Facebook Twitter Google +1     Admin

josemarco


Contador de visitas

Temas

Enlaces

Archivos

 

Se muestran los artículos pertenecientes a Diciembre de 2009.

LUIS ALBERTO DE CUENCA

20091203125605-cimg4043.jpg

     El poeta, ensayista y traductor Luis Alberto de Cuenca (Madrid, 1950) ha mantenido un distendido encuentro con los alumnos de Bachillerato del Instituto "Ramón y Cajal" de Zaragoza. El que fuera Director de la Biblioteca Nacional se ha mostrado en todo momento cercano y muy comunicativo. Su poesía ha sorprendido positivamente a la mayoría de los jóvenes, que están acostumbrados a considerar a los poetas como seres de otra galaxia.

     La lectura de poemas de Luis Alberto, recitados con unción y con profesionalidad, ha dado paso a la lectura de composiciones del propio autor. Han sido muchos los poemas que han resonado en una biblioteca que rezumaba sabor literario. Las preguntas y el coloquio final también han sido de especial interés. Lástima el apremio del tiempo y las servidumbres de la agenda. El poeta madrileño hubiera prolongado con gusto su estancia en el Centro. Pero en Borja le esperaba otro grupo de alumnos.

     Eso sí, como colofón nos ha dejado el regalo de la lectura de uno de sus últimos poemas: Paseo vespertino. Esta composición, dedicada a su mujer, Alicia, ha sido galardonada recientemente con el premio de poesía Manuel Alcántara de Málaga. Es un botón de muestra de una poesía que se hace eco de la realidad en la que vive el poeta, que respira contemporaneidad y que nos regala una expresión a caballo entre la tradición y la modernidad. El verso endecasílabo fluye con suavidad y el trasfondo medieval sirve de contrapunto a una vivencia efímera y, a la vez, permanente.

                                                               Paseo vespertino
                                                                                                                             para Alicia

                                                                                               Tú y yo, amor, a caballo, por las suaves
                                                                           laderas de un crepúsculo dorado
                                                                           que vira a negro, tú y yo, luces tibias
                                                                           frente a la oscuridad que va anegando
                                                                           esta parte del mundo, rienda suelta,
                                                                           sendos halcones en los puños, campo
                                                                           a través, contra el tiempo de la muerte,
                                                                           a favor de la vida y del verano,
                                                                           contra cerrojos, contra cicatrices,
                                                                           contra el silencio, contra el desamparo,
                                                                           contra esos templos donde se refugian,
                                                                           ávidos de mentiras, los malvados,
                                                                           tú y yo solos en busca de emociones,
                                                                           medievales y eternos, a caballo,
                                                                           rumbo a ninguna parte, mientras brota
                                                                           la orquídea de la noche a cada tranco
                                                                           y queda atrás, hundiéndose en el polvo,
                                                                          la borrosa silueta del ocaso,
                                                                          tú y yo por los países de la bruma,
                                                                          picando espuelas, dos enamorados
                                                                          que unen sus corazones en la fronda
                                                                          donde alumbran, gloriosos, los relámpagos,
                                                                          y cabalgan oscuros por lo oscuro,
                                                                          como un rey y una reina destronados.

                                                                                                           
                   

01/12/2009 19:40 josemarco Enlace permanente. LITERATURA No hay comentarios. Comentar.

EL EMBRUJO DE LISBOA

20091202200505-a-brasileira.jpg

     Me acerco a primera hora de la mañana a la oficina de correos de Las Fuentes para recoger un paquete muy especial: el último número de la revista cultural TURIA. En más de quinientas páginas, el número 92, dedicado en la sección Cartapacio al poeta Ángel Crespo, nos ofrece un variado banquete cultural y literario que estoy dispuesto a saborear durante los próximos días de descanso.

     De su oferta variopinta, elijo casi siempre la sección Poesía, como aperitivo exquisito y selecto. Y elijo para compartir con los lectores de esta página un poema de Mario Hinojosa dedicado a A Brasileira, uno de los cafés más emblemáticos de la capital portuguesa. Sólo he visitado una vez Lisboa y aún queda en mi retina esa visión panorámica de la ciudad, ese encanto de lo antiguo y esa huella que queda en las ciudades costeras. Este poema me ha llevado otra vez  a la ciudad del Tajo, esa ciudad escupida de literarura e historia, y ha despertado mi intención de viajar de nuevo a Lisboa, la patria de Pessoa y de Camoens.

                                                                    A BRASILEIRA

                                                         Lisboa es el fantasma

                                                         donde juegan Pessoa y Camoens

                                                         donde Dulce Pontes y Rodrigo Leao

                                                         inventan la tristeza.

                                                          La plaza do Rossío y un limpiabotas

                                                         acordeones mojados de café amargo,

                                                         y subimos a tu cielo metálico

                                                         en Santa Bárbara

                                                         esperando la catarsis de la muerte.

                                                          Lisboa es el fantasma

                                                         donde las casas son de pastel

                                                         los tranvías orugas inciertas

                                                         y los atardeceres espejos de corazones vencidos.

                                                          Lisboa es el fantasma

                                                         de abriles y claveles,

                                                         de heterónimos y ensayos sobre cegueras,

                                                         a lo lejos Belem

                                                         y en tus labios un fado.

                                                          En los arcos de la Plaza do Comercio

                                                        se ha perdido un viento de sardinas y Oporto

                                                        la sonrisa de un tullido

                                                        y el paso desahuciado de un poeta,

                                                        ahora Lisboa es el fantasma

                                                        donde el mar cena a lo lejos

                                                        donde la hermosura lleva marcha de cangrejo,

                                                        donde el paraíso está más cerca.

                                                         Miro en derredor

                                                        y siento la baba de un sapo,

                                                        es 25 de abril

                                                        y el desasosiego me lleva a A Brasileira

                                                        y converso con una estatua.

02/12/2009 20:03 josemarco Enlace permanente. LITERATURA No hay comentarios. Comentar.


DIEZ AÑOS EN LA BRECHA

20091204190527-cartel-de-teruel-existe.jpg

    Parece que fue ayer. Pero han pasado ya diez años desde aquel diciembre de 1999, en el que un grupo de ciudadanos turolenses comprometidos decidieron apostar por el futuro de una provincia tantos años marginada y ninguneada por las administraciones central y autonómica. Algunos les llamaron ilusos, otros les tacharon de oportunistas. Pero, lo que ha quedado claro, es que este grupo de personas han conseguido que esta provincia encuentre eco más allá de las fronteras españolas. El movimiento Teruel Existe ha sido, además imitado por colectivos de otras provincias con problemas similares a los de la provincia aragonesa.

     Es verdad que aún queda mucho por hacer. Es verdad que las comunicaciones por carretera y por ferrocarril todavía son deficientes. Es verdad que numerosas comarcas se siguen despoblando y que la crisis está golpeando con más fuerza a algunas zonas. Pero hay que reconocer que, hace una década, el servicio de urgencias 112 no llegaba a todos los rincones de la provincia, que la autovía mudéjar era aún un sueño y que el ferrocarril hasta Valencia y Zaragoza seguía siendo tercermundista.

     Los coordinadores de la plataforma van a celebrar durante el próximo fin de semana diversos actos conmemorativos: exposiciones, tertulias, festivales,... Sin embargo, son conscientes de que esta efemérides es sólo un punto y seguido y de que queda mucho camino por avanzar. En la mente de todos los que queremos Teruel está el enlace por autovía por Madrid, el desdoblamiento de la carretera de Alcañiz hasta el Mediterráneo, el ferrocarril  por el Bajo Aragón, la salvaguarda del paisaje, la industrialización respetuosa con el medio ambiente,...

     El cartel de Pilar Orquín -  sacado del blog de Ángela Ibáñez - expresa de modo real y simbólico la desolación de un paisaje, el encanto de una tierra y la realidad de un futuro cada vez más incierto. El pueblo de Aliaga aparece en el fondo de este valle como símbolo del olvido y como metafórico trampolín para resurgir hacia la esperanza y el compromiso.

 

04/12/2009 19:04 josemarco Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

LA VIDA DE LOS LIBROS

20091209092958-jose-luis-melero.jpg

     ¿Tienen vida los libros? ¿Qué futuro le espera a la letra impresa? Son preguntas que nos solemos hacer con frecuencia y que nos planteamos cuando comprobamos cómo se cierra una librería de viejo o cómo se dejan de reeditar joyas de la literatura.

    José Luis Melero Rivas (Zaragoza, 1956) responde a estas inquietudes y a otras más en su última obra La vida de los libros, que presentó el pasado viernes en la librería zaragozana "Los portadores de sueños". Y es que José Luis - Pepe Melero para los amigos - es un enamorado de los libros, un enamorado de la vida, un enamorado de las palabras. El bibliófilo aragonés estuvo acompañado por sus numerosos amigos y admiradores y llevaron la voz cantante de esta presentación dos pesos pesados de la cultura aragonesa: Luis Alegre y Félix Romeo.

     José Luis nos habló de su afición por coleccionar libros - cuanto más raros, mejor -, de su amor por la lectura, de su fe en la amistad, de su apasionamiento por el Real Zaragoza - del que es consejero - de su afán por descubrir, por investigar, por aprender. Porque Pepe Melero se considera polifacético y, como enamorado de la vida, aprovecha todos los minutos del día para empaparse de cultura y compartir inquietudes con los que le rodean.

     Después de la publicación de Leer para contarlo. Memorias de un bibliófilo aragonés (2003), José Luis nos regala estos artículos, publicados en el suplemento "Artes y Letras" de Heraldo de Aragón. Un regalo para los que seguimos teniendo fe en los libros y en la letra impresa, un regalo para los que amamos Aragón, un regalo para los que valoramos la literatura y los creadores menos conocidos, más olvidados y acaso marginados.

09/12/2009 09:28 josemarco Enlace permanente. LITERATURA No hay comentarios. Comentar.

EL VUELO DE LAS LUCIÉRNAGAS

20091212105440-el-vuelo-de-las-luciernagas.jpg

     De pequeño, me encantaba buscar gusanos de luz en los lugares húmedos de Aliaga, cercanos al río o lindantes con las acequias. Más tarde me enteré de su nombre científico - luciérnagas - pero preferí seguirlos llamando gusanos de luz. Esa luz verdeamarilla despertaba en mí curiosidad y avivaba mi imaginación.

     Ana Alcolea - escritora y profesora zaragozana - presentó ayer en la librería San Pablo su última novela. Su título es elocuente y muy sugerente: El vuelo de las luciérnagas. Es un libro de literatura juvenil, destinado a niños de diez a doce años. Es un libro de aventuras, de misterio, de fantasía, de ecos autobiográficos, de amor a la familia y a la vida. Su autora evoca en él sus estancias durante los veranos de su infancia en una casa de la región de la Liguria italiana, cerca de Géneva. A partir de ese eco de la memoria, construye un relato fluido, con una prosa tersa, clara, sin didactismo fácil ni digresiones innecesarias.

     Ana estuvo acompañada en el acto por numerosos familiares, amigos y profesionales de la docencia.  Fermín Ezpeleta, escritor y profesor de Lengua y Literatura glosó con acierto la obra y destacó sus aspectos más relevantes.  También intervino Paloma Orozco, directora de la colección "La Brújula" y Juan Bauty, ilustrador de la obra.

     No tengo la menor duda de que esta nueva novela de Ana Alcolea hará las delicias de muchos  niños y creará - como ya lo hizo con su primera obra El medallón perdido - nuevos lectores. Porque Ana escribe desde dentro y cada línea, cada párrafo, cada capítulo envuelve al lector en un mundo diferente y colma su sed de aprender, de conocer otros mundos y, por qué no, de reflexionar sobre la vida y sus entresijos.

DESDE EL FONDO DEL BANQUILLO (5)

20091213130311-agapito-dimision.jpg

     Hay partidos que se disputan más en la grada que en el terreno de juego. Ayer, los que presenciamos el encuentro entre el Zaragoza y el Athletic de Bilbao, nos llevamos una doble decepción: el divorcio en la grada entre los aficionados y la junta directiva, y la evidente ineficacia de un equipo que, a pesar de que puso toda la carne en el asador para ofrecer una victoria a su afición y al entrenador, no sabe lo que es ganar y no consigue doblegar a los rivales desde hace varias semanas.

     El partido empezó caldeado en la grada. Nada más empezar el encuentro ya se oían consignas como éstas: "Directiva, dimisión"; "Marcelino sí, Directiva no". Pero lo que estaba claro es que el entrenador asturiano ya tenía la espada de dámocles sobre su cabeza y, como dijo en una desafortunada rueda de prensa, estaba sentenciado, pero no ejecutado. Pero el público, que es soberano en estas lides, ejecutó una sentencia distinta y culpó repetidamente a la Junta Directiva y al Cuerpo Técnico de su gestión lamentable e ineficaz. Desde el fondo sur del campo, el Colectivo 1932 extendió una pancarta elocuente poco antes de terminar el choque: "Esta afición no merece tanta humillación". Sobran las palabras y los comentarios ante tanta evidencia.

    Con ser muy dolorosa la derrota - me atrevería a decir que injusta - el resultado de ayer pasó a un segundo plano. Porque lo peor tal vez esté por llegar. No quiero ser pesimista, pero esta situación es muy similar a la de hace dos años cuando acabamos en el pozo de la segunda división. Es verdad que quedan 24 partidos, 72 puntos. Pero, ¿Cómo se van a conseguir los 30 que faltan para llegar a la habitual frontera que señala la permanencia? De momento, nos espera en el Bernabeu un Madrid insaciable y luego, después del paréntesis navideño, viene un crecido Deportivo? En lo demás, es mejor no pensar, de momento. El nuevo entrenador ya puede cargarse de moral para sacar este equipo adelante. Habría que preguntarse si todos los jugadores han hecho lo que han podido, si las lesiones han sido tan decisivas, si Marcelino podía haber hecho algo más, si la  Directiva debería haber hecho algún cambio en el cuerpo técnico.

     Me quedo, sin embargo, con dos notas positivas del encuentro de ayer: el compromiso de la afición con el equipo y la recuperación de Carlos Diogo, después de 19 meses castigado por las lesiones. Lo demás estará sujeto, a partir de hoy, a la incertidumbre, a la lucha contra corriente y a superar ese divorcio con la Directiva del Real Zaragoza. Algo difícil, pero no imposible. Peores tormentas se han capeado en la historia del club.

13/12/2009 12:53 josemarco Enlace permanente. DEPORTES No hay comentarios. Comentar.

EL HECHIZO DE LA NIEVE

20091216194803-nieve-en-teruel.jpg

     Si hubiera tenido tiempo, me habría acercado durante estos días a la provincia de Teruel para contemplar ese paisaje blanco, invernal, solitario, casi bucólico.

     Si hubiera tenido la oportunidad, habría sobrevolado mi querida provincia para contemplar desde las alturas cómo la nieve cubre los tejados de las casas, los campos de cultivo, el verde de los pinos y cómo intenta ocultar sin conseguirlo el rastro inevitable del trágico incendio del pasado verano.

     Teruel ha sido noticia durante estos días en los medios de comunicación por sus bajas temperaturas y por esa nevada que, hace cuatro décadas, entraría dentro de lo normal. Teruel ha vuelto a existir en los mapas nacionales del tiempo. Lástima no hayan recordado con el mismo énfasis el décimo aniversario de la plataforma "Teruel Existe".

     Esta intensa nevada, que nos remite a un pasado cada vez más lejano, altera la vida normal de esos pequeños núcleos rurales de la provincia de Teruel. Sus pocos habitantes se encierran en sus casas e intentan sobrellevar lo mejor posible el paso de las horas. La nieve es incómoda para las comunicaciones, para las urgencias médicas, para el suministro, para los trabajos al aire libre. Aunque, eso sí, muchos la consideremos como un motivo prenavideño, como un recuerdo de la infancia o como una bendición para el futuro, tal como reza el conocido refrán.

    De todos modos, lo peor son los problemas del día después: la nieve helada en las calles empinadas, los carámbanos en los tejados, el frío que cala hasta los huesos. Pero, como la memoria es selectiva y siempre conserva lo más agradable del pasado, la nieve nos recuerda los días sin escuela, los concursos de patinaje en las calles más umbrosas, las batallas de bolas de nieve en los recreos, la rudimentaria quitanieves que llegaba al pueblo después de una semana y la naturaleza idealizada como una postal invernal anclada en el pasado y perdida en el poso nostálgico de la memoria.

 

16/12/2009 19:46 josemarco Enlace permanente. ARAGÓN No hay comentarios. Comentar.

LOS CURIOSOS IMPERTINENTES

20091219133934-curiosos-impertinentes.jpg

     No se trata de una adaptación de ese pequeño relato insertado en El Quijote cervantino. Tampoco se trata de ningún lema filosófico. Se trata, ni más ni menos, de la curiosidad que muchos artistas ingleses sintieron por España desde el siglo XVIII hasta bien entrado el siglo XX. Esta "hispanomanía" comenzó con el conocido Grand Tour y continuó con la fascinación de muchos escritores y pintores por nuestra Guerra de la Independencia y sus secuelas. George Borrow y Richard Ford abrieron un camino que seguirían decenas de curiosos ingleses, cansados de la rutina de su país y ávidos por conocer otras culturas, otras costumbres, otras tierras.

     Este afán viajero hacia lo pintoresco no sólo contagió a literatos ilustres, sino que caló muy hondo en un grupo de pintores británicos que, en la segunda mitad del siglo XIX, plasmaron en óleo o en acuarela escenas de la vida cotidiana española o monumentos más característicos de un país que todavía no había sido hollado por el progreso y la industrialización. Mientras Francisco Javier Parcesisa dibujaba las últimas litografías de la serie artístico-documental Recuerdos y Bellezas de España, mientras Gustavo Adolfo Bécquer escribía relatos costumbristas que ilustraba su hermano Valeriano, mientras Benito Pérez Galdós comenzaba a escribir sus mejores novelas y Leopoldo Alas "Clarín" preparaba La Regenta, pintores como Edwin Long, Robert Kemm o John Bagnold Burgess llevaban al lienzo escenas costumbristas y campestres de la España decimonónica y sacaban partido a la luz y los colores de toreros, manolas, bandoleros, mendigos y demás personajes característicos.

     La exposición de 83 cuadros de estos artistas fue inaugurada ayer en el zaragozano Palacio de Sástago y podrá visitarse hasta mediados de febrero de 2010. Vale la pena contemplar estas obras de arte que nos hablan de una España diferente, lejana y cercana a la vez. Es un complemento esencial para la literatura de la época y para la historia de esas décadas convulsas social y culturalmente.

TORTA Y LECHE

20091221174854-juan-catalina-3.jpg

     En estas fechas previas a la Navidad y al final del año, en estos días en los que recorre nuestra espina dorsal un leve escalofrío de melancolía y recordamos más si cabe a nuestros seres queridos, en estas jornadas invernales en las que soñamos con los cuentos de nuestros abuelos junto al fuego y con la magia del mundo de los niños, el actor y animador cultural Juan Catalina Moreno, nos escribe desde el pueblo soriano Berlanga del Duero y nos envía una sencilla postal en la que inserta unos versos que nos invitan a recrear nuestra historia, a conservarla y a convertirla en motivo lúdico.

    Juan Catalina, con el que podemos contactar a través de su página web - www.juancatalina.com - nos propone numerosos espectáculos que pueden hacer las delicias de pequeños y mayores. El poema que adjunto se titula Torta y leche, como símbolo de lo que se compartía antaño y como alimento de la infancia en los años de penuria.

                                                         Parte de nuestra historia,

                                                        contada de boca a boca, en las plazas de los

                                                        pueblos, en las bodegas y en las chimeneas

                                                        junto al fuego,

                                                       entre los ritmos del trabajo

                                                       y los tragos del descanso,

                                                       en el juego de un niño

                                                       y en consejos del abuelo

                                                       historias, canciones y cuentos,

                                                       instrumentos, herramientas y arreos,

                                                       oficios y tradiciones de antaño

                                                       que procuraban que no faltasen en cada casa

                                                       al menos un poco

                                                       de torta y leche

                                                       que nos lleva a nuestra infancia,

                                                       puerta viva del recuerdo,

                                                       de la magia y de los sueños.


 

21/12/2009 17:44 josemarco Enlace permanente. CULTURA No hay comentarios. Comentar.

DÍA DE LA SALUD

20091222200542-feliz-navidad-3.jpg

     Un compañero de trabajo me ha comentado al final de la mañana que hoy era el día de la salud. Al principio me he quedado perplejo, pero después me he dado cuenta de que es una gran verdad. La lotería ha pasado de largo, como todos los años. Sólo un pequeño pellizco - pedrea y terminación - se ha quedado en Aliaga. La lotería de la comisión de fiestas ha vuelto a dar una pequeña alegría a los que año tras año vendemos un talonario. Aunque suponga una pequeña molestia, me alegra poder repartir entre mis amigos y conocidos setecientos cincuenta euros. Menos es nada.

     El 22 de diciembre es para mí una fecha agridulce. Pero, como la memoria es selectiva - afortunadamente - me quedo con la parte positiva: con las fiestas de final de trimestre, con los sinceros buenos deseos de los amigos, con el brindis por la salud, con el reencuentro con los tuyos, con la ilusión de mi hijo, con la esperanza a flor de piel.

     Sólo me resta desear a todos los que os acercáis de vez en cuando a estas páginas unos días muy felices. Y del año 2010 tendremos tiempo de hablar y escribir más adelante. De todos modos, que sea, al menos, como este que está terminando. Y, si puede ser, mejor.

NAVIDAD LITERARIA (1)

20091224125917-navidad-literaria-1.jpg

     La celebración de la Navidad está dando un vuelco durante los últimos años. Al menos, aparentemente. En el contexto social  y multicultural en que vivimos, se tiende a eludir los tradicionales símbolos de la Navidad. Parece que nos hemos olvidado de nuestras tradiciones, de nuestra cultura, de nuestras señas de identidad.

    Por eso, durante estos días de jolgorio, celebración y consumismo desaforado, quiero poner el contrapunto literario mediante la evocación de los sentimientos de nuestros literatos ante el misterio de la Navidad y ante los recuerdos y sentimientos que nos transmiten estos días.

    El poema de hoy es uno de los más conocidos del escritor madrileño Lope de Vega. Su título es LAS PAJAS DEL PESEBRE.

 

                                                         Las pajas del pesebre
                                                        niño de Belén
                                                        hoy son flores y rosas,
                                                        mañana serán hiel.
                                                        Lloráis entre pajas,
                                                        del frío que tenéis,
                                                        hermoso niño mío,
                                                        y del calor también.
                                                         Dormid, Cordero santo;
                                                        mi vida, no lloréis;
                                                        que si os escucha el lobo,
                                                        vendrá por vos, mi bien.
                                                         Dormid entre pajas
                                                        que, aunque frías las veis,
                                                        hoy son flores y rosas,
                                                        mañana serán hiel.
                                                         Las que para abrigaros
                                                        tan blandas hoy se ven,
                                                        serán mañana espinas
                                                        en corona crüel.
                                                         Mas no quiero deciros,
                                                        aunque vos lo sabéis,
                                                        palabras de pesar
                                                        en días de placer;
                                                        que aunque tan grandes deudas
                                                        en pajas las cobréis,
                                                        hoy son flores y rosas,
                                                        mañana serán hiel.
                                                         Dejad en tierno llanto,
                                                        divino Emmanüel;
                                                        que perlas entre pajas
                                                        se pierden sin por qué.
                                                         No piense vuestra Madre
                                                        que ya Jerusalén
                                                        previente sus dolores
                                                        y llora con José;
                                                        que aunque pajas no sean
                                                        corona para rey,
                                                        hoy son flores y rosas,
                                                        mañana serán hiel.

 


 

NAVIDAD LITERARIA (2)

20091225112000-navidad-literaria-2.jpg

     El poeta místico del Renacimiento español San Juan de la Cruz (1542-1591), autor de excelentes obras como Noche oscura del alma, LLama de amor viva y Cántico espiritual, escribió también otros poemas menores. Hoy, día de Navidad, reproduzco un sencillo y sugerente romance, dedicado al nacimiento del Niño Jesús. Se titula Romance del Nacimiento.

                                                                          Ya que era llegado el tiempo
                                                                         en que de nacer había,
                                                                         así como desposado
                                                                         de su tálamo salía,

                                                                         abrazado con su esposa,
                                                                         que en sus brazos la traía,
                                                                         al cual la graciosa Madre
                                                                         en su pesebre ponía,

                                                                         entre unos animales
                                                                         que a la sazón allí había,
                                                                         los hombres decían cantares,
                                                                         los ángeles melodía,

                                                                         festejando el desposorio
                                                                         que entre tales dos había,
                                                                         pero Dios en el pesebre
                                                                         allí lloraba y gemía,

                                                                         que eran joyas que la esposa
                                                                         al desposorio traía,
                                                                         y la Madre estaba en pasmo
                                                                         de que tal trueque veía:

                                                                         el llanto del hombre en Dios,
                                                                         y en el hombre la alegría,
                                                                         lo cual del uno y del otro
                                                                         tan ajeno ser solía.

25/12/2009 11:19 josemarco Enlace permanente. LITERATURA No hay comentarios. Comentar.

NAVIDAD LITERARIA (3)

20091226111134-navidades-literarias-3.jpg

     El poeta Juan Ramón Jiménez (1881-1958), premio Nobel de Literatura en 1956, encontró también en su larga trayectoria poética motivos navideños que plasmó en breves y sentidos poemas.

     La figura de Jesús, salvador de los hombres, adquiere con frecuencia ribetes de ternura. El poeta onubense asocia esta venida a la exaltación de la naturaleza, que personifica con acertadas metáforas y con sugerentes epítetos.

                                                                             

                      Jesús, el dulce, viene...
            Las noches huelen a romero...
                      ¡Oh, qué pureza tiene
            la luna en el sendero!

                     Palacios, catedrales,
            tienden la luz de sus cristales
           insomnes en la sombra dura y fría...
                   Mas la celeste melodía
           suena fuera...
                   Celeste primavera
   que la nieve, al pasar, blanda, deshace,
            y deja atrás eterna calma...
                 ¡Señor del cielo, nace
                esta vez en mi alma!

26/12/2009 11:09 josemarco Enlace permanente. LITERATURA No hay comentarios. Comentar.

NAVIDAD LITERARIA (4)

20091227124144-navidad-literaria-4.jpg

     El poeta santanderino Gerardo Diego (1896-1987) fue uno de los representantes de la Generación del 27. Su trayectoria poética se enriqueció de diversas tendencias, entre ellas el Ultraismo y el Creacionismo. De todos modos, su poesía se centró más en el acercamiento a los metros tradicionales y en la exaltación del paisaje y de determinados valores.

     El poema ¿Quién ha entrado en el portal de Belén? revela con claridad el dominico de la métrica y de las figuras literarias. Gerardo Diego enfatiza la emoción ante un hecho extraordinario y despierta la reflexión del lector.

 

                                                         ¿Quién ha entrado en el portal,
                                                        en el portal de Belén?
                                                         ¿Quién ha entrado por la puerta?
                                                        ¿quién ha entrado, quién?.

                                                         La noche, el frío, la escarcha
                                                        y la espada de una estrella.
                                                         Un varón -vara florida-
                                                        y una doncella.

                                                         ¿Quién ha entrado en el portal
                                                        por el techo abierto y roto?
                                                         ¿Quién ha entrado que así suena
                                                        celeste alboroto?

                                                         Una escala de oro y música,
                                                        sostenidos y bemoles
                                                        y ángeles con panderetas
                                                        dorremifasoles.

                                                         ¿Quién ha entrado en el portal,
                                                        en el portal de Belén,
                                                        no por la puerta y el techo
                                                        ni el aire del aire, quién?.

                                                         Flor sobre impacto capullo,
                                                        rocío sobre la flor.
                                                         Nadie sabe cómo vino
                                                        mi Niño, mi amor.

27/12/2009 12:40 josemarco Enlace permanente. LITERATURA No hay comentarios. Comentar.

NAVIDAD LITERARIA (5)

20091228110716-navidad-literaria-5.jpg

     Gloria Fuertes, poeta autodidacta madrileña (1917-1998) fue una escritora polifacética que destacó por sus composiciones dirigidas a los niños. La Navidad siempre ha sido un tiempo de evocación de nuestras vivencias infantiles y los niños siempre han vivido estas fechas de una manera más ingenua e incontaminada.

      Este último poema de la serie Navidad Literaria, titulado María Madre, es un homenaje a todos los niños que no pueden disfrutar durante estas fechas de la presencia cálida y amorosa de sus madres.

                                                               

                                                       La Virgen,
                                                       sonríe muy bella.
                                                       ¡Ya brotó el Rosal,
                                                       que bajó a la tierra
                                                       para perfumar!

                                                       La Virgen María
                                                       canta nanas ya.
                                                       Y canta a una estrella
                                                       que supo bajar
                                                       a Belén volando
                                                       como un pastor más.

                                                       Tres Reyes llegaron;
                                                       cesa de nevar.
                                                       ¡La luna le ha visto,
                                                       cesa de llorar!
                                                       Su llanto de nieve
                                                       cuajó en el pinar.

                                                       Mil ángeles cantan
                                                      canción de cristal
                                                      que un Clavel nació
                                                      de un suave Rosal.

LA AUTÉNTICA NAVIDAD

20091229130943-belen-2.jpg

     Ha cambiado mucho la Navidad en las últimas décadas. En este mundo cada vez má globalizado en que vivimos, en esta sociedad cada vez más consumista, en este entorno cada vez más individualizado, es difícil reconocer la Navidad rural de nuestra infancia, la Navidad en familia, la Navidad sin lujos ni banalidades, la Navidad de villancicos y panderetas, la Navidad fría y desapacible junto al fuego del hogar, la Navidad sin teléfonos móviles, sin ordenadores, sin internet, con sólo dos canales de televisión.

     La reflexión que uno se hace durante estos días es evidente: ¿Cuál es la auténtica Navidad? ¿Qué Navidad preferimos los mayores? ¿Qué Navidad prefieren nuestros hijos? Si es que prefieren alguna,...

     Me inclino por unos días de celebración familiar sin inútiles despilfarros, sin comportamientos postizos para quedar bien, sin la fiebre compulsiva por comprar y comprar. Me inclino por una Navidad rural, con los ecos del silencio, con la compañia de la soledad, con la naturaleza como telón de fondo. Prefiero una Navidad que recupere las tradiciones, que no se deje llevar por el hechizo de papás noeles importados, que no pierda sus auténticos valores. Prefiero  una Navidad con belenes artesanales, con música de villancicos, con estrellas coronando árboles autóctonos. Prefiero una Navidad con Reyes Magos, con leyendas religiosas, con relatos tradicionales, una Navidad literaria.

     Uno es consciente de que no todos coincidirán en estas apreciaciones personales. Hay personas agnósticas, y hay que respetar sus ideas. No sé cuál será la celebración del futuro. No sé si se perderá - si no se ha perdido ya - la esencia de la palabra Navidad. En mi modesta opinión, vamos camino de unas celebraciones paganas, similares a las antiguas fiestas saturnales que celebraban los romanos con motivo del nacimiento del nuevo periodo de la luz. Sería una lástima, sin embargo, se perdiera la esencia de la auténtica Navidad cristiana, la que hemos heredado de nuestros mayores.

* La fotografía es de la colección de Albert Reyes Helguera.

29/12/2009 12:09 josemarco Enlace permanente. IMPRESIONES No hay comentarios. Comentar.

ADIÓS AL 2009

20091231163746-luna-azul.jpg

     Siempre me ha resultado incómoda la última tarde del año. Suele ser una tarde gris, apagada, silenciosa. En realidad, debería ser como una tarde más. Pero no es así. Las horas se deslizan lánguidas y parece que nos dicen un adiós definitivo. Son los últimos minutos de un año que tiene poco que recordar y mucho que olvidar. Y nuestra memoria, como es tan selectiva, se quedará con lo positivo: con los excelentes nuevos amigos, con la entrada en la adolescencia de Javier, con el reencuentro con familiares a los que hace tiempo que no veía, con las inquietudes culturales y literarias, con el estreno de cada día con ilusión y esperanza.

     Aunque no me gusta hacer balances, no deja de ser una tarde de reflexión, de ojeada rápida hacia el pasado y de mirada sostenida en el horizonte del futuro. Es una tarde de interrogantes, de promesas y, por qué no, de expresiones de gratitud. Una tarde que quiero compartir con tantos amigos virtuales a través de estas más de mil páginas. Escribir me ayuda a crecer, a compartir y a exteriorizar aquello que pienso. En el horizonte, un año 2010 lleno de interrogantes. Es verdad que mañana será un día más en el calendario. Pero es bueno vivirlo como un estreno, como un trampolín privilegiado, como un nuevo impulso vital. Impulso que deseo compartir con todos los que os vais a seguir acercando a estas páginas que espero seguir creando y recreando.

     * La imagen es de la luna azul, que entrará esta tarde en eclipse parcial.



Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris