado, la Tierra caminará paulatinamente hacia el caos.

UNA LUZ ENTRE LAS SOMBRAS

20080629091038-trafico-en-la-ciudad.jpg

    Con frecuencia surgen en la vida situaciones difíciles que uno no sabe cómo solventar. Y llega entonces la impotencia, el nerviosismo y un pequeño asomo de desesperación. Algo similar me ocurrió el viernes por la tarde en Zaragoza cuando, en la avenida de Madrid, el coche no quiso seguir y tuve que quedarme sin saber qué hacer en medio de la calzada.

     La reacción de los demás conductores fue la esperada: bocinazos y algún pequeño grito. Ninguno se bajó de su automóvil y se prestó a empujar o a sugerir alguna solución. Mientras tanto, intenté llamar sin éxito a mi aseguradora desde una cabina y desde un locutorio. Javier se quedó junto al coche con muestras de impotencia y de resignación. Los minutos transcurrían sin tregua y, cuando ya no sabíamos qué hacer, apareció una ciudadana anónima y nos prestó su móvil para que siguiéramos insistiendo para localizar una grúa. Al final, logramos contactar con la compañía y todo quedó en una complicada situación.

     De todo esto, lo que se ma ha quedado dentro es la frase que me respondió Ana cuando le agradecí su gentileza y extrema generosidad: "Si esto le ocurre a alguien alguna vez, haz tú lo mismo". Fue una luz en medio de las sombras, un soplo de solidaridad en medio del individualismo, un gesto de generosidad encomiable.



Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris