Facebook Twitter Google +1     Admin

josemarco


Contador de visitas

Temas

Enlaces

Archivos

 

Se muestran los artículos pertenecientes a Septiembre de 2011.

LA VOZ DEL TIEMPO

20110901085603-la-voz-del-tiempo.jpg

     Tengo entre mis manos un poemario exquisito, personal, de una delicadeza conmovedora. Son adjetivos que la escritora Espido Freire ha escrito en la faja del libro de fotografías y poesía, titulado La voz del tiempo.

     Julia Moreno es una escritora madrileña, aunque reside en Cartagena desde hace más de diez años. Ha compaginado la poesía con la imagen y en ambas disciplinas ha obtenido premios importantes y ha realizado exposiciones individuales y colectivas.

     En La voz del tiempo Julia nos regala 49 fotografías personales – fruto de sus viajes por varios países de Europa y por muchas ciudades y pueblos de España – acompañadas de 49 poemas desnudos, profundos, despojados de artificio, sugerentes, vitales. La simbiosis entre lo visual y lo poético es total. No se puede leer un poema sin deleitarse en la contemplación de un paisaje, de un edificio o de un objeto preñado de simbolismo.

     Tal como afirma la autora en una dedicatoria con su puño y letra, cada uno de los versos trata de robar la magia de cada instante, de “dejarse llevar por la voz del tiempo”. Una voz que se multiplica, que se metamorfosea como un rico caleidoscopio, una VOZ ROTA (“Dentro de mi soledad desordenada , hay un pequeño rincón donde siempre voy a encontrarme”), una voz HUIDA (“Descubriste mis alas de sal…y ahora eres ola furiosa ávida de abrazos”), una VOZ CERCANA (“Nacen flores negras de un rojo corazón libre, pero sin alas”), una VOZ PERDIDA (“La multitud es una soledad tan infinita / que no te reconoces la mirada”), una VOZ QUE GRITA (“Sigo buscando esquinas para huir./ Definitivamente tu corazón es redondo”), una VOZ QUE ABRAZA (“Así que decidí disfrutar cada paso, cada instante / como si del último se tratara…), una VOZ QUE GUÍA (“He aprendido a que tal vez lo importante no es dónde vas, / sino disfrutar de cada instante en el viaje, corto o largo”).

       He disfrutado con la lectura y relectura de estos poemas de Julia Moreno. Y a través de las selectas imágenes, he viajado a Londres, a Lisboa, a Ámsterdam, a Estambul. He recordado mis fugaces estancias en Bilbao, en Cartagena, en Santander, en Madrid. Pero, sobre todo, he compartido el aliento poético de una poeta que despierta la sensibilidad ante los pequeños detalles que contempla como esa arpa dormida de la famosa rima de Bécquer. Un libro que ayuda a recuperar el pulso acelerado de las horas, que invita al sosiego, a los sueños de futuro, a un soplo de libertad, a un latido profundo del corazón, a una soledad enriquecida, a la utopía de una vida plena.

01/09/2011 08:56 josemarco Enlace permanente. LITERATURA No hay comentarios. Comentar.

REGRESO AGRIDULCE

20110903202718-andada-aliaga-2011-6.jpg

     Regresas a la ciudad bajo el cielo bochornoso de este septiembre disfrazado de falso enero. Has dejado atrás kilómetros y kilómetros de carreteras secundarias, de rutas solitarias por las comarcas turolenses del Maestrazgo y de las Cuencas Mineras. Carreteras que, dentro de pocos días, se quedarán huérfanas, esperando la llegada inalterable de un invierno cada vez más inclemente.

     Regresas a tu ciudad y contemplas el cauce del río desde un mirador privilegiado. Un río con su caudal bajo mínimos y con sus aguas cada vez más turbias y amarronadas. Y evocas el cauce del Guadalope, del río Campos, y el murmullo inalterable de la funte de la Cedrilla y de los cinco chorros de la fuente casi arcádica de Cirugeda.

     Regresas a la ciudad del Ebro y te sorprende un inusual caos circulatorio, unas obras casi interminables, un ruido en ocasiones ensordecedor. Y recuerdas ese silencio de los valles turolenses que te habla del pasado, de vivencias ya olvidadas, de momentos definitivamente idos.

     Regresas al asfalto y al cemento al filo del crepúsculo. Y miras al cielo intentando contemplar con nitidez el firmamento. Y no puedes evitar el recuerdo de las noches serenas de Aliaga, de los paseos al anochecer por la Vega y por el Cascajar. De la luz plateada de la luna llena, del cortejo de estrellas, cual pinceladas de luz en el horizonte, del rumor de las acequias, del suave fluir del tiempo al filo de la medianoche.

     Septiembre se perfila en el horizonte. Con su cortejo de reencuentros, de vuelta a la rutina, a la llamada normalidad. Pero las imágenes del último verano quedarán en tu retina durante meses y alimentarán el latido invernal de la ciudad, la contemplación de un horizonte caduco, el casi imperceptible declive de los días en beneficio de las noches, el final de un verano repleto de vivencias.

EL FINAL DEL VERANO

20110907194727-aliaga7.jpg

     Si me preguntaran cuándo pienso que es el final del verano, no sabría dar con la respuesta más atinada. Confluyen tantas vivencias. Y tantas circunstancias. Y tantos recuerdos Y tanta incertidumbre ante el futuro...

     De todos modos, hoy, día 7 de septiembre, inicio de las fiestas patronales de mi pueblo - Aliaga -  suele ser para mí un momento culminante de ese momento efímero y fugaz que mantendrá durante cinco días la llama encendida del verano en este rincón encantador de la sierra turolense. Desde mi despacho de Zaragoza, a sólo hora y media de mi pueblo, pienso en el pregón de esta mañana con el que habrán empezado las fiestas, en las vaquillas de esta tarde en la soleada plaza de la iglesia y - en este momento - en el inicio de la ofrenda de flores en el Santuario de la Virgen de la Zarza.

     Pero mi mente viaja una vez más hacia el pasado y evoca brumosamente un verano de los años sesenta que quería prolongar a toda costa hasta el 10 de septiembre, último día de las fiestas. Para un niño de once años, que no había salido prácticamente de su pueblo, las fiestas de septiembre suponían el final de una etapa feliz y el inicio de otra mucho más incierta, gris y anodina. Por eso, cuando me propusieron irme a estudiar fuera a principios de septiembre, puse como única condición que se me permitiera disfrutar de las que quizás iban a ser mis últimas fiestas durante muchos años. Luego las volví a vivir como adulto. Pero ya no iba a ser lo mismo. La ilusión de un niño no se puede cambiar por nada. Y esa ilusión suponía soñar con los toros, con las orquestas que desfilaban por la calle mayor, con los bailes en las plazas o en la carretera delante de los bares, con los fuegos artificiales desde el puente de la Virgen, con el bullicio que recorría día y noche la espina dorsal de un pueblo minero.

      Ese fue mi final de verano. Y ese será seguramente estos días el final del verano para los que han dejado atrás los festejos del pueblo, el solaz de las playas o las aventuras por montes y veredas. Un final que todos intentaremos prolongar de uno u otro modo. Lo ideal sería que ese poso de la melancolía sea dulce y nos invite a soñar con días inolvidables. Eso sí, a pesar del paso del tiempo.

UN BUEN SABOR DE BOCA

20110913190457-fiestas-septiembre-2011-2.jpg

     Aunque sólo he podido disfrutar de las últimas 48 horas de las fiestas de septiembre de Aliaga, tengo que decir que me he llevado un buen sabor de boca después de comprobar cómo la creatividad y la participación han sido la nota dominante en este último fin de semana.

     De entre todos los actos programados para estos tres últimos días, me quedaría con la ginkana de las peñas el viernes en el pabellón, con el concurso de tapas del sábado en la plaza del ayuntamiento y con el grand prix del domingo en la plaza de toros.

      Hay que destacar el trabajo de la comisión de fiestas, que se ha esmerado tanto en la elaboración del programa como en su puesta en práctica. Y hay que destacar la colaboración de las peñas para que las fiestas consigan sortear estos momentos de crisis y aglutinar a todos los vecinos y visitantes.

      Quiero mencionar, de todos modos, el programa taurino, de tanta tradición en este pueblo. Es encomiable el trabajo de los emboladores - en la foto - y el de aquellos que velan por el buen desarrollo de unos actos que suscitan siempre algunas críticas. Los amantes de la Fiesta - que son muchos en este pueblo - intentan que no desaparezca. Al contrario, que se potencie y que se defienda incluso con una declaración institucional.

     Es una lástima que estos días hayan pasado como un soplo. Pero así es la vida. La nueva comisión y los peñistas intentarán desde esta semana ir pensando en las fiestas de septiembre de 2012. De momento, a disfrutar de los buenos recuerdos y de los momentos más felices.

13/09/2011 19:02 josemarco Enlace permanente. IMPRESIONES No hay comentarios. Comentar.

LA PORRA ILUMINADA

20110916170250-la-porra-iluminada-1.jpg

     Te recuerdo desde que di mis primeros pasos. Has sido y sigues siendo un mito viviente en la memoria de todos los que hemos vivido nuestra infancia en este valle turolense surcado por el río La Val. Cual fantasma de piedra, cual milagro silencioso de la naturaleza, te eriges imponente y altiva al borde de un cruce de caminos y escuchas día tras día el susurro del río que lame tus pies ateridos.

     Tu piel amarronada y blanquecina ha soportado el sol de todos los veranos y ha desafiado el rigor de los largos inviernos de la sierra. Tu silueta muestra el orgullo inconfundible de los bravos habitantes de estos valles. Tu perfil airoso contrasta con el verde oscuro de las riberas y con la modesta elegancia y verticalidad de los chopos que te flanquean.

     Para los habitantes de Aliaga - que muchos llaman todavía porrinos - eres junto con el castillo y las montañas que rodean al pueblo uno de los milagros de la naturaleza asociados al latido cotidiano. Si no existieras, si desaparecieras de repente, te echaríamos de menos. Vecinos y visitantes te consideran una seña de identidad con muchos siglos a tus espaldas.

     Con motivo de las fiestas de septiembre, hemos podido contemplar tu silueta en la madrugada de las noches veraniegas. Iluminada, emulas con modestia a la luna llena y renaces cual un ave fénix de las cenizas de una secular oscuridad. Quizás se haya roto un poco el hechizo de lo fantasmal, pero la caricia de la luz sobre tu fisonomía eterna saluda sin recato al visitante y despide al viajero con adioses de luz y amaneceres.

(La fotografía es de Ramón Villarroya)

16/09/2011 17:01 josemarco Enlace permanente. IMPRESIONES No hay comentarios. Comentar.

UN HIMNO A LA LIBERTAD

20110918123508-libertad.jpg

     Esta mañana me he levantado tarareando el Canto a la libertad de nuestro aragonés universal más reciente, José Antonio Labordeta. Hace ya un año que nos dejó "El Abuelo" y todavía recuerdo esos actos de homenaje a su memoria, tanto institucionales como populares. Pero los tiempos han cambiado y, al parecer, lo institucional y lo popular han tomado caminos divergentes: hace dos días el muro ideológico de los representantes de centroderecha del actual gobierno de Aragón impidió que este himno popular sustituyera al actual. De nada valieron las más de 25.000 firmas de aragoneses de a pie, de nada valieron las manifestaciones populares que han recorrido la geografía española durante los últimos meses.  Pero lo que más me ha sorprendido, no ha sido la negativa a incluir este himno como el canto oficial de Aragón. Lo que ha desautorizado a algunos políticos es  que sus razonamientos para seguir con un himno que desconocen la mayoría de los aragoneses, no tienen, en mi opinión, ningún fundamento lógico.

     Por eso me he levantado canturreando este himno, que tantas veces canté con los brazos en alto en la plaza de Jorcas, en la plaza del Pilar, en teatros y en pabellones. Un numeroso grupo de aragoneses volvieron a cantarlo ayer en el centro de Zaragoza. Y mañana volverá a resonar en calles, colegios y centros culturales. Va a ser inevitable que siga siendo el himno de todos los aragoneses. A pesar del voto de algunos políticos, a pesar de sus razonamientos hueros, a pesar de sus oídos sordos a la voz del pueblo.

     Como homenaje a José Antonio, voy a transcribir unas palabras del libro Los amigos contados, que reúne artículos publicados en la revista Andalán desde 1979 a 1982. Labordeta expresa una sensación ante la realidad que le rodea, que no dista demasiado de la actual:

     "Ando hace tiempo entre asombrado y vago, entre tristón y lento, entre irascible y asco cotidiano. Ando, quiero decir, hace tiempo observando el cotarro. Y realmente no está para cantar una gloria de alegría".

      ¿Qué diría Labordeta, doce meses después de su partida, de la convulsa economía mundial, de la política de vodevil, del desarrollismo salvaje, de los vaivenes sociales, de las agresiones a la cultura, de los recortes en educación, del malestar reinante, de los indignados, de los resignados? Seguro que no permanecería indiferente y que volvería a entonar con energía ese canto de futuro, siempre actual y convincente, a pesar de los silencios y de los olvidos.

 

18/09/2011 12:35 josemarco Enlace permanente. ARAGÓN No hay comentarios. Comentar.

UN TROVADOR DEL SIGLO XX

20110919120919-20081127083436-labordeta-5.jpg

     Quizás una de las facetas menos conocidas de José Antonio Labordeta sea la de poeta. Eclipsado, tal vez, por su hermano Miguel y solapada su poesía por su relevancia como cantautor, viajero y político, sus excelentes poemas no han llegado a los lectores como sería deseable. Por eso, en el primer aniversario de su fallecimiento, rescato uno de mis poemas preferidos. Como docente, siempre me han llegado muy adentro estos versos que corresponden al libro "Método de lectura":

                                Mientras vosotros estáis con los grafismos

                                contándome la historia de los tiempos

                                escribo en el silencio de las aulas

                                palabras nostálgicas, recuerdos.

 

                                Mientras vosotros habláis de socialismos,

                                de movimiento obrero, de Bismark el guerrero,

                                contemplo los objetos perdidos en el cielo

                                y escribo versos, tiernos versos de amor y regocijo.

 

                                Mientras crecéis para hombres y mujeres

                                y del ojo infantil os cuelga tanta vida,

                                asumo nostálgico este tiempo

                                que apenas si me queda entre mis dedos.

 

                                Mientras vosotros vais,

                                yo vengo.

                                Doloroso es cruzarse en el camino.

19/09/2011 12:05 josemarco Enlace permanente. PERSONAJES ILUSTRES No hay comentarios. Comentar.

UN BOSQUE DE REGALO

20110920201626-2011-09-19-regalaunbosque2.jpg

     ¿Te imaginas que te regalaran un bosque para tu próximo cumpleaños o para las próximas Navidades? ¿No te haría más ilusión ese regalo que tantos otros fútiles y efímeros? Eso es lo que se pretende el proyecto solidario regalaunbosque.org.

     Dentro del programa "Año Internacional de los Bosques", que cuenta con el apoyo de la ONU, el pasado domingo se reunieron en La Cañadilla (Teruel) un numeroso grupo de vecinos de Aliaga y Ejulve para participar en una carrera de montaña de 11 kilómetros y en una marcha senderista de 5. Su objetivo fue concienciar a la población del cuidado de este insustituible legado natural y, sobre todo, asumir un compromiso de reforestación de las casi ocho mil hectáreas calcinadas en julio del 2009 en los términos de estos dos municipios turolenses.

    Todavía queda en mi retina la inhóspita imagen de esos montes calcinados, grises, inundados de ceniza. Han pasado ya dos años y la hierba quiere volver a brotar, pero el daño para los pinos casi centenarios ha sido irreparable. Los vecions de Aliaga y Ejulve lo saben. Por eso es bueno que iniciativas de este tipo se multipliquen y no se queden en saco roto.

 

20/09/2011 20:16 josemarco Enlace permanente. ECOLOGÍA No hay comentarios. Comentar.

INVITACIÓN A LA LECTURA

20110921174501-invitacion-a-la-lectura.jpg

     Invitar a la lectura. Motivar a los lectores. Despertar el interés por la literatura. Acercar a los autores a los colegios e institutos. Embeberse de literatura. Cautivar con la literatura. Hechizar con las letras. Compartir un relato o un poema. Debatir. Interesarse. Emocionarse. Soñar.

     Todas estas sensaciones - y muchas más - han experimentado mis alumnos y alumnas de secundaria y bachillerato durante los 25 años de vida del Programa Invitación a la Lectura, impulsado por la Consejería de Educación del Gobierno de Aragón y coordinado por el profesor, crítico y escritor Ramón Acín.

     Pero, de buenas a primeras, por razones que nos están demasiado claras, los nuevos responsables del departamento de Educación han decidido eliminar este programa y, de momento, no han buscado ninguna alternativa que valga la pena. Tal como han opinado estos días algunos escritores y profesores, nunca un programa educativo ha dado tantos frutos con tan poca inversión. Pero esta es la realidad a fecha de hoy. El recorte ha llegado a la lectura. El recorte ha llegado a uno de los pilares básicos de la educación.

     A partir de ahora, a los profesores nos corresponde la labor de buscar otros medios para que los escritores sigan acercándose a los centros y para que los alumnos no lean una obra como una obligación impuesta, engorrosa o aburrida. Trataremos de confiar en la buena voluntad de algunos escritores o en la generosidad de algunas editoriales. Pero ya no será lo mismo.

     Recuerdo en este momento a escritores que  durante la década de los 90 se acercaron al instituto de Miralbueno: Alonso de Santos, Miguel Mena, Luis Goytisolo... Recuerdo los que han compartido sus experiencias creativas con los alumnos en la biblioteca del instituto Ramón y Cajal: Maruja Torres, Luis del Val, Joaquín Leguina, Soledad Puértolas, Lorenzo Silva, Luis Alberto de Cuenca, David Lozano, Ana Alcolea,...

     Es de esperar que las autoridades educativas aragonesas reflexionen y, en el menor tiempo posible, den un viraje a esta situación. Todos saldremos favorecidos: alumnos, profesores y escritores.

 

CAMINOS

20110926170601-foto0006.jpg

Caminos.

Senderos del amor o del olvido,

Veredas de ternura o desengaño.

Caminos de futuro.

 

ES TAN CORTO EL AMOR

Y TAN LARGO EL OLVIDO.

 

Un amor otoñal

o tal vez un amor de primavera,

efímero y fugaz como la niebla.

Un amor hermanado

con soledad y olvido.

 

Caminos.

Sendas de soledad crepusculares,

atajos de recuerdos arrumbados

en el suave fluir de las mañanas

o en el lento aleteo de la tarde

teñida de silencios.

 

ES TAN CORTO EL AMOR

Y TAN LARGA LA AUSENCIA.

 

 

26/09/2011 17:05 josemarco Enlace permanente. IMPRESIONES No hay comentarios. Comentar.


Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris